web analytics

El Profesor Enrique Zuazua entrevistado por “El Cultural”

    El pasado domingo 7 de Octubre de 2007, la revista “El Cultural“, publicaba la siguiente entrevista al Profesor Enrique Zuazua:

    Computación, aeronáutica, clima. Estos son sólo tres de los ámbitos en los que las matemáticas pueden aportar una auténtica revolución. También serán algunos de los temas que se investigarán en el recientemente inaugurado IMDEA-Matemáticas de la Comunidad de Madrid. Enrique Zuazua, director de la institución e investigador de la UAM y recientemente galardonado con el premio Nacional de Investigación – junto a Ignacio Cirac, Luis A. Oro, Carlos M. Duarte y Daniel Ramón-, ha hablado con El Cultural sobre la situación actual de las matemáticas y sus aplicaciones prácticas.

    Nombres como Galileo, Leonardo Da Vinci o Pascal salpican la conversación con Enrique Zuazua (Eibar, 1961). Su trabajo al frente del IMDEA-Matemáticas de la Comunidad de Madrid irá encaminado hacia una investigación de élite y, al tiempo, conectar sus resultados con la realidad cotidiana. Por eso considera que “la ciencia moderna no sólo debe ser excelente en lo científico sino también en su contribución a la sociedad. Y las matemáticas no son ajenas a este complejo escenario”.

–¿Qué aporta el IMDEA-Matemáticas a esta disciplina y qué líneas de investigación tiene como prioritarias?

    Bueno, intentaremos crear una plataforma nueva en la investigación matemática más aplicada al I+D+i, más interdisciplinar, más computacional, sin descuidar los temas más clásicos de las matemáticas, los más fundamentales, poniendo siempre como condición la excelencia, la originalidad, que ha de ser siempre medida en el ámbito internacional. Como dijo el célebre geómetra Nikolay Lobachevsky, creador de la Geometría Hiperbólica, “no hay rama de las matemáticas que, por abstracta que sea, algún día no sea aplicable a fenómenos del mundo real”. Por tanto, si bien las aplicaciones están hoy ligadas a un área o campo de especialización específica, debemos estar abiertos a lo que pueda emerger en todas las demás.

El centro tendrá un comité científico internacional presidido por Juan José Manfredi, de la Universidad de Pittsburg. ¿Qué grado de coordinación habrá con otros organismos?

     IMDEA Matemáticas nace con su mirada puesta en el ámbito internacional al que pertenecemos todos los científicos. Ya desde la constitución de su Patronato y Comité (con la presencia de científicos de todo el mundo) nos estamos situando en un escenario de cooperación con las instituciones punteras. Eso está también plasmado en nuestro programa de trabajo en el que, en cada línea de investigación, habrá convenios con los centros tecnológicos y de computación de referencia. Respecto a Juan José Manfredi, le diré que una de sus grandes aportaciones ha sido, precisamente, la de trabajar en el ámbito de la cooperación.

¿Habrá intercambio de información con otros del entorno IMDEA? ¿Qué le hace distinto a otros centros de estas características?

    Una de las ventajas y hechos diferenciales de IMDEA-Matemáticas es el ser parte de una red que facilita enormemente la interacción con los demás institutos que cubren un amplísimo espectro científico. IMDEA-Matemáticas está en condiciones de cooperar con un buen número de ellos, abarcando desde las ciencias sociales hasta la nanotecnología, energía, las redes o el software. No en vano, como dijo Galileo Galilei, “el universo está escrito en lenguaje matemático”. Por su parte, Leonardo Da Vinci también señaló que “no hay certidumbre allí donde no puede ser aplicado el método matemático”.

    Ideas y computadores
¿Qué protagonismo tendrá el ámbito computacional? ¿Cambiará el mundo matemático?

    Las matemáticas se proyectan al futuro combinando ideas y abstracción por una parte y, desde mediados del siglo XX y de manera creciente, los ordenadores, por otra. Inicialmente ideados por Blaise Pascal y Alain Turing, su capacidad de cómputo es ahora vertiginosa y continua creciendo. Está por tanto cambiando la manera de investigar en matemáticas o al menos una manera de hacerlo. Por otra parte, la sociedad, los demás ámbitos de la Ciencia y en general del I+D+i, nos piden respuestas cuantificables, programables, que den lugar en tiempo finito y lo más breve posible a resultados cuantitativos, visualizables, manejables, que puedan ser usadas tanto en el diseño de los aviones como en los fármacos o los nuevos materiales. No podemos escapar a ese escenario. IMDEA-Matemáticas desea contribuir a él aportando nuevas infraestructuras que permitan constituir un genuino laboratorio de computación avanzada que responda a los retos que plantean los demás agentes del I+D+i. En este empeño colaboramos con OPI’s y empresas entre las que cabe destacar AIRBUS-E con quienes desarrollamos una novedosa investigación en el ámbito del diseño óptimo de formas en aeronáutica.

–¿Asistimos también a una revolución en la aeronáutica?

    Al menos no cabe ninguna duda de que los aviones forman parte cada vez más de nuestra vida cotidiana. Es pues obvio la importancia que tienen en la economía, que incluso está afectando nuestra cultura. Los avances tecnológicos son cada vez más evidentes, pero las exigencias no paran de crecer en lo relativo a seguridad, bajo consumo, menor ruido, etc. No nos cabe pues más remedio que aplicar el método científico al que antes aludíamos en el que las matemáticas tienen un papel central que desempeñar, complementario a lo que es el trabajo de la ingeniería, el más tecnológico pero relevante .

–¿Cómo pueden las matemáticas aportar información a temas tan de actualidad como el clima?

    El clima se modela con sistemas de ecuaciones en derivadas parciales complejos, pero ecuaciones al fin y al cabo, que describen cómo evolucionan la presión del aire, su temperatura, la circulación marina, la temperatura en superficie de tierra y mar y muchas otras magnitudes. Obtener predicciones fiables a largo plazo con esos modelos exige la utilización de la metodología que los científicos han desarrollado durante siglos y que se resume en modelización, análisis matemático y, hoy en día, como decíamos, computación y simulación en ordenador. Estas son las claves del método científico que habrá de ser aplicado en todos los ámbitos, desde el clima a las neurociencias, tal y como antes se ha hecho en los ámbitos más clásicos de la ingeniería o la economía.

    Falta de impacto
–¿Cómo ve en estos momentos las matemáticas españolas?

    Hemos pasado de porcentajes insignificantes hace una veintena de años a ser una potencia en volumen, rozando el 5%. Estamos, pues, en el grupo de los diez grandes. Pero es cierto que, aunque tenemos grandes investigadores en todas las áreas de las matemáticas, en media nos falta impacto y, en particular, más publicaciones en las mejores revistas.

–¿Cree que faltan “vocaciones” entre las nuevas generaciones?

    Faltan, sí, aunque confío en que en los próximos años veamos un resurgimiento de las mismas. Hoy en día un matemático tiene un espectro muy variado de posibilidades a la hora de desarrollar su carrera profesional. Lejos quedan los tiempos en los que los dos destinos posibles eran la docencia y la docencia, es decir la docencia universitaria o a otros niveles. Ahora los matemáticos se requieren en todos los ámbitos de actividad, desde los bancos hasta los gabinetes de asesores presidenciales de los gobiernos. Es el momento de las matemáticas y estoy seguro que los jóvenes sabrán reconocerlo.

–¿En qué aspecto concreto de las matemáticas hemos destacado especialmente?

    Tenemos individualidades, grupos y escuelas de gran visibilidad internacional en muchos campos. El Congreso Internacional de Matemáticos (ICM 2006) celebrado en Madrid en Agosto del 2006 fue una buena prueba de ello. El mero hecho de que la Unión Matemática Internacional eligiera Madrid como sede de su prestigioso congreso cuatrienal en el que se conceden, en particular, las Medallas Fields, en este caso de la mano de su Majestad el Rey, ya es una prueba de madurez. En este congreso tuvimos ocasión de escuchar a una decena de matemáticos españoles que ofrecieron conferencias invitadas en temas como las Ecuaciones en Derivadas Parciales, la Geometría, la Teoría del Control, las Probabilidades, el Análisis Numérico… Aquello fue una muestra de que contamos con científicos muy notables, de referencia internacional, en un amplio abanico de áreas de las matemáticas.

    Una prueba de madurez
–¿Marcó el congreso de Madrid un antes y un después en la historia de la disciplina?

    Fue una prueba de madurez que la comunidad matemática española superó holgadamente. No sólo los contenidos del congreso fueron de gran calidad sino que fue organizado de manera ejemplar por un comité que Manuel de León (CSIC) supo coordinar con maestría. Después de agosto del 2006 abrimos otro libro, el del futuro, aún por escribir. Queda mucho por hacer. El fascinante mundo de las matemáticas está más abierto que nunca, los retos intelectuales que se nos plantean son cada vez más policromáticos. Sin duda es un buen momento para que los jóvenes que hayan experimentado el gusto por las matemáticas se suban al tren. La inversión en I+D+i tiene que aumentar y las posibilidades de hacer una carrera, que ya son buenas hoy, han de mejorar aún más.

—————————————————————————————————————————–
La entrevista, realizada por Javier Lópex Rejas, está disponible en la página web de “El Cultural“.

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*