Archivo de octubre, 2013

“Hay que transmitir cómo el descubrimiento matemático es similar a explorar un territorio desconocido”

Francisco Villatoro (1969, Málaga), es profesor de Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial en la Universidad de Málaga, y autor del blog Francis (th)E mule Science’s New. Presenta su blog como “relatos breves sobre Ciencia, Tecnología y sobre la Vida”, en los que el protagonismo los tienen las ciencias básicas, con énfasis en física y en matemáticas. Sus labores de divulgador también se extienden en la sección ¡Eureka¡ del programa La Rosa de los Vientos, de Onda Cero, en el portal de divulgación Naukas y en su activo perfil de Twitter. Como usuario y conocedor de las redes sociales para divulgar las matemáticas, Villatoro será uno de los participantes en la mesa redonda “Matemáticas y Redes Sociales” organizada por el Instituto de Ciencias Matemáticas (ICMAT) el próximo martes 5 de noviembre en la Residencia de Estudiantes, en el contexto de la Semana de la Ciencia y la Tecnología. Antes del encuentro, contestó por correo electrónico las siguientes preguntas planteadas por Matemáticas y sus Fronteras.

¿Cómo llegó al campo de la divulgación?
No recuerdo cuando empecé a consumir divulgación científica. Soy de la generación que se crió con “El Hombre y la Tierra” de Félix Rodríguez de la Fuente, que babeó con “Cosmos” de Carl Sagan y que disfrutó de series de divulgación como “El Universo Mecánico”. Por ello el gusanillo de contribuir como divulgador científico lo he tenido desde siempre. Mi labor es conocida desde que nació mi blog “La Ciencia de la Mula Francis” el 1 de enero de 2008, pero desde que empecé a trabajar en la universidad como becario de investigación en 1993 y luego como profesor en 1996 realicé diversas labores de divulgación: impartí conferencias, organicé junto al profesor Rafael Miranda unas mesas redondas de Relatividad y Mecánica Cuántica en la Universidad de Málaga y escribí algunas colaboraciones en prensa.

Mi faceta de investigador es mi seña de autenticidad [como divulgador]

¿Qué relación tienen para usted su faceta de investigador y de divulgador?

Mi recomendación es que todo investigador que divulgue de forma asidua se centre en los temas relacionados con su faceta investigadora, sin embargo, yo no predico con el ejemplo. Mi labor divulgadora es muy intensa, en media escribo unas dos entradas en mi blog cada día, sin embargo, mi producción científica se reduce a unos pocos artículos en revistas científicas al año. Por eso yo no centro mi divulgación en los temas en los que investigo. Lo que no quita que mi formación como investigador trascienda toda mi labor divulgativa y marque mi estilo. Por ello mi faceta de investigador es mi seña de autenticidad.

¿Cómo se valora en el ámbito académico su trabajo de divulgación?

La divulgación no se valora en nuestro país. En el Curriculum Vitae sólo se puede incluir en el apartado de “Otros méritos”. Sin embargo, muchos compañeros de trabajo me siguen en mi blog y me comentan a pie de pasillo, o en la cafetería, algunas de mis entradas. También se valoran las charlas de divulgación que imparto de forma habitual. Más aún, desde que empecé con la sección ¡Eureka! en el programa de radio “La Rosa de los Vientos” de Onda Cero, he observado que muchos compañeros, incluidos los que tienen altos cargos académicos, que desconocían mi trabajo de divulgación, ahora se interesan por ella. Por supuesto, es muy gratificante el apoyo de los compañeros, pero de forma oficial en el ámbito académico, por ahora, el reconocimiento brilla por su ausencia.

Es muy gratificante el apoyo de los compañeros, pero el reconocimiento de la divulgación de forma oficial en el ámbito académico, por ahora, brilla por su ausencia

¿Qué tipo de contenidos matemáticos cree que son susceptibles de comunicarse para público general?

El público general tiene mucho miedo a las matemáticas y hay un excesivo anumerismo. Lo más importante es mostrar que las matemáticas que les obligaron a estudiar en Educación Básica y Secundaria son necesarias para la vida diaria. Estamos rodeados de matemáticas por doquier, pero alguien nos tiene que abrir los ojos para que las veamos.

Sin embargo, su labor divulgativa no va en esta línea.

Yo creo que se puede divulgar todo, sin excepción, desde los resultados matemáticos más abstractos (como la demostración de la conjetura de Poincaré de Grigori Perelman) hasta las aplicaciones más novedosas (como el modelado numérico del flujo cardíaco en un paciente concreto a partir de medidas tomográficas de su corazón).

¿Cómo selecciona los contenidos que divulga en su blog?

Mi público objetivo son estudiantes y profesores universitarios con acceso web a artículos de revistas impactadas. Me lee mucha más gente (mi blog ha superado los ocho millones de entradas vistas), pero para la mayoría debo ser muy difícil de entender. Mi objetivo es motivar la lectura de artículos científicos relevantes o curiosos, presentando un breve resumen de lo que me ha resultado más llamativo tras su lectura tratando de poner un poco de miel en los labios del lector. Por ello selecciono los contenidos leyendo los índices de contenidos y los resúmenes de los artículos de revistas técnicas como Nature, Science y PNAS, así como revistas divulgativas como Notices of the AMS o Physics Education. También sigo las noticias de actualidad por Twitter, varios foros de noticias y blogs de otros divulgadores.

 Estamos rodeados de matemáticas por doquier, pero alguien nos tiene que abrir los ojos para que las veamos.

¿Se ha encontrado con temas que no ha podido abordar en la comunicación pública?

Nunca. Hay temas que no he querido abordar, por diferentes razones, y temas que me ha costado mucho trabajo enfocar de forma adecuada, pero nunca he tenido la sensación de que hubiera un tema que no pudiera abordar. Quizás por mi atrevimiento a veces meto la pata, pero con mucha honra, como se dice en Andalucía. Por supuesto, dado que mi blog utiliza la jerga técnica sin rubor, a mí me resulta muy fácil abordar temáticas de alto contenido técnico (incluso cuando no domino los detalles más especializados). Para mí lo más importante es interesar y motivar al lector. Muchos lectores tienen dificultades para entender el lenguaje de mis entradas, pero trato que en ellas aparezcan las palabras clave que les ayuden a realizar una búsqueda en la web si les he motivado a profundizar más.

 Nunca he tenido la sensación de que hubiera un tema que no pudiera abordar.

¿Cree que la comunicación de las matemáticas presenta más dificultades frente a las otras ciencias?

No creo que presente más dificultades. En todas las ciencias básicas hay temas fáciles de divulgar y temas que requieren un mayor esfuerzo. Se puede divulgar cualquier tema matemático, incluso los más abstractos. Además, se puede hacer incluso con humor, buenos ejemplos son la explicación de las triangulaciones de Delaunay de Clara I. Grima o de la estructura de Weaire-Phelan de Eduardo Sáenz de Cabezón, ganador de Famelab España 2013. Mucha divulgación en el caso de las matemáticas se centra en los personajes, en las historias de los matemáticos, omitiendo sus contribuciones. Pero la razón no es que sea difícil hacerlo, sino que se requiere un esfuerzo por parte del divulgador, que debería dominar dichas técnicas matemáticas, al menos desde un punto de vista general.

Y hablando de resultados actuales, si un resultado no tiene aplicaciones, ni es la solución a un teorema con historia, ¿se puede transmitir? ¿Cómo?

Los resultados matemáticos no están aislados, tienen un contexto. Lo más fácil es transmitir el contexto del problema, qué caminos se están siguiendo para resolverlo, qué aporta el nuevo resultado y en qué puede ayudar en el camino hacia la solución del problema. Los artículos técnicos rara vez describen el contexto, porque se asume que todos los lectores ya lo conocen. Sin embargo, el público general lo desconoce y el divulgador tiene la obligación de sacarlo a relucir.

La línea argumental más sencilla es la del esfuerzo colectivo por resolver el problema. Hay que transmitir cómo los avances se van logrando paso a paso y cómo el descubrimiento matemático es similar a la exploración de un territorio desconocido. Poco a poco nos vamos adentrando en sus confines, realizamos una taxonomía de lo que encontramos, descubrimos las leyes que rigen dicho territorio y vamos culminando hitos, a veces pequeños, como saltar una piedra en el camino, y otras veces grandes, como coronar una cumbre. En mi opinión, la manera más fácil de transmitir un resultado matemático es usar el método científico, como en cualquier otra ciencia básica. Y sobre todo, hacerlo con pasión y disfrutando.

¿Qué estrategias le han resultados más útiles para hablar de matemáticas?

Me resulta difícil contestar a esta pregunta. Cada resultado a divulgar requiere plantear una estrategia específica. Sin embargo, lo más socorrido son las historias de matemáticos y la importancia de sus colaboraciones con otros a la hora de obtener resultados relevantes. También utilizo mucho las figuras, sobre todo cuando son llamativas, para motivar la discusión.

¿Qué canales cree que son más oportunos?

Creo que todos pueden ser utilizados. Cada uno tiene sus características, no es lo mismo divulgar en un podcast o en la radio, que tiza en mano ante una pizarra o en una conferencia pública con un powerpoint, pero aprovechando lo que ofrece cada canal, todos son igualmente oportunos. La clave es tener algo apasionante que transmitir y ponerle mucha pasión al hacerlo.

 La situación actual [de la divulgación matemática en España] me parece prometedora

¿Cómo valoraría la situación de la divulgación matemática en España? ¿Cree que se debería involucrar a más gente en estas labores? ¿Cómo?

La situación actual me parece prometedora. En la última década se ha avanzado mucho, pero todavía queda mucho camino por recorrer. Hay muchos blogs (basta ver las entradas en los Carnavales de Matemáticas), iniciativas de profesores (como la sociedad andaluza Thales), iniciativas públicas (como divulgaMAT de la RSME), pero me gustaría que hubiera aún más. El ICM 2006 en Madrid puso a las matemáticas en primera plana de todos los medios, pero iniciativas como 2013, Año Mundial de la Matemática del Planeta Tierra, no han tenido demasiada repercusión. Por otro lado, la mejor manera de que salgan a relucir divulgadores geniales es que haya una gran masa de divulgadores. Para involucrar a más gente hay que poner en valor la divulgación desde las instituciones públicas. Algunos profesores de centros educativos (en secundaria y universidad) están realizando una gran labor, pero rara vez tienen un apoyo institucional que les ampare. Habría que incentivar de alguna forma la divulgación.

¿Qué papel juega internet en la divulgación actual?

Hoy en día es imposible concebir la comunicación científica sin la web. En mi opinión es su nicho natural porque todo el mundo que busca información recurre siempre a la web. El único problema es que la divulgación en la web se busca, y uno no se la encuentra, como puede ocurrir en la televisión o en la radio. Los que más consumen divulgación en la web son los aficionados a la divulgación y se forma cierto círculo vicioso. Pero para la formación de vocaciones científicas la divulgación en la web es fundamental, pues todos los jóvenes tienen acceso a través de ella toda la cultura científica de la humanidad.

Creo que los Cursos Masivos Online Abiertos (MOOC) van a revolucionar la educación y la comunicación científica

¿Qué desarrollos cree que tendrán más importancia en la divulgación de las matemáticas en el futuro?

¡Qué pregunta más difícil! No lo sé, predecir el futuro es imposible, sólo se puede predecir el pasado. En serio, creo que los Cursos Masivos Online Abiertos (MOOC) van a revolucionar la educación y la comunicación científica. Ahora mismo la mayoría están en inglés, pero casi todas las universidades españolas se están incorporando a esta iniciativa y seguramente los centros de educación secundaria también lo acabarán haciendo. Los próximos lustros prometen toda una revolución en la comunicación de la cultura científica y en particular en la divulgación de las matemáticas. El futuro de los MOOC pasa por el desarrollo de nuevas herramientas de búsqueda de información dentro del material audiovisual de estos cursos, que revolucionarán la manera en la que el público general busca información en la web. Hoy en día sigue siendo difícil encontrar una fórmula matemática o el enunciado de un teorema en la web, pero llegará un día que será tan fácil como buscar la historia de Poincaré y el autobús.

¿Cuáles son sus divulgadores o proyectos de divulgación favoritos?

Me gusta quien hace un buen trabajo y hay mucha gente haciendo divulgación de calidad de las matemáticas. En la blogosfera destaca con luz propia Miguel Ángel Morales Medina, cuyo blog Gaussianos es imprescindible, que también ha sido editor del Boletín de la RSME. El Carnaval de Matemáticas, iniciativa de José Antonio Prado Bassas, y su blog Tito Eliatron Dixit, son también muy destacables. Le tengo un especial cariño a Clara Isabel Grima Ruíz y su inmensa labor junto a Raquel García Ulldemolins en Mati y sus mateaventuras, JotDown, CienciaXplora, 20minutos, Naukas, y demás. Fuera de la web hay muchas iniciativas que habría que destacar, pero me centraré en dos: el Centro Virtual de Divulgación de las Matemáticas (Divulgamat) y la Revista Epsilon de la Sociedad Andaluza de Educación Matemática Thales. Soy un apasionado lector de ensayo y  divulgación científica. Podría destacar muchos autores, pero me centraré sólo en dos. La labor de Claudi Alsina i Català, que no tiene parangón, y la del argentino Adrián Arnoldo Paenza. Me dejo en el tintero a mucha gente. Hoy en día hay muchos divulgadores y muchos proyectos de divulgación de calidad, pero la sociedad demanda aún más.

Más información

Mesa redonda: “Matemáticas y redes sociales”.

Martes 5 de noviembre, 19:30.

Residencia de Estudiantes del CSIC (c/Calle del Pinar, 21-23, 28006 Madrid)

 

¿Qué tienen que ver las matemáticas y las redes sociales? Las redes sociales son grandes y complejas estructuras, y las matemáticas son una herramienta fundamental en su estudio. Por otro lado, observando el contenido de la comunicación en las redes, las matemáticas han encontrado en estas plataformas un medio perfecto para proveer directamente, sin intermediarios, contenidos teñidos de matemática y romper así con los prejuicios del público general y los medios a esta disciplina. En esta mesa redonda, formada por investigadores y comunicadores, exploraremos la doble relación entre estas dos realidades: (1) Matemáticas en las redes sociales: ¿qué dicen las redes sociales de las matemáticas? (2) Redes sociales en las matemáticas: ¿qué dicen las matemáticas de las redes sociales?

Participantes: José Antonio Prado Bassas (Universidad de Sevilla, Tito Eliatron), Clara Grima (Universidad de Sevilla, Mati y sus Mateaventuras), Daniel Mediavilla (Materia), Esteban Moro (Universidad Carlos III de Madrid) y Francisco Villatoro (Universidad de Málaga, Frances (th)E-mule). Modera la mesa Ignacio Fernández Bayo (AECC, Divulga).

Otras entrevistas a divulgadores de las matemáticas en Matemáticas y sus Fronteras:

- José Antonio Bassas, autor del blog Tito Eliatron: I y II.

- Miguel Ángel Morales, autor el blog Gaussianos.

- Clara Grima, profesora e investigadora en la Universidad de Sevilla y autora de las mateaventuras  del personaje de divulgación, Mati.

- Javier Peláez, cuarta parte del portal de divulgación Naukas y autor del blog Aldea Irreducible

- Raúl Ibáñez, Profesor de matemáticas en la Universidad del País Vasco (UPV-EHU) y divulgador de las matemáticas: I y II

- Marcus du Sautoy, investigador y divulgador de matemáticas, que acaba de publicar su tercer libro, ‘Los misterios de los números’.

- Claudi Alsina, catedrático de matemáticas de la E.T.S. de Arquitectura de Barcelona en la Universidad Politécnica de Cataluña.

- Antonio José Durán Guardeño, Catedrático de Análisis Matemático de la Universidad de Sevilla, apasionado de la Historia de las matemáticas, novelista y divulgador.

Etiquetas:
Categorias: General

Laboratorios ICMAT, la captura de cerebros

El Instituto de Ciencias Matemáticas (ICMAT) publica cada tres meses un boletín con el que quiere mostrar a la comunidad científica y a todos aquellos interesados la actividad investigadora de excelencia que se lleva a cabo en el centro. En él se incluyen reportajes sobre grandes eventos o temas de investigación, programas, líneas y resultados de investigacion del ICMAT, noticias de acutualidad matemática, agenda, entrevistas a importantes matemáticos que pasan por el centro… En el tercer número se publicó “Laboratorios ICMAT, la captura de cerebros”, en el que se presentaba este programa científico que establece vías de colaboración entre el ICMAT e investigadores internacionales líderes en sus respectivos campos. Reproducimos a continuación el contenido en la  sección de “Selección de los ICMAT Newsletter” del blog.

Ignacio Fernández Bayo

Durante los años de bonanza económica previos a la crisis, el crecimiento de la ciencia española hizo pensar que podíamos empezar a atraer a algunos de los mejores investigadores extranjeros. La cruda realidad ha dificultado esta posibilidad y ha recrudecido el fenómeno contrario, el que ha afectado tradicionalmente a nuestro sistema de I+D: la llamada fuga de cerebros. Está claro que nuestro país no ha sido nunca un paraíso para las grandes figuras de la ciencia mundial, porque difícilmente podemos competir en instalaciones, en salarios ni en ambientes de alta competitividad con las instituciones estadounidenses, japonesas y europeas. Hoy, contratar a los más destacados está fuera del alcance de la mayor parte de nuestros centros de investigación, pero el Instituto de Ciencias Matemáticas ha abierto una rendija para conseguirlo, una herramienta innovadora denominada Laboratorios ICMAT, que permite atraer y mantener a algunos de los matemáticos más señeros.

Charles Fefferman, catedrático en la Universidad de Princeton y medalla Fields 1978, es uno de los más reconocidos matemáticos actuales, cuyas investigaciones han tenido y tienen un gran impacto en muy diferentes campos: análisis, ecuaciones en derivadas parciales, análisis de Fourier, física matemática, dinámica de fluidos, redes neuronales y geometría diferencial. Fefferman es, además, director del primero de los Laboratorios ICMAT. Otras cuatro estrellas del firmamento matemático se han unido a él, Marius Junge, Nigel Hitchin, Viktor Ginzburg y Stephen Wiggins, el último en incorporarse, este mismo verano.

Miembros del Laboratorio Charles Fefferman.

La fórmula consiste en formar un equipo para trabajar en un determinado proyecto o línea de investigación, dirigido por un eminente matemático, junto con un investigador senior del ICMAT y otros investigadores, tanto predoctorales como postdoctorales. “El líder internacional, que da nombre a cada laboratorio, se mantiene en permanente contacto con el grupo, realiza al menos una estancia de dos o tres meses al año y acude a otras actividades que organiza cada laboratorio, como simposios, talleres, cursos y reuniones de trabajo”, dice Manuel de León, director del ICMAT. Además, añade, “nuestros investigadores les visitan a ellos e interaccionan con sus equipos”. Es casi como tener contratada a una eminencia por un coste realmente bajo, ya que “ellos no reciben remuneración por su colaboración, aunque se les pagan los viajes, estancias y los cursos y conferencias, claro”.

El Laboratorio Charles Fefferman dio sus primeros pasos en el año 2011, tras un acuerdo del ICMAT con la Fundación General CSIC, que “buscaba alguna fórmula sustitutiva de la contratación permanente y de las estancias de sabáticos. Ellos le pusieron el nombre de laboratorios, con la idea de hacer contratos de cinco años con una dedicación de unos meses cada año, para trabajar con un equipo local –dice Manuel de León-. Nos propusieron crear un laboratorio piloto, se lo propusimos a Fefferman y aceptó encantado”.

“Nosotros llevábamos muchos años colaborando con Fefferman. Teníamos una relación consolidada y el laboratorio ha servido para ponerle nombre a esa actividad conjunta”, explica Diego Córdoba, el responsable local del laboratorio. “Estamos interesados en problemas analíticos que provienen de la mecánica de fluidos; en particular la existencia o no de soluciones de modelos que describen la dinámica de fluidos incompresibles. Uno de los frutos más recientes de la colaboración es que hemos obtenido resultados importantes en el estudio de la formación de singularidades en la dinámica de interfases en un fluido incompresible”. El equipo se completa con los investigadores Francisco Gancedo, Angel Castro, Javier Gómez-Serrano, Tania Pernas, Alberto Martin y Rafael Granero.

Los restantes laboratorios tuvieron que esperar al año 2012, cuando se dispuso de fondos suficientes para crearlos, gracias a la financiación adicional que reciben los centros pertenecientes al Programa de Excelencia Severo Ochoa, reconocimiento que el ICMAT consiguió en la primera convocatoria, en el otoño de 2011. Entonces se abrió una convocatoria para que los investigadores del Instituto presentaran sus proyectos de laboratorio. “La gente más activa y con más contactos internacionales respondieron inmediatamente y presentaron un informe con el nombre del investigador que iba a venir, su currículo, el plan de trabajo, el plan de actividades y el presupuesto. Se trata de que sean peticiones muy documentadas, primando la parte científica”, explica De León. Todas las propuestas fueron evaluadas por un comité de selección y todas ellas recibieron el visto bueno y han dado lugar a los otros cuatro grupos. Y es que solo se presentaron las que de antemano contaban con suficiente peso.

Marius Junge, catedrático de la Universidad de Illinois en Urbana-Champaignes, es mundialmente reconocido por sus trabajos en probabilidad cuántica, teoría de operadores, análisis armónico no conmutativo y teoría de información cuántica. El proyecto de invitarle a formar parte de un laboratorio partió de Javier Parcet. “Yo ya colaboraba con Marius desde 2003 y se fue formando un grupo en torno a esa colaboración en teoría de operadores y análisis armónico no conmutativo”, dice Parcet en el descanso de un simposio organizado precisamente por el Laboratorio como una de sus actividades. “El laboratorio nos permite interactuar más. Marius hace de catalizador y sirve para orientar en la dirección adecuada a muchos de los miembros del equipo, lo que permite avanzar más y hacerlo más rápido. Por ejemplo, junto al grupo de información cuántica que ha trabajado con nosotros  hemos producido resultados en hipercontractividad. Se pretendía potenciar las aplicaciones de información cuántica, que todavía no se han encontrado, pero se resolvieron problemas de análisis armónico no conmutativo”.

“En el grupo hay tres doctorandos y tres investigadores posdoctorales míos, Matilde Perrin, Carlos Palazuelos y Guixiang Hong. Carlos ahora continuará por su cuenta, porque ha conseguido una Ramón y Cajal y eso supone un salto cualitativo en su formación”. Además, participa un grupo de la Universidad Complutense de Madrid y también investigadores del propio Junge. “Han venido tres de sus estudiantes al congreso y están aquí un mes intensivo”, explica.

Junge y el resto de figuras que se han adherido al programa, lo han hecho sin mayores problemas ni exigencias. Según Manuel de León, “obviamente, en todos los casos existían contactos previos y ya realizaban una colaboración más o menos intensa, pero creo que también ha pesado el prestigio internacional del ICMAT. Han respondido magníficamente”.

 

Retiro científico del Laboratorio Nigel Hitchin

El Laboratorio Hitchin nació a iniciativa de Óscar García Prada, que dirige el Grupo de Geometría Algebraica y Física Matemática del ICMAT.  Nigel Hitchin es catedrático de la Universidad de Oxford y es una de las figuras más influyentes en los campos de la geometría diferencial y algebraica y las relaciones de éstas con las ecuaciones de la física matemática. Miembro de la Royal Society y expresidente de la London Mathematical Society, ha recibido muchos reconocimientos, como la medalla Sylvester y el premio Pólya. En este caso la interacción entre el grupo del ICMAT y  el grupo  de Hitchin en Oxford es muy intensa y se concentra en  diversos   temas en el campo de interaccion entre la geometría y la física, incluyendo espacios de moduli, fibrados de Higgs, geometría generalizada y geometría de Poisson.

“Mi relación con el profesor Hitchin es muy cercana. Le conozco desde 1987 y  terminé  mi tesis doctoral en Oxford en 1991 bajo su dirección y la del profesor Simon Donaldson. Hemos tenido  contactos cientificos  regulares con visitas reciprocas desde mediados de los noventa y en 2006 organizamos un congreso en su honor en el CSIC, con motivo de su 60 cumpleaños”, dice García Prada.  Las actividades del laboratorio son muy variadas, y entre ellas destaca por su originalidad, la de realización de reuniones de reflexión. “Se trata de hacer reuniones de tipo retiro, con la participación de muy pocas personas concentradas en un tema específico de frontera de la investigación en nuestro campo y con grandes discusiones sobre problemas abiertos. En marzo pasado ya tuvimos una reunión de este tipo y planeamos  hacer más”.

En el Laboratorio Hitchin participan de forma permanente Tomás Gómez y Luis Álvarez-Consul, además de varios postdocs y estudiantes de doctorado, “más o menos una decena de investigadores –dice García-Prada. Y naturalmente  está abierto a todos los miembros del ICMAT que quieran participar”.

Viktor Ginzburg

Viktor Ginzburg es catedrático en la Universidad de California en Santa Cruz. Su trabajo se centra especialmente en la existencia de órbitas periódicas en sistemas dinámicos hamiltonianos desde el punto de vista de la topología simpléctica, ámbitos en los que es una autoridad mundial. En el ICMAT existe un grupo, en el que trabaja Daniel Peralta, que investiga en sistemas dinámicos, y otro, representado por Francisco Presas, que lo hace en topología simpléctica. “Queríamos colaborar porque estas dos áreas están muy relacionadas, pero no acabábamos de conseguirlo y por eso decidimos que sería bueno contar con alguien que hiciera de puente, porque el área de intersección entre ambos campos no lo conocíamos muy bien y es el que tiene que ver con sistemas dinámicos hamiltonianos. Esa persona era Viktor Ginzburg, uno de los profesores de mayor prestigio en esa área concreta”, dice Presas.

“Lo interesante de Viktor son las técnicas que utiliza y que no se empleaban en España. Ha dedicado mucho tiempo a estudiar las órbitas periódicas de sistemas hamiltonianos, que aparecen cuando uno modeliza los sistemas mecánicos, por ejemplo las trayectorias de un asteroide”, dice Peralta.

Los beneficios del laboratorio se extienden a otros centros. “La topología simpléctica es un área muy de moda que ha ido creciendo y los pocos españoles que nos dedicábamos a esto montamos un grupo (GESTA) con el que Viktor ha estado siempre relacionado. Hacemos un congreso anual y este año lo hemos hecho en Francia y Viktor ha dado un minicurso. . “El laboratorio favorece esta relación y ha beneficiado a todos, incluso a los europeos que trabajan en topología simpléctica, junto a los que formamos una red de la European Research Foundation” dice Francisco Presas. Y es que, como dice Manuel de León, la iniciativa de los laboratorios beneficia a todo el entorno de matemáticos españoles, que tienen ocasión de acudir a las actividades que se organizan y contactar con los investigadores más sobresalientes de algunas áreas.

El laboratorio Ginzburg está integrado por bastantes investigadores, unos del propio ICMAT, como Alberto Enciso y David Martín de Diego, y otros de fuera, como Eva Miranda, de la Universidad Politécnica de Cataluña, además de cinco o seis estudiantes de doctorado, cinco postdoctorales y otros dos predoctorales en Barcelona.

El último laboratorio en incorporarse es el de Stephen Wiggins, puesto en marcha este mismo verano. Wiggins es catedrático de Matemática Aplicada en la Universidad de Bristol, y su investigación se basa en la identificación de las áreas de la ciencia o de la ingeniería que necesitan nuevos avances matemáticos o computacionales. Esta estrategia impulsa el esfuerzo por responder a esas demandas desarrollando nuevas herramientas. El proyecto del Laboratorio que lleva su nombre es una iniciativa del grupo de dinámica de fluidos geofísicos del ICMAT,  liderado por Ana María Mancho, y pretende desarrollar técnicas que permitan evaluar  y predecir el comportamiento de las particulas transportadas en  flujos geofísicos, como los oceánicos y atmosféricos.

“Estuve trabajando como postdoc con Steve hace doce años, y después hemos seguido colaborando mucho. Él tiene proyectos con la Office of Naval Research, que le han renovado ahora, y ha incorporado también elal proyecto de nuestro laboratorio. Las perspectivas son de una colaboración muy estrecha, tanto de él aquí como cubriendo nuestras estancias allí”, dice Ana María Mancho.

“Tratamos de interpretar cómo se mueven las partículas en un campo de velocidades y necesitamos herramientas que proceden de los sistemas dinámicos. Esas herramientas existen ya para campos de velocidades que no cambian con el tiempo o que cambian de manera periódica, pero en el océano los campos cambian y no de manera regular. Nosotros interpretamos esas variaciones y cruzamos con los datos que proceden de fuentes empíricas, por ejemplo los drifters o boyas que usan los oceanógrafos o  globos sonda que se usan para la estratosfera. Esto permite entender el transporte de partículas, por ejemplo, contaminantes y aerosoles”, explica Mancho.

El grupo que formará parte del Laboratorio Wiggins está formado por la estudiante de doctorado Jezabel Curbelo,  y Alfonso Ruiz Herrera un investigador que se incorporará en Septiembre. Aún están pendientes de determinar  la adjudicación de un doctorando y de un Juan de la Cierva. También colaborarán la profesora de la Universidad Politécnica de Madrid Carolina Mendoza que trabajó en ICMAT con Mancho como postdoc y Álvaro de la Cámara, que fue alumno de doctorado de Ana María Mancho y actualmente trabaja en Paris en el Laboratoire de Météorologie Dynamique de la École Normale Supérieure. En el Laboratorio tendrán lugar varias semanas de trabajo en los próximos meses. En estos periodos se incorporarán temporalmente al Laboratorio investigadores de Universidades  como Delaware, Maryland, Virginia Tech y la US Naval Academy.

Para el ICMAT, la estrategia de los laboratorios le permite estar en la vanguardia de la  investigación mundial a un coste más que razonable. “Cada laboratorio tiene un presupuesto diferente, pero supone de media unos 250.000 euros por los tres o cuatro años previstos para cada uno. La idea es seguir adelante con estos y otros laboratorios nuevos que puedan surgir. Lo veremos cuando termine la financiación del programa Severo Ochoa, que espero que podamos renovar en su momento”, dice  Manuel de León.  Y añade que intentan conseguir fondos de otras entidades, como fundaciones y empresas, para poner en marcha otros laboratorios nuevos.

La experiencia resulta interesante también para los propios titulares foráneos de los laboratorios, lo que, entre otras cosas, garantiza su compromiso de continuidad y avala la consecución de los ambiciosos objetivos marcados. Muestra de ese interés son las palabras de Nigel Hitchin: “Mi relación con ICMAT se ha construido sobre las conexiones ya existentes con matemáticos españoles, pero las oportunidades abiertas por la nueva relación, más formal, están siendo muy beneficiosas. Encuentro particularmente útil el workshop realizado en Miraflores en marzo de este año. El libre intercambio de ideas que allí se hizo me ha proporcionado material para nuevas investigaciones en las que me encuentro sumergido ahora”.

Boletín ICMAT

El Instituto de Ciencias Matemáticas (ICMAT) lanza este boletín con el que quiere mostrar a la comunidad científica y a todos aquellos interesados en el avance de esta disciplina la actividad investigadora de excelencia que se lleva a cabo en el centro. En él se incluirán, además, contenidos matemáticos divulgativos dirigidos al público general. El boletín quiere ser un reflejo de lo que ocurre en el ICMAT y, de manera más amplia, en un centro de excelencia de investigación matemática. Se presentarán temas de interés relacionados con la investigación matemática actual, la actividad científica del centro y algunos de los perfiles desatacados de la comunidad científica.

Los autores de estos artículos son los propios investigadores del Instituto u otros matemáticos que colaboren con el ICMAT, además de un equipo especial dedicado a la comunicación de las matemáticas.

Puede suscribirse a la lista de distribución en este enlace

Puede descargar los números publicados hasta ahora:

Primer número. Primer trimestre 2013

Segundo número. Segundo trimestre 2013

Tercer número. Tercer trimestre 2013.

Etiquetas:
Categorias: General

XX Encuentro de Topología en el ICMAT

Los días 25 y 26 de octubre tendrá lugar en el instituto de Ciencias Matemáticas (ICMAT) el XX Encuentro de Topología, que pretende acercar a investigadores –con especial atención a los jóvenes- en esta disciplina mediante el contacto personal. Es la primera vez que se celebra éste encuentro anual, organizado por la Red Española de Topología, en el ICMAT.

Desde el año 1993 se organizan con periodicidad anual los Encuentros de Topología. Su principal objetivo es propiciar el acercamiento de los distintos grupos de investigación en esta rama de las matemáticas. Este año, este encuentro se celebrará por primera vez en el Instituto de Ciencias Matemáticas (ICMAT), los días 25 y 26 de octubre.

Los conferenciantes invitados serán:

  • J. I. Cogolludo
  • M. L. Fernández
  • D. Marín
  • J. M. Montesinos-Amilibia
  • D. Peralta Salas
  • J. Souto

El comité organizador está formado por:

-       Antonio F. Costa (UNED)

-       Javier F. de Bobadilla (ICMAT)

-       Francisco Romero (UCM)

El programa completo del encuentro puede consultarse aquí.

Red Española de Topología

La Red Española de Topología (RET) es una red temática del Ministerio de Ciencia e Innovación (MICINN) desde el año 2003. Su finalidad es promover las colaboraciones entre los diferentes grupos de investigación españoles en Topología, así como estimular el intercambio y la transferencia de conocimientos con otras disciplinas. Para ello fomenta la movilidad de estudiantes y patrocina actividades, especialmente los Encuentros anuales de Topología, las Jornadas Temáticas Interdisciplinares y los Cursos Avanzados dirigidos a investigadores jóvenes.

El Comité Científico de la RET consta de cinco miembros, dos de los cuales se renuevan cada año. El Comité elige un coordinador y un tesorero de entre sus miembros. Las decisiones y actuaciones del Comité se debaten en un acto público durante el Encuentro de Topología de cada año. La Red cuenta también con un Comité Asesor Internacional.

Las actividades de la RET se financian mediante Acciones Complementarias (actualmente MTM2011-13556-E, de enero a diciembre de 2012), aportaciones de proyectos colaboradores y otras subvenciones.

Más información:

http://www.icmat.es/congresos/topologia2013/index.html

http://mat.uab.es/ret/

Etiquetas:
Categorias: General

Abierta la convocatoria de ocho contratos predoctorales (FPI-Severo Ochoa) en el ICMAT

El Instituto de Ciencias Matemáticas ofrece ocho contratos predoctorales en el marco del Programa Severo Ochoa para realizar una tesis doctoral en las líneas de investigación del Instituto. El plazo de presentación de las solicitudes es del 24 de octubre al 31 de octubre.

Hoy se ha hecho pública la convocatoria de las ocho becas FPI Severo Ochoa para realizar estudios predoctorales en el Instituto de Ciencias Matemáticas. El plazo oficial de presentación empieza 24 de octubre a las 00:00 el y termina el 31 de octubre a las 15:00 (hora peninsular), y las bases, y los detalles de la convocatoria pueden consultarte en la web del Ministerio de Economía y competitividad (MINECO) y en el BOE.

La formalización de los contratos predoctorales e incorporación al ICMAT está prevista a partir del 1 de enero de 2014. Tres de estas ocho tesis doctorales se desarrollarán en el marco de los Laboratorios ICMAT:

En los enlaces a cada uno de los Laboratorios se pueden encontrar detalles de sus actividades y temáticas de investigación.

Las restantes cinco tesis doctorales se desarrollarán en varios de los temas de investigación cultivados en el ICMAT.

El ICMAT ofrece a sus estudiantes de doctorado un entorno privilegiado para la investigación, con espacio de oficina, recursos bibliográficos y de computación, con la oportunidad de participar en la gran cantidad de eventos (seminarios, coloquios, workshops, escuelas avanzadas) organizados por el instituto, así como a la financiación necesaria para el eficaz desarrollo de la actividad investigadora.

Información y solicitud:

Este programa está abierto a estudiantes de cualquier nacionalidad. Si estás interesado en esta convocatoria y necesitas asesoramiento técnico/administrativo envía tus cuestiones a la dirección de correo electrónico predoc()icmat.es o llamando al teléfono +34 91 299 9705, para asesorarte sobre cómo participar en la misma.

 

Etiquetas:
Categorias: General

“Si alguien pudiera romper los códigos criptográficos actuales, habría encontrado la respuesta a grandes problemas de las matemáticas”

Entrevista a Shafrira Goldwasser, investigadora del MIT y Premio Turing 2012

Shafrira Goldwasser (1958, EE.UU.) es profesora de Ingeniería Electrónica y Ciencia Computacional en el Massachusetts Institute of Technology (MIT), y profesora de ciencias matemáticas en el Weizmann Institute of Science, en Israel. Se trata de la única mujer que acudió a finales del pasado mes de septiembre como científico eminente al Heidelberg Laureate Forum, el encuentro que emulé a Lindau al reunir a los investigadores más ilustres con las jóvenes promesas, en este caso de las áreas de las matemáticas y las ciencias computacionales. Su logro: construir los fundamentos teóricos de la criptografía moderna. Este trabajo, junto al desarrollo de nuevos métodos relacionados con la teoría de la complejidad, le hicieron merecedora del Premio Turing en 2012. Cuarenta líderes científicos premiados con este galardón, la Medalla Fields o los premios Abel y Nevanlinna, y 200 jóvenes investigadores, participan en esta primera cita.

Shafrira Goldwasser

Usted es la única mujer del grupo de los laureados del congreso. ¿Cree que esta situación mejorará en el futuro?

En el área de la computación teórica la situación está mejorando sin duda, hay muy buenas mujeres en campos importantes. Tendremos que ver si conseguirán premios o no en los próximos años, pero yo creo que es posible. Tampoco sé bien cuál es la razón. ¿Las mujeres están en las listas y no las escogen, o es que no hay mujeres en las listas?

¿Cómo podría cambiar esto?

Creo que es importante que haya mujeres en los puestos de poder: en el grupo de computación teórica del MIT hay tres mujeres con posiciones permanentes. No es así en todos los sitios, aunque a mí me gustaría que sí lo fuera.

Creo que es importante que haya mujeres en los puestos de poder

¿Cómo llegó usted a las ciencias de la computación?

Cuando iba al instituto era buena en matemáticas, pero no estaba especialmente interesada en el campo, de hecho quería ser escritora. Por una serie de coincidencias empecé a estudiar Computación, primero en la Universidad de Carnegie Mellon y luego en Berkeley, aunque nunca había programado antes. Allí conocí a Manuel Blum (premio Turing 1995), y me dio una clase fascinante sobre el problema de jugar a cara o cruz por teléfono. Uno de los interlocutores tira la moneda y el segundo tiene que adivinar si es cara o cruz, teniendo la certeza de que el resultado no es manipulado. Requiere un protocolo criptográfico sencillo, pero me fascinó. Así empecé con la criptografía. Esos años en Berkeley fueron realmente fructíferos, llevamos la computación a problemas reales, emulando fenómenos del mundo real.

El cuerpo humano es una computadora en la que se desarrollan procesos complejos.

¿Cuál cree que es el papel de las ciencias de computación frente al resto de las ciencias?

Esta disciplina está presente en casi todas las otras ciencias. Muchos de los problemas son problemas computacionales, a veces de manera evidente y otras no. Procesos del cambio climático, de la física, de la biología… pueden ser estudiados como problemas de computación. El cuerpo humano es una computadora en la que se desarrollan procesos complejos. La computación teórica puede ayudar a modelar lo que está sucediendo, para saber a qué velocidad avanzan los procesos o cómo modificar los resultados.

Usted trabaja específicamente en criptografía. ¿Cuáles son los grandes retos de este campo?

En el pasado, cuando hablábamos de encriptación, hablábamos de privacidad: encriptación-desencriptación. Ahora estamos desarrollando la llamada ‘criptografía funcional’, que no desencripta todo el mensaje, solo ciertos trozos que responden a determinada búsqueda y mantiene en secreto el resto. Hay nuevos métodos que permiten operar sobre el mensaje encriptado, obtener el resultado que buscas y, con las claves, desencriptar solo esta parte de la información.

¿Qué aplicaciones puede tener este nuevo método?

Por ejemplo, los sistemas de vigilancia. Ahora hay cámaras por todas partes, y la vigilancia, que es necesaria en un sentido, es también un problema porque puede atentar contra la privacidad. Una solución puede ser que toda la información registrada en las cámaras fuera encriptada. Cuando alguien, por alguna razón concreta, necesitara cierta información contenida en el registro, se podría hacer ese procesado manteniendo la encriptación, y tendría el resultado encriptado. Podría encontrar a un sospechoso sin recibir ninguna otra información. También en el correo encriptado: un tercero podría tener la capacidad de saber si un mensaje recibido encriptado es spam, pero nada más.

¿Cúal cree que es la situación de la criptografía hoy? ¿Podemos decir que se ha conseguido un protocolo 100% seguro?

El nivel de inviolabilidad de las técnicas más avanzadas es muy alto. Si alguien pudiera romper estos códigos en un tiempo alcanzable significaría que habría encontrado la respuesta a grandes problemas abiertos de las matemáticas, que los científicos, desde los tiempos de Gauss, no han sabido resolver. Siempre es posible, y podría ser que alguien lo resuelva de más rápidamente de lo que podemos hoy, pero actualmente creemos que es imposible.

¿Cómo se relaciona la matemática con la ciencia computacional?

La teoría de números ha sido una grandísima inspiración para las ciencias computacionales. Por un lado, para la criptografía, porque hay muchos protocolos de seguridad basados en propiedades de los números, pero también para el diseño de algoritmos: la aleatoriedad para reducir errores, para acotar el tiempo de ejecución, etc. Un ejemplo muy conocido es el uso de los números primos en el protocolo de clave pública RSA. Este se basa en el hecho de que se pueden generar infinitos números primeros para hacer la encriptación.

¿Qué importancia cree que tendrá la teoría cuántica en la criptografía del futuro?

Creo que es una dirección muy interesante, ya que la seguridad basada en la teoría cuántica se basa en principios, que no pueden reducirse a problemas matemáticos, que potencialmente podrían ser resueltos. Pero en este momento todavía no lo veo posible porque el equipo necesario para transmitir y recibir señales cuánticas es muy sofisticado y, de hecho, no existe todavía. Me cuesta imaginar cómo el mundo podría estar conectado de esta manera, pero, en términos teóricos, es fascinante.

Ágata A. Timón es responsable de Comunicación y Divulgación del ICMAT.

 

Etiquetas:
Categorias: General

Las matemáticas en el ranking de Taiwan

Un nuevo ranking acaba de hacerse público, el denominado National Taiwan University Ranking (NTU Ranking) que ofrece información sobre el desempeño científico de las mejores 500 universidades del mundo, con seis campos y 14 áreas temáticas seleccionadas. Los resultados son los que podíamos esperar y confirman lo que ya nos decían otros ranking similares: las mejores universidades son las grandes instituciones inglesas y americanas (Harvard, Johns Hopkins y Stanford encabezan la lista), y  la Universidad de Barcelona es la única española  entre las 100 mejores. En el campo de las matemáticas la lista internacional es similar, sin embargo la situación mejora para España: encontramos cinco instituciones entre las 100 mejores (la Universidad de  Santiago de Compostela, de Granada, de Sevilla, la Autónoma de Barcelona y la Politécnica de Catalaluña). Manuel de León, director del ICMAT, comenta este nuevo informe.

¿Qué evalúa el nuevo Ranking National Taiwan University Ranking (NTU)? Fundamentalmente los resultados científicos de los artículos de investigación de las 500 universidades consideradas, las mejores de todo el mundo. En concreto, esto es lo que mide:

  • Productividad, que supone un 25% del total
  •  Impacto de la investigación (que supone un 35% del total)
  • Investigación de excelencia (que mide el restante 40%).

La excelencia y el impacto de la investigación se miden en el número de artículos publicados en las revistas más relevantes, los números h de los últimos dos años, el número de artículos altamente citados y el número de citas. Los datos se sacan del Science Citation Index (SCI) y del  Social Sciences Citation Index (SSCI). Hay dos normalizadores que sirven para evitar desviaciones causadas por las diferencias en el número de profesores de cada universidad así como las trayectorias históricas de cada universidad. En definitiva, es una medida bastante objetiva de la calidad y del desempeño investigador de las universidades del mundo entero, aunque como otros rankings, tenga sus detractores y sus entusiastas.

Los resultados

Los resultados son los que podíamos esperar y confirman lo que ya nos decían otros ranking similares (veánse las entradas anteriores sobre estos temas en este blog). Estas son las diez mejores universidades del mundo:

1         Harvard University 

2         Johns Hopkins University  

3         Stanford University

4         University of Washington- Seattle

5         University of California- Los Angeles       

6         University of California- Berkeley

7         University of Michigan- Ann Arbor          

8         University of Toronto         

9         University of Oxford           

10       Massachusetts Institute of Technology

Y estas son las 14 universidades españoles ordenadas según su puesto en el ranking general, en la columna de  la izquierda. Señalamos su posición dentro de las españolas en la columna de la derecha:

89       1         University of Barcelona      

169     2         Autonomous University of Barcelona      

214     3         Autonomous University of Madrid           

224     4         University of Valencia        

259     5         Complutense University of Madrid          

267     6         University of Granada        

369     7         University of Oviedo           

378     8         University of Santiago de Compostela     

392     9         University of Zaragoza       

421     10       University of the Basque Country

434     11       Universidad de Sevilla       

446     12       Polytechnic University of Valencia           

463     13       Universitat Pompeu Fabra

479     14       Universidad de Cantabria

En resumen, solo la UB está entre los 100 primeros puestos.

Las matemáticas en el Ranking NTU

El Ranking NTU  mide también algunas áreas temáticas, y entre ellas están las matemáticas. Si vamos a la lista mundial en este ámbito, estas son las primears de la lista:

1         University of California- Berkeley

2         Stanford University

3         Harvard University 

4         Massachusetts Institute of Technology   

5         Princeton University          

6         University of Michigan- Ann Arbor          

7         University of California- Los Angeles       

8         Texas A&M University- College Station   

9         University of Oxford           

10       University of Washington- Seattle

Vemos que excepto Princeton y Texas A&M hay coincidencia.

Si contemplamos el desempeño de las universidades españolas en matemáticas, vemos que el comportamiento es mucho mejor que el general, y al menos hay cinco universidades españolas entre las 100 primeras, lo que refleja la percepción de que esta disciplina es probablemente la más exitosa en nuestro país (bastante mejor que la física o la química en su conjunto, por ejemplo):

65       1         University of Santiago de Compostela     

78       2         University of Granada        

83       3         Universidad de Sevilla       

91       4         Autonomous University of Barcelona      

97       5         Polytechnic University of Catalonia         

140     6         Complutense University of Madrid          

166     7         University of Barcelona      

170     8         Autonomous University of Madrid           

177     9         Polytechnic University of Valencia           

197     10       University of Zaragoza       

234     11       University of Valencia        

265     12       University of the Basque Country

______________________________

Manuel de León (CSIC, Real Academia de Ciencias, Academia Canaria de ciencias) es Director del Instituto de Ciencias Matemáticas (ICMAT), Profesor de Investigación del CSIC  y Miembro del Comité Ejecutivo de IMU.

Etiquetas:
Categorias: General

“Se trata de que la RSEF sea una institución a la que todo físico desee pertenecer”

Entrevista a José Adolfo de Azcárraga, Presidente de la Real Sociedad Española de Física

José Adolfo de Azcárraga, catedrático de Física Teórica de la Universidad de Valencia, es, desde septiembre de 2013,  el nuevo presidente de la Real Sociedad Española de Física. En este cargo, espera “conseguir que la RSEF ejerza un auténtico liderazgo en todo lo que concierne a la física en España”, a través de una mejor comunicación  del valor y la relevancia de la ciencia a la sociedad española y de “formar parte de los organismos de consulta allí donde la ciencia juegue un papel relevante”. En esta extensa entrevista habla de sus objetivos al frente de la RSEF, pero también de su visión de las Sociedades Científicas, de la situación de la física en España, de las relaciones de esta disciplina con las matemáticas y hasta de su papel en la Comisión de Expertos -conocida como Comisión Wert- que evaluó el sistema universitario español hace unos meses.

¿Cuáles son sus planes futuros para la RSEF como presidente?

   El objetivo, necesariamente a largo plazo, sería conseguir que la RSEF ejerza un auténtico liderazgo en todo lo que concierne a la física en España. Este objetivo requiere:

  • incentivar las relaciones con las instituciones públicas españolas cuyas decisiones afectan al desarrollo de la física e intensificar los contactos con otras sociedades, nacionales e internacionales;
  • mejorar la enseñanza de la física ya en el Bachillerato y, en el ámbito universitario e investigador, contribuir a revertir la difícil situación actual y la de los jóvenes investigadores en particular;
  • conseguir que la RSEF se llegue a acreditar como una Institución a la que los organismos públicos consideren necesario y provechoso consultar en los asuntos donde la física tenga un papel relevante;
  • resaltar la importancia de la física para la economía y la sociedad, así como buscar una mayor presencia de la RSEF en el mundo empresarial.

Se trata, en definitiva, de que la RSEF sea en lo posible una institución a la que todo físico desee pertenecer, que atienda a sus necesidades e intereses -docentes, investigadores y profesionales- y que, finalmente, mejore el reconocimiento social que merecen quienes han hecho de la física su vocación y medio de vida en los diferentes ámbitos. Tall order, indeed. Pero, aunque no cabe tomar Zamora en una hora, también es cierto que –Antonio Machado dixit- se hace camino al andar.

Las sociedades científicas deberían, creo, transmitir más y mejor a la sociedad española el valor y la relevancia de la ciencia.

¿Qué importancia cree que tienen hoy en día sociedades como la RSEF? ¿Cuál cree usted que es su propósito?

Las RSEF es más que centenaria: se creó en 1903 como SE de Física y Química (año en el que también apareció el primer número de sus Anales), sólo cuatro años después que  la American Physical Society, líder indiscutible de la física en EEUU y en el mundo: la APS publica las secciones del Physical Review. Aunque, en sus orígenes, las Reales Sociedades fueron sociedades ilustradas y en épocas más recientes han multiplicado sus actividades, su peso, presencia social e importancia actuales son mejorables. Las sociedades científicas deberían, creo, transmitir más y mejor a la sociedad española el valor y la relevancia de la ciencia. Por ejemplo, en una situación de crisis como la presente no basta decir ‘sin ciencia no hay futuro’ por muy cierto que sea. Hay que explicar también a los cerca de seis millones de personas sin trabajo la importancia práctica de la ciencia (incluida la básica), por qué no debe disminuir la inversión en I+D (que es inversión, no gasto) y, especialmente, por qué esto no constituye un intento interesado de los científicos para aislarse de la crisis con privilegios especiales. Se trata del futuro de todos, no sólo del de los científicos.

Por otra parte, dada su naturaleza, las Reales Sociedades deberían formar parte de los organismos naturales de consulta allí donde la ciencia juegue un papel relevante. Por ejemplo, si el gobierno quisiera evaluar la repercusión o la especial necesidad de las matemáticas en algún sector, ¿no sería lógico que la RSME tuviera algo que decir al respecto? La European Physical Society, por ejemplo, emitió hace poco un interesantísimo (y revelador) informe sobre el extraordinario impacto de la física en la economía europea. Si hubiera que hacer un estudio sobre las matemáticas en un determinado aspecto (por ej., en la enseñanza preuniversitaria), la RSME debería participar en él. Al margen de su actividad científica, sociedades como la RSME o la RSEF sabrán que han alcanzado el desarrollo y la importancia social que deberían tener cuando los organismos oficiales les consulten de forma habitual en todo aquello donde las matemáticas o la física tengan un papel relevante. Esto requerirá tiempo, pero hay que insistir en ello sin descanso (y merecerlo).

¿Cómo ve la situación de la física en España? ¿qué perspectiva de futuro ve?

En general, el nivel alcanzado es muy bueno, especialmente si compara con el de hace más de medio siglo. Antes de la llegada de la democracia, los físicos estuvimos entre los primeros en salir al extranjero como post-docs, lo que tuvo un efecto de internacionalización y puesta al día muy importante. Este tipo de política no se puede minusvalorar: los pensionados de la Institución Libre de Enseñanza tuvieron un extraordinario impacto en la ciencia española de la época, malograda después por la guerra civil y sus consecuencias. En el Japón, la velocísima modernización de un país medieval que tuvo lugar en la restauración Meiji se basó en gran parte en el envío de jóvenes a las mejores universidades europeas y estadounidenses. En los últimos decenios, y discretamente, China llenó las universidades estadounidenses de doctorandos; incluso hoy, por ejemplo, la universidad inglesa de Cambridge, que tiene 7200 estudiantes extranjeros (aproximadamente el 40% del total[1]), tiene 870 estudiantes chinos. ¿Hay que sorprenderse del extraordinario desarrollo de China? No existe mejor política para elevar el nivel del conocimiento de cualquier país que enviar a sus mejores jóvenes a centros de excelencia. La regla es tan sencilla como obvia: hay que aprender de y con los mejores. Una buena política de post-docs en el extranjero hace milagros.

La actual emigración de jóvenes formados en el extranjero o la pérdida de los que no pueden regresar pesará como una losa sobre el país si no se revierte inmediatamente

Pero vuelvo a la pregunta. La física ha de desarrollarse aún más en España, por supuesto, pero las publicaciones internacionales de primera fila –experimentales y teóricas- están llenas de nombres españoles; el reciente descubrimiento del bosón de Higgs ha tenido participación española. Prefiero no mencionar nombres ni señalar ningún campo pero, aunque siempre hay que mejorar, el nivel de la física no sólo es bueno, sino internacionalmente bueno. Eso sí, debería haber más físicos y, en especial, más inversión en la investigación en algunas áreas de la física, especialmente experimentales. Y, como todo empieza por el principio, hay que añadir que es imprescindible mejorar la situación de las ciencias en el Bachillerato. El futuro acabará siendo mejor que el presente, como casi siempre, pero la actual emigración de jóvenes formados en el extranjero o la pérdida de los que no pueden regresar pesará como una losa sobre el país si no se revierte inmediatamente: la situación actual se puede calificar de auténtico suicidio científico y académico.

Sería natural que la RSME y la RSEF intensificaran sus relaciones

¿Cómo ve la relación entre la física y la matemática actualmente en España? ¿tiene planes concretos para intensificar la relación entre ambas disciplinas?

La física y las matemáticas han ido siempre unidas, desde la invención del cálculo infinitesimal por Newton (y Leibniz) hasta hoy. La función salto y la función delta, los dos primeros ejemplos de la teoría de distribuciones desarrollada por matemáticos como Laurent Schwartz (medalla Fields), fueron introducidas por físicos: O. Heaviside (quien escribió las ecuaciones de Maxwell en la forma usual en términos del campo eléctrico y magnético) y P.A.M. Dirac. Einstein no habría podido formular la relatividad general si no hubiera tenido a mano la geometría de Riemann y el cálculo tensorial de Ricci; incluso tuvo un breve y desagradable rifi-rafe nada menos que con Hilbert sobre prioridad[2]. Las teorías de Yang-Mills, cruciales en la física de partículas actual, no pueden entenderse (bien) al margen de los fibrados principales con conexión. Y los desarrollos del teorema del índice de Atiyah y Singer, que tiene medio siglo (y cincuenta años en matemáticas es juventud), permiten concluir que otra medalla Fields, M. Atiyah, tiene notables inclinaciones físicas. De igual forma E. Witten, uno de los padres de la teoría M, es considerado como físico matemático por los físicos, pero también es medalla Fields. Hasta una sección de la revista Nuclear Physics se llama Physical Mathematics es decir, Matemática Física. Así que la física y las matemáticas, aunque cada una tiene sus propias fuentes y objetivos, están íntimamente relacionadas: ya decía Galileo en Il Saggiatore (1624) que la naturaleza está escrita en lenguaje matemático[3]. Sirva esta larga introducción para concluir que sería natural que la RSME y la RSEF intensificaran sus relaciones. Yo mismo cuento con muchos matemáticos entre mis amigos científicos, incluyendo al director del ICMAT.

Este año, por ejemplo, se cumple el centenario de la introducción de los espinores por el gran Élie Cartan; después, redescubiertos en la física cuántica, jugaron -y siguen jugando- en ella un papel esencial, incluyendo la teoría M. Que yo sepa, este importante centenario ha pasado inadvertido; sería una ocasión para una jornada de encuentro RSEF-RSME y en ese sentido he escrito al presidente de la RSME, aunque quizá sea ya tarde (tomé posesión como presidente de la RSEF el 12-IX-13). En cuanto a otras colaboraciones entre físicos y matemáticos, recordaré aquí el International Fall Workshop on Geometry and Physics (a cuyo comité pertenecí muchos años), que es anual y va ya por la vigésima segunda edición. Finalmente, cabe recordar que el primer presidente de la entonces Sociedad Española de Física y Química fue José Echegaray, ingeniero de caminos, primer gran matemático moderno español según Rey Pastor, físico matemático, ministro y premio Nobel… de Literatura.

¿En el futuro, en qué campos cree puede ser más fructífera la relación entre la física y las matemáticas?

Es muy, muy difícil predecir el futuro; siempre nos sorprende. Las muy fundadas críticas de Popper al historicismo también se aplican a la evolución de la ciencia. En estos momentos, la teoría de supercuerdas/teoría M tiene una elevadísima componente matemática, y Witten y Atiyah son excelentes ejemplos de la fructífera colaboración entre física y matemáticas (pese a algunos críticos[4]); pero aún no hay rastro experimental de la supersimetría. Y, por cierto, la integral ‘de Berezin’ sobre variables que anticonmutan (de Grassmann), introducida por el matemático ruso Felix Berezin (trágica y prematuramente fallecido), es esencial en la teoría cuántica de fermiones. Pero si tuviera que mencionar algún campo, insistiría en la geometría y la topología, y en las generalizaciones de las álgebras de Lie y estructuras asociadas, como áreas donde continuará esa especial relación entre física y matemáticas. Podría ser más preciso, pero no lo haré para que no se me recuerde el error dentro de unos años.

Como ponente de la Comisión Wert, ¿cuál es su opinión sobre la situación la universidad española?

Esperaba esa inevitable pregunta. Pero, aunque no la rehuiré, me gustaría hacer antes un comentario y una precisión. El primero, que me siento honrado de haber pertenecido a la Comisión de Expertos: fueron nueve meses de trabajo intenso, pero muy gratificante. No sé qué destino tendrá el Informe, pero no me cabe duda de que será la referencia esencial para toda posible reforma pese a sus críticos más extremos (o quizá por ellos). La segunda es resaltar que no hubo ninguna ‘Comisión Wert’, sino Comisión de Expertos o Comisión Miras (nombre de su presidenta), de la misma forma que nunca existió una ‘Comisión Gabilondo’, sino que fue la Comisión Tarrach la que emitió el anterior informe sobre el sistema universitario español (SUE). Ninguno de los dos ministros interfirió ni escribió una sola línea de los respectivos informes y, por tanto, no pueden ser responsables de ellos ni sus nombres deben vincularse a su contenido; que cada palo aguante su vela. La precisión terminológica, en esto como en todo, es importante.

Las universidades constituyen un servicio público y, por tanto, deberían estar más al servicio de la sociedad y menos de sí mismas.

Pasando ya al Informe, lo primero que hay que decir es que comienza elogiando y  reconociendo el extraordinario papel de las universidades en la democracia y en el desarrollo cultural, económico y social del país; en suma, en el bienestar de los españoles.  El informe no dice (pese a que malintencionadamente se le atribuya) que las universidades españolas sean de mala calidad, sino que ésta es insuficiente para un país como el nuestro, lo que es obvio. Tras realizar un diagnóstico del SUE y señalar la ausencia de universidades excelentes en España (de universidades, no de centros y grupos, que de éstos sí hay muchos excelentes, muchas veces a pesar de la universidad en la que están) pasa a realizar una serie de ‘propuestas para la reforma y mejora de la calidad y eficiencia del SUE’. Propuestas que se formulan desde esta importante obviedad: las universidades constituyen un servicio público y, por tanto, deberían estar más al servicio de la sociedad y menos de sí mismas. Esto implica, a su vez, este evidente corolario: no hay que confundir democracia con corporativismo. Que muchas veces no ha sido así lo atestigua –por ejemplo- la ingeniería académica creativa que con frecuencia ha justificado la aparición de ‘nuevas’ enseñanzas y títulos (se debe decir títulos, por cierto: ‘titulaciones’ es otra cosa), departamentos, facultades y escuelas, y hasta de universidades, en su gran mayoría copias idénticas y carentes de la deseable especialización. Basta observar que, en septiembre de 2012, las 50 universidades públicas ofrecían nada menos que 1.972 grados, 2.607 másteres y 1.564 doctorados, que pasan a ser 2541, 3292 y 1751, sumando los de las (entonces) 31 privadas. Si se divide por el número de CAs, las conclusiones son evidentes.

El resultado es una gran burbuja universitaria, una cantonalización del sistema universitario español y un despilfarro de los muy escasos recursos

El inevitable mimetismo ha contado con la activa colaboración de las CAs, que se han aplicado con fervor a la creación de sistemas universitarios propios autorizando nuevos centros y universidades, incluyendo algunos privados/as de justificación más que dudosa. El resultado es una gran burbuja universitaria, evidente desde hace ya muchos años para cualquiera [5] que tuviera ojos en la cara y no se pusiera un antifaz, una cantonalización del SUE y un despilfarro de los muy escasos recursos (que seguiría siéndolo aunque fueran abundantes). Resulta gratificante que, por fin, se haya dado cuenta de ello hasta la CRUE, que contribuyó a la creación de esa burbuja universitaria que ni surgió súbitamente ni por generación espontánea. Sin embargo, tener la facultad a la puerta de casa no siempre es lo mejor: es más conveniente que haya una buena política de becas de forma que, como dice el Informe, ningún estudiante vea disminuidas sus posibilidades de estudiar en el centro de su elección, sea por sus condiciones económicas, sociales o por su lugar de residencia.

¿Cómo cree que podría mejorarse?

En cuanto a las propuestas concretas, me temo que hay que leer las 84 páginas del Informe para conocerlas, así como su justificación. El informe es, ciertamente, un ‘informe experto’, pero también está escrito para que la sociedad española pueda conocer sus universidades (una alternativa más breve es leer Sobre la conveniencia de una reforma universitaria: una defensa del Informe del Comité de Expertos, que está en la sección de prensa de http://www.uv.es/~azcarrag, arriba del todo). Las propuestas son casi obvias: defensa a ultranza de la calidad del profesorado que es lo esencial para los estudiantes (todas las pruebas deben ser públicas y abiertas a extranjeros sin excepción) y reprobación de la ANECA como agencia acreditadora responsable, desde 2007, de la deficiente selección del PDI; mucha mejor financiación, con una parte (20-25%) vinculada a resultados que debe revertir en los mejores grupos, departamentos y centros; evaluación absolutamente externa del SUE [según a) rankings internacionales, b) sexenios del PDI y c) proyectos, financiación obtenida and the like]; mejores órganos de gobierno, todos más reducidos y eficaces, con énfasis en la calidad de los cargos (exigencia de sexenios moderadamente ‘vivos’ -uno cada siete años- y publicidad de los CVs de todos los dirigentes universitarios, empezando por el rector); creación del Consejo de la Universidad (que reemplaza al Consejo de Gobierno y al Consejo Social, en la línea del Informe Tarrach aunque con cambios para garantizar la constitucionalidad de la propuesta), que incluye una (reducida) representación de la sociedad civil pero con garantías que eviten toda injerencia externa (i.e., con medidas ‘anti-Cajas de Ahorros’); rector ejecutivo nombrado por el Consejo de la Universidad, que ha de ser persona de notable prestigio académico, con tres sexenios ‘vivos’ si es español y con garantías análogas si no lo es. Respecto a la funesta versión española (o Chamberí, como dice un amigo mío) del Plan Bolonia, mejor no hablar: si un grado de podología requiere 4 años, el de medicina debería necesitar 13 o 14, en lugar de los 6 actuales, para guardar una mínima proporcionalidad. Lo único que propone el Informe son cuidados paliativos a un SUE aún en la UCI tras la transición del 3+2 al nefasto 4+1. ¡Qué oportunidad tuvo aquí la CRUE para justificar su propia existencia! Pero no: no sólo aceptó el 4+1 (que encima nos aleja de nuestro entorno europeo en lugar de converger con él, la razón última del Plan Bolonia) sino que, para redondear la faena, implantó primero el postgrado y luego el grado, empezando la casa por el tejado[6].

Concluiré mencionando que las propuestas del Informe, en general, no se han discutido con el desapasionamiento académico que hubiera sido deseable: ha habido muchos pre-juicios y pocos juicios. Sólo un ejemplo (entre muchos posibles): el rector de la UCM llegó a prohibir (sic) la retransmisión por streaming, inicialmente prevista, de un debate en la Facultad de Medicina sobre el Informe en el que participamos tres miembros de la Comisión, incluida la Presidenta, el 14-III-13. A mí la prohibición me rejuveneció varias décadas, lo que es muy de agradecer, pues me retrotrajo a los tiempos de ‘los grises’. Pero, como le escribí después al Sr. Rector, cuando yo era joven la libertad estaba dentro de los recintos universitarios, no fuera de ellos. Parece que –exagero un poco, lo sé, pero también hay que ser hoy más exigentes en lo que afecta a la libertad de expresión- los términos se han invertido en la UCM, donde la libertad plena está fuera de las aulas, no dentro de ellas. En fin, donde entra la pasión, sale la inteligencia. O, parafraseando a Pascal: quizá el corazón del Sr. Rector tenga razones que su razón no conoce.

¿Cuál es su figura favorita en el mundo de la física? ¿Por qué?

Es imposible dar un solo nombre. Los primeros gigantes son Galileo y Newton; del siglo pasado, mis favoritos son Planck, Heisenberg, Schrödinger, Dirac y después Feynman, todos premios Nobel, a los que añadiría J.S. Bell, quien lo hubiera recibido si hubiera vivido más años. Dirac era extraordinariamente introvertido y sensible, de un laconismo enfermizo y legendario; un espíritu puro concentrado en la física y maladroit en casi todo lo demás, pero que parece haber pensado casi todo antes que todos. El inimitable Feynman, por el contrario, era vital y exuberante, pero mucho más profundo y culto que la imagen pública que él mismo se cultivaba. De la finura de Feynman decía Wigner (otro Nobel) que era como Dirac, sólo que humano. Entre los vivos, citaría a los premios Nobel C.N. Yang y a Steven Weinberg. Este últmo, además de ser un científico absolutamente excepcional, es lo más parecido que la física tiene hoy a una figura renacentista. También añadiría un Nobel reciente, éste mucho más joven: Saul Perlmutter, por las espectaculares implicaciones de su descubrimiento (compartido), la aceleración de la expansión del universo.

En su página web personal puede leerse: “Creo que el problema más acuciante de la humanidad -o, para empezar, el de las sociedades más desarrolladas- es ajustar el tiempo biológico del hombre a su tiempo cultural”, ¿podría explicarnos esta afirmación? ¿qué tiene que ver con el hambre y la pobreza?

Yo tengo una visión darwiniana, evolutiva, de la naturaleza humana. Frente a otras visiones más optimistas como la rousseauniana (la del ‘buen salvaje’), yo tengo escasa fe en el género humano, aunque me apresuro a aclarar que fe y aprecio son cosas distintas. Al margen de precisiones que no caben aquí, lo que quiero expresar es que nuestra naturaleza es resultado de la evolución, cuyo ritmo es lentísimo para los seres humanos. Por tanto, nuestros instintos y patrones de conducta –nuestra naturaleza, en suma- son prácticamente los del hombre de las cavernas. Como decía Konrad Lorenz, uno de los fundadores de la etología, “nosotros somos el eslabón perdido entre el hombre primitivo y el ser verdaderamente humano”. La evolución cultural, por el contrario, tiene un ritmo velocísimo, cada vez mayor. El desajuste entre ambas evoluciones tan brutal como evidente: somos seres casi primitivos que convivimos en un entorno cultural para el que nuestra naturaleza no nos ha preparado, pues la evolución biológica no ha tenido tiempo para hacerlo. Esta visión de nuestra naturaleza es sencillamente esencial para comprender a las sociedades actuales y sus problemas.

Hay muchas manifestaciones de este profundo desequilibrio biológico-cultural en la vida diaria. Muchos de los problemas asociados al mal uso de las redes sociales, por ejemplo, eran perfectamente previsibles desde la perspectiva evolutiva de la naturaleza humana; no cabe sorprenderse -ni evitarlos- ignorando su verdadero origen. Otro ejemplo –éste intrascendente- es la conversación banal que se da entre desconocidos dentro de un ascensor como consecuencia de la tensión que genera compartir un espacio tan reducido. Esa proximidad, que incomoda instintivamente por el riesgo de agresión que implica sin posible escape, produce una tensión que es preciso descargar con una actividad de desplazamiento: conversación banal (el tiempo que hace, la hora, etc), gestos inútiles, golpecitos en la pared del ascensor, etc.

Ese desajuste sólo tiene un posible arreglo: educación, educación y más educación. La mejor forma de luchar contra los aspectos más sombríos de nuestra naturaleza es conocerlos: conócete a ti mismo, ordenaba la inscripción del templo de Apolo en Delfos. Hay que confiar -eso sí- en que sea falso el irónico dicho de Feynman (y de otros): “las virtudes de la pedagogía son inútiles en la mayoría de los casos salvo en unos pocos afortunados, en los que resultan innecesarias”. Otra fuente de mejora sería requerir que la lectura del Origen de las Especies y de La expresión de las emociones en los hombres y los animales, así como haber seguido un buen curso de etología, fuera obligado para pedagogos y asimilados. Pues, ¿acaso no han de estudiar matemáticas los ingenieros? Quizá de este modo se hubieran evitado algunos excesos de la época del ‘progresa adecuadamente’ o de la demonización de los exámenes, por poner un ejemplo. Lo digo en broma, claro está, pero… no del todo. La pedagogía, como el infierno, está empedrada con buenas intenciones.

La relación con el hambre y la pobreza que me pregunta al final, requeriría -desde mi perspectiva- una larga digresión sobre evolución y etología, sobre la ausencia de finalismo y de ‘justicia’ en la evolución natural, lo ilusorio de la idea del ‘buen salvaje’ (más Darwin y menos Rousseau, me gusta decir), la raíz evolutiva de la religión, el origen de la justicia humana, la mala distribución de la riqueza y la injusticia social, la superpoblación y la ‘finitez’ de nuestro planeta, y hasta sobre el perverso dilema moral del Raskolnikov de Crimen y Castigo. Demasiado para mi pluma, así que lo dejaremos. Las matemáticas y la  física son algo más sencillas.


[1] Un buen ejemplo, por cierto, de lo que es una universidad internacional, a contrastar con las afirmaciones de algunos de nuestros rectores, que confunden la internacionalización con los Erasmus.

[2] Cuento este interesante episodio en En torno a Albert Einstein, su ciencia y su tiempo, Servicio de Publ. de la Universidad de Valencia (2006, 2007), 326 págs.

[3] “…L’universo…non si può intendere se prima non s’impara a intendere la lingua, e conoscer  i caratteri, ne’ quali è scritto. Egli è scritto in lingua matematica, e i caratteri son triangoli, cerchi ed altre figure geometriche, senza i quali mezzi è impossibile a intenderne umanamente parola”.

[4] Me consta que hay matemáticos que no miran con demasiada simpatía el estilo que subyace en algunos avances inspirados o propiciados por la física. Las objeciones estarían en la línea de “sí, todo eso está muy bien, pero ¿cuál es el enunciado preciso de ese nuevo teorema, y dónde está su prueba?” Hace años se produjo una interesante discusión sobre este punto, iniciada por un artículo de Jaffe y Quinn en el Bull. Am. Math. Soc. 29, 1-13 (1993), volumen que incluye también la interesante correspondencia que suscitó.

[5] Véase http://www.uv.es/~azcarrag, en artículos de prensa, mi artículo Las nuevas carreras universitarias, ¿progreso o marketing? (2004).

[6] Ante semejante trayectoria no cabe sino preguntarse: ¿qué intereses defendía la CRUE cuando aceptó el 4+1? Desde luego no, en mi opinión, los de las universidades que representaba ni los del país. No conozco a nadie que elogie el 4+1 (salvo quienes han celebrado corporativamente el paso de títulos de 3 años, perfectamente adecuados para ese tiempo, a grados de 4). Hasta miembros de la Comisión recibimos peticiones, incluso ruegos de vicerrectores de estudios, para que se propusiera la vuelta al 3+2, lo que finalmente no hicimos para no acabar de matar a un SUE tan enfermo que ya no hubiera resistido otro cambio. La actitud de la CRUE resulta inexplicable o, mejor, incomprensible, que son términos distintos. Cabe incluso preguntarse: ¿para qué necesita el SUE esta CRUE?

Más información:

http://fisteo.uv.es/directori.php3?unom=azcarrag

rsef.org/

 

Etiquetas:
Categorias: General

Matemáticas que fluyen con spray

Graffiti y Mates 2013

Este pasado fin de semana cinco estudiantes de Bachillerato y Universidad de la Comunidad de Madrid junto a dos expertos graffiteros realizaron de forma conjunta la V edición del taller Graffiti y Mates, en el Museo Nacional de Ciencias Naturales del CSIC. Este año el resultado fue una impresionante pieza en forma de retablo de 2,25 metros de alto por 5 de largo en la que se mezclan matemáticas y fluidos, y que se engloba dentro de las celebraciones de la Semana de las Matemáticas del Planeta Tierra, un gran evento de divulgación organizado por el ICMAT en el marco de la iniciativa internacional de las Matemáticas del Planeta Tierra.

Este año Graffiti y Mates creció con “Matemáticas Fluidas”, una actividad que pretendía mostrar las matemáticas que estudian este estado de la materia, y las importantes aplicaciones que tienen en nuestra vida. Durante los días 12 y 13 de octubre, los ganadores del concurso ‘Matemáticas Fluidas: Graffiti y Mates’ construyeron, en un proceso abierto al público, un mural centrado en las matemáticas de fluidos terrestres, como las que sirven para estudiar las corrientes oceánicas, los tornados y las erupciones volcánicas. La exposición se complementó con una serie de carteles que explican las matemáticas contenidas en la obra y un taller de pintura en el que pudieron participar todos los asistentes. Además, investigadores del ICMAT apoyaron el contenido científico de la actividad. Y, como colofón final, Antonio Córdoba, Premio Nacional de Investigación e investigador del ICMAT, impartió la conferencia ‘Un matemático y la mar’ el domingo 13 de octubre.

Antonio Córdoba en el MNCN.

Para cerrar la actividad se procedió a la tradicional entrega de premios, con representación del Instituto de Ciencias Matemáticas, el Museo Nacional de Ciencias Naturales del CSIC y el  Área de Cultura Científica del CSIC, las instituciones organizadoras del evento.

Entrega de premios de Matemáticas Fluidas

Semana de Matemáticas del Planeta Tierra

‘Matemáticas fluidas’ formó parte del evento ‘Semana de las Matemáticas del Planeta Tierra’, un gran evento de divulgación organizado por el ICMAT en colaboración con el Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN) y la Vicepresidencia Adjunta de Cultura Científica del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), que tendrá lugar en el Museo madrileño del 10 al 13 de octubre.

Más información

http://www.madrimasd.org/blogs/matematicas/2013/10/12/137094

Etiquetas:
Categorias: General

Los Centros de Excelencia Severo Ochoa se unen en una alianza para el fomento de la investigación

Los 13 centros distinguidos hasta la fecha por el Ministerio de Economía y Competitividad con la marca de excelencia Severo Ochoa, acordaron ayer 9 de octubre en Barcelona impulsar acciones conjuntas para promover la investigación al más alto nivel y la atracción de talento internacional.

Los principales acuerdos alcanzados en la reunión del día son:

  • Desarrollar acciones que promuevan la investigación de excelencia en los centros españoles, con el objetivo de que la lista actual pueda ampliarse en el futuro, siguiendo estrictos criterios de calidad.
  • Mantener el cumplimiento de los criterios de excelencia como la mejor contribución posible de la ciencia española a la proyección de la imagen de España, y como carta de presentación para la captación de talento. La incorporación de investigadores internacionales es esencial para mantener el nivel competitivo y la atracción de recursos económicos de fondos internacionales.
  • Los centros Severo Ochoa manifiestan su intención de trabajar conjuntamente para favorecer una mejor difusión de sus resultados de investigación, la puesta a punto de estrategias comunes para promover la transferencia de tecnología y el retorno social de su labor investigadora.

La alianza de los centros Severo Ochoa cuenta con el apoyo del Ministerio de Economía y Competitividad.

Progrrama Severo Ochoa

La marca Severo Ochoa distingue a los centros de investigación que, tras la correspondiente evaluación, pueden acreditar el desarrollo de programas de excelencia en diversas áreas del conocimiento. La acreditación por parte del Ministerio de Economía y Competitividad supone una financiación de cuatro millones de euros, además de facilidades para acceder a las grandes plataformas e instalaciones científicas españolas, así como la asignación de investigadores en formación y científicos especializados.

Hasta la fecha, el Ministerio ha realizado dos convocatorias.

La lista de centros Severo Ochoa hasta ahora seleccionados está formada por:

- Instituto de Ciencias Fotónicas (ICFO)
- Institute for Research in Biomedicine (IRB Barcelona)
- Barcelona Supercomputing Center (BSC)
- Graduate School of Economics (Barcelona GSE)
- Instituto de Ciencias Matemáticas (ICMAT)
- Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC)
- Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO)
- Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC)
- Centro de Regulación Genómica (CRG)
- Estación Biológica de Doñana (CSIC)
- Institut de Física d’Altes Energies (IFAE)
- Instituto de Física Teórica (UAM/CSIC)
- Instituto de Tecnología Química (ITQ)

 

Etiquetas:
Categorias: General

La Semana de las Matemáticas del Planeta Tierra llega al fin de semana con graffiti y matemáticas de los fluidos

La Semana de las Matemáticas del Planeta Tierra llega a su ecuador. Los dos primeros días se celebró ‘Un Planeta Lleno de Matemáticas’, jornadas de conferencias y talleres sobre temas relacionados con las matemáticas que ayudan a entender mejor el planeta. Tras ello entramos en el territorio de los fluidos: “Matemáticas Fluidas” mostrará las matemáticas que estudian este estado de la materia, y las importantes aplicaciones que tienen en nuestra vida. Hoy y mañana, los días 12 y 13 de octubre, los ganadores del concurso ‘Matemáticas Fluidas: Graffiti y Mates’ construirán, en un proceso abierto al público, un mural centrado en las matemáticas de fluidos terrestres, como las que sirven para estudiar las corrientes oceánicas, los tornados y las erupciones volcánicas. La exposición se complementa con una serie de carteles que explican las matemáticas contenidas en la obra y un taller de pintura en el que podrán participar todos los asistentes. Además, investigadores del ICMAT apoyarán el contenido científico de la actividad. Y, como colofón final, Antonio Córdoba, Premio Nacional de Investigación e investigador del ICMAT, impartirá la conferencia ‘Un matemático y la mar’ el domingo 13 de octubre a las 12:00.

La mecánica de fluidos servirá de inspiración y contenido de un graffiti que decorará la entrada del Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN) durante los días 12 y 13 de octubre. Será parte de la actividad ‘Matemáticas Fluidas’, organizada por el ICMAT, en la que se expondrán las relaciones entre las matemáticas y el estudio de los fluidos. La obra central será el graffiti en construcción con contenidos de las matemáticas de los fluidos, en el que estudiantes coordinados por varios expertos del arte urbano y asesores matemáticos, se convertirán en divulgadores a través del spray. La exposición se complementa con una serie de carteles y un taller de pintura en el que podrán participar todos los asistentes. En todas las actividades los participantes serán guiados por investigadores del ICMAT.

Además el domingo, una vez se finalice la obra, Antonio Córdoba, investigador del ICMAT y Premio Nacional de Investigación, impartirá la conferencia “Un matemático y la mar”, en la que compartirá algunas ideas matemáticas relacionadas con los fluidos. Será el domingo a las 12:00 en el MNCN.

Antonio Córdoba impartirá la conferencia titulada “Un matemático y la mar”

Semana de Matemáticas del Planeta Tierra

‘Matemáticas fluidas’ forma parte del evento ‘Semana de las Matemáticas del Planeta Tierra’, un gran evento de divulgación organizado por el ICMAT en colaboración con el Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN) y la Vicepresidencia Adjunta de Cultura Científica del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), que tendrá lugar en el Museo madrileño del 10 al 13 de octubre.

Los días 10 y 11 de octubre se celebraron las jornadas “Un Planeta lleno de Matemáticas”. El primer día de la celebración se organizaron un taller de papiroflexia, otro de pompas de jabón y un tercero para hacer fractales con tijeras y papel. Dos grupos de 100 estudiantes de secundaria participaron, guiados por investigadores, en diferentes actividades con un mismo objetivo: mostrar las matemáticas que hay detrás de muchos fenómenos de la naturaleza y actividades de la vida cotidiana.

Fernando Corbalán, en la conferencia ‘Descubrimiento, exploración, actualidad y futuro de Terramates’/ CSIC-Álvaro Minguito

Dos conferencias, ‘Descubrimiento, exploración, actualidad y futuro de Terramates’ (impartida por el matemático Fernando Corbalán) y ‘La complejidad del mundo en un grafo’ (a cargo de Jacobo Aguirre, del Centro de Astrobiología), completaron el primer día de programación de una iniciativa que se prolongará hasta el próximo domingo.

Las jornadas constituyen el mayor evento divulgativo en España dentro del Año de las Matemáticas del Planeta Tierra, una iniciativa de carácter internacional auspiciada por la Unesco. Han sido organizadas por el Instituto de Ciencias Matemáticas (ICMAT) en colaboración con la Vicepresidencia Adjunta de Cultura Científica del Consejo Superior de Investigaciones Científicas y el MNCN.

Matemáticas para hacer figuras de papiroflexia

El objetivo es explicar, a través de diferentes actividades, el papel central que tienen las matemáticas en la resolución de complejos problemas de nuestro tiempo, como el cambio climático, la propagación de enfermedades, la gestión de catástrofes o la creación de ciudades inteligentes. Asimismo, la iniciativa pretende enseñar esta disciplina de una forma distinta, más lúdica y participativa, a los más jóvenes.

José Ignacio Royo, en el taller ‘Doblando las matemáticas’ / CSIC-Álvaro Minguito

Ese fue el reto de José Ignacio Royo Prieto, matemático de la Universidad del País Vasco que ha dirigido el taller ‘Doblando las matemáticas’. “Mirad, ¿veis este dinosaurio o esta mantis religiosa? Pues para hacerlos han hecho falta matemáticas”, explicaba a un grupo de alumnos de secundaria. Simultáneamente, en otro espacio del museo, José M. Conde y Ana Zumalacárregui, investigadores del ICMAT, daban indicaciones a alumnos de primero de la ESO para que hicieran pompas de jabón con placas de metacrilato y una mezcla de agua, jabón de lavavajillas y glicerina. A través de su taller, explicaron que “la observación de los fenómenos que se producen en la formación de las pompas ha servido a matemáticos y físicos para entender comportamientos de la naturaleza”. Una curiosa pompa con forma de cubo provocó el mayor asombro entre los asistentes. “Lo más interesante es que las pompas pueden servir para calcular superficies”, comentaba la alumna Rocío Fernández.

En un tercer espacio, Carlos Vinuesa, Giancarlo Breschi y Joan Tent, también del ICMAT, organizaron ‘Fractales y caos’, un taller en el que los participantes elaboraban con papel y tijeras aproximaciones a fractales como el triángulo de Sierpinski o el conjunto de Cantor, comprobando su gran parecido con estructuras de la naturaleza como montañas, plantas, vasos sanguíneos, costas… “Además de contemplar la belleza de los fractales, enseñar que puede haber objetos de dimensión mayor que 1 y menor que 2 o que una longitud infinita puede estar encerrada en un área finita” son, según Vinuesa, algunos objetivos de esta actividad.

Etiquetas:
Categorias: General