‘Lengua’

Lectura, marihuana y correos electrónicos

El semanario alemán Die Zeit dedicaba estas pasadas navidades muchas páginas a reflexionar sobre los efectos que el bombardeo digital al que estamos sometidos condiciona nuestras vidas; también a los trastornos que la velocidad y la falta de sosiego tienen sobre nuestras capacidades intelectuales. El reportaje de varias páginas titulado “Alabanza de las musas“, recalcaba la función cognitivamente trascendental de la quietud y el sosiego, del solaz y el letargo. Los experimentos de los neurólogos, como los llevados a cabo por Marcus Raichle o Jan Born, demuestran que el modo offline o desconectado del cerebro (cuando duerme pero, también, cuando descansa y deja de estar sometido a las incitaciones digitales o a las premuras de la agenda), es simplemente imprescindible para adquirir una conciencia cabal de nuestra propia identidad, para rumiar nuestros problemas y para aportar soluciones o ideas innovadoras fruto de esa digestión pausada. Lo contrario es también cierto: la exposición desmedida a las provocaciones de las muy diversas fuentes digitales de información y el picoteo fragmentario e indiscriminado de pizcas de contenidos, no generan una experiencia cognitiva satisfactoria. “El bombardeo diario de información”, dice Born, “causa en el cerebro un desequilibrio peligroso a no ser que existan pausas que le permitan recuperarse. Esa oportunidad la utiliza para reconstruir y reorganizar su red neuronal construida a bases de células nerviosas, para ordenar y organizar lo aprendido”.


(más…)

Etiquetas:
Categorias: Lectura, Lengua

La escritura es una cosa bien extraña

Claude Levi-Strauss ya no está entre nosotros. En mi particular hitparade de la antropología del siglo XX Levi-Strauss ocupa junto a sus maestros, Emile Durkheim y Marcel Mauss, la posición más eminente, sin olvidar, claro, a la cúspide que terminó de coronar cien años de ciencia social: Pierre Bourdieu. Solamente me dejo fuera de ese repertorio afrancesado la figura monumental de Max Weber. Todo lo demás han sido puras imitaciones, devaluados remedos o, en el mejor de los casos, perspicaces extensiones. No pretendo glosar la obra completa de Levi-Strauss sino recordar ahora, simplemente, aquellas páginas que dedicó en Tristes Trópicos -el relato de su trabajo de campo iniciático entre los nambiquara brasileños- a la Lección de escritura, a la reflexión sobre el papel de lo escrito en la cultura humana.


(más…)

Etiquetas:

¿Para qué sirve la literatura en la era digital?

A estas horas, cuando escribo hoy, Roger Chartier estará hablando en el foro organizado por los editores catalanes, el Foro Atlántida. El título al que obedecen todas las entrevistas es el de “La contribución de la edición en la configuración de la cultura occidental”, una reivindicación muy apropiada en tiempos de desintermediación digital y de redefinición de la condición y esencia del editor. Un poco más tarde intervendrá Antoine Compagnon, el autor de ¿Para qué sirve la literatura?, esa pregunta se hace más acuciante ahora que las tecnologías digitales inventan nuevos lenguajes de expresión. Editores y literatura cuestionados; editores y literatura quizás rescatados.


(más…)

Etiquetas:

El futuro imperecedero de la literatura

En el artículo de Jason Epstein que mencionaba como de obligada lectura y examen en la última de las entradas, además de referirse a cambios de modelos de negocio con un acierto y una precisión difícilmente equiparables, alude a una cuestión que me parece especialmente relevante: la de la pervivencia del autor y de la obra literaria en tiempos de aparente mudanza creativa y de proliferación de las obras colaborativas en red e, incluso, de desprestigio de la posibilidad misma de creación individual, concebida cada obra como el entrecruzamiento inevitable de múltiples influencias, sincrónicas y diacrónicas. Epstein, de manera rotunda, sin que le tiemble el pulso, asegura: “mi convicción fundamental, sin embargo, es que la ficción y no ficción distinguidas -lo que los herederos de Faulkner, Nabokov o Mailer creen-, continuará siendo escrita por individuos especializados luchando sobre sus escritorios, en profunda reclusión, y no por comunidades vinculadas de interés”.


(más…)

Etiquetas:

Los adolescentes y la lectura (últimos datos)

Uno de los grandes asuntos que nos entretendrán los próximos años seguirá siendo, sin duda, el de la competencia lectora, asunto agrandado, agravado o multiplicado, si cabe, por el de la alfabetización digital, por el de la influencia de los medios y soportes digitales en los hábitos y prácticas de lectura tradicionales. Ayer mismo comenzó uno de los primeros congresos preocupados por un asunto que traerá mucha cola: Nuevas formas de lectura en la era digital, se titula, y en él intervendrán especialistas que intentarán dictaminar de qué manera influyen los nuevos soportes en la manera que leemos. Existen todavía, sin embargo, pocos estudios de campo que hayan sido capaces de establecer si el uso de las pantallas constituirá un complemento ineludible o, más bien, un obstáculo adicional. Algunos, como el Superbook en Inglaterra, no fue más allá, me atrevería a decir, que a constatar algunas certezas constatables sin necesidad de emprender ningún estudio: que los adolescentes son los más predispuestos a utilizar los soportes digitales y a sustituir la lectura en papel por la lectura en dispositivos electrónicos. Pero la pregunta que suele quedar sin responder es: ¿contribuye el ejercicio de la lectura en los nuevos soportes a una lectura más fluida y capaz de decodificar satisfactoriamente lo que se lee? ¿Contribuye la lectura en pantalla a mejorar la comprensión lectora en general y en las distintas áreas de conocimiento en particular? ¿Contribuye la lectura en un dispositivo dedicado a fomentar una lectura más crítica, una interpretación y evaluación de los contenidos más cabal? ¿Se han mejorado las capacidades de búsqueda, investigación y evaluación de los contenidos encontrados mediante el uso de los soportes electrónicos? ¿Se ha incrementado la motivación, las ganas de aprender a leer mejor y utilizar la lectura como un instrumento que les oriente en una sociedad sobreabundante en información? Las preguntas son tantas y las respuestas tan pocas, que todavía queda un largo trecho por recorrer.


(más…)

Etiquetas:

Los nativos digitales leen menos

Una de las incertidumbres más desasosegante que plantea el futuro digital es el de si las generaciones nacidas en un ecosistema plenamente digital optarán por seguir leyendo o no y, en caso de que dejen de hacerlo, qué puede entrañar ese abandono. Porque dejar de leer no es solamente dejar de descifrar los textos impresos en un libro en papel sino, sobre todo, desatender un hábito que fundamenta alguno de nuestros procesos cognitivos más elevados: la abstracción, la planificación, la formación del juicio en suma. La controversia está abierta entre quienes apuntan un notable descenso de los hábitos de lectura entre los usuarios de los medios digitales y entre quienes sostienen que esa dejación no es perniciosa sino, al contrario, indicio de un futuro mucho mejor.


(más…)

Etiquetas:

La Wikilengua y la gestión del patrimonio común

Fue Auguste Comte quien en el Système de politique positive adujo que la lengua era un caudal inagotable, patrimonio común de toda la comunidad hablante, fuente inacabable de recursos comunicativos que no decrecerían nunca con el uso, antes al contrario, engrosarían su valor y su cuantía mediante su manejo y explotación. La lengua era para él un patrimonio de una naturaleza singular por cuanto eran del tipo de las “riquezas que implican una posesión simultánea sin experimentar ninguna alteración”, un “tesoro universal” que todos contribuíamos a acrecentar al emplearlo, al hacerlo madurar y cambiar.


(más…)

Etiquetas: