web analytics

Archivo de junio 13th, 2016

Goethe coloreado

“No vemos el mundo como es, lo vemos como creemos que es útil verlo para no morir en él”

Luis Martínez

“Por mucho que profundicemos en nuestro conocimiento del mundo, él siempre guardará un lado nocturno y un lado diurno.”

Johann Wolfgang von Goethe

 

Todos conocemos la obra de, quizás, el escritor alemán mas importante de la historia, Johann Wolfgang von Goethe, el autor de clásicos como Las desventuras del joven Werther (1774) o el Fausto (1806). Pero nos resulta mas desconocida su faceta como científico, o al menos, como intelectual apasionado por la ciencia.

Johann Wolfgang von Goethe

Goethe quiso aportar humanidad a la fría ciencia de Newton, y en su libro Zur Farbenlehre (1810), Teoría de los colores, desarrolló una teoría subjetiva del color, asociando uno diferente a cada sensación. Por ejemplo, según Goethe, los colores cálidos estimulan la mente y alegran mientras que los colores fríos tranquilizan; los negros y grises deprimen y el blanco refuerza lo positivo. Es decir, los colores están mediatizados por nuestra percepción e influyen en nuestra conducta. Al entrar en contacto con un determinado color, este se sincroniza con nuestro espíritu e influye en nuestro estado de ánimo.

La luz travesando el prisma según Goethe

Goethe pretendía en su libro desarrollar una teoría mas acertada y general que la de Newton, y aunque hoy en día, la física no la acepta, si que sirvió para crear lo que hoy se llama la psicología del color. Estas palabras de Goethe son muy explícitas:

“Cuando el ojo ve un color se excita inmediatamente, y ésta es su naturaleza, espontánea y de necesidad, producir otra en la que el color original comprende la escala cromática entera. Un único color excita, mediante una sensación específica, la tendencia a la universalidad. En esto reside la ley fundamental de toda armonía de los colores…”

A pesar del rechazo de los físicos, esta obra de Goethe era tan bella y atractiva que consiguió fascinar a gente tan notable como Thomas Johann Seebeck, Arthur Schopenhauer, Hermann von Helmholtz, Rudolf Steiner, Ludwig Wittgenstein, Werner Heisenberg, Kurt Gödel, y Mitchell Feigenbaum.

Ludwig Wittgenstein, en su obra Remarks on Colour, una exégesis del libro de Goethe, comenta la dificultad de explicar en que consiste su teoría del color, ya que no es en sí una teoría ni hay ningún experimento que la pueda probar o falsear. Su teoría es mas bien un catálogo de experiencias.

¿Y qué decir de las matemáticas? Nada agradable (aparte de su asignación numérica a cada color según su luminosidad), ya que según Goethe, el error de Newton fue precisamente primar las matemáticas sobre las sensaciones. Cuando Goethe intenta reproducir la descomposición de la luz blanca al pasar por un prisma, siguiendo las técnicas de Newton, algo falla. Lo que goethe encuentra es esto.

1. Cuando un haz de luz está rodeado de oscuridad, aparecen tonos amarillo-rojizos en la parte superior, y azul-violáceos en la parte inferior. El espectro con el verde en el centro aparece solo cuando los bordes violáceos se superponen a la parte rojo-amarilla.

2. Cuando un haz de oscuridad está rodeado de luz, encontramos tonos azul-violáceos en el borde superior, y amarillo-rojizos en la inferior. Cuando los bordes se solapan, aparece el magenta en el centro.

Dos de las creaciones de Goethe fueron la rueda de color, basada en la triada de colores primarios complementados con los secundarios, y el triángulo de color.

La rueda de color de Goethe

En su teoría, Goether describía los colores como la interacción dinámica entre la luz y la oscuridad. La luz podía limitar la energía de la oscuridad, y recíprocamente, y así surgía el color. Los fundamentos de Goethe fueron la simetría y la complementariedad (que depende de nuestro sistema visual).

A pesar de su influencia en el arte y en la estética, la teoría de los colores de Goethe no triunfó y las tesis de Isaac Newton, Huygens y resto de físicos y matemáticos se impusieron finalmente. Sin embargo, las ideas de Goethe sobre la percepción del color han tenido su continuidad por ejemplo con las ideas de Edwin H. Land sobre la retina.

En conclusión, como en la cita del investigador Luis Martínez que reproducíamos al principio, la visión y los colores en particular nos abren muchas preguntas en las que, sin duda, las matemáticas pueden jugar un papel esencial en resolver.

Para finalizar, digamos que Goethe estaba muy orgulloso de su teoría de los colores, llegando a decir:

“No me enorgullezco demasiado de mis logros como poeta. En mi época han vivido escritores creativos excelentes, los ha habido aun más brillantes antes de mí, y siempre los habrá después de mi tiempo. Pero de ser yo el único en mi siglo que conoce la verdad acerca de la teoría de los colores… ¡Eso es de lo que estoy orgulloso y lo que me da un sentimiento de superioridad sobre muchos!”

Les dejo con este video documental sobre la Teoría de los colores de Goethe

Imagen de previsualización de YouTube

Manuel de León (CSIC, Fundador del ICMAT, Real Academia de Ciencias, Real Academia Canaria de Ciencias, ICSU).

Etiquetas:
Categorias: General