web analytics

Archivo de agosto 16th, 2012

Nace el reconocimiento académico más lucrativo del mundo: Los premios de Física Fundamental

Se han otorgado por primera vez los Premios de Física Fundamental, un reconocimiento privado dotado con tres millones de dólares a los avances radicales y novedosos de este área. Dos de los nueve ganadores, Edward Witten y Maxim Kontsevich, son también medallistas Fields.

Maxim Kontsevich, uno de los matemáticos premiados, también medalista Fields

El nuevo Premio de Física Fundamental es, cuanto menos, llamativo: A diferencia del Nobel, las ideas de los científicos premiados no necesitan tener una verificación experimental en el momento de la entrega, y su cuantía duplica cualquier otro galardón académico.

También lo es su creador y por ahora, único juez, Yuri Milner. Milner (Moscú, 1961) estudiaba física en la universidad antes de abandonar la carrera para convertirse en un exitoso empresario e inversor de riesgo. Compañías como Facebook, Groupon y Twitter le ha permitido ganar millones de dólares y le han situado en 2010 como una de las 50 personas de negocios más destacadas (el único ruso), según la revista Fortune.

Pese a todo, sigue recordando la importancia y el valor de la ciencia fundamental y por ello, fundó los premios de Física Fundamental en 2012. “Esta búsqueda intelectual para comprender el universo que realmente nos define como seres humanos”, declaró Milner a The New York Times.

Milner quiso que el suyo fuera el galardón más lucrativo de todos los académicos: cada ganador recibe íntegramente tres millones de dólares, frente a a los 1,2 millones del Premio Nobel (generalmente dividido entre dos o tres personas) y los 1,7 millones del premio Tempelton, que se entrega a toda una trayectoria vital.

Milner se ha encargado personalmente de seleccionar al grupo inaugural, pero los futuros beneficiarios del premio, que se concederá anualmente, serán decididos por los ganadores anteriores. En este primer grupo los seleccionados han sido nueve. Dos de ellos cuentan ya con el mayor reconocimiento de las matemáticas: la medalla Fields.

Edward Witten

Matemáticas modernas para la física profunda

En el campo de la Física Fundamental, la matemática se entremezcla con la propia disciplina. Edward Witten, uno de los premiados, está acostumbrado a navegar entre ambos campos. Es físico de formación, pero a lo largo de su carrera las matemáticas han sido una herramienta fundamental para enfrentar sus investigaciones y también se han convertido en objetos de sus propios desarrollos. Su trabajos principales han sido, sobre todo, en la teoría cuántica de campos y la teoría de cuerdas, y en áreas relacionadas de la topología y de la geometría.

Witten fue el primer físico en ganar la Medalla Fields. Una de las contribuciones que le llevó a la medalla fue su sencilla demostración de la conjetura de masa positiva que ya había conducido a la Medalla Fields a Yau en 1982. La demostración utilizaba de una manera sutil la idea de la supersimetría. Esto se ha convertido en la pieza central de muchos trabajos posteriores de Witten.

Ha desarrollado la mayor parte de su labor científica en el Instituto de Estudios Avanzados de Princeton. Ha realizado grandes contribuciones a la física teórica de las partículas elementales y a la teoría cuántica de campos (en especial, en la cromodinámica cuántica).

Entre sus muchos trabajos de investigación están sus estudios sobre Supersimetría y sobre la teoría de Morse, su introducción de la teoría topológica cuántica y su trabajo de simetría especular y teoría de gauge, y su conjetura sobre la existencia de la teoría M.

Witten obtuvo la medalla Fields en 1990 y Kontsevich en 1998

Geometría de la física matemática

Maxim Lvovich Kontsevich (1964, ) es el segundo de los galardonados que tiene entre sus logros la Medalla Fields. Es profesor en el Institut des Hautes Études Científicas y profesor distinguido de la Universidad de Miami. Recibió el Premio Henri Poincaré en 1997, la Medalla Fields en 1998, el Premio Crafoord en 2008 y el Premio Shaw en 2012.

Su trabajo se centra en los aspectos geométricos de la física matemática, sobre todo en la teoría de nudos, cuantificación, y la simetría de espejo. Su resultado más famoso es una cuantificación de la deformación formal que se cumple para cualquier variedad de Poisson. También introdujo invariantes de nudos definidas por integrales complicadas análogas a las integrales de Feynman.

Sus dotes para la matemática afloraron pronto: obtuvo el segundo puesto en las Olimpiadas de Matemáticas de toda la Unión Soviética. Tras ello asistió a la Universidad Estatal de Moscú, pero abandonó los estudios en 1985 para convertirse en un investigador en el Instituto de Problemas de Transmisión de Información en Moscú.

En 1992 recibió su doctorado en la Universidad de Bonn, con una tesis en la que demuestra una conjetura por Edward Witten sobre la equivalencia de dos modelos gravitacionales cuánticos.

Ashoke Sen

Los primeros seleccionados

De los nueves galardonados, cuatro trabajan en el Instituto de Estudios Avanzados en Princeton: Nima Arkani-Hamed, Juan Maldacena, Seiberg Nathan y Edward Witten, del que ya se ha hablado. Su investigación se centra en teorías que tratan de unir las partículas básicas y fuerzas del universo, en particular con una maquinaria matemática conocida como teoría de cuerdas.

Juan Maldacena

Nathan Seiberg

Alan H. Guth, otro de los elegidos, profesor de física en el Instituto de Tecnología de Massachusetts, es el padre de la idea de la inflación cósmica, que afirma que hubo un período de expansión muy rápida en el primer instante del universo.


Además, están los físicos Andrei Linde, físico de Stanford, quien también trabajó en la inflación cósmica, Alexei Kitaev, profesor de física en el Instituto de Tecnología de California que trabaja en los ordenadores cuánticos y Ashoke Sen, un teórico de cuerdas de Instituto de Investigación Harish-Chandra en la India.

KItaev

Andrei Linde

Nuevas ideas que pueden no estar aun confirmadas experimentalmente

El proceso de selección, por ahora, no está del todo claro. Milner se negó a explicar en detalle cómo se seleccionaron los logros o por qué todos los ganadores son los hombres. “Yo realmente veo esto como un comienzo”, dijo Milner. “En el futuro será el comité quien haga estas consideraciones.”

Yuri Milner

De acuerdo con lo establecido, en los próximos años el premio se puede dividir entre varios ganadores, y un investigador podrá ganar más de una vez. Milner también anunció que habría un premio de 100.000 dólares para honrar a prometedores jóvenes investigadores.

A diferencia del Nobel, el Premio de la Física Fundamental sí lo pueden recibir científicos cuyas ideas aún no han sido verificadas mediante experimentos. Según Milner, a veces una idea nueva y radical “merece un reconocimiento inmediato, ya que amplía nuestra comprensión de por lo menos lo que es posible”.

Nima Arkani-Hamed

Por ejemplo, el bosón
Arkani-Hamed trabaja en las teorías sobre el origen del bosón de Higgs, la partícula cree que se han descubierto recientemente en el Gran Colisionador de Hadrones en Suiza, y sobre la forma en que colisionador podrían descubrir nuevas dimensiones.

Ninguna de sus teorías se han demostrado todavía. Dice que varias de ellas estaban “en el centro de todas las miradas” debido a los nuevos datos.

Los ganadores esperan que este nuevo premio ayude a aumentar el reconocimiento de la física y atraer a más estudiantes al campo. “Va a ser genial tener todos los años este escaparate de lo que está pasando en el campo,” dijo el Dr. Arkani-Hamed a The New York Times.

Más información:

Página web del Premio de Física Fundamental

Noticia en The New York Times

—-

Ágata A. Timón es responsable de Comunicación y Divuglación de ICMAT.

 

Etiquetas:
Categorias: General