web analytics

Archivo de junio 16th, 2014

Llamando a las puertas del cielo

El último libro de Lisa Randall Llamando a las puertas del cielo  (Acantilado, 2013) tiene por protagonista al Gran Colisionador de Hadrones (el LHC en sus siglas inglesas), probablemente la obra de ingeniería más ambiciosa y compleja creada por la humanidad. La autora, reconocida física teórica, utiliza la apasionante aventura de la humanidad en su afán de conocer de que está hecho el universo, y cuál es su origen y cuál será su destino, para reflexionar sobre la naturaleza humana. Manuel de León, director del ICMAT, reseña el libro a continuación.

Mama, take this badge off of me

I can’t use it anymore.

It’s gettin’ dark, too dark to see

I feel I’m knockin’ on heaven’s door.

Knock, knock, knockin’ on heaven’s door

Knock, knock, knockin’ on heaven’s door

Knock, knock, knockin’ on heaven’s door

Knock, knock, knockin’ on heaven’s door

Bob Dylan: “Knockin’ On Heaven’s Door”

Finalmente he conseguido terminar de leer Llamando a las puertas del cielo, el último libro de Lisa Randall, publicado en España (Acantilado, 2013) y no porque el libro sea pesado; al contrario, Lisa Randall es una excelente escritora, y mantiene el interés del lector línea a línea. Pero se trata de un libro de 576 páginas, que viene a complementar y actualizar Universos ocultos (Un viaje a las dimensiones extras del cosmos), previamente publicado en la misma colección en 2009, que se iba a las 688 páginas. Este primer libro va ya por su tercera edición en España,lo que prueba del buen hacer de esta autora. Entre éstos dos , y fruto del revuelo mediático causado por el anuncio del posible descubrimiento del bosón de Higgs, publicó El bosón de Higgs, también en Acantilado, pero con 80 páginas. 

En Llamando a las puertas del cielo el gran protagonista es el Gran Colisionador de Hadrones (el LHC en sus siglas inglesas), probablemente la obra de ingeniería más ambiciosa y compleja creada por el ser humano en su historia, destinado a certificar los hallazgos del modelo estándard y a abrir nuevos horizontes para la física y la humanidad. La tercera parte del libro, dedicada en gran parte a describir los orígenes, dificultades y logros del LHC, me ha resultado  muy interesante. Motivada por el debate suscitado sobre la posibilidad de que el LHC generara agujeros negros con resultados catastróficos para nuestro planeta, la autora dedica varias secciones a hablar de las dificultades en la predicción, comparando estos temores (que eran a todas luces infundados) con lo que ha ocurrido con la crisis económica de 2008 o lo que está ocurriendo con el cambio climático, en donde sí había instrumentos para predecirlos.

Muchos lectores se acercan a libros como este tratando de conseguir una visión rápida sobre temas tan apasionantes. Pero la tarea no es fácil, y a pesar del empeño de Lisa Randall, el modelo estándard puede aparecer como un mecanismo mágico en donde fermiones y bosones, leptones, quarks y muones, se mezclan para constituir nuestro mundo con fuerzas débiles, fuertes, electromagnéticas y gravitación. Como las partículas masivas han adquirido esa masa y por qué es esta la que exhiben y no otra diferente, es un problema a resolver. El LHC está destinado a dar algunas respuestas, y probablemente a poner sobre la mesa muchas más preguntas (materia oscura, energía oscura, dimensiones ocultas), pero así funciona la ciencia.

No se trata de una obra divulgativa al uso, al contrario, la autora utiliza la apasionante aventura de la humanidad en su afán de conocer de que está hecho el universo, y cuál es su origen y cuál será su destino, para reflexionar sobre todo lo que nos atañe como humanos. Así ilustra al lector sobre lo que es la verdad científica y como esta se logra con el trabajo del investigador para desvelar los secretos que el universo encierra. Y de como el experimento es el que al final dice si una teoría es válida o debemos modificarla o cambiarla. Y de como debemos decidir entre la dicotomía verdad/belleza, y como esta última puede ir cambiando con el tiempo.

Lisa Randall pertenece a lo que puede llamar los “físicos creadores de modelos” (y al final, cualquier modelo resulta siempre en Matemáticas), no a los llamados “físicos de las cuerdas”, aunque las intersecciones son constantes. Sobre esta última teoría (y lo que se ha dado en llamar teoría del todo), Lisa Randall escribe: “Las ecuaciones de la teoría de cuerdas describen objetos tan increíblemente minúsculos y poseen una energía tan extraordinariamente alta que sería muy poco probable que cualquier detector que pudiéramos imaginar las vea alguna vez. Está definida en una escala de energía que es unos diez mil billones de veces mayor que las que podemos explorar experimentalmente con los instrumentos actuales.” Este es uno de las principales debilidades de esta teoría, la imposibilidad de comprobación experimental. La otra es la necesidad de identificar los contenidos matemáticos, ya que se trata de una “aproximación platónica”, matemática en definitiva. El tiempo dictará sentencia.

Una de las características de esta obra es que está escrita en primera persona, ya que Lisa Randall es una conocida física teórica. Por lo tanto, ella ha estado en las entrañas del LHC y ha sido protagonista de los resultados más relevantes de la física teórica de los últimos años. Es además una persona muy conocida en la divulgación científica, frecuentemente entrevistada en televisión, radio y prensa escrita; esto ha facilitado sus contactos con todo tipo de personajes, no solo de la ciencia, y estas experiencias enriquecen mucho sus libros.

Si tuviera que dar un consejo final, sería que compraran sus libros, y los leyeran con una mente muy abierta, y aunque no llegaran a comprender el 100%, al terminar su lectura llegarían a una conclusión: la aventura humana es apasionante, nuestro mundo es afortunadamente mucho más que las miserias diarias que exhibe nuestra sociedad, y que como humanos, nos debatimos entre lo infinatemente pequeño y lo infinitamente grande, tratando de entender esas dos escalas para encontrar un significado a nuestra existencia. Lisa Randall es de una honestidad apabullante, no oculta ni una sola dificultad, si una sección del libro se pone densa, te avisa a tiempo; si una teoría es solo eso, teoría, lo admite, hasta que los experimentos la confirmen.

Lisa Randall

Sobre la autora

Lisa Randall nació en Nueva York el 18 de junio de 1962, y es catedrática de física en la Universidad de Harvard. Su investigación se centra en la física de partículas y la cosmología, temas en los que ha obtenido importantes resultados en supersimetría, teoría de la unificación e inflación cósmica. Es conocida por el modelo de Randall-Sundrum, un modelo del universo en 5 dimensiones inspirado en la teoría de Kaluza-Klein. Lisa Randall estudió matemáticas y física, doctorándose en Ciencias Físicas en la Universidad de Harvard en 1987. Fue seleccionada por la revista Newsweek en el número “Who’s next” de enero de 2006 como “una de las más prometedoras físicas teóricas de su generación”. Tras su doctorado, fue profesora en el MIT y en la Universidad de Princeton, hasta 2001, año en el que se incorporó definitivamente a Harvard. Su trabajo de investigación ha conseguido un enorme impacto en su campo, y en 2004 fue la física teórica más citada de los cinco años anteriores. Randall también se ha dedicado a la música, y ha escrito el libreto de la ópera Hypermusic Prologue: A Projective Opera in Seven Planes, en colaboración con el compositor Héctor Parra.

Sobre el título

Obviamente, el título del libro está inspirado en la famosa canción de Bob Dylan, que la autora escuchó por primera vez en un concierto de Dylan con Grateful Dead en Oakland en 1987, aunque el libro de Randall va en una dirección diferente. La autora también confiesa que no tiene tampoco que ver con lo que se dice en el Evangelio de San Mateo: “Pedid y se os dará; buscad y encontraréis; llamad y se os abrirá; pues quien pide recibe, y quien busca encuentra, y a quien llama se le abre”. Lo que Randall busca es el conocimiento, y el título se refiere precisamente al objetivo de la ciencia en busca de respuestas.

Así y todo, no nos resistimos a terminar esta reseña con el resto de la hermosa canción de Dylan:

Mama, put my guns in the ground

I can’t shoot them anymore.

That long black cloud is comin’ down

I feel I’m knockin’ on heaven’s door.

Knock, knock, knockin’ on heaven’s door

Knock, knock, knockin’ on heaven’s door

Knock, knock, knockin’ on heaven’s door

Knock, knock, knockin’ on heaven’s door

Datos del libro

Lisa Randall
Llamando a las puertas del cielo

Colección: El Acantilado, 283

Traducción: Javier García Sanz

ISBN: 978-84-15689-91-1

Encuadernación:  Rústica cosida

Formato: 13 x 21 cm

Páginas: 576

Precio: 29.00 €

Manuel de León (CSIC, Real Academia de Ciencias y Academia Canaria de Ciencias) es Director del Instituto de Ciencias Matemáticas (ICMAT) y vocal del Comité Ejecutivo de IMU.

Etiquetas:
Categorias: General