Archivo de agosto, 2013

El precio de la entrada de cine en España

¿Cuánto vale una entrada de cine en España?

Hace unos meses un alumno me preguntó cuál fue el precio de la entrada de cine en España durante todo el siglo XX. Me sonreí y le dije sinceramente que no. Sabía que algunos investigadores y  profesores, como  Emilio C. García Fernández y Emeterio Díaz Puertas, habían realizado estadísticas parciales sobre la evolución del importe de un ticket. También recodaba haber visto precios de las entradas en catálogos y anuarios de cine en la década de la cincuenta, pero la cuantía exacta año tras año no la sabía. De hecho no estaba seguro que nadie lo supiese.

Esa tarde busqué en la biblioteca de la Facultad de CC.INF., pregunté a especialistas y decidí ir a la Filmoteca Española. Consulté en los catálogos y  en los anuarios, pero no encontré nada. Lo más fiable que existía eran las tablas elaboradas por Emeterio Díaz Puertas. Estas, sin embargo, no contestaban completamente la pregunta del alumno que demandaba el precio anual exacto. En la siguiente sesión en el aula confesé que no existía una estadística exacta del precio de la entrada de cine año por año en España y con la tranquilidad que da la ignorancia (mi ignorancia) pensé continuar con mi lección de historia del cine. Sin embargo, los estudiantes me pararon y exigieron una respuesta, ahora la pregunta y la inquietud era colectiva. ¿Cuánto valía la entrada de cine en España? ¿Cuál fue su evolución? ¿Realmente era más caro el cine ahora que antes?

Reconozco que para controlar la subversión me inventé un trabajo casi imposible de realizar: que cada uno de los discentes se encargase de recoger los precios de las entradas de cine durante un lustro desde 1930 hasta el 2013. Cualquier historiador, investigador o curioso que se haya acercado a los archivos y documentos oficiales sabe que el cine español es una “materia oscura”. No hay nada: no se custodian legajos oficiales, no quedan presupuestos de las películas ni de las productoras y los poquísimos textos conservados son de la Censura o panfletos publicitarios que poco rigor científico aportan. Pérez Perucha en un congreso lo sintetizó así: “el cine español es como los agujeros negros o la materia oscura. Aunque no lo veamos debemos creer en que exista”. Por ello suponía que los alumnos nunca podrían realizar el trabajo. ¿En qué documentos oficiales iban a encontrar los precios de las entradas de los años 30, 40, 50 del siglo pasado?

Los alumnos ofrecieron alternativas interesantes para superar la “materia oscura” de la documentación. La primera de ella era recurrir solo a documentos exactos y originales. Es decir, no a tablas generales, no a precios “medios”, sino solo a precios de las taquillas. Para ello siguieron la siguientes fuentes: precios de entradas publicados en periódicos  (Heraldo de MadridAbcDiario Ya…), recopilaron entradas de cine y de programas de cine originales, consultaron los anuarios de cine y catálogos de cine,  documentos varios como fotografías, carteles, discutieron en la Plaza Mayor con coleccionistas de entradas y hasta visitaron las salas de cine para consultar sus libros de cuentas.

La búsqueda no resultó sencilla. El periódico Heraldo de Madrid facilitaba una documentación muy rica, pero solo hasta el 1939 momento en que es confiscado por Falange Española. El Abc facilita datos  parciales en todas las décadas pero de una manera discontinua.  Los anuarios de los cincuenta y sesenta no incluyen ningún dato real sobre la cuantía del ticket. Incluso en los setenta hay muchos años en los que se han encontrado muy pocos datos en la prensa.

Parar rellenar estas lagunas se recurrió a consular entradas reales conservadas por coleccionistas, museos y aficionados. Se lograron una gran cantidad de fechas y años, pero desgraciadamente muchas de las entradas eran “imitaciones”. Se trataba de boletos inventados para saciar el apetito de los coleccionistas. Sólo se anotaron aquellas que inequívocamente eran originales.

Por último, se recurrió a los anuarios, las tablas generales y otras fuentes como carteles, fotografías o diarios personales. Sin embargo no se encontró el precio exacto durante muchos años.

Las tablas que realizamos son incompletas e inconclusas pero, a la vez, útiles para otros investigadores y aficionados, por eso hemos decidido publicarlas. Nuestra intención no es mostrar el precio medio, sino de ofrecer precios reales y originales de las entradas de cine que hemos encontrado desde 1930 a 2013. En estos datos en los que indicamos el cine, el horario, la película y la sala. Es un trabajo colaborativo e inconcluso que esperamos otros retomen y aporten más datos para poder, algún día, tener una estadística más exacta del precio de las entradas de cine en España.

Acceso al documento.

Etiquetas:
Categorias: general