‘Legislación’

Bibliotecas: esas redes que la razón ignora

Hoy, si no estoy equivocado y el santoral no me falla, se celebra el Día internacional de las Bibliotecas. Tal como escribía Bruno Latour hace más o menos un año, en un elocuente artículo titulado Esas redes que la razón ignora: laboratorios, bibliotecas, colecciones, “quienes se interesan por las bibliotecas suelen hablar de textos, de libros, de escritos, y también de su acumulación, su conservación, su lectura o  su exégesis. Seguramente tienen razón, pero supone un cierto riesgo limitar la ecología de los lugares de saber a los signos o exclusivamente a la materia de lo escrito, un riesgo que Borges ha ilustrado bien con su fábula de una biblioteca total que sólo se refiere así misma”. Efectivamente, hoy la biblioteca es un ente forzosamente ubicuo, porque la biblioteca está hoy donde nosotros estemos (tal como nos demuestran virtuosos ejemplos como el de la Nubeteca, que se inaugurará mañana día 25), y flaco favor le haríamos si intentáramos restringir su misión a la de la custodía y clasificación del patrimonio bibliográfico.

 

 

 

De hecho, la división de Bibliotecas de la UNESCO está encuadrada en el Sector de la Comunicación y la Información (CI), y los objetivos que se da esa división exceden, con mucho, a los que una biblioteca tradicional, ensimismada en la solidez de sus colecciones librescas, se daría así misma. Dos son los principales ámbitos de actuación: Freedom of Expression and Media Development y Knowledge Society y tres sus líneas estratégicas:

  • promover la libre circulación de las ideas y el acceso universal a la información;
  • promover la expresión del pluralismo y la diversidad cultural en los medios y las redes mundial de información;
  • promover el acceso para todos a las tecnologías de la información.

No veo mejor ni más sencilla manera de definir alguno de los principales objetivos de las bibliotecas del siglo XXI.” Una biblioteca”, dice Latour, “considerada como un laboratorio, no puede permanecer, como veremos, aislada, como si acumulase, de forma maniática, erudita y cultivada, signos a millones”.

“Esos lugares silenciosos, guarecidos, confortables, dispendiosos, donde los lectores escriben y piensan, se relacionan por mil hilos con el vasto mundo”, agrega Latour, “del cual transforman tanto las dimensiones como las propiedades”. Si eso es así, y parece induscutible en nuestro siglo digital, resultan bienvenidas iniciativas como las del último Plan de lectura del País Vasco, dado a conocer hace unos pocos meses, donde se insiste con especial atención en “Integrar en los diseños curriculares de primaria, secundaria y educación superior la alfabetización informacional”, desarrollando y fortaleciendo, en paralelo “el papel de la biblioteca escolar como soporte del fomento lector en la escuela y de la integración de las TIC en la práctica educativa”.

No veo que haya otro camino para celebrar adecuadamente el día internacional de las bibliotecas que reconociendo su naturaleza ubicua y en red y potenciando su papel como doble alfabetizadora en un mundo simultánea e irrenunciablemente textual y digital.

Etiquetas:

Finlandés para principiantes

Me lo imagino. Hay quien dirá que los modelos no son trasladables, que no son equiparables, que un pequeño país de 5,5 millones de habitantes apenas puede compararse con una realidad plurinacional y plurilingüística con competencias educativas traspasadas; hay quién sostendrá, utiilzando manoseados y arcaicos argumentos del determinismo geográfico decimonónico, que en España hace tanto calor que nos sudan mucho las manos y el papel se deteriora, razón por la cual leemos menos (o a la inversa, que el frío invita, por alguna razón desconocida, a la lectura, y no a otras cosas igualmente plancenteras); hay quien defenderá que cada uno debe descubrir su propio camino respetando sus tradiciones históricas y culturales (no dicen, claro, que cada tres o cuatro años desandamos el camino y emprendemos uno nuevo con una reforma que nos deja más desconcertados y errantes que anteriormente).

Mientras tanto, la industria editorial Finlandesa no hace sino crecer (lo mismo que su sistema educativo), mientras que nosotros no hacemos otra cosa que decrecer y menguar (en edición y, claro, en educación). No me parece que la relación sea forzada y encuentro, al contrario, un mutuo apoyo: según Publishing Perspectives, en “Finlandia, la lectura constituye un superpoder“, la lectura, junto a la escritura, sigue siendo considera socialmente como un valor fundamental, y al menos el 75% de la población adquiere libros con regularidad, algo que ha propiciado un incremento sostenido de su industria a lo largo de los años hasta llegar al lugar donde se encuentran (con una industria que, adicionalmente, exporta cada vez más derechos).

Según las estadísticas que proporciona la Finish Publisher’s Association, los incrementos en los dos últimos años no han sido espectaculares (+2.4, +0.4), pero no han drececido e, incluso, han superado el bache que sufrieron en el año 2009. La consideración de la lectura como un bien especialmente valioso, el aprecio de los finlandeses por su tradición escrita y la insistencia de su extraordinario sistema educativo en la formación de inteligencias críticas autónomas (mediante hábitos de indagación, investigación y reflexión que requieren de la consulta de múltiples fuentes de información, entre ellas el libro), favorecen el sostenimiento de su industria editorial.

A propósito: ¿nadie ha sacado por aquí la conclusión de que parte de la extrema debilidad estructural de la industria editorial depende del desapego de una población que nunca ha sido (mayoritariamente) lectora ni compradora? ¿No tendrá que ver eso con sistemas educativos sucesivos que apenas prestan atención a formas de alfabetización consistentes, transversales y duraderas que favorezcan el trato con el libro y con las diversas dimensiones digitales de los contenidos multimedia?

En el año 2010 la consulta McKensey publicó un influyente estudio internacional titulado How the Worlds Best Performing School Systems Come Out on Top. Una de sus conclusiones más sorprendentes fue que un sistema escolar puede alcanzar muchos mejores resultados, alcanzado niveles de excelencia en lectura y escritura (como en el gráfico de Minas Gerais, en Brasil), en seis años.

¿No cabría ser un poco finlandés y planificar un verdadero y decidido Plan nacional de fomento de la lectura, a seis años, promovido desde Educación y desde las Federación Gremios de editores y libreros siguiendo las recomendaciones que han funcionado en varios países del mundo?

Finlandés para principiantes…

Etiquetas:

La parábola de Pocoyo y la propiedad intelectual

Quien haya seguido en los últimos días la polémica escrita entre Rodríguez Ibarra, Víctor Manuel y Muñoz Molina a propósito de la propiedad intelectual, entenderá que la discusión se encuentra atorada en un punto que requiere un poco de ecuanimidad y distancia. Imparcialidad y desapego que proporcionan, por una parte, la lectura de la Ley de Propiedad Intelectual, y la comprensión de la economía de la red, por otra. Me propongo, ni más ni menos, que terciar sin que me llamen en una polémica espuria y artera, sin satisfacer a unos y a otros, me temo.


(más…)

Etiquetas:

La estrategia digital europea

Es posible que si en lugar de a Bruselas, donde se celebró la última conferencia Ludwig Erhard, hubieran invitado a Viviane Reding, la Comisaria europea para las Telecomunicaciones y los Medios Digitales, al último encuentro de los editores en Santander, a más de uno le hubiera dado un amago de infarto. La comisaria europea para los asuntos digitales habla en su conferencia, profética y estratégica, de nuevas formas de regulación de la propiedad intelectual; de la imperiosa necesidad de invitar e incitar a los nativos digitales a que se sumen al trabajo colaborativo en la web, abandonando cualquier forma de represión legal; de un impulso decidido de la digitalización de los libros; de propiciar un acceso más sencillo y atractivo, en suma, a contenidos de alta calidad sobre conexiones de alta velocidad, fijas o móviles, en un nuevo escenario de economía digital que puede propulsar lo que Erhard hiciera en su tiempo, crear una nueva economía social de mercado en la red de la que todos nos beneficiemos. A más de uno, seguro, le hubiera dado un amago de embolia.


(más…)

Etiquetas:

¿Internet se apodera del libro?

Hoy aparece en el suplemento El Cultural del diario El Mundo un reportaje titulado “Internet se apodera del libro”, afirmación que yo prefiero incluir entre interrogantes. Daniel Arjona, el periodista encargado de realizar la crónica -un artículo, por otra parte, bastante ecuánime- me pidió que contestara a una serie de preguntas para incluir mi punto de vista. La brevedad y estrechez del formato de la prensa -más aún el de la televisión o el de la radio- recortan, inevitablemente, la extensión con la que uno contesta, y normalmente no ha lugar a enmendar o matizar las afirmaciones vertidas. Solamente es posible contextualizar o ampliar los extractos seleccionados, que suelen perder parte de su significado, cuando uno dispone de su propio medio de comunicación.


(más…)

Etiquetas:

Futuros del libro, futuros de la edición

El pasado 31 de marzo tuve la ocasión de intervenir en un curso de formación interna del Gremio de Editores de Madrid, promovido o auspiciado por la Comisión de Pequeños Editores, todos naturalmente preocupados por las incertidumbres que las transformaciones digitales traen consigo. Intenté, en la medida en que dos horas dan de sí, abarcar cuestiones relacionadas con la naturaleza del nuevo ecosistema informacional y la manera en que afecta a los editores; con los modelos de explotación de nuestros contenidos editoriales, en función de la naturaleza de ese contenido, del uso que se le vaya a dar y del tipo de usuario que vaya a utilizarlo; con la guerra de los formatos abierta en todo periodo de transición, en el distintos fabricantes o desarrolladores batallan por el monopolio; con la equívoca escaramuza sobre los derechos de autor en el nuevo entorno digital, mucho más sencilla de entender de lo que a priori puedan dar a entender quienes se empeñan en presentar la Ley de Propiedad Intelectual desde un sólo punto de vista; con los costes de la digitalización retrospectiva y de la impresión digital de nuestros contenidos. Faltó tiempo para hablar de las estrategias de comunicación en la red, de la inevitable sustitución de las maneras tradicionales de comunicarnos con nuestros potenciales lectores, pero otra vez será.


(más…)

Etiquetas:

A Google lo que es de Google y ¿a los editores lo que es de Google?

Conocemos ya hace algún tiempo el acuerdo al que Google llegó con los editores norteamericanos para compensar económicamente la supuesta infracción de derechos de autor a resultas de la digitalización de determinados textos practicada en algunas bibliotecas universitarias y públicas. Ahora, al calor de unas más que cuestionables indemnizaciones, CEDRO propone a sus asociados la posibilidades de representarles en la gestión de una reclamación que, por lo menos, es más que dudosa.


(más…)

Etiquetas:

El precio (fijo) digital

No se ha discutido todavía demasiado sobre la aplicabilidad o no del precio fijo de los libros (o del semifijo, como establece embaucadoramente la Ley española) a sus trasuntos digitales. Sin embargo, el desarrollo de los modelos de negocio futuro dependen, en buena medida, de la permisividad o no respecto a una materia extremadamente escurridiza, tanto desde el punto de vista jurídico como del económico. ¿Debemos apostar los editores por un precio fijo para los libros digitales, o conviene, por el contrario, que nos pleguemos a la Lex Amazon?


(más…)

Etiquetas:

La propiedad y el acceso a la cultura (o de la imposibilidad de congeniar con las viudas)

Javier Lluch nos contó hace unos días, en una conferencia titulada “El respeto a la voluntad última del autor“, lo difícil, incluso lo iluso que resulta para un filólogo intentar fijar la versión definitiva de un texto, no solamente porque un escritor corrija, reforme, añada y recorte la primera de las ediciones de su original, sino, sobre todo, porque hay quienes reinterpretan por exceso o por defecto la última voluntad de un autor, exponiendo más de lo que hubiera deseado el creador o, al contrario, restringiendo arbitrariamente el acceso a un legado que el artista hubiera autorizado. En general, aunque no siempre, esa figura excesiva o censora es la de una viuda, que ejerce el derecho legítimo a la explotación de la propiedad heredada, pero que en su afán recaudador suele extralimitarse y chocar contra el limite del derecho a la propiedad, que linda con el del acceso a la información.


(más…)

Etiquetas:

El futuro de la economía en Internet

El pasado mes de junio, entre los días 17 y 18, se celebró en Corea del Sur la cumbre mundial sobre el futuro de la economía en Internet. Ahora que se publican las actas de la reunión, un mes después, podemos valorar las conclusiones no vinculantes a las que la comisión de la OCDE ha llegado, conclusiones que cada Estado deberá implementar, dotar y desarrollar a discreción.

(más…)

Etiquetas: