Posts etiquetados con ‘Luis Collado’

Incunables digitales

Chavi Azpeitia, que es cocinero antes que fraile o fraile antes que cocinero, no sé muy bien el orden, se ha encargado de organizar un curso de edición de lujo que apenas está teniendo difusión, y eso que quien lo acoge podría haberle dedicado algo más de músculo promocional. Pero para estamos los demás, para echar un cable. La edición en tiempos de cambio es el curso que Chavi ha montado y este jueves, mal me está decirlo, tiene un cartel de Plaza de Las Ventas (por orden alfabético, para que las estrellas no se deslumbren mutuamente): Javier Celaya (Dosdoce), Luis Collado (Google Books) y Joaquín Rodríguez, un servidor, hablaremos, discutiremos y es posible que lleguemos a las manos dialécticas en torno al libro electrónico y su futuro.

Comenzaré con algunos datos contrastados e incuestionables, para que no parezca que soy antidiluviano: desde enero de 2011 la curva de crecimiento de la venta de libros electrónicos (dispositivos dedicados) y tabletas (IPads, sobre todo), ha crecido exponencialmente. A la zaga le va la venta de contenidos, porque para eso se supone que se compra uno esos cacharros: 180 millones de libras en Reino Unido, un 20% más que en 2010; 441 millones de dólares en USA, 272% más que en 2010; distribuidores como Amazon y Bloomsbury que alegan ventas digitales que sobrepasan las del papel (105 por cada 100, en Amazon), o 1.5 millones de libras en el primer trimestre del 2011 en el segundo. Penguin y Random House también arrojan datos en forma de profecía que intenta autoverificarse: ventas que triplican en el primer trimestre las que se produjeron en 2010, en el primer caso, y ventas que alcanzan los dos millones de unidades en el segundo, lo que supone un incremento de más del 10%.

En esta alocada carrera de obsolescencia tecnológica programada, los Tablets multifunción, polivalentes, parece que fagocitarán a los últimos vestigios de los e-readers. El propio Kindle, enseña todavía de un mercado que acapara el 48% de las ventas de contenidos digitales, está abocado a la extinción, y Amazon prepara ya su sustituto.

A día de hoy (ojo, que aquí comienzo a sacar el aguijón, para que se preparen Javier y Luis), sin embargo, muchas son las pegas, contradicciones e inconsistencias de esos soportes. Enumero unas pocas, muy pocas, bien porque ya las haya enumerado, bien porque me guarde algún as en la manga para la contienda dialéctica:

  • las ventas proporcionales de los libros digitales representa el 8% en el mercado norteamericano, el 4% en el inglés y el 1.5% en el español. Es un mercado potencial de previsible crecimiento que muchos editores, ahogados por las apreturas cotidianas, no terminan de creerse;
  • la mayoría de los dispositivos que posee un libro analógico y la manera en que gestiona las notas, bibliografía y paratextos, por no hablar de las anotaciones, llamadas y referencias, aún no se han incorporado satisfactoriamente a los dispositivos digitales;
  • los dispositivos que nos venden y que copan el mercado (Kindle, IPad), son los eslabones finales de cadenas de integración vertical que atan al usuario a un proveedor único. Y lo que es peor: encadenan a los editores a plataformas de distribución y comercialización masivas que imponen formatos y condiciones, a menudo draconianas;
  • no puedo prestar mis textos, mis libros, a mis amigos, porque mis libros no son exactamente míos. Se nos escamotea la propiedad y nos dan a cambio el acceso;
  • los formatos de los contenidos que leemos en esos mismos dispositivos que tanto celebran algunos, son propietarios. Solamente Epub garantiza libertad respecto al proveedor y al contenedor;
  • no todos los contenidos, no todos los textos, no todas las textualidades, se prestan con la misma desenvoltura a ser leídos en esos soportes: van bien con los contenidos científicos, informativos, de referencia y consulta (incluídos los ilustrados). No van tan bien con el resto;

Y una última, para guardarme algo en la manga:

Nos encontramos, en fin, en la era de los incunables digitales, ese periodo de tiempo que durará unos cincuenta años, con fecha de inicio, aproximada, en 1990 y fecha previsible de fin en 2040. Mientras tanto, sigamos discutiendo.

Etiquetas: , , , , , ,