‘Libros antiguos’

De la erótica de los libros antiguos

Francisco Peña, uno de los impulsores de las celebraciones del Sinodal de Aquilafuente, de ese primer libro impreso que disputa su precedencia a Les Trobes en Lahors de la Verge Maria, me manda el texto de la representación con que los vecinos del pueblo segoviano iniciaron las jornadas Del Sinodal al digital en la última Feria del Libro de Madrid. El texto resulta extraordinarimante verosímil -y puede asistirse a su representación, todos los años, en los primeros días de agosto- porque reproduce de manera plausible lo que pudo haber acontecido en aquel remoto momento del siglo XV, cuando una nueva tecnología estaba a punto de dar un vuelco extraordinario a las maneras en que se creaban, circulaban y utilizaban los textos manuscritos. La iglesia, de hecho, nunca rechazó el invento -y eso se comprueba claramente en la implantación de las primeras imprentas y editoriales en las Universidades dominadas por la jerarquía eclesiástica-, porque como el Obispo Don Juan dice cuando tiene entre sus manos el artefacto creado por Maese Juan: “Fray Antón, este es un momento histórico. No podéis imaginar lo que supondrá para nuestra sociedad el que una máquina pueda sacar copias y copias de un manuscrito. La cultura, la palabra sagrada, los escritos de los grandes maestros de la Antigüedad, al alcance de todos. Es milagroso, increíble. Había oído hablar de ello pero no había tenido ocasión de ver ninguno”.


(más…)

Etiquetas:

¿De qué hablamos cuando hablamos de un libro?

La definición de “libro” que hasta no hace mucho tiempo proporcionaba el diccionario de la RAE era parca y sucinta, apegada al papel: “Conjunto de muchas hojas de papel u otro material semejante que, encuadernadas, forman un volumen”. En su vigesimosegunda edición, sin embargo, se abre a la posibilidad de que la obra se encarne en otro soporte, que sea impresa en un material distinto al papel: “Obra científica, literaria o de cualquier otra índole con extensión suficiente para formar volumen, que puede aparecer impresa o en otro soporte”. Para que no quede ninguna duda, los académicos proporcionan el siguiente ejemplo: Voy a escribir un libro. La editorial presentará el atlas en forma de libro electrónico. La definición que la Ley del Libro, de junio de 2007, proporciona, optó, también, por la flexibilidad, quizás por la laxitud: “Libro: obra científica, artística, literaria o de cualquier otra índole que constituye una publicación unitaria en uno o varios volúmenes y que puede aparecer impresa o en cualquier otro soporte susceptible de lectura”.


(más…)

Etiquetas:

Paradojas de la lectura

Ayer 21 de octubre se comenzó a vender en las libreráis norteamericanas y del Reino Unido el libro titulado Hitler’s Private Library : The Books That Shaped His Life., una obra en la que se narra de qué manera inexplicable puede religarse la sensibilidad literaria y la más abyecta pulsión homicida. Esta paradoja de la aleación indescifrable entre lo literario y lo criminal es la que destacan algunos escritores, preguntándose hasta qué punto la lectura es buena, o siquiera recomendable, hasta qué punto los libros refinan la sensibilidad o nos hacen mejores, más comprensivos, más humanos, y no todo lo contrario, bestias sádicas e insensibles.


(más…)

Etiquetas:

Esto no es un libro (¿o sí?)

El archifamoso cuadro de Magritte titulado Ceci n’est pas une pipe ponía de relieve, entre otras cosas, la distancia insalvable que existe entre la representación y lo representado, la traición esencial que supone intentar remedar de manera verosímil la realidad mediante una imagen o una descripción, el carácter de mentira inmanente, por tanto, que toda recreación tiene. En algo así consistía, dicho mucho mejor, el discurso de ingreso de Javier Marías en la Real Academia, Sobre la dificultad de contar.


(más…)

Etiquetas:

Locos por los libros (II): Don Vicente o el bibliófilo asesino

Max Sander, bibliógrafo norteamericano, escribió en el Journal of Criminal Law and Criminology, en el año 1943, en un artículo titulado “Bibliomania“, que los bibliómanos son personas que sufren de “una compulsión mental irresistible, patológica” que “ha producido más de un crimen lo suficientemente interesante para ser recordado”.

(más…)

Etiquetas:

Locos por los libros (I): Huntington y el mausoleo de los libros

Dicen, quizás de manera apócrifa, que Henry E. Huntington, después de construir un imperio ferroviario y atesorar una enorme cantidad de dinero, dijo: “Ahora ha llegado el momento de divertirse”. Y parece que así lo hizo, adquiriendo centenares de colecciones y decenas de miles de libros que conforman hoy la dotación de la Huntington Library, en Pasadena, California, en cuya villa modernista se esconde la última de las extravagancias del primer loco por los libros de estas galería de chiflados que me propongo construir irregularmente.

(más…)

Etiquetas:

Fetichismo bibliográfico

Abebooks, la mayor librería del mundo, seguramente con una oferta bibliográfica aún más diversa que Amazon, nos propone un nuevo rincón (al menos en la versión alemana) para los más refinados entre los recolectores de rarezas: las primeras ediciones firmadas por sus autores. Un bocado exquisito para los más fetichistas entre los bibliómanos y una razón, quizás minoritaria, pero en absoluto despreciable, para que el libro en papel, para que algunos libros en papel, al menos, sigan existiendo.


(más…)

Etiquetas:

Ahora que el Kindle está entre nosotros

Ahora que el Kindle está entre nosotros y que Jeff Bezos nos cuenta, convencido, las ventajas polimorfas del nuevo soporte digital, comienzo a preguntarme si no será el libro el papel el que deba empezar a enumerar las razones de su supervivencia, a recitar el pliego de condiciones de su posible persistencia en el tiempo. Son tantas y tan variadas las ventajas que el Kindle ofrece -tantas como desventajas, quizás-, que la pregunta no me parece que sea ya si los libros electrónicos perdurarán o no, si se acabarán imponiendo al soporte tradicional del papel sino, más bien, cuál será el lugar que quede reservado para los libros tal como los conocemos en un ecosistema en el que los soportes digitales se han apropiado ya de nuestras maneras de hacer, distribuir y usar los contenidos.


(más…)

Etiquetas:

Infotopias digitales y limitaciones de la Alejandría 2.0.

En un recentísimo artículo aparecido en The New Yorker, “Future reading. Digitization and its discontents“, Anthony Grafton, catedrático de Historia de la Universidad de Princenton y especialista en el periodo que va del Renacimiento al siglo XVIII, intenta establecer los límites plausibles de lo oleada de digitalización de libros y contenidos para definir, quizás por defecto, el papel que le resta todavía a los libros asumir en nuestra civilización.


(más…)

Etiquetas:

El Código de Madrid, de Da Vinci

No, no es que haya optado por convertir este blog, o en tratar de convertirlo, en una plataforma para el lanzamiento de best-sellers esotéricos de oscuras tramas vaticanas, no, pero en la localidad donde Leonardo Da Vinci nació han decidido digitalizar el conocido como Código de Madrid y ofrecerlo gratuitamente en la red.

(más…)

Etiquetas: