Posts etiquetados con ‘Bookcamping’

Cuando #futuroslibro conoció a #bookcamping: primera sesión Laboratorio Procomún

Bookcamping tiene 1239 libros en sus estantes. Una iniciativa de tal envergadura merece atención y apoyo. Silvia Nanclares, impulsora del proyecto, creyó que tenía algo que contarles, aunque lo que no sabía es que tengo yo mucho más que aprender de ellos que ellos de mi, y que el que salío beneficiado fui yo. En todo caso, en esta lógica del intercambio de ideas e inquietudes en abierto, todos salimos ganando. Los #bookcampers han resumido nuestro encuentro en una entrada titulada Cuando #bookcamping conoció a Joaquín Rodríguez: primera sesión Laboratorio procomún que yo me apropio y retitulo:

El martes de la semana pasada inauguramos nuestro grupo de trabajo en el (Laboratorio del Procomún del Medialab Prado: Literatura, Cultura Libre y (des)organización editorial. Lo primero que hicimos, conocernos: alumnas de algunos de los masters de edición (Carlos III, Autónoma), #bookcampers, editores free lance, autoras, investigadoras, lectores… Compartimos saberes que cada una podía aportar al grupo e intrigas acerca de la herramienta y la propuesta del grupo. En general, muchos deseos de acercarse a la idea de procomún y a la cultura libre editorial (herramientas, formatos, modelos de producción y económicos).

En la segunda parte, tuvimos la suerte de recibir a Joaquín Rodríguez, quien comentó con nosotras el fragmento El paradigma digital (del libro homónimo escrito a cuatro manos con Manuel Gil y publicado en Trama Editorial) y amplió el debate con las preguntas del grupo.

En la sesión, que podéis descargar en vídeo/audio aquí, se tocaron cuestiones centrales para entender el panorama actual del sector editorial en crisis y el reto que está suponiendo articular una nueva arquitectura en la estela de los usos, las desintermediaciones y los nuevos agentes que nos propone la cultura digital.

A continuación, algunos puntos destacables de la charla, que os resumimos por escrito (anda que no nos gusta un texto…). Esta enumeración es una remezcla, con su permiso, de las palabras de Joaquín. Por si queréis copypastear para blogs, artículos y/o trabajos, no os olvidéis de citar(lo).

Ahí van:

Análisis (o desenmascaramiento) de las contradicciones de un sistema insostenible desde el punto de vista económico (basado en una financiarización sucesiva que se mantiene sólo gracias al ciclo enloquecido de novedades), de producción, (sobrecostes industriales inmovilizados, redes de distribución arbitrarias, impacto ambiental) y cultural (no hay conciencia del fondo editorial como patrimonio ergo se incurre en irresponsabilidad: ¿dónde está nuestro fondo editorial?).

—La revolución digital parece dibujarse como única solución para la industria editorial que, en el mejor de los casos, podría llegar a gestionar digitalmente su flujo de trabajo generando contenidos fluidos que se encarnaran de manera deliberada en cualquier tipo de soporte teniendo en cuenta siempre el algoritmo de recomposición dinámica.

—El lenguaje XML, como lenguaje estándar, universal e interoperable a través de sus distintos dialectos, nos salvaría de las opciones propietarias que proponen un modelo de negocio de integración vertical (Apple, Amazon, Google). Actualmente los software de edición más avanzados son herramientas de pago (el software libre de edición más usado y avanzado es Calibre) como censhare o Woodwing. Son herramientas que nos permiten diseñar deliberadamente con una serie de parámetros en función del tipo de soporte. Con ellos, podemos generar bases de datos de contenido en XML y a partir de ahí lograr flujos y canales de salida con diseño específico para iPad, kindle, HTC, pantalla, etc. Un repositorio en XML se acabaría replicando para el soporte deseado sin caer en exclusividades. Pronto habrá versiones libres o modulares que nos permitan generar nuestros propios programas libres de edición avanzados.

—Los modelos de negocio editorial en formato libre pasan por elementos comunes articulados en torno a la idea de comunidad: suscripción, liberación del catálogo, constelación de servicios generados en torno a los intereses que comparte la comunidad, venta directa, publicidad contextual. Las comunidades no se limitan a acceder a los contenidos sino que generan discusiones y masa crítica, influyendo tangencialmente en la línea editorial y en el tipo de catálogo que se realiza. Los contenidos como pre-texto para debatir y crear otras realidades. Vimos los ejemplos de O, Reilly, Traficantes de Sueños e Icaria .

—Last but not least: El libro es un tipo de bien que, afortunadamente, podemos producirlo sólo cuando se haya producido la demanda. La imprensión digital a demanda como otra alternativa al sistema hipertrofiado de volúmenes actual. Vimos el ejemplo de Safari Books. Os dejamos un post de Joaquín abundando en este tema.

—Y, de propina, un nubarrón de datos interesantes y elocuentes en el horizonte:

En España se produjeron, en 2011, 110.000 libros (ISBN), 90.000 de ellos novedades. Esta cifra es difícilmente asumible por un mercado cuyo techo ha sido alcanzado hace tiempo y va en paulatino descenso: sólo un 20% de la población compra y lee libros.

El 60/70% de estas novedades lo generan micropymes de pequeños editores.

Sólo hay 13 grandes editores en España, uno de los cuales es una editorial religiosa y otro es un sello de libros de texto.

La tirada media de un libro es de 800 ejemplares.

La cifra media de devolución supera el 50%.

*Datos del estudio La Panorámica de Edición en España del (extinto) MC

Se nos quedaron muchas preguntas en el tintero, como el precio fijo, el papel de las librerías, el incierto futuro de las bibliotecas públicas… Otra vez será.

Ah (ya nos callamos!), y Joaquín nos dejó un par de referencias de libros (Ostrom y Bordieu) que considera fundamentales en la estantería de #bookcamping El futuro del libro ya está aquí, wuo, wuo, wuo, estanteria de cabecera para el grupo de trabajo. Y @artepilpilean (Ane San Miguel) dibujó este increíble mapa gráfico “a rotu” mientras seguía la sesión por streaming. Sin palabras.

+Mil gracias a todos los  #bookcampers y a toda la gente de Medialab Prado por darme la oportunidad de pasar una tarde hablando de libros.

¡Hasta la próxima! Pronto informamos sobre el qué, el cómo y el con quién de la próxima sesión, el cuándo ya lo sabemos (28 de Febrero, 18:00) y el dónde también (Medialab Prado/streaming).

Estáis invitadas a merendar libros libres.

 

Etiquetas:
Categorias: General

Bookcamping

El #15M, tal como yo lo interpreto, surge de una crísis de representación. Me explicaré: un grupo de afectados, un gran grupo de afectados (entre los que nos encontramos la mayoría) por las trastadas criminales de las especuladores internacionales, capacaces de hacer zozobrar las consecuenciones de una civilización sin que quienes poseen la legitimidad democrática de plantarles cara hicieran otra cosa que planificar recortes y austeridades para que pagaran los platos rotos los afectados por esa misma codicia, decidieron hacer evidente esa situación aberrante, decidieron hacerse evidentes, visibles, palmarios y manifiestos. Y en ese mismo ejercicio de movilización y visibilización  -como cualquier otro grupo de afectados, sea por una enfermedad rara, por un abuso contra el entorno, por el enrarecimiento y contaminación de los alimentos, por las mil cosas que son incumbencia de los ciudadanos-, hicieron fehaciente que el trecho entre lo que la democracia dice que representa y lo que realmente hace, era necesario crear y generar nuevas posibilidades, imaganarios y narrativas para una realidad diferente.

Los científicos sociales llaman a estos grupos que se revelan y manifiestan contra la ignorancia y la desidia, “grupos epistémicos”, porque al fin y al cabo son agrupaciones de personas capaces de generar un nuevo conocimiento capaz de ofrecer formas de entender e interpretar el mundo de una manera distinta. La tecnología, las redes de comunicación, internet, nos abren espacios inéditos para que esas congregaciones se aglutinen, construyan conocimiento en torno a la realidad que se les negaba, lo difundan, lo comuniquen y lo compartan, generen, en fin, interpretaciones distintas del mundo y su devenir.

Necesitamos una sociedad de intérpretes cualificados, no una sociedad de repetidores autómatas, y en eso los libros juegan una dimensión esencial. Bookcamping #bookcamping es la biblioteca colaborativa que un grupo de voluntarios, los #bookcampers, ponen al servicio de esa comunidad de intérpretes cualificados que discurren, deliberan, debaten y deciden valiéndose de lo que otros antes que ellos discurrieron y pensaron. Lo extraordinario de la iniciativa es que -y aquí quería venir a parar también-, que en el mismo proceso de redefinición de lo que es la participación, se redefine lo que es la creación, edición, comunicación y lectura de contenidos. Una biblioteca abierta y comunitaria al servicio de un propósito colectivo que pretende hacer a los ciudadanos más sabios y versados en los temas que los atañen, valiéndose de las herramientas que la tecnología digital nos ofrece (¿edición distribuida, empoderamiento editorial ciudadano, edición aumentada, edición lega, simple bookcamping?).

“Y si todavía queda alguien que desee seguir explorando las posibilidades de un nuevo contrato social por la ciencia”, dicen Antonio Lafuente y Andoni Alonso, “nunca fue más fácil sondear lo que quiere la gente, escuchar la opinión de los ciudadanos e involucrar a los usuarios en el diseño de las políticas”, y a eso es, precisamente, a lo que contribuye #bookcamping. “Ciencia, política y opinión pública tienen que encontrar nuevos caminos para impulsar la función social de la ciencia”, asegura Daniel Innerarity, “y gestionar de manera productiva, transparente y democráticamente legitimada la ignorancia creciente acerca de sus consecuencias”, y eso es lo que hace ese nueva forma de entender la edición que es Bookcamping (no faltéis a sus próximas propuestas el próximo 24 de Enero de 2012, a las 17:00, en Medialab Prado).

Etiquetas: ,