web analytics

Archivo de julio 24th, 2013

“Los Problemas del Milenio son telescopios para ver a lo lejos en la investigación matemática”

Selección de los ICMAT Newsletter

El Instituto de Ciencias Matemáticas (ICMAT) publica cada tres meses un boletín con el que quiere mostrar a la comunidad científica y a todos aquellos interesados la actividad investigadora de excelencia que se lleva a cabo en el centro. En él se incluyen reportajes sobre grandes eventos, programas, líneas y resultados de investigaciondel ICMAT, noticias de acutualidad matemática, agenda, entrevistas a importantes matemáticos que pasan por el centro… Dentro de este último apartado, en el primer número (enero-marzo2013) se publicó la entrevista a David Ellwood, en aquel momento director científico del Instituto Clay, que reproducimos a continuación, en la nueva sección de “Selección de los ICMAT Newsletter” del blog.

Ágata A. Timón. Enero-marzo de 2013.

El Instituto Clay fue la primera fundación privada dedicada a la investigación en matemáticas. David Ellwood estuvo en el centro desde sus orígenes y ostentó el puesto de Director Científico de 2003 a 2012. Ellwood se doctoró en Física Matemática en el Imperial College (London), pero pasó la mayor parte de su tiempo trabajando bajo la tutela del matemático Alain Connes en París. Obtuvo una beca  Marie Curie Fellow en el Institut de Mathématiques de Jussieu (Universidad de Sorbonne – UPMC), fue profesor invitado en el Institut des Hautes Études Scientifiques, y ha ocupado cargos en el ETH (Zurich), la Universidad de Strasbourg, y la Universidad de Harvard, donde actualmente es un profesor invitado. Su carrera como investigador se ha centrado en la geometría no conmutativa, aunque admite que durante estos años su trabajo para el Instituto Clay le ha dejado poco tiempo para los placeres de la matemática. Ellwood ha organizado decenas de congresos y workshops alrededor del mundo, relacionados con casi todas las ramas de la matemática pura. Aprovechado su visita al Instituto de Ciencias Matemáticas con motivo del Workshop Periods and Motives: A Modern Perspective on Renormalization, que tuvo lugar entre el 2 t el 6 de julio de 2012, tuvimos la ocasión de hablar con Ellwood sobre la financiación privada de la ciencia y el trabajo del Instituto Clay. 

¿Puede describirnos el Instituto Clay de Matemáticas (CMI, por sus siglas en inglés)?

El CMI nació de la visión de su fundador, Landon Clay, y de su primer presidente, Arthur Jaffe de la Universidad de Harvard sobre la promoción de la matemática. Uno de los criterios fundamentales del CMI es que no compite con otros institutos de matemáticas, sino que colabora con ellos, lo que le ha permitido desarrollar una importante presencia global, a pesar de tener una pequeña base física. Su objetivo es buscar las mejores oportunidades allá donde estén, los puntos de inflexión y las figuras claves que sean esenciales para el avance de la investigación matemática.

¿No hay una sede del CMI?

Nuestra oficina administrativa fue ubicada en Cambridge (Massachusetts) entre 1999 y 2012, pero nuestro enfoque siempre ha sido hacia la comunidad matemática mundial. Ahora tenemos un nuevo presidente, Nicholas Woodhouse de la Universidad de Oxford, donde tiene su oficina, así que estaremos aun más deslocalizados. Somos una institución americana con el presidente en Europa.

El Instituto Clay es una institución americana con el presidente en Europa.

¿Cómo se escoge al presidente de la CMI?

Lo selecciona la Junta de Dirección, que se compone de los miembros de la familia Clay; concretamente, Landon Clay, Livinia Clay y Thomas Clay.

¿Qué perspectivas de futuro tiene la institución?

Nuestro deseo es aferrarnos al pulso de la innovación matemática y poder responder rápidamente al cambio, lo cual es la fuerza vital en todo campo de la investigación. El CMI tiene un base administrativa reducida y muy pocas formalidades, de manera que podemos ser muy ágiles y capaces de aprovechar las oportunidades que se ofrezcan. De esta manera podemos hacer las cosas para complementar las instituciones grandes y las agencias gubernamentales; ese es nuestro principio.

El CMI tiene un base administrativa reducida y muy pocas formalidades, podemos ser muy ágiles y aprovechar las oportunidades que se ofrezcan

¿Puede describirnos algunas de las próximas oportunidades?

Con un nuevo president en Oxford, seguro que hay mucha actividad nueva en Europa. La gente joven tendría que prestar una atención particular a nuestros Clay Research Fellowships, que son contratos posdoctorales que pueden desarrollarse en cualquier parte del mundo.

¿Cuál cree que es el papel de la investigación matemática frente a los desafíos globales, como por ejemplo el medio ambiente, el clima, la energía, los recursos alimenticios, etc.?

Ahora mismo está a punto de empezar una iniciativa global que se llama ‘Matemáticas del Planeta Tierra 2013’, (MPE2013) [observación: empezó en 2013] y me ilusiona ser miembro de su comité científico ejecutivo. Estamos intentado unir a todos los centros de matemáticas para hacer un esfuerzo conjunto y coordinarse, porque, como comunidad, tenemos mucho que aportar a los múltiples desafíos que acarrea la vida sobre nuestra planeta; más de lo que estamos haciendo hasta ahora. Los muy complejos problemas a los que se afrentan tanto los países industrializados como los que están en vías de desarrollo ya no pueden considerarse “un problema ajeno”, sino que son nuestros problemas, y tenemos que trabajar todos juntos para resolverlos. El MPE2013 representa el primer paso hacia el enfoque de toda la comunidad matemática mundial para que aborde conjuntamente los retos de la humanidad.

La comunidad matemática tiene mucho que aportar a los múltiples desafíos que acarrea la vida sobre nuestra planeta

¿Puede identificar algún campo en el que las matemáticas puedan ser especialmente útiles durante los próximos años?

La investigación pura está llena de sorpresas, y muy a menudo los descubrimientos surgen de las nuevas ideas y los vínculos entre campos de investigación muy diversos. La investigación aplicada, como la modelización en el cambio climático. pueden conducir a avances en otras áreas y en nuevas ramas de las matemáticas. Sólo hay que pensar en el trabajo pionero del meteorólogo Edward Norton Lorenz, cuyo estudio sobre la modelización del clima estableció los cimientos de la teoría del caos. La celebración del MPE2013  nos llama la atención sobre muchos retos matemáticos: el diseño de ciudades inteligentes, la predicción de catástrofes naturales, epidemiología y la resolución de las exigencias energéticas del futuro… los matemáticos estamos encontrando nuevas perspectivas para estos desafíos. Matemáticas en el Planeta Tierra 2013 es sólo el principio, pero esperamos que atraiga a un colectivo matemático más amplio para que se involucre a la tarea.

También es importante el desarrollo de las matemáticas como ciencia pura, ¿cuál es la implicación del CMI en este tema?

El CMI se dedica fundamentalmente a la matemática pura, a la investigación básica. Uno de los retos en este tipo de investigación es que no está fundamentado en la experimentación, y a veces es difícil desarrollar una intuición para los problemas buenos. En la ausencia de problemas prácticos que sirvan para orientarse, los matemáticos tienen que aprender a saber a donde dirigir su atención. Nosotros, por ello, seleccionamos los problemas del Milenio, no precisamente como objetivos para las matemáticas del siglo XXI, sino para celebrar el poder duradero de los grandes problemas de la investigación matemática.

¿Quisieron marcar unas guías para la investigación matemática pura?

Estos problemas profundos [los Problemas del Milenio], son como telescopios,  a través de los cuales puedes mirar y ver a lo lejos. Además, también quisimos mostrar al público general que la investigación pura en matemática es una ciencia vibrante y apasionante cuyos retos se extienden por los siglos y así hacer que el público en general participara en la intriga de nuestra investigación. Además, al ofrecer un premio para la resolución de estos problemas quisimos demostrar el valor intrínseco de la investigación pura de una manera que todo el mundo pudiera entender (un millón de dólares).

Al frecer un premio por la resolución de los problemas del milenio quisimos demostrar el valor  de la investigación pura de una manera que todo el mundo pudiera entender (un millón de dólares).

¿Qué piensa usted acerca de la situación actual de financiación de la ciencia básica, sobre todo en Europa y EE.UU. y el papel de las instituciones privadas como el CMI?

El CMI constituye un modelo innovador que luego ha sido adoptado por otros institutos, y esperamos que en el futuro serán  muchos más. En EEUU es más común contar con fondos privados de la ciencia, pero el CMI fue la primera fundación basada en una financiación privada completa, de un único donante. Tenemos unos costes operativos muy bajos y nuestros fondos están destinados directamente a los matemáticos y su actividad. Al colaborar con otros institutos, podemos contribuir nuevas actividades a las muchas excelentes instituciones alrededor del mundo, además de responder con agilidad a las ideas y tendencias de más actualidad de la investigación matemática.

¿Cuál es su relación con las agencias públicas?

Las agencias financiadas por el estado tienen el papel principal, y eso es apoyar la ciencia a su máxima escala. Pero cuando surgen oportunidades especiales los donantes particulares pueden hacer un gran impacto. Lo que hace que una comunidad sea vibrante y una nación sea exitosa es la capacidad de ir muy rápido en determinadas direcciones.

 Las agencias públicas tienen el papel principal: apoyar la ciencia a su máxima escala. Pero cuando surgen oportunidades especiales los donantes particulares pueden hacer un gran impacto.

¿Cuál será el papel de la financiación privada en el marco de crisis?

Con la crisis financiera es aun más importante la financiación privada para poder seguir adelante con el desarrollo científico. Esperamos que el éxito del CMI sirva de inspiración para que colaboren otros donantes.

De izda a dcha: Kurusch Ebrahimi-Fard (ICMAT),Javier Fresán (U. Paris 13), Spencer Bloch (U. Chicago), Antonio Córdoba (ICMAT) y David Ellwood en el Workshop de Periodos y Motivos que tuvo lugar en el ICMAT del 2 al 6 de julio de 2012.

¿Cuál es su relación con el ICMAT?

Yo he acudido a este workshop ((Workshop Periods and Motives: A Modern Perspective on Renormalization) no como representante del CMI sino como investigador, por mi interés en el tema y por la gran calidad de las conferencias.

¿Qué le ha parecido el instituto?

Esta es mi primera vez en el ICMAT, mi impresión es que aquí tenéis una infraestructura maravillosa. Me parece estupendo que la agencia científica española (Consejo Superior de Investigaciones Científicas) y las universidades se hayan unido para crear una iniciativa como esta. Es un momento muy emocionante para el ICMAT, es un tiempo de desarrollo y crecimiento.

¿Cuáles son sus principales intereses como investigador?

La geometría no conmutativa, las álgebras de operadores y la física matemática: la idea básica de la geometría no conmutativa es de tomar conceptos de la geometría clásica y llevarlos a las espacios no conmutativos. Además, las relaciones estrechas con la física cuántica, que a mi siempre me fascinó, son muy misteriosas. Siempre me he sentido muy atraído por las cosas misteriosas, y la geometría no conmutativa arroja una luz nueva sobre los espacios virtuales de la teoría cuántica y su interpretación filosófica.

Entonces, ¿por qué escogió matemáticas, entre todos los misterios?

Por una lado, era compatible con mi personalidad, y por otro, es una carrera profesional muy interesante. Las matemáticas, además de ofrecerte grandes retos y la posibilidad de conocer a mucha gente, son capaces de proporcionar grandes beneficios a nuestra sociedad.

¿Cómo pasó de la investigación a la dirección del CMI??

Estaba trabajando en Harvard, y el primer presidente del CMI me invitó a trabajar con él y empezar a construir el CMI. Tuve la suerte de estar en el CMI desde sus inicios y ayudar así a moldear el futuro de nuestros programas.

¿Todo esto le deja tiempo para seguir investigando?

La verdad es que actualmente no tengo tanto tiempo como me gustaría para investigar, pero al trabajar al lado de tantos matemáticos brillantes organizando programas en muchas ramas de la investigación ha sido muy gratificante. Como profesor invitado en Harvard el año que viene, espero poder volver a algunos de los problemas de la investigación que tanto me apasionan.

Boletín ICMAT

El Instituto de Ciencias Matemáticas (ICMAT) lanza este boletín con el que quiere mostrar a la comunidad científica y a todos aquellos interesados en el avance de esta disciplina la actividad investigadora de excelencia que se lleva a cabo en el centro. En él se incluirán, además, contenidos matemáticos divulgativos dirigidos al público general. El boletín quiere ser un reflejo de lo que ocurre en el ICMAT y, de manera más amplia, en un centro de excelencia de investigación matemática. Se presentarán temas de interés relacionados con la investigación matemática actual, la actividad científica del centro y algunos de los perfiles desatacados de la comunidad científica.

Los autores de estos artículos son los propios investigadores del Instituto u otros matemáticos que colaboren con el ICMAT, además de un equipo especial dedicado a la comunicación de las matemáticas.

Puede suscribirse a la lista de distribución en este enlace

Puede descargar los números publicados hasta ahora:

Primer número. Primer trimestre 2013

Segundo número. Segundo trimestre 2013

Etiquetas:
Categorias: General