la cartografía colaborativa no se olvidó de Haití

Hoy en día ser voluntario puede adoptar múltiples formas. Una de ellas, y de gran valor humanitario y social, es la de la que posibilita la cartografía colaborativa. Gracias a aplicaciones sencillas y abiertas como Openstreetmap, todo el mundo puede mapear su zona y subirla a una plataforma común, de modo que en tiempo real se cree un mapa que refleje el estado actual de un territorio.

Este tipo de acciones son de gran utilidad en momentos donde la cartografía oficial no sirve,como por ejemplo los casos de emergencia tras una catástrofe natural. En estas ocasiones, cuando el territorio se reconfigura de un momento a otro,  los equipos de salvamento y reconstrucción necesitan mapas que representen fielmente el terreno tras la catástrofe. Y esos mapas solo pueden ofrecerlos las personas que los habitan y que se encuentran en esas zonas en esos momentos. Con solo un teléfono móvil o un ordenador pueden dar cuenta del estado del territorio y facilitar las tareas a los equipos correspondientes. Un magnífico ejemplo de colaboración en situaciones de emergencia a través de la cartografía.

A continuación ponemos un breve video que refleja la participación en la creación del mapa colectivo de Haití tras el terremoto. Una acción increíble y voluntaria que dio cuenta de los efectos devastadores del acontecimiento y aportó eficiencia y rapidez a las labores de rescate y reconstrucción.

Etiquetas: , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

(requerido)

(requerido)


*