Badén inteligente

Por Konstantina Konstantopoulou , Licenciada en Ciencias Físicas (Departamento de Ciencia de Materiales, Universidad Politécnica de Madrid)

El desarrollo y la investigación en nuevos materiales pueden cambiar y facilitar mucho nuestra vida diaria. Un buen ejemplo de esto es el nuevo desarrollo realizado por la empresa española Badennova, el “Badén inteligente”.
Los badenes convencionales consiguen regular la velocidad de los vehículos pero a la vez producen frenadas bruscas, molestias a los usuarios, contaminación acústica y ambiental y el deterioro de los amortiguadores, independientemente de la velocidad a la que se atraviesen estos obstáculos.

Con el fin de evitar estos inconvenientes, la empresa Badennova en colaboración con investigadores de la Universidad de Málaga ha desarrollado el “Badén inteligente”. Este badén se diferencia de los convencionales por tener un comportamiento muy distinto al paso de los vehículos, dependiendo de la velocidad que lleva el vehículo. Si el vehículo pasa a baja velocidad, este badén no opone resistencia y no sufren las ruedas ni los amortiguadores y sobre todo los pasajeros. Cuando el vehículo pasa a velocidad superior a la recomendada, el badén se comporta como un badén convencional.

El nuevo badén consta de dos componentes diferenciados: un recipiente y el fluido que lleva en su interior. La clave para conseguir la respuesta deseada es que el fluido muestre una viscosidad diferente dependiendo del valor del impacto recibido por las ruedas del vehículo al circular este a diferente velocidad. Este fluido se trata de un material no-newtoniano, en el que las partículas que lo componen se encuentran en movimiento de manera habitual, con lo que se muestra como un líquido. Sin embargo, las partículas se alinean en el momento en el que el material recibe un impacto, pasando de manera inmediata a un estado sólido.

Badén inteligente

El desarrollo del fluido interno se ha conseguido partiendo de las investigaciones del Dr. D. Francisco José Rubio Hernández, profesor de la ETS de Ingeniería Industrial de la Universidad de Málaga. Gracias al uso de este material, se consigue que el badén no ofrezca ninguna resistencia al paso de los vehículos que respetan la velocidad indicada, pero sí supone un obstáculo para aquellos que no lo hagan. Por otro lado, un equipo de tres ingenieros trabaja, con el apoyo del centro Andaluz de Plástico y Tecnología, sobre el material envolvente, centrándose en su degradación, facilidad de instalación y reciclaje.

El “Badén inteligente” ha recibido los premios a la mejor Innovación Tecnológica, otorgado por la Fundación Española de Seguridad Vial (Fesvial) y a la Innovación Intertraffic 2010, en la categoría de seguridad por su innovador sistema.

Para más información: http://www.badennova.com/

 

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*