Posts etiquetados con ‘Joaquín Rodríguez’

El paradigma digital y sostenible del libro

Fue Manuel Gil -que ha sido pinche, camarero y cocinero antes que Padre Abad y azote intelectual del campo editorial español-, quien me hizo una oferta irrechazable. ¿Por qué no intentar escribir a cuatro manos una radiografía de la revolución digital, de los cambios estructurales que la provocan y la hacen irrevocable, del impacto que causa en cada uno de los sectores o ámbitos que, de una u otra forma, tienen que ver con el libro y la cultura escrita? Uno es débil, cada vez más, sobre todo a los halagos de los amigos, así que nos pusimos a ello, y el resultado no ha salido mal del todo.

Por mi parte comencé a escribir y rescribir parte de los textos que hoy conforman nuestra versión provisionalmente definitiva (qué otra cosa puede esperarse de un libro sobre la repercursión digital en el mundo del libro y la edición, sujeto a innumerables y continuos cambios e innovaciones) en el invierno pasado, en una casa alquilada en el Tirol (que es como un pueblo prestado, porque yo no tengo y me quedo en aquel que me acogen), con la nieve cayendo mansamente al otro lado del crista, situación inmejorable para concentrarse en la escritura y avanzar sin demora. El original fue y vino en incontables ocasiones, corregido, rectificado y enjuagado en otras tantas, hasta que más o menos nos satisfizo. Y es que solamente puede tratarse de una satisfacción pasajera, porque las transformaciones de la cultura escrita y de su ecosistema asociado no han hecho más que comenzar y aún estamos comenzando a comprender y barruntar qué sucedera con la lectura, con la escritura, con la creación de contenidos, con su uso y circulación, con las tradicionales intermediaciones que formaban parte de la cadena de valor tradicional del libro, ahora caducas o redundantes.

En todo caso el libro sí tiene una virtud, que es su valor menos perecedero: el diagnóstico sobre los cambios tectónicos y la dinámica de placas del ámbito editorial es irrefutable e,  independientemente de quiénes sean finalmente los actores que se impongan, los dispositivos que se usen y los formatos en que se lea, las tendencias que se apuntan, para todos los ámbitos donde el impacto sea obvio -la edición pero, también, las bibliotecas, la educación, las librerías, la distribución, la creación literaria, etc.-, son incontrovertibles. Así lo pensamos nosotros, al menos. Y así parece que lo pensó, también, nuestro editor, Manuel Ortuño, pequeño y obstinado editor, exquisito e  independiente, de los que todavía profesan una sólida convicción sobre la nobleza y pertinencia estética, política y social de la edición. Etica y estética, ya lo dijo el sabio, van siempre cogidas de la mano. La colección Tipos móviles de Trama, más que un reportorio de títulos plurales sobre el mundo del libro es, al menos tal como yo la leo, una reivindicación cívica y artística del libro y la edición en el siglo XXI y del papel que todavía deberían jugar.

Con esa compañía, era difícil que no nos saliera algo como lo que hoy puede encontrarse ya en las librerías. Ya estáis corriendo a por uno. Nos vemos en el Liber.

Etiquetas: , , , ,
Categorias: General

Elegías a Gutenberg

Hace ya una década Sven Birkets publicó un libro titulado Elegías a Gutenberg, una premonición bien fundamentada de lo que se avecinaba, de lo que estaba por venir. En el fondo, sin embargo, ni siquiera barruntaba lo que estaba por llegar, porque las tecnologías digitales e internet no  habían salido aún de su más tierna infancia. Por entonces los libros desleídos en la nube digital no existían, la virtualización de los contenidos no pasaba de ser un entelequia y el acceso en ningún caso era todavía un sustituto de la posesión.

Hoy, tan sólo una década después, la velocidad de los cambios ha sido muy superior a la que esperábamos y en el horizonte podemos ya vislumbrar un probable futuro sin  libros en papel, al menos un futuro en el que las nuevas generaciones digitales hayan prescindido de esa mediación lineal tradicional y en el que muchos otros inmigrantes de edad más madura sientan que ha llegado la hora de deshacerse de esos mamotretos de 500 páginas que tanto tardan en llegar a un desenlace plausible.

Se amontonan en los últimos tiempo, sin embargo, novedades editoriales que, como un último canto de cisne, como un coro elegíaco, celebran los quinientos más novecientos años (la historia del libro en papel más la de su precedesor, el códice) de historia de un objeto, para muchos, insustituible: el libro. Nadie acabará con los libros, de Eco; Bibliotecas llenas de fantasmas, de Bonnet; el mismo libro de Román Gubern, Metamorfosis de la lectura (que retiene la esperanza, en sus últimas páginas, de una perduración frágil y quebradiza); las memorias de Diana Athill, Stet, vale lo tachado, como elegía de un oficio y de una época; Bibliofrenia, del que suscribe; o, cómo no, Tocar los libros, de Jesús Marchamalo.

Mañana no espero que tengamos tanta gente como en la explanada de Príncipe Pío (o a lo mejor sí, quién sabe), pero en todo caso hemos quedado a las 19.00 en la Sala Ambito Cultural,7ª planta de El Corte Inglés, en Serrano 52, para entonar una feliz y dichosa elegía por esos compañeros que nos han hecho como somos -porque de eso va, en el fondo, el libro de Marchamalo, o, al menos, así lo he leído yo-, los libros, y por aquel señor de Mainz que juntó una prensa de vino y unos moldes de orfebre para fabricarlos.

Etiquetas: , , , , , , , , ,
Categorias: General