web analytics

¿Cómo llegué a odiar las matemáticas?

Especial ICM2014

Dentro del programa del ICM2014 hay una serie de actividades destinadas al público general. Ayer tuvo lugar una de ellas, la proyección de la película “¿Cómo llegué a odiar las mates?” (2013), presentada por el medallista Fields (2010) Cèdric Villani, uno de sus protagonistas. En ella vemos a estudiantes, a profesores, a filósofos, y a investigadores hablar de su relación con las matemáticas. En un recorrido que abarca más de tres años de grabación y  varios países (EE.UU, India, Alemania, Francia) el autor, Olivier Peyon, reflexiona sobre la manera en la que se enseña en las escuelas, se investiga en los centros internacionales o se aplica en la bolsa.

Ayer, 19 de agosto, a las 17:30, se presentó en el Congreso Internacional de Matemáticos (ICM) el documental “¿Cómo llegué a odiar las mates?” (“Comment j’ai deteste les maths”, en su título originial), del director francés Olivier Peyon. Cédric Villani, director del Instituto Henri Poincaré y Medalla Fields en el anterior ICM (2010), fue el encargado de presentar el film, en el que participa como uno de los personajes principales.

“Es la primera representación realista de la investigación matemáticas en la gran pantalla”, señaló Villani. “Es difícil de plasmar, ya que la matemática es un tema multifacético, es a la vez cultura y tecnología, belleza y funcionalidad, tiene importancia en la economía y en el resto de ciencias”, reflexionaba ayer, antes de que diera comienzo la proyección.

El documental no tiene un mensaje definido, sino que es la historia de una búsqueda y un encuentro en torno a las matemáticas. –“El director no sabía lo que iba a contar cuando empezó a grabar”, explicaba Villani. El relato se construye a partir de encuentros, lugares, y, sobre todo, personajes. El documental se nutre de entrevistas y reflexiones a grandes figuras de la matemática internacional, como el investigador, empresario y ahora filántropo Jim Simons, el director del ERC, Jean-Pierre Bourguignon, o el propio Villani. Además, apareen varios profesores de matemáticas, tanto de enseñanza formal como informal.

Cèdric Villani, en uno de los fotogramas de la película

Se tratan diversos temas en relación con la disciplina: la educación, con el retrato de un dedicado profesor de matemáticas de instituto y de algunos alumnos, de la reforma que introdujo la matemática moderna en la escuela francesa –y del rechazo que generó-, centros de matemática recreativa en EE.UU.; la investigación, con visitas a grandes centros de la disciplina, como Oberwolfach, el Instituto de Estudios Avanzados o el Institut des hautes études scientifiques. Finalmente se muestra el papel de la matemática en la crisis financiera, a partir de lo que se reflexiona sobre la responsabilidad social de los matemáticos.

La película dura 103 minutos, que pese a la calidad de la grabación, sí se acaban haciendo algo largos, sobre todo por la dispersión de los temas que se van abordando. “Es un proyecto arriesgado. Es una película larga, trata de un tema peculiar, y se ideó para proyectarse en los cines”, señalaba Villani. Sin embargo, solo en Francia 80.000 personas fueron a verla, todo un éxito para un proyecto de este tipo.

Como indicó ayer Villani, no es una película con buenos, ni malos, lo hay bien o mal, las personas –y los diferentes discursos- aparecen con sus contradicciones. Plasma el amor y el odio a las matemáticas, y el poder de esta disciplina en la sociedad contemporánea, sin responder a la pregunta que da título a la película.  “El objetivo final es hacer pensar al espectador, para que él mismo busque las respuestas”, concluía.

Más información:

http://www.telerama.fr/cinema/films/comment-j-ai-deteste-les-maths,481832.php

Ágata A. Timón es reponsable de Comunicación y Divulgación del ICMAT.

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*