Posts etiquetados con ‘Hack Education’

La pedagogía necesita a la tecnología

#CalmarEdu nº32. La pedagogía es antes que la tecnología y no puede ni debe ser suplantada por ella; la tecnología, sin embargo, puede abrirnos caminos y perspectivas insospechadas que nos hagan modificar nuestros planteamientos pedagógicos.

Afirmar que la tecnología pueda estar esterilizando la innovación pedagógica es errónea, al menos, por tres razones:

  1. La relación de los seres humanos con el mundo y con quienes les rodean es el resultado de un largo, a veces consciente, generalmente inconsciente, proceso de elaboración, de invención, uso y adopción de las técnicas que nos permiten comunicarnos, relacionarnos e intervenir sobre nuestro entorno para hacerlo humanamente habitable. Somos inventores de unas tecnologías que, mediante su uso, transforman la manera en que somos, una causalidad circular que sigue desenvolviéndose a lo largo de los siglos transfigurándonos continuamente. Somos, en fin, desde el punto de vista antropológico, pura tecnología;
  2. La poesía es una de nuestras excelsas artes y al principio se cantaba de memoria, siguiendo pautas y patrones que permitían rememorar cantidades ingentes de contenidos e improvisar sobre la marcha cuando era necesario; el lápiz y el papel transformaron la manera en que nos comunicamos y la lectura en silencio de la poesía trajo consigo una relación mucho más íntima con los textos; los medios electrónicos han convertido hoy a la poesía en una convergencia multimedia donde conviven varios lenguajes transformándola en un espectáculo audiovisual. Nadie ha dicho que la poesía no sea lo primero, pero nadie ha dicho tampoco que los distintos medios con los que se construye no la transformen ni la modifiquen. De la misma manera, la pedagogía es, en educación, lo primero, pero determinadas tecnologías nos abren caminos y perspectivas insospechados: trabajar a distancia con otros compañeros en proyectos colaborativos online; convertir un teléfono móvil en un sensor múltiple, en un magnetómetro, un acelerómetro, una brújula, un medidor de intensidad acústica y luz ambiental, en un instrumento portátil y móvil que es un laboratorio; acceder a miles de recursos educativos y científicos abiertos, a libros y revistas, a bases de datos, desde cualquier lugar, a cualquier hora. Nadie diría que un cuaderno y un lápiz, una pizarra o una tiza, esterilizaron la innovación pedagógica.
  3. Aquellos que nacieron después de que las tecnologías digitales se hubieran inventado mantienen una relación con ella mucho más natural, fluida y desenvuelta que la nuestra. Podemos perder el tiempo disputando sobre si conviene o no denominarles nativos digitales o no, pero lo cierto es que, para ellos, se trata de un modo natural de relacionarse con el mundo y con los demás. Claro que no nacen aprendidos ni perciben de manera inmediata los peligros o las ventajas que puedan encerrar, pero para eso existen, precisamente, los marcos de competencias digitales enunciados y desarrollados ya en muchos países, para asegurarnos de que nuestros hijos, más allá de la fluidez inicial, adquieren de manera sistemática un conjunto de competencias y conocimientos necesarios para enfrentarse con autonomía al universo digital del que forman parte.

Claro que en todo este embrollo hay quienes pretenden obtener beneficios sin interesarse genuinamente por la educación ni los educandos. Basta con echar un ojo al magnífico blog norteamericano Hack Education (hackeducation.com) para entender que los intereses industriales y económicos se revisten de supuesto interés pedagógico para vender productos y soluciones inservibles que solamente benefician a quien los vende. Pero eso no resta ni un ápice de verdad a la afirmación de que la pedagogía necesita a la tecnología ni presta un gramo de verdad a la aseveración de que la tecnología esteriliza la pedagogía.

[Este texto procede del debate que se desarrollar en el entorno de la Asociación Educación Abierta en torno a 95 propuestas para promover la transformación educativa. En particular, el texto se centra en el comentario de la tesis nº 32 y contesta a un comentario previo que sostiene que La tecnología está esterilizando la innovación pedagógica]

Etiquetas: , , , ,
Categorias: General