10 razones para no ser historiador (ni estudiar Historia)

Son absolutamente personales, basadas en mi propia experiencia, aunque por lo que le han pasado a otros compañeros de profesión creo que se corresponden bastante con la realidad. Pretendo dar algunos motivos para la reflexión, o conseguir que algún joven que se está planteando estudiar en la Facultad de Historia se lo piense muy bien antes de tomar una decisión que podría hipotecar su vida.

 

1. Porque la Historia es adictiva.

2. Porque esta ciencia está dirigida por una jerarquía elitista, egoista y prepotente.

3. Porque la comunidad de historiadores es aristocrática y endogámica.

4. Porque hay una competitividad enfermiza por las cuotas de poder y los escasos trabajos que ofrece el sistema.

5. Porque si no estás en la élite te espera la precariedad laboral.

6. Porque por su escaso prestigio profesional los historiadores somos despreciados socialmente.

7. Porque si quieres ser historiador estarás casi obligado a exiliarte de tu país.

8. Porque es una profesión que se está quedando descolgada del mundo de hoy.

9. Porque a pesar de lo negro que está el panorama los historiadores no nos movilizamos ni por nuestra dignidad, ni por nuestros derechos laborales, ni por ocupar un lugar digno en la sociedad.

10. Porque no hay esperanza. La gente que tiene el poder de cambiar las cosas ni lo ha hecho ni lo hará porque ya vive muy bien.

En los próximos artículos desarrollaré estas razones una a una.

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

(requerido)

(requerido)


*