web analytics

¿Frialdad en la geometría? Pablo Palazuelo (1915-2007): In Memoriam

    Hace pocos días sufrimos la pérdida de un notable artista madrileño y universal: Pablo Palazuelo. Pintor, escultor, grabador… fue, sin lugar a dudas, un artista con mayúsculas en todas sus letras.  Su obra destaca al abrir nuevas vías para la abstracción, utilizando formas geométricas en su expresión artística. 

    Formado inicialmente como arquitecto, pronto abandona sus estudios y se dedica plenamente a la pintura. En el año 1948, llega a París donde tiene contacto con la obra de grandes artistas del momento (Kandinsky, Klee, Chillida, Mondrian…). Allí construye un estilo propio que le lleva al reconocimiento internacional, exponiendo en las mejores galerías y museos del mundo. En el año 2004 obtiene el Premio Velázquez (el Cervantes de las Artes Plásticas) por su magnífica trayectoria artística.

    Conocido como el poeta de la geometría me gustaría entresacar algunas de las frases de Palazuelo sobre este tema:

“ …En la corteza de esos árboles vi una serie de dibujos que se habían ido transformando de forma siempre distinta, de arriba abajo del tronco. Eran formas preciosas y geométricas, formaban una serie que yo podía entender … es como las conchas y los caracoles, que son pura geometría…”

“…Cuando descubrí que la geometría es lo que está en el fondo de la vida, que es lo que la construye, ¿cómo iba a pensar que la geometría es fría? ¿Es fría una flor, una semilla, un caracol maravilloso de la playa? ¿Es fría una estrella de mar? La geometría no es fría; lo será la geometría escolar, ésa donde algunos se han quedado”.

    Palazuelo se sorprende y emociona ante estos patrones geométricos que aparecen en la Naturaleza. Esta emoción también nos sigue embargando cuando nos maravillamos de cómo la geometría, y la matemática en general, describen el mundo físico que nos rodea (desde la mecánica cuántica para el mundo microscópico, a lo más amplio en la mecánica celeste o en la geometría del Big Bang). A ello debemos unir el placer estético de la demostración matemática, citando al gran matemático G.H Hardy:

    “…Un matemático, lo mismo que un pintor o un poeta es un constructor de configuraciones; su material básico son las ideas. Las configuraciones construidas por un matemático, lo mismo que las de un pintor o un poeta deben poseer belleza; las ideas, los colores y las palabras deben ensamblarse de un modo armónico. No hay un lugar permanente para las matemáticas desagradables desde el punto de vista estético”

    ¿No sería posible que nuestros alumnos disfrutasen de la geometría? ¿Que sintiesen emoción ante una demostración geométrica o matemática? Debemos alejarnos de la percepción de la geometría como una enumeración de figuras, muchas planas y, algunas en el espacio,  con un conjunto de propiedades aburridas. ¿Podrán nuestros alumnos, como le pasaba a Pablo Palazuelo,  emocionarse ante la belleza geométrica de la naturaleza?

    Percibo la sonrisa de algún profesor de secundaria, lector de este blog,  ante estas palabras, seguramente teniendo en mente las escasas horas de matemáticas de las que dispone y las dificultades que se encuentra para motivar (¡si es que le dejan!) a un cada vez más heterogéneo grupo de alumnos… pero de lo único que no debemos prescindir es de los sueños, a los que sin duda nos transporta nuestro ya añorado Pablo Palazuelo.

David Martín de Diego
SIMUMAT-CSIC

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Eso que comentas al final del artículo sobre mi adorado Palazuelo es lo que intento en mis clases de dibujo en un instituto de Carmona(Sevilla), mediante las clases y mi blog que te invito a visitar.

Un cordial saludo.

A través de pocos y aparentemente simples trazos nos regala sus conclusiones de la trascendencia del hombre y el universo. Nos da la tarea hecha y muy bien hecha.

(requerido)

(requerido)


*