‘Redes sociales’

Edición (digital) y subversión

El título remeda el famoso libro de Robert Darnton, Edición y subversión, en el que estudió la manera en que se creaban, circulaban y se utilizaban los libros que los regímenes totalitarios del siglo XVIII no querían, que los mandatarios del Antiguo Régimen temían y que los censores perseguían. Oficio subversivo de unos pocos que fabricaban papel, imprimían libros, los distribuían y vendían, ocultándose, contribuyendo a formar una opinión pública crítica que acabaría, no mucho tiempo después, derrocando al régimen que intentaba amordazarlos. Me he acordado de Darnton leyendo el blog de Austin Heap y la entrada en la que enseña a los ciudadanos iraníes a instalar y administrar sus propios proxys contra la reprensión del Consejo de Guardianes.


(más…)

Etiquetas:

La exuberancia sin jerarquía

Durante la jornada del martes 19 celebrada en la Feria del Libro de Sevilla, Nieves González, bibliotecaria y ejemplar blogger de Bibliotecarios 2.0., adujo con razón que había que estar donde los usuarios estuvieran, y ciertamente no hay nada mejor que las tecnologías de las redes sociales para aunar voluntades y conjurar empeños. Joaquín Pinto, director del impar Centro Internacional de Tecnologías Avanzadas -una extravagancia tan necesaria en nuestro país que parece francesa o alemana-, apostó por la alfabetización digital temprana y el trabajo de campo para detectar los usos y costumbres de los usuarios de la web. Sin duda alguna, ambas contribuciones desplegaron uno de los debates más valiosos por necesarios: ese uso masivo e indiscriminado de las nuevas tecnologías representa mucho más que un mero cambio de soportes o canales de información, representa una nueva forma de leer, una nueva forma de pensar y, quizás -como nos recordara hace ya tiempo Nicholas Carr-, una nueva forma de ser.


(más…)

Etiquetas:

Autores y editores asociados.com

Tengo un buen amigo, escritor y editor sobresaliente, que anda sumido en varias crisis. Por una lado la creativa, sempiterna en un escritor que se precie, a vueltas con la búsqueda de un lenguaje que no sea una mera repetición de todo lo anterior; por otra profesional, afligido por las incertidumbres que las nuevas tecnologías de la escritura introducen en los patrones de creación y difusión tradicionales. Sumadas y compenetradas ambas (y se le añade el factor edad, que no es fortutito), tendremos que, efectivamente, las tecnologías digitales y el hipertexto ponen a prueba nuestras certidumbres más arraigadas, las que tienen que ver con los modos de creación y lectura y los lenguajes narrativos empleados, las que tienen que ver con los modelos de circulación, comercialización y uso de esos contenidos. Mi amigo me decía, en un correo privado (le gustan más los intercambios epistolares privados que las discusiones en foros abiertos), después de leer Futuros del libro, futuros de la edición: “si el editor va a ser sustituido en sus labores por un estupendo y democrático algoritmo, mucho más intuitivo, comercial y hábil para detectar la calidad, y el escritor lo va a ser a su vez por una corriente de autoría colectiva mucho más hábil artesanalmente hablando y mucho más capaz de alcanzar el arte de la literatura haciendo, a la vez, que ese arte fluya, entonces ¿qué cosa de interés podemos hacer gentes de bien como tú y como yo que no sea esperar la jubilación anticipada para engancharnos a los modos del porno del futuro (que esperemos que al menos derive también a una red de prosumidores)?”.


(más…)

Etiquetas:

El futuro de todo

Tomo el título prestado de una página que consulto con frecuencia, por lo prospectiva y escrutadora que me resulta la actitud de sus editores, Academic Commons. El próximo mes de mayo esta red de reflexión colectiva organiza un encuentro con ese título abarcador y desafiante, El futuro de todo, porque efectivamente  el asunto es que en esta revolución digital es del todo inapropiado considerar aisladamente cada uno de los sucesos que acontecen: un cambio, por ejemplo, en los soportes de la escritura comporta automáticamente cambios trascendentales en la manera en que los contenidos se generan, circulan, consumen, reutilizan. El futuro de todo abarca, como reza la convocatoria, “a los libros, a las bibliotecas, a nuestro sistema de comunicación académica, a la tecnología que empleamos en el aula, a las distribuciones de software, a la lectura, a la docencia y la impartición, a los modelos de negocios existentes y futuros y, finalmente, a los colegios y a las universidades”.


(más…)

Etiquetas:

Brave New Classroom 2.0

La Enciclopedia Británica -una de las desbancadas del podio del Olimpo histórico de las obras de referencia y consulta-, organiza desde el mes de octubre en su página web un blog (sí, un blog, para los escépticos defensores a ultranza de los canales ungidos por la tradición) en torno a lo que han denominado Brave new classroom 2.0., algo que solamente me atrevo a traducir como la nueva aula feliz 2.0, y en el lanzamiento y administración de ese nuevo foro virtual se entreven dos motivaciones: la de no quedarse atrás permitiendo a los agentes que quieran participar construir parte del contenido que constituirá la Enciclopedia Británica futura, anclada demasiado tiempo en las cómodas certezas de la cerrazón y la clausura; por otra, la de reflexionar sobre el futuro de la educación y el papel que las nuevas tecnologías jugarán o no en su desarrollo.


(más…)

Etiquetas:

Robin Hood se hace editor

Estoy por pedir un plan de rescate para el sector editorial similar al que las grandes compañías automovilísticas de Detroit han pedido al Presidente electo Obama (y que han soliviantado a Lawrence Lessig, incapaz de comprender por qué habría que rescatar un modelo de negocio mal gestionado). Concurren, sin duda, muchas de las condiciones que harían reivindicable tal plan: una industria editorial encogida, temerosa, presa de sus propias evidencias, adherida a una lógica predigital que la hace financieramente insostenible y que la aboca, en muchos casos, a una quiebra inminente. Es decir, mala gestión o, al menos, gestión descuidada. ¿Podemos ir al Ministerio de Industria a que hagan algo por nosotros o nos inventamos otros modelos?


(más…)

Etiquetas:

El anillo de los buenos lectores

Según el sitio compete.com, en el que puede seguirse la evolución de diversas empresas o servicios de la web, la aplicación social de la Web 2.0. relacionada con la lectura de libros que más se utiliza es Goodreads, una red social de recomendación de lecturas semejante a Librarything o Shelfari, pero todavía independiente -hasta donde yo sé-, sin connivencias con  las grandes empresas de venta y distribución de libros en la red. Las grandes compañías han caído hace tiempo en la cuenta que agregar a sus sitios la energía de la recomendación o la sugerencia personal es un factor que puede intervenir de manera determinante en la decisión de compra.


(más…)

Etiquetas: