Archivo de octubre, 2017

Diez años de ICMAT

Hoy, hace diez años, se firmaba el Convenio de creación del Instituto de Ciencias Matemáticas, el 29 de octubre de 2007. Un convenio que tuvo un largo recorrido desde la decisión de ponerlo en marcha en 2005 por parte de la dirección del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), presidida por Carlos Martínez Alonso.

Ya en 2005, lo que entonces era un Departamento de Matemáticas del Instituto de Matemáticas y Física Fundamental (IMAFF), pudo presentar una propuesta independiente para el Plan Estratégico 2006-2009. Este plan fue evaluado por una Comisión externa encabezada por Jean-Pierre Bourguignon, actualmente presidente del European Research Council (ERC). El instituto se fue configurando finalmente como un instituto mixto entre el CSIC y tres de las universidades madrileñas (UAM, UC3M y UCM), con los objetivos siguientes (tal y como reza la introducción al citado convenio):

“ … cauce conveniente para la coordinación y el desarrollo de la actividad investigadora en Ciencias Matemáticas buscando su intensificación y la creación de canales convenientes para la transferencia del conocimiento matemático a otras ciencias y a los sectores tecnológicos, industriales y financieros.”

Tuve el honor de ser nombrado Director en funciones para llevar adelante todo el proyecto, aunque mi trabajo por las matemáticas en el CSIC comenzó una mañana de enero de 1986, cuando aterrizé en el campus central de Serrano y ocupé mi despacho de Serrano 123, como Investigador Científico, y encontré una situación devastadora de la disciplina en esta institución. Por lo tanto, esa firma de 2007 significó en mi caso una enorme satisfacción, un gran logro que dejaba atrás 21 años de lucha por recuperar para las matemáticas su lugar natural en el CSIC. Como decía entonces (y sigo manteniendo): “el CSIC no puede vivir sin las matemáticas, ni la comunidad matemática española puede ser eficiente sin el CSIC”.

El ICMAT se había ido conformando, en lo que tocaba al CSIC, fundamentalmente con contratados Ramón y Cajal, investigadores que luego han sido los receptores de hasta diez proyectos del European Research Council, hasta hace dos años, el récord entre los centros de investigación matemática europeos. Estos éxitos han ido acompañados de muchos otros logros, como la Cátedra AXA de David Ríos Insúa, una de las cuatro existentes en España en todos los campos científicos y la única de todo el CSIC.

El ICMAT pudo gozar de una sede propia, un magnífico edificio en el campus de la UAM, que en un principio iba a ser solo para el ICMAT, pero que fue aumentando su presupuesto y envergadura para alojar también al Instituto de Física Teórica.

Desde mi nombramiento inicial en funciones (formalmente el 19 de enero de 2008), mi trabajo estuvo siempre al servicio de las cuatro instituciones y el instituto; pasé a ser director el 12 de julio de 2012 (tras una elección por unanimidad), y ya no pude terminar mi mandato por las causas que todos conocen. Ahora, desde el 2 de septiembre de 2017, he recuperado la dirección, y ya veremos lo que nos depara el futuro.

No puedo estar más que orgulloso de haber liderado este proyecto, que nunca ha tenido un camino de rosas por delante; al contrario, se le han puesto todos los obstáculos posibles. Pero ahí está, haciéndose un hueco en la excelencia matemática internacional, y respetado, porque se hizo en pocos años lo que otros fuera de España llevaban haciendo décadas.

Estos dos últimos años han sido de un cierto parón, porque el ICMAT compite en condiciones desiguales frente a sus pares internacionales, condiciones que solo pueden superarse con inteligencia y estrategia; pero la estrategia que se había desarrollado en años anteriores, ha prácticamente desaparecido. El otro factor determinante es la voluntad y la dedicación del que dirige, y de eso hemos adolecido un poco estos dos años. Como decía Abraham Lincoln: “Nearly all men can stand adversity, but if you want to test a man’s character, give him power.” Hasta tal punto ha llegado la situación, que he tenido que recordar hoy que el ICMAT cumple oficialmente diez años, porque a mis antecesores se le había pasado inadvertido. Hemos sufrido eso tan español de querer manejar el barco sin leerse el libro de instrucciones (leáse convenios y reglamentos). Quizás también por eso algunos ignoran que la transferencia estaba en el mismo germen del instituto, como dicta su convenio; de la mano de la ciencia excelente, por supuesto.

El ICMAT afronta una etapa compleja; por mi parte he tratado en estos dos meses que llevo de nuevo en la dirección, poner orden y estimular alguna estrategia medio olvidada. Pero lo que sea el ICMAT en los próximos años va a depender del compromiso de sus investigadores, de que desaparezca el sectarismo, y que las decisiones (científicas y administrativas) se aprueben en los órganos correspondientes y no en los despachos.

_______

Manuel de León (CSIC, Fundador y Director del ICMAT, Real Academia de Ciencias, Real Academia Canaria de Ciencias, ICSU).

Etiquetas:
Categorias: General

Nace el International Science Council

Hoy, 26 de octubre de 2017, en Taipei, es un día importante para la ciencia en nuestro planeta. Es un día de cambio, pero así son los días importantes, los que cambian la historia. Los dos Consejos Científicos (ICSU, International Council for Science, para las ciencias naturales) e ISSC (International Social Science Council, para las ciencias sociales) han unido sus fuerzas; de su fusión nace el International Science Council, que a partir de ahora será una voz única para la ciencia. El apoyo ha sido masivo: 96,64% de los votos de ISSC, 90% del lado de ICSU.

El grupo de trabajo, que desde la reunión previa en octubre de 2016 en Oslo, tenía la misión de producir un documento que reflejara lo que sería esa fusión potencial, ha señalado como principios: construir sobre las fortalezas existentes, reconocer la necesidad de cambio, escuchar perspectivas de todas las partes del mundo y de todas las disciplinas, y construir una voz común para la ciencia.

En la reunión del 25 de octubre de 2016 en Oslo, los miembros de ambos consejos (una reunión de las dos Asambleas Generales, de facto), aprobó provisionalmente la fusión, a ser refrendada o no en esta reunión en Taipei.

No ha sido fácil el camino seguido hasta Taipei, porque los dos Consejos tenían estructuras diferentes, en cuanto a las características de sus miembros, organización interna, tamaño de sus presupuestos; pero cuando el objetivo  común es claro y supone una mejora para toda las ciencias, y una manera más efectiva para afrontar los grandes y graves desafíos que la humanidad enfrenta, las cuestiones particulares (tantas veces basadas en falsas cuestiones identitarias) se dejan a un lado.

Las barreras se han roto, y las ciencias naturales se dan la mano con las sociales; ambas son imprescindibles, y las respectivas culturas deben impregnarse una a la otra. Nace una tercera cultura, la que une ambas, para que de las sabidurías de una y otra surja la común, la que está anclada en las mejores esencias de la humanidad.

Un aspecto importante es que las ciencias sociales pueden ayudar a las naturales a transmitir mejor a la sociedad el valor de la ciencia, y combatir los populismos y falsas creencias que están surgiendo en los últimos años en diversas partes del mundo. Sin duda, la nueva organización tendrá este tema como una de sus prioridades.

No todo está hecho, queda camino por recorrer, pero ya se ha comenzado el recorrido.

¡Un gran día para la ciencia!

_______

Manuel de León (CSIC, Fundador y Director del ICMAT, Real Academia de Ciencias, Real Academia Canaria de Ciencias, ICSU).

 

Etiquetas: ,
Categorias: General

Clásicos para la vida y reflexiones sobre la escuela

«Que otros se jacten de las páginas que han escrito; a mí me enorgullecen las que he leído»

Jorge Luis Borges.

 

Asistimos a un debate sobre los aspectos utilitarios que debe ofrecer la educación en la escuela, es decir, si las enseñanzas deben tener como objetivo la formación de profesionales y adecuarse por tanto en sus métodos y contenidos a este objetivo.

La lectura reciente del nuevo libro de Nuccio Ordine, Clásicos para la vida – Una pequeña biblioteca ideal, en Acantilado, nos ha llevado de manera natural a una breve reflexión sobre este asunto. Recuerda Ordine el caso de Albert Camus, quién recién conseguido su Premio Nobel de Literatura, escribe una conmovedora carta a su maestro, que supo despertar en él el gustos por el conocimiento y la verdad.

La tesis de Ordine es la necesidad de una educación generalista, que no olvide los valores humanistas, que forme personas que sean capaces de disfrutar de la riqueza artística e intelectual que ofrece nuestro mundo, con la seguridad de que así serán capaces de abordar con más éxito cualquier profesión que deseen ejercer. Y habla con su experiencia como profesor.

Ordine también abomina (y coincido con él) del abuso de celulares y tabletas en la enseñanza. Esa proliferación de lo digital está empobreciendo el acervo intelectual de los jóvenes estudiantes, y parece más bien dirigido a que los fabricantes sigan obteniendo más y más beneficios vendiendo actualizaciones continuamente. Exige comparar el gasto de los gobiernos en este tipo de compras educativas con los recortes que tanto la educación como la investigación básica han sufrido (y siguen sufriendo) en tantos países. Y lo que Ordine observa en Italia es lo que vemos también en España.

Ordine denuncia también la proliferación de reglas, medidas, evaluaciones, que invade al profesorado y que no sirve para conseguir mejores resultados en la enseñanza. este nuevo libro va en una dirección similar a la de La utilidad de lo inútil, publicado también en Acantilado.

La arremetida de Ordine le lleva a recordar estas frases de Albert Einstein en su famosa conferencia “Algunas ideas sobre Educación” en 1936:

La escuela debe siempre plantearse como objetivo que el joven salga de ella con una personalidad armónica y no como un especialista. En mi opinión, esto es aplicable, en cierto sentido, incluso a las escuelas técnicas, cuyos alumnos se dedicarán a una profesión totalmente definida. Lo primero debería ser, siempre, desarrollar la capacidad general para el pensamiento y el juicio independientes y no la adquisición de conocimientos especializados.

«Some thoughts concerning education», Discurso pronunciado en la 72ª Asamblea de la Universidad delEstado de Nueva York en el Chancellors Hall del State Education Building, en Albany, Nueva Nork, con motivo de la celebración del tricentenario de la educación superior en Estados Unidos. School and Society 44 (1936), pp. 589-592.

Es interesante recordar estas frases también del genio alemán:

En realidad es casi un milagro que los modernos métodos de enseñanza no hayan estrangulado ya la sagrada curiosidad de la investigación, pues, aparte de estímulo, esta delicada planta necesita sobre todo de libertad; sin ésta se marchita indefectiblemente. Es grave error creer que la ilusión de mirar y buscar puede fomentarse a golpe de coacción y sentido del deber. Pienso que incluso a un animal de presa sano se le podría privar de su voracidad si, a punta de látigo, se le obliga continuamente a comer cuando no tiene hambre, y sobre todo si se eligen de manera conveniente los alimentos así ofrecidos.

(A. Einstein, Notas autobiográficas, Madrid, Alianza, 1984, págs. 21-22.)

 

Nuccio Ordine

 

¿Quién es Nucio Ordine?

Esta es una breve biografía que podemos encontrar en su editora española, Acantilado:

Nuccio Ordine (Diamante, 1958) es profesor de Literatura italiana en la Universidad de Calabria y autor de diversos libros, varios de ellos sobre Giordano Bruno. Ha sido profesor visitante de centros como Yale, Paris IV-Sorbonne, CESR de Tours, IEA de París, el Warburg Institute o la Sociedad Max Planck de Berlín. Es también miembro del Harvard University Center for Italian Renaissance Studies y de la Fundación Alexander von Humboldt, así como miembro de honor del Instituto de Filosofía de la Academia Rusa de Ciencias y caballero de la Legión de Honor francesa en 2002.

_______

Manuel de León (CSIC, Fundador y Director del ICMAT, Real Academia de Ciencias, Real Academia Canaria de Ciencias, ICSU).

Etiquetas: , ,
Categorias: General

La formación predoctoral en el CSIC

Las becas (ahora contratos) predoctorales han sido desde hace décadas uno de los pilares de la investigación en España. Han permitido la formación de nuevos investigadores y la transmisión de ideas y tecnologías esenciales para consolidar un colectivo estable de investigadores. Como veremos en esta entrada, el CSIC ha perdido atractivo para los investigadores predoctorales, que quizás ven un futuro más incierto en esta institución que en otras, tal y como está ocurriendo con los investigadores Ramón y Cajal.

Sede central el CSIC

Sus dos formatos principales son las llamadas FPI (asociadas a un proyecto que ha conseguido ser financiado en las convocatorias competitivas correspondientes y al que se le ha asignado ese contrato), y las FPU (que se pueden solicitar sin estar condicionados a que el proyecto sea adjudicatario de un tal contrato). En general, hay más candidatos para cada contrato en las FPU y menos en las FPI, aunque la duración, cuantía de ambas y las condiciones de trabajo seann similares. Las FPI son financiadas por el MINECO y las FPU por el MECD.

El pasado día 25 de septiembre se publicó la resolución de concesión de las ayudas a contratos predoctorales (FPU). En la convocatoria se convocaban 850 ayudas y se han concedido un total de 827, de las cuáles al CSIC se le han concedido como centro de adscripción 54 ayudas a contratos predoctorales. En las universidades, destacan la Universidad de Granada, que ha obtenido 88 ayudas, la UCM 54, la Universitat de Valencia 43 y la UAM, 41.

Doctorandos en el ICMAT

El CSIC, con 122 institutos de investigación, ha sido siempre un receptor natural de contratos y becas predoctorales, por su competitividad, tanto de FPIs como de FPUs. En los últimos 5 años se ha producido una importante disminución en el número de investigadores predoctorales en formación:

 

ENTIDAD FINANCIADORA

2012

2013

2014

2015

2016

CSIC: JAE-PRE

954

681

169

167

5

MINECO: Formación Personal Investigador (FPI)

931

858

667

761

628

MECD: Formación Profesorado Universitario (FPU)

233

241

189

222

172

Otros(Fundaciones, CCAA)

125

92

30

41

32

TOTALES

2243

1872

1055

1191

837

Y estas son las previsiones para 2017 en FPI y FPU según las recientes publicaciones ministeriales:

•          FPI: 186

•          FPU: 54

Uno de los problemas que enfrenta el CSIC es la colaboración con las universidades en los Programas de Postgrado (máster y doctorado). Aunque el CSIC mantiene sus programa spropios en colaboración con la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), la mayor parte de las tesis se realizan con las universidades públicas. Pero incluso en los institutos mixtos, las relaciones no son todo lo estrechas que sería deseable. Este es un tema todavía sin resolver en la mayoría de los institutos mixtos, aunque se siga colaborando ya que los investigadores usan los acuerdos existentes que les permiten la dirección de tesis doctorales.

Si bien la bajada en el número de contratos FPI y FPU en el CSIC podría ser achacable a la bajada en la financiación por parte de los Ministerios, existen más convocatorias predoctorales competitivas, tanto nacional como internacionalmente, y en las que el CSIC debería fijar su interés (a destacar  son las ayudas o becas de la fundación de La Caixa), que les ofrecen mejores condiciones económicas y atractivos complementos como planes de formación para el predoctoral en diferentes ciudades españoles (formación transversal relacionada con gestión del doctorado y de la investigación en general), acceso a una red de becarios y un incremento del reconocimiento internacional de esta modalidad de beca. Se añade a esto la reducción (14%) en la plantilla investigadora en el CSIC desde 2011, lo que implica un menor número de directores de tesis.

En definitiva, todo suma, y el resultado es que finalmente haya menos solicitantes con el CSIC como centro de adscripción y por lo tanto menos contratos predoctorales.

Atrás queda el programa propio JAE, que contemplaba una auténtica carrera científica con los JAE INTRO, JAE PRE y JAE DOC, que se complementaba con los programas de los ministerios y los autonómicos. Eran tiempos de bonanza económica pero también de diseño de estrategias, y estas últimas vienen siempre bien cuando los recursos disminuyen.

En cuanto al reclutamiento de investigadores en formación, el Departamento de Postgrado y los institutos realizan campañas de visibilidad para atraer a los mejores estudiantes, siendo uno de los banderines de enganche más efectivos las becas JAE INTRO, llamadas anteriormente Becas de Introducción a la Investigación (las populares “becas de la bicicleta”, porque se realizaban en julio y septiembre), así como el programa de becas de máster Severo Ochoa. Si se añade, como en el caso del ICMAT, una Escuela JAE de Matemáticas, se consiguen excelentes candidatos para las becas. Y esto no es una competencia con las universidades, porque al final es en ellas donde desarrollan sus programas de máster y doctorado, y en donde defienden sus tesis doctorales. Todos ganan.

En cualquier caso, el CSIC debe afrontar este tema con decisión, porque una parte de su futuro descansa en estos programas de formación.

_______

Manuel de León (CSIC, Fundador y Director del ICMAT, Real Academia de Ciencias, Real Academia Canaria de Ciencias, ICSU).

Etiquetas:
Categorias: General

La belleza de las matemáticas

En el año 2003, la novelista japonesa Yoko Ogawa publicó La fórmula preferida del profesor, una deliciosa historia de una madre soltera que entra a trabajar como asistenta en casa de un viejo y huraño profesor de matemáticas. El profesor, brillante en otros tiempos, ha perdido la memoria en un accidente automovilístico, de manera que solo recuerda los últimos ochenta minutos. El profesor y el hijo de diez años de la asistenta van desarrollando una amistad basada en su mutuo aprecio por el béisbol. Las matemáticas aparecen en su día a día y tanto su hijo como la propia asistenta se aficionan a las mismas.

 

La fórmula es, como no, la de Euler

que realaciona el número pi, el número e, y la unidad imaginaria i. Esta fórmula está considerada por la mayoría de los matemáticos como la más hermosa.

La novela tuvo un éxito arrollador en Japón: un millón de ejemplares vendidos en dos meses, y otro millón en formato de bolsillo, película, cómic y CD. También en nuestro país ha resultado un éxito, con ya 21 ediciones en Editorial Impedimenta, la última ilustrada y con un epílogo inédito de Ogawa. La novela consiguió además varios premios: el Premio Yomiuri, el Premio de las Librerías Japonesas y el de la Sociedad Nacional de Matemáticas «por haber mostrado la belleza de esta disciplina».

Impedimenta publica ahora el complemento imprescindible para su novela, la obra Introducción a la belleza de las matemáticas, una colaboración con el matemático Masahiko Fujiwara. En el prólogo del libro, Yoko Ogawa cuenta como al ocurrírsele escribir una novela con un protagonista matemático, fue a visitar a Fujiwara a su despacho de la Universidad de Ochanomizu, en Tokio.

 

Yoko Ogawa

Masahiro Fujiwara

En vez de encontrarse con una persona retraída, aislada en su mundo, Ogawa describe a un personaje enamorado de las matemáticas por su belleza intrínseca, lleno de humor y cercano; nada que ver con el estereotipo. Una vez publicada la novela, coinciden ambos en un programa de televisión, Word Friday, y la editorial Chikuma Shobo se interesa por publicar el contenido de la charla. Esta, junto con una posterior ya con ese propósito, conforman el contenido del libro.

Introducción a la belleza de las matemáticas es un diálogo entre Ogawa y Fujiwara, lleno de humor y amor por las matemáticas, en el que se intercalan algunas demostraciones sencillas de algunos resultados matemáticos. En el recorrido aparecen personajes como el indio Ramanujan, el británico Alan Turing, Leonhard Euler o Carl Gauss, pero también la conjetura de Fermat y su resolución por Andrew Wiles basado en el trabajo de los matemáticos japoneses Yutaka Taniyama y Gorō Shimura (autores de la famosa conjetura de Taniyama-Shimura). Fujiwara da también una serie de pinceladas históricas muy interesantes sobre las matemáticas en Japón.

Es interesante como las matemáticas y el béisbol se unen en el número 28, dorsal del jugador de béisbol Yutaka Enatsu, de los Hanshin Tigers, que entre 1967 y 1975 se convirtió en una leyenda en Japón. Pero 28 es un número perfecto, ya que es el resultado de la suma de todos sus divisores: 1, 2, 4, 7 y 14.

Un libro que todos los que hayan leído La fórmula preferida del profesor no pueden perderse, y si no han leído la novela, no dudarán en leerla tan pronto termine este fascinante diálogo entre la novelista y el matemático.

_______

Manuel de León (CSIC, Fundador y Director del ICMAT, Real Academia de Ciencias, Real Academia Canaria de Ciencias, ICSU).

 

Etiquetas:
Categorias: General

Las matemáticas de la luz

“Las matemáticas de la luz” es mi sexto libro en la colección “¿Qué sabemos de?” y el séptimo en la Catarata. Es una colaboración con Ágata Timón, como algunos de los títulos anteriores.

Como comentamos en la Introducción, pocas cosas hay en nuestro universo más fascinantes que la luz. La naturaleza de la luz ha sido siempre uno de los temas más apasionantes en la historia de la humanidad. E íntimamente ligada a la luz está la visión; la mayoría de nuestras percepciones del mundo llegan a través de nuestros ojos, y para ello la luz es imprescindible. Por ello, hemos añadido la visión como parte del recorrido. La luz es, además, uno de los principales motores del desarrollo tecnológico en el siglo XXI: con solo mirar a nuestro alrededor podemos darnos cuenta de este hecho en campos como la medicina, las comunicaciones o el negocio del entretenimiento y la cultura

Escribir un libro de divulgación precisa sobre todo de un relato, una línea conductora, porque, la mayor parte de la información está disponible en internet, en otros libros, en artículos, etc., así que lo más importante es el guión. Por supuesto, el estilo y la imaginación del autor o autores va a contribuir a darle la personalidad necesaria para que el producto final sea apetecible para los lectores. Acabamos de reseñar “Évariste”, y a pesar de que la historia de Galois está escrita en mil sitios, el talento de François-Henri Déserable ha producido una obra memorable.

Manuel de León

 

Ágata Timón

En este libro tratamos de hacer un recorrido histórico de cómo las matemáticas (y muy especialmente la geometría) han estado siempre detrás de las diferentes teorías que la humanidad ha desarrollado para entender no solo lo que es la luz, sino también cómo se produce la visión. Comenzamos con la Grecia Clásica, seguimos con lo que pensaban los árabes (con especial atención al genio de Alhacén) y los europeos en la Edad Media, pasando luego a las ideas modernas con las leyes de la reflexión y la refracción, la polémica de la naturaleza corpuscular u ondulatoria de la luz con Newton y Huygens, la evolución de Maxwell, y la irrupción de las dos grandes teorías de la física en el siglo XX: la relatividad y la mecánica cuántica.

Acompañamos en el recorrido las diversas teoría sobre la visión: si son los objetos los que emiten “cosas” que el ojo reconoce, o son nuestros ojos los que emiten “cosas” que reconocena a los objetos. La visión es hoy en día un campo de trabajo fascinante para neurocientistas; podemos encontrar en este libro un resumen de cómo se produce la visión.

Es un libro que nos ha costado mucho esfuerzo, para condensar tantas cosas en poco más de un centenar de páginas. Ojalá sirva para que los lectores disfruten y se aficionen más y más a la ciencia.

Finalmente, unas palabras sobre la portada: es ‘La rueda de los colores’ de Johann Wolfgang von Goethe, quién dedicó muchos años a un estudio de los colores en su obra “Teoría de los colores”.

Datos del libro
Las matemáticas de la luz
Manuel de León y Ágata Timón

PVP: 12 euros (IVA incluido)
128 páginas
Formato: 13,5×21 cm
ISBN: 978-84-9097-358-5

_______

Manuel de León (CSIC, Fundador y Director del ICMAT, Real Academia de Ciencias, Real Academia Canaria de Ciencias, ICSU).

 

 

Etiquetas: , , , , , ,
Categorias: General

Doctorados industriales en matemáticas

Las matemáticas juegan un papel esencial en el avance de las ciencias y la tecnología para la industria. Transferir el conocimiento matemático es desde hace ya un tiempo uno de los desafíos de la disciplina. Afortunademente, en los últimos años, España ha conseguido logros muy significativos aunque queda tarea por hacer.

Basta visitar la página web de la Red Española Matemática-Industria (math-in) para darse cuenta de este hecho. La red está formada por más de 40 grupos de investigación, integrando a más de 440 investigadores, que están establecidos en todo el territorio español.

El Instituto de Ciencias Matemáticas (ICMAT), consciente desde sus inicios de la importancia de las aplicaciones de las matemáticas y su transferencia, forma parte de esta red, y creó en 2013, con la ayuda del Programa Severo Ochoa, la Oficina ICMAT Tranfer, con un gestor que ayudara a los investigadores a contactar con el sector industrial. La consecución de la una Cátedra AXA ha sido también un impulso decisivo en esta andadura.

Nos hacemos hoy eco del nuevo programa de ayudas de la Comunidad de Madrid para la realización de doctorados industriales, dirigido a estudiantes interesados en desarrollar su tesis doctoral en una empresa y a la vez en un centro de investigación de Madrid. Esta iniciativa pretende fomentar la transferencia del conocimiento al sector industrial, ofreciendo una formación dual en una empresa y, al mismo tiempo, en un centro de investigación madrileño. Las ayudas tendrán asociadas contratos con un coste mínimo de 25 000 euros (incluyen el salario y los costes empresariales) y se extenderán por un máximo de tres años.

El ICMAT quiere participar en este programa y busca candidatos interesados en las siguientes áreas del conocimiento:

- Referencia MAD-IND-2017-01: Modelización matemática, optimización, ciencia de datos, aprendizaje estadístico, análisis de riesgos adversarios, teoría de juegos, inferencia bayesiana (aplicaciones en marketing online, detección de fraude, ciberseguridad).

- Referencia MAD-IND-2017-02: Microfluídica y electrohidrodinámica.

- Referencia MAD-IND-2017-03: Probabilidad aplicada a problemas en biomedicina y propagación de epidemias.

- Referencia MAD-IND-2017-04: Probabilidad teórica en matemática financiera.

Las solicitudes deberán incluir el CV y una carta de motivación, y se han de enviar antes del 20 de octubre al correo transferencia@icmat.es mencionando en el asunto del email la referencia de la temática escogida. El ICMAT seleccionará a los estudiantes, los pondrá en contacto con empresas interesadas y posibles supervisores de tesis del ICMAT y los asesorará en la elaboración de la candidatura conjunta exigida por el programa de la Comunidad de Madrid.

Según las bases publicadas por la Comunidad de Madrid en septiembre, las ayudas cubrirán un periodo máximo de tres años y tendrán asociados contratos con un coste mínimo de 25 000 euros (incluyen el salario y los costes empresariales). Será la empresa la que realice la contratación laboral del doctorando, mientras que el entorno académico podrá recibir una subvención para el desarrollo del proyecto, cubriendo el coste de matrícula, la adquisición de equipamiento inventariable y las dietas y viajes del doctorando.

El programa está abierto a estudiantes que estén en posesión de un título oficial que les permita el acceso a un programa de doctorado en cualquier universidad de la Comunidad de Madrid. Dicho título deberá haberse obtenido en los 5 años anteriores de la fecha de publicación de la convocatoria (prevista para octubre de 2017).

Animamos a estudiantes y empresas interesadas a contactar con el instituto y participar en esta imporatnte convocatoria.

_______

Manuel de León (CSIC, Fundador y Director del ICMAT, Real Academia de Ciencias, Real Academia Canaria de Ciencias, ICSU).

Etiquetas:
Categorias: General

Évariste

«He hecho algunos descubrimientos relacionados con el análisis. Unos, conciernen a la teoría de ecuaciones; otros, a las funciones integrales. Espero que alguien saque provecho descifrando todo este galimatías.»

Testamento matemático de Évariste Galois

 

¿Puede escribirse algo novedoso sobre la vida de Évariste Galois?  Conocemos su carácter revolucionario e inconformista, como le fue denegada su entrada en la École Polytechnique, y como sus manuscritos fueron perdidos por Agustin Cauchy y posteriormente por Fourier, e incomprendida por Poisson, y sus encarcelamientos por sus actitudes hostiles contra el rey Louis-Philippe, y como en la noche anterior al duelo, con veinte años, escribió tres cartas, en una de las cuáles iba a causar una auténtica revolución en el mundo de las matemáticas, abriendo territorios vírgenes hasta entonces. Todo esto pertenece ya al imaginario colectivo de los matemáticos, porque Évariste Galois es uno de nuestros santos en los altares.

Así que un joven escritor, François-Henri Déserable, tiene la osadía de escribir sobre Galois, y tratar de ser novedoso. Y consigue que Évariste sea un libro que nadie será capaz de dejar una vez que lea las primeras frases.

Pareciera como si un modernizado Stefan Zweig se hubiera encarnado en Déserable, para que éste nos vaya contando como se va formando el espíritu indomable de Galois. Porque no se trata de una biografía al uso, sino de un torrente apasionado que se lo lleva todo por delante. En 200 páginas nos metemos en su piel, sufrimos con él, nos alegramos con él, nos indignamos contra la injusticia de los poderosos, gritamos contra los mediocres y égolatras que son incapaces de comprender al genio.

Y lloramos cuando vemos el final de un joven de veinte años que quería beberse la vida a tragos. ¿Conspiración o asunto de amores? Déserable imagina alternativas, todas son posibles, pero la única realidad es que Galois muere al día siguiente del duelo a causa de una peritonitis. El Viejo, que chasqueó los dedos al principio, allá arriba, para crear el big-bang, ahora ha bajado el pulgar y Galois se duerme para siempre.

Imagen de previsualización de YouTube

Sobre el autor

François-Henri Désérable nació en 1987 en Amiens. Estudió Lenguas y Derecho en las universidades Picardie Jules-Verne y Jean-Moulin Lyon-III. En 2012 obtuvo el Premio joven escritor de lengua francesa por Clic! Clac! Boum!, un relato sobre la muerte de Danton. En 2013 entró a formar parte de la prestigiosa lista de autores de la colección Blanche de Gallimard con Muestra mi cabeza al pueblo (Cabaret Voltaire, 2016), novela por la que fue distinguido con el Premio Amic de la Académie française. Con Évariste (2015) obtuvo, entre otros, los premios Histoire de Paris y Geneviève Moll de biografía. Un certain M. Piekielny, basado en la vida del escritor Romain Gary, se publicó en Francia para la rentrée literaria de 2017. Actualmente reside en París.

_______

Manuel de León (CSIC, Fundador y Director del ICMAT, Real Academia de Ciencias, Real Academia Canaria de Ciencias, ICSU).

Etiquetas: ,
Categorias: General

La alegría de una medalla

“Cuando nos rodea el desaliento

porque las puertas aparecen cerradas

y el futuro, vacío,

es cuando nos debemos invitar

a una inminente celebración.

Sobre el filo de una navaja

se baila mejor que sobre alfombras”

Rafael Argullol

El pasado jueves 5 de octubre recibí una de las medallas que otorgó en esta convocatoria la Real Sociedad Matemática Española (RSME) en colaboración con la Fundación BBVA. Es la tercera edición de estos premios, y no podía sentirme más honrado.

El jurado seleccionó además las candidaturas de Marta Sanz Solé (Universitat de Barcelona) Y  Antonio Campillo López (Universidad de Valladolid). Lo importante en estos galardones no es ya solo el premio en sí, sino que deben ser tus colegas los que deben presentarte, y en mi caso debo agradecer a Edith Padrón (Universidad de La Laguna) y Rafael Orive Illera (Universidad Autónoma de Madrid e ICMA) el haberse puesto a la tarea de recabar los apoyos necesarios; debe decir que me sentí muy honrado al saber cuantos e importantes matemáticos decidieron que yo era merecedor de la distinción.

Mención del jurado:

Manuel de León Rodríguez: Profesor de investigación en el CSIC, cuenta con una larga y fructífera trayectoria científica, docente y de gestión científica y ha jugado un importante papel en la estructuración de la matemática española y su impacto internacional. De León ha tenido una presencia activa en una parte importante de las iniciativas de la comunidad matemática española en los últimos veinte años, en los que ha contribuido a un mayor protagonismo de las matemáticas y al aumento de su actividad dentro del país. Presidente del Comité Organizador del International Congress of Mathematicians (ICM) celebrado en Madrid en 2006, miembro del comité ejecutivo de la International Mathematical Union (IMU) y, en la actualidad, miembro del Comité Ejecutivo del Consejo Internacional para la Ciencia (ICSU), acumula una excelente actividad científica de notable impacto y es autor de más de 250 artículos de investigación en las áreas de la geometría diferencial y la mecánica geométrica.

Destaca también su papel como dinamizador en la RSME, en la que ha sido una de las figuras clave de su refundación en 1996, uno de los creadores de La Gaceta y uno de los promotores de DIVULGAMAT y de la Comisión de Mujeres y Matemáticas. En este sentido, el jurado destaca su gran implicación en la igualdad de género en todos los ámbitos y su intensa actividad de divulgación.

Este año 2017 está siendo un año de grandes noticias. Los dos últimos años de mi carrera profesional no han sido muy agradables tras mi injusto cese como director del ICMAT. Pero el tiempo, a veces, suele poner las cosas en su sitio, y antes del verano recibí con gran alegría la sentencia que declaraba mi conducta irreprochable como director del ICMAT y ordenaba mi reposición como director. Todavía espero explicaciones de quiénes ordenaron una auditoría, ya que la sentencia dice textualmente “ha quedado claro que la decisión de cesar al hoy recurrente estaba tomada con anterioridad al informe de auditoria interna y que éste solo ha servido de excusa para motivar el cese del Sr. de León.” No tardaremos en saber los motivos que empujaron a los representantes institucionales.

La segunda gran noticia de este año ha sido la concesión de la medalla de la RSME, sociedad que refundamos en 1996, y a la que dediqué diez años de trabajo. ¡Qué mayor alegría podían darme!

Nunca pensé, cuando abandoné allá en los comienzos de 1986 mi querida alma mater, la Universidad de Santiago de Compostela, que el destino me iba a llevar a tantas aventuras matemáticas. Llegar al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) supuso un cambio radical. Con una smatemáticas desaparecidas me tocó ponerme a la faena de reconstruirlas. Y con la ayuda de gente muy valiosa, pudimos llevar adelante el proyecto que todo el mundo considera como la representación de la excelencia matemática española, el ICMAT.

Aquí estamos ahora, en otro momento importante de mi vida, y anunciando que no voy a renunciar a seguir trabajando por las cosas en las que creo, les guste o no a los que tienen el poder de la firma, bailando sobre el filo de las navajas o sobre alfombras mullidas.

_______

Manuel de León (CSIC, Fundador y Director del ICMAT, Real Academia de Ciencias, Real Academia Canaria de Ciencias, ICSU).

Etiquetas:
Categorias: General