Archivo de febrero, 2018

El matemático que midió Galicia

La Real Academia Galega de Ciencias ha elegido a un ilustre matemático como científico del año. Se trata del pontevedrés Domingo Fontán, conocido sobre todo por su monumental trabajo geográfico, el Mapa Geométrico de Galicia.

Domingo Fontán, retrato por Antonio Maria Esquivel

Su nombre completo era Domingo Fontán Rodríguez, nacido el 17 de abril de 1788 en Porta do Conde (Portas), y fallecido el 24 de octubre de 1866 en Cuntis. Era de familia acomodada, y recibió en consecuencia una educación esmerada junto a su otro hermano Andrés. Domingo mostró ya de niño una buena disposición para el aprendizaje. Su tío materno era el párroco de la villa marinera de Noia, y se hizo cargo de sus estudios. En 1789 se había producido la Revolución Francesa, y los curas emigrados desde Francia en esa ciudad le permitieron aprender inglés y francés durante sus veraneos en Noia.

Inició los estudios de Filosofía en la Universidad de Santiago de Compostela, estudiando también Derecho, Ciencias Exacatas y Teología. Muy joven todavía, en 1811, con apenas 23 años, fue profesor en Retórica y Bellas Artes, y posteriormente, de Lógica y Metafísica.

Es en el curso 1813-1814 cuando cursa matemáticas con José Rodríguez González, el llamado Matemático Rodríguez, y también conocido como el matemático de Bermés (Lalín), por su lugar de nacimiento. Desde 1814 hasta 1818, lo sustituyó em su Cátedra, llamada Cátedra de Matemáticas Sublimes (por cierto, de mis tiempos de profesor en el Departamento de Xeometría e Topoloxía de la Facultad de Matemáticas de Santiago, recuerdo haber visto la placa de tal cátedra, lo que obviamente era objeto de comentarios ante tal calificativo que ahora nos parecería exótico). Y en 1818 ganó la cátedra por oposición, ocupándola hasta 1835. Como curiosidad, digamos que tenía fama de profesor muy estricto y exigente, y su nombramiento por el claustro como encargado de la indumentaria del alumnado en 1817,  le ocasionó algunos enfrentamientos.

Tuvo además una intensa vida política, como diputado en Cortes y con diversos cargos políticos. Sufrió por sus ideas liberales la persecución del aboslutismo, e incluso fue apartado de su cátedra. También es conocida su labor en pro de las comunicaciones por carretera y tren en Galicia.

Mapa Geométrico de Galicia

Pero queremos aquí recordarle por su obra magna, su Mapa Geométrico de Galicia. Lo comenzó en 1817, iniciando los trabajos de medición en los que invirtió diecisiete años, sus ahorros y todo su tiempo libre. Para la tarea contó con algunos colaboradores, entre ellos, su hermano Andrés. Su instrumental era muy deficiente, y fue su maestro, José Rodríguez, el que le consiguió de París algunos materiales. Lo terminó en 1834, presentandóselo a la Reina Regente, María Cristina de Borbón-Dos Sicilias, el 1 de diciembre de 1834. La Reina mandó imprimirlo, aunque esto se demoró varios años, hasta que finalmente consigue hacerlo en París.

El mapa se hizo por triangulaciones, buscando como vértices de los triángulos las cimas de montes. El punto cero era la Torre del Reloj (también llamada de la Trinidad o de la Berenguela) de la Catedral de Santiago. Debemos tener en la cabeza las enormes dificultades que afrontó Fontán. Pensemos solo en que el sistema Métrico Decimal se instaura en España de manera oficial en 1949, posteriormente a la obra de Fontán.

Torre del Reloj, también llamada de la Trinidad o la Berenguela

Domingo Fontán ha sido un personaje algo olvidado en Galicia, cuando es sin duda uno de sus hombres más ilustres. El escritor gallego Marcos Calveiro escribió una novela sobre el personaje, Fontán, en 2015, publicada en la editorial Galaxia, para reinvidicar su figura. Y quisiera recordar aquí el excelente artículo que otro escritor gallego, Suso del Toro, le dedicó en El País: Domingo Fontán, matemático sublime.

Con esta entrada en Matemáticas y sus fronteras queremos rendirle el homenaje debido a un matemático de la talla de Domingo Fontán, quién trascendió la propia disciplina.

_______

Manuel de León (CSIC, Fundador del ICMAT, Real Academia de Ciencias, Real Academia Canaria de Ciencias, ICSU).

Etiquetas: , , ,
Categorias: General

Teoremas para el café

Una conocida frase del matemático húngaro Alfred Rényi dice: “Un matemático es una máquina que transforma café en teoremas”. En consecuencia, si somos capaces de preparar mejores cafés, obtendríamos mejores teoremas. Así que no podían faltar matemáticos que investigasen sobre el tema. Desde luego que Rényi, que se dedicó a la combinatoria, teoría de grafos, teoría de números y probabilidad, sí hizo muy buenos teoremas.

Volker Strassen, Wendel Taylor, Alfred Rényi y Jacques Neveu, tomando café en 1962

El café proviene de un arbusto de Etiopía. Hay varias leyendas sobre su origen: desde que lo usaban los monjes coptos de la zona, hasta que lo descubrió un pastor llamado Kaldi al observar el efecto que provocaba la ingesta de su fruto en las cabras de su rebaño. El tostado es esencial para adquirir un sabor agradable. La palabra “café” proviene del término turco kahve, a su vez, procedente del árabe, qahwa; también se cree que el nombre viene de la zona de Kaffa, en Etiopía.

Arbustos de café

En cualquier caso, el consumo del café se fue extendiendo hasta convertirse en la bebida estimulante más popular en el mundo, con casi dos mil millones de tazas bebidas cada día. En 2016 los investigadores Kevin M. Moroney, William T. Lee, Stephen B.G. O’Brien, Freek Suijver, y Johan Marra publicaron el artículo científico  “Análisis asintótico de los mecanismos dominantes en el proceso de extracción del café” (“Asymptotic Analysis of the Dominant Mechanisms in the Coffee Extraction Process”)  en la revista SIAM Journal on Applied Mathematics. En él estudian cómo afecta el papel de los filtros de las cafeteras en el sabor y las propiedades del café. El café es una bebida mucho más compleja de lo que parece, lo forman 1800 componentes químicos diferentes que interactúan. Por tanto, para modelar el proceso de la extracción del café de los granos o del café molido se requieren matemáticas sofisticadas; ene fecto, las ecuaciones en derivadas parciales permiten  describir los problemas de filtración en medios porosos, ya que, en definitiva, el agua caliente se mezcla con el café y el resultante se filtra para producir el café. La concentración de café se expresa en términos de diferentes parámetros: velocidad de advección del café, difusión entre la red intergranular, temperatura del agua, etc.

Imagen de previsualización de YouTube

En este artículo los investigadores construyen un modelo multiescala que simplifica el que habían obtenido un año antes. Un modelo multiescala permite tratar leyes físicas que atienden por ejemplo microescala y macroescala a la vez, sacrificando exactitud pero consiguiendo eficiencia y sencillez de cálculo. Las nuevas ecuaciones reducidas permiten incluso obtener soluciones explícitas y exactas, mientras que el previo, más completo, solo admitía soluciones numéricas (aproximaciones).  Estas soluciones permitirán experimentar con el modelo y mejorar la preparación del café.

Por exótico que parezca, hay muchas más investigaciones matemáticas sobre este tema. Como no, no podían faltar los autores italianos con sus modelos matemáticos sobre el expreso. Antonio Fasano, F. Talamucci y otros  matemáticos de la Universidad de Florencia, en colaboración con investigadores de la marca de café illycaffe, han desarrollado un extenso proyecto de investigación llamado el Problema del café expresso.  En este caso, el mecanismo es algo diferente ya que, de por sí, las cafeteras son también aparatos más complejos. Por supuesto, los resultados son comprobados experimentalmente, probando el café resultante. Se espera así conseguir un café que satisfaga mejor los gustos del usuario.

_______

Manuel de León (CSIC, Fundador del ICMAT, Real Academia de Ciencias, Real Academia Canaria de Ciencias, ICSU).

Guardar

Guardar

Guardar

Etiquetas:
Categorias: General

El palacio de los números

En esta entrada vamos a contar algunos detalles del último y ambicioso gran proyecto de Jim Simons, el instituto Flatiron, continuando con esta historia de números y algoritmos.

El edificio Flatiron

Si en Renaissance, Simons se rodeó de matemáticos, astrónomos, y físicos, para tomar ventaja de las matemáticas sobre sus competidores y actuar de manera eficaz en el complejo mundo de los mercados, su idea para Flatiron fue muy parecida. En este artículo de David Fernández se describe muy acertadamente como Simons pasó de chico de almacén a ser el matemático más rico del mundo; resulta curiosos como su incapacidad de recordar donde estaba cada cosa en el almacén se transformó después en una rara habilidad de captar por donde iban los mercados.

Jim y Marilyn Simons

Recordemos su gestación. En 2012, él y sus esposa Marilyn organizaron un congreso informal en el hotel Buttermilk Falls, en Nueva York. Pidieron a los participantes que aportaran ideas sobre proyectos colaborativos que no pudiesen ser financiados por otras fuentes. Como dice el matemático Jeff Cheeger, del Courant Institute of Mathematical Sciences, y también especialista en geometría diferencial: “No es ese tipo millonario, es una leyenda en la comunidad matemática”. Nada más cierto, y de ahí que a una convocatoria de Simons acudieran muchos personajes brillantes, entre ellos, una mujer que ha hecho historia, Ingrid Daubechies, la primera mujer en presidir la Unión Matemática Internacional.

El supercomputador Gordon del Flatiron

La sugerencia de Daubechies, una investigadora en wawelets, y experta en como utilizar y comprimir los datos, fue que Simons invirtiera, no en generar nueva investigación, sino en como interpretar mejor los millones de datos que genera la investigación existente.

Y así comenzó el instituto Flatiron. Simons quería su instituto cerca de su Fundación, en Manhattan. Inaugurado en 2016, está situado en la esquina de la Calle 21 y la Quinta Avenida, un lugar privilegiado y un edificio característico de Nueva York. Está organizado con cuatro centros: Center for Computational Astrophysics, Center for Computational Biology, Center for Computational Quantum Physics, y el Scientific Computing Core. A día de hoy, las cifras son mareantes. Son ya unas 90 personas las que trabajan allí, pero espera llegar a las 200; el presupuesto está rondando los 80 millones de dólares mauales, la capacidad de computación es equivalente a unos 6000 portátiles de altas prestaciones. Pero esto es nada en compración con el presupuesto de 3000 millones de dólares que Simons dedicó a sus actividades que no buscan beneficios.

Trabajando en la pizarra

He tenido la oportunidad de compartir algunos días con varios de los investigadores de Flatiron, en un reciente summit organizado en la Coruña, así como intercambiar algunos mensajes con Marilyn Simons. Estamos ante un proyecto que hará histotia, movido por gente con los pies en la tierra, y con una visión de futuro envidiable.

La combinación de talento con la capacidad de computación es la receta perfecta. Este es el tipo de proyectos que un gobiernovisit organizado en la Coruña, as, fue que Simons invirtiera enón es la receta perfecta. Este es el tipo de proyectos que un país como España podría abordar, una apuesta dentro de lo que cabe moderada y asumible. La Ciencia de Datos ofrece enormes oportunidades para el futuro. Así lo han entendido en el Reino Unido, con la puesta en marcha del Instituto Alan Turing. En nuestro instituto se está poniendo en marcha un Data Lab, del que esperamos resultados notables en los próximos tiempos.

_______

Manuel de León (CSIC, Fundador del ICMAT, Real Academia de Ciencias, Real Academia Canaria de Ciencias, ICSU).

 

 

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Etiquetas: , ,
Categorias: General

Los números de Simons

Hace casi cuatro años, el ICMAT tuvo una importante presencia en el Congreso Internacional de Matemáticos, celebrado en la capital surcoreana, Seúl, del 13 al 21 de agosto de 2014. Una de las estrellas de este congreso fue el matemático norteamericano Jim Simons, conocido por ser el fundador de la empresa Renaissance. Unos años antes, el 5 de diciembre de 2011, El Mundo publicaba el artículo Jim Simons, el matemático multimillonario, que tuvo numerosas lecturas y comentarios en los que se le echaba en cara su fortuna. Para poner a Jim Simons en su lugar, publiqué una entrada en este blog, La otra cara de Jim Simons, el 6 de diciembre.

Jim Simons

En el ICM de 2014, nuestra periodista de comunicación, Ágata Timón, le hizo una entrevista que fue publicada en el Newsletter #10 del ICMAT Ayer, tuve el placer de leer la extensa entrevista que D.M. Tax realizó a Jim Simons y el excelente y extenso reportaje titulado Jim Simons, the Numbers King  en el que además describe las actividades de la nueva joya de Simons, el instituto Flatiron en Nueva York.

La lectura de este artículo de The New Yorker lleva a dos reflexiones que se funden en la figura de Simons: la causa de la filontropía y por qué Simons ha decidido fundar un instituto de investigación como Flatiron.

Recordemos que Jim Simons se dedicaba a las matemáticas, en concreto, a la geometría diferencial, y aunque él mismo reconoce que no era el mejor, sí que era muy bueno. James Harris Simons nació en abril de 1938, en Newton, Massachusetts, en una familia judía; su padre era propietario de una fábrica de zapatos. Estudió matemáticas en el Massachusetts Institute of Technology, graduándose en 1958, defendiendo su tesis doctoral a a los 23 años en la Universidad de California en Berkeley, bajo la dirección del prestigioso matemático Bertram Kostant.

Shing-Shen Chern

Su trabajo inicial fue sobre la clasificación de los grupos de holonomía para las variedades riemannianas, clasificación debida al matemático francés Marcel Berger. Es un tema clave, relacionado con la curvatura del espacio en cuestión, y que Simons contribuyó a clarificar. Su trabajo posterior fue con el gran matemático chino, Shing-Shen Chern, con el que desarrolló lo que ahora llamamos clases características secundarias, que son invariantes topológicos de los espacios. Aunque el mismo Simons declara que su intención era puramente matemática, las aplicaciones de las clases de Chern-Simons a la física teórica son hoy en día fundamentales. Por esos trabajos, recibió uno de los más prestigiosos premios en Estados Unidos, el Oswald Veblen Prize de Geometría.

Simons hace entonces un cambio en sus actividades: trabaja para la Agencia Nacional de Seguridad (NSA), Harvard, Stony Brook, y en 1982 funda Renaissance, en la que, rodeado de matemáticos, físicos, astrónomos, pero no economistas financieros, diseñan modelos cuantitativos usando matemáticas y análisis estadístico. El resultado es un éxito arrollador, ingresando miles de millones de dólares y convirtiendo a Simons en multimillonario.

¿Qué hacer con tanto dinero? Simons confiesa que disfrutó investigando en geometría diferencial, lo hizo con Renaissance y ahora con Flatiron y otras múltiples iniciativas. La tradición filantrópica anglosajona es fuerte, nada que ver con la situación en España, y en el caso de Simons se ha decantado mucho por las matemáticas. Financia Maths for America, una iniciativa para mejorar la calidad de la enseñanza de esta disciplina en Estados Unidos, puso en marcha una fundación contra el autismo, su Simons Foundation financia proyectos de investigación en cualquier parte del mundo, donó 4 millones de dólares para poner en marcha la medalla Chern, y su último gran proyecto es el Instituto Flatiron. Pero de esto último hablaremos en la próxima entrada.

_______

Manuel de León (CSIC, Fundador del ICMAT, Real Academia de Ciencias, Real Academia Canaria de Ciencias, ICSU).

Etiquetas: ,
Categorias: General

Un paseo dialéctico por las ciencias

“Más vale ver las cosas como son, no hay que tener miedo al vacío, hay que tenerlo de la estafa, de la manipulación, de las ilusiones y de los espejismos, los de los otros…, y los de uno mismo”. Acabo de terminar de leer este libro y sé que tendré que volver a releer algunos de sus capítulos para encontrar respuestas de mi cotidianidad en el mundo universitario.

Evariste Sánchez-Palencia publicó este libro en 2012 en la conocida editorial francesa Hermann, y ahora, traducida, se ha publicado por la Universidad de Cantabria.  Evariste nació en Madrid en la posguerra. Tras finalizar la carrera de Ingeniería Aeronáutica en 1964 y sobresalir por sus conocimientos matemáticos, marchó a Paris para proseguir su formación; allí ha mantenido su residencia desde entonces. Desgraciadamente, esta historia se sigue repitiendo en la actualidad cuando muchos de nuestros mejores jóvenes investigadores no encuentran en España los incentivos para retornar con una carrera investigadora como se la ofrecen en EEUU, Reino Unido, Alemania, Francia, …

Se doctoró en Ciencias en 1969 y desarrolló su actividad investigadora en el CNRS desde 1967. Actualmente es Director de Investigación Emérito en el Instituto Jean Le Rond d’Alembert en París y miembro de la Academia de Ciencias de París. Ha desarrollado una fructífera investigación en las áreas de la Mecánica y la Matemática, en particular, en estudio de las vibraciones, la  homogeneización y  los desarrollos asintóticos  en problemas de interacción de diferentes medios y en particular en los fluidos. Autor de más de un centenar de publicaciones y de varios libros de investigación, mantuvo colaboración con algunos principales investigadores franceses del área como Jacques Louis Lions, Philippe Ciarlet y Luc Tartar, entre otros.

Evariste Sánchez Palencia

Pero Evariste siempre se ha esforzado por dar a conocer al público en general el espíritu y los métodos de la ciencia (es miembro activo de la Union Rationaliste), y Paseo Dialéctico por las Ciencias es un buen ejemplo. Con la divulgación científica, la historia de las ciencias y los entresijos del método científico, Evariste nos habla de cómo son los científicos, cómo interactúa la ciencia, cómo se evalúa, cómo se financia y gestiona, y sin embargo a pesar de las dificultades e imposibilidades que plantea, la investigación avanza.

Quiere destacar, que no por obvio es bueno recordarlo, que la Ciencia es una empresa colectiva. Solo el trabajo continuado puede conducir a la evolución de los conocimientos (para cuando un plan de financiamiento estable de la ciencia en España!!!). Los conocimientos no son instantáneos y no se manifiestan como tales sino a posteriori donde la contradicción es fuerza creadora de ciencia. Comprendamos lo que comprendamos  siempre quedan por saber las relaciones y las implicaciones de lo que acabamos de comprender. A pesar de la dificultad de la temática que trata lo presenta de una manera amena, con ejemplos divertidos y paradójicos algunos de la propia historia de las matemáticas pero también con otros de la física, la química, la biología y hasta establece lazos con la ópera y el ballet clásico.

Evariste nos recuerda que hemos de ser curiosos, que tenemos que seguir interrogándonos, que debemos tomarnos en serio nuestras contradicciones, conectar las casualidades y, por supuesto, no suprimir las emociones. Nos invita a ver la ciencia como uno de sus protagonistas.

____

Rafael Orive Illera es Profesor Titular de la Universidad Autónoma de Madrid y miembro del Instituto de Ciencias Matemáticas.

 

 

Guardar

Guardar

Guardar

Etiquetas:
Categorias: General

Los nombres del infinito

Los miembros de la secta rusa “Los Adoradores del Nombre” (Imiaslavie, en ruso), considerada herética por la iglesia ortodoxa, creían que repitiendo el nombre de Dios o Jesucristo, podían llegar al éxtasis y comunicarse con la divinidad. Dmitry Egorov, miembro de la secta y uno de los mas grandes matemáticos rusos, fundador de la Escuela de Matemáticas de Moscú, creía que al nombrar una entidad que no puedes describir, la dotas de existencia. Por ejemplo, a los conjuntos infinitos.

Dmitri Egorov

Tras la crisis de la identidad de las matemáticas, con el nacimiento de la teoría de conjuntos y el descubrimiento de los números transfinitos por Georg Cantor, se contrapusieron dos visiones. La francesa, racional, encabezada por el trío formado por Émile Borel, René Baire y Henri Lebesgue, que logró avances importantes; y la rusa, encabezada por Dmitri Egorov  y Nikolái Luzin, que fueron más allá de los límites cuando ya los matemáticos franceses habían entrado en crisis con los infinitos. Y Egorov y Luzin iban acompañados de la mística con el sacerdote y matemático Pável Florenski. Podríamos afirmar que el misticismo ayudó a los matemáticos rusos a desarrollar la teoría descriptiva de los conjuntos. Y ese misticismo viene acompañado por el amor a la verdad, por la pureza, y por la sinceridad.

Pavel Florensky (a la izquierda) y Sergei Bulgakov, un cuadro de Mikhail Nesterov (1917)

Un personaje de la historia reciente refleja de una manera singular esa pureza y mística de las matemáticas rusas, Grigori Yakovlevich Perelman. Como si se tratara de un personaje de Fiódor Dostoyevski, un príncipe Myshkin moderno, Perelman rechaza la fama y los honores.

Ha demostrado la conjetura que hace cien años enunció el matemático francés Henri Poincaré: los espacios que tienen las propiedades topológicas de las esferas son esferas. Era uno de los problemas más complejos de la topología, pero su ingenio va incluso más allá, porque ha probado algo más general, la conjetura de geometrización de William Thurston, de manera que ahora ya sabemos clasificar todos los espacios de dimensión tres.

Grigori Perelman

Perelman cuelga sus artículos en 2003 en un servidor de acceso abierto, y concluye que ya lo ha hecho todo. No los envía a una revista especializada, no acepta los honores que se le conceden, los más altos que pueda recibir un matemático. No acepta tampoco cheques. Y se recluye en la casa de su madre en San Petersburgo. ¿Las razones? Ha visto la envidia y la codicia de sus colegas, dispuestos a sacar provecho de sus resultados e incluso a apropiárselos. Y su alma eslava, mística y pura, se rebela. Como había escrito en 1830 el matemático francés Charles Gustave Jacobi en una carta a Adrien-Marie Legendre: “M. Fourier avait l’opinion que le but principal des mathématiques était l’utilité publique et l’explication des phénomènes naturels; mais un philosophe comme lui aurait dû savoir que le but unique de la science, c’est l’honneur de l’esprit humain, et que sous ce titre, une question de nombres vaut autant qu’une question du système du monde”. Y Perelman ya había servido al honor del espíritu humano.

_______

Manuel de León (CSIC, Fundador y Director del ICMAT, Real Academia de Ciencias, Real Academia Canaria de Ciencias, ICSU).

Guardar

Etiquetas: ,
Categorias: General

Mi científica favorita

“Mi científica favorita” es un proyecto del Instituto de Ciencias Matemáticas (ICMAT) cuyo objetivo es acercar la vida y obra de mujeres científicas al alumnado de Primaria. Con este programa se consigue hacer visibles modelos para estudiantes en edades tempranas, y fomentar las vocaciones.

Hoy, 11 de febrero de 2018, Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, nos hacemos eco de este proyecto en Matemáticas y sus fronteras.

La primera edición de “Mi científica favorita” se celebró en 2017. Contó con la financiación de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT). Participaron 18 centros escolares de toda España, y el resultado es un libro en el que se muestra el trabajo y la carrera de 28 mujeres científicas de diferentes momentos de la historia, a través de las ilustraciones de más de 50 estudiantes de 5º y 6º de primaria de toda España. Las obras gráficas son el resultado de la investigación que los niños y niñas realizaron sobre la vida y profesión de las científicas, muchas veces desconocidas para el gran público.

En esta seguna edición, los alumnos (de 5º y 6º de Primaria) deben trabajar sobre la vida y obra de científicas que no aparezcan en el primer libro de «Mi Científica Favorita». Se trata así de ir ampliando año tras año el panorama de personajes. El jurado valorará la visión con la que los concursantes presenten el trabajo realizado por las investigadoras, teniendo en cuenta la originalidad, la creatividad y la presentación. Se intentará publicar una selección de los trabajos en un nuevo libro.

Animanos a los colegios a inscribirse, porque la convocatoria estará abierta hasta el 15 de febrero de 2018.

El ICMAT es muy consciente de la necesidad de fomentar el papel de las mujeres en la Ciencia, y muy especialmente en las Matemáticas. Por ello, puso en marcha una Comisión de Género y Matemáticas con los siguientes objetivos:

  • Favorecer la participación de las mujeres en los programas de investigación y divulgación del ICMAT.
  • Favorecer el acceso de las mujeres a puestos de decisión del ICMAT.
  • Ofrecer un entorno laboral en el que las mujeres se sientan bienvenidas y valoradas.
  • Incrementar la visibilidad de las mujeres matemáticas y ofrecer modelos de investigadoras matemáticas de primer nivel, de cara al público general y especialmente hacia el público estudiantil.
  • Contribuir a aumentar las vocaciones matemáticas de las niñas.
  • Incorporarse a iniciativas nacionales e internacionales de igualdad de género. Promover el liderazgo de las mujeres africanas en la investigación científica y la transferencia de tecnología y fomentar la capacidad de los centros de investigación en sus países de origen. Science by women (Programa Mujeres por África).

Este concurso es parte de esta iniciativa y una muestra del compromiso del instituto.

_______

Manuel de León (CSIC, Fundador y Director del ICMAT, Real Academia de Ciencias, Real Academia Canaria de Ciencias, ICSU).

Etiquetas:
Categorias: General

Apología de un matemático

Llega a mis manos una reciente edición del ya clásico libro “Apología de un matemático” de Godfrey Harold Hardy (1877-1947), en Capitán Swing.

“Apología de un matemático” se presenta con una estupenda introducción del académico José Manuel Sánchez Ron, y con un Prefacio de C.P. Snow. Digamos que es un libro de lectura imprescindible para cualquier matemático, pero también para cualquier ciudadano interesado en como se ha ido construyendo nuestro mundo en miles de años, y cuál es el papel de las matemáticas en toda esta historia.

Cuando el libro se publicó por primera vez en 1940, fue todo un acontecimiento, aclamado por personalidades como Graham Greene. En su libro, Hardy defiende el valor de las matemáticas como ciencia pura, basada en la belleza como parámetro fundamental (The mathematician’s patterns, like the painter’s or the poet’s must be beautiful; the ideas like the colours or the words, must fit together in a harmonious way. Beauty is the first test: there is no permanent place in the world for ugly mathematics), independiente de cualquier contaminación de posibles aplicaciones.

El prefacio de C.P. Snow recorre la vida y aportaciones de Hardy, un eminente investigador de la teoría de números, su colaboración con el matemático indio Ramanujan, su enorme aficción por el juego de críquet.

G.H. Hardy

La relectura de este libro es una ocasión magnífica para reflexionar sobre la utilidad de las matemáticas; es decir, si solo debemos atender a las matemáticas “inútiles”, y obviar cualquier intento de aplicación, tal y como se propone Hardy:

No discovery of mine has made, or is likely to make, directly or indirectly, for good or ill, the least difference to the amenity of the world.

Sin embargo, y esta es la gran paradoja de la obra matemática de Hardy, sus investigaciones, que solo debían responder al arte y a la creatividad, se revelaron enormemente útiles. No muchos años después, la teoría de números se hizo indispensable para la seguridad informática. El código RSA se basa en la descomposición de un número en sus factores primos, y la moderna criptografía en el estudio de las curvas elípticas. ¡Qué hubiera pensado Hardy de estas aplicaciones! Sánchez Ron analiza magistralmente estos aspectos de la vida y obra de Hardy.En su estudio, Sánchez Ron recuerda estas frases del libro “Mathematics without Apologies”, de Michael Harris, publicado en 2015:

La teoría de números, en otras palabras, no es meramente útil, es el lecho de roca del comercio moderno.

¡Nos encantaría conocer lo que Hardy diría sobre este tema!

En cualquier caso, sea usted de la opinión que sea, no deje pasar la ocasión de leer esta magnífica edición del clásico de Hardy.

_______

Manuel de León (CSIC, Fundador y Director del ICMAT, Real Academia de Ciencias, Real Academia Canaria de Ciencias, ICSU).

Guardar

Guardar

Etiquetas: , ,
Categorias: General

Envejecimiento y precarización en la universidad española

Leo una noticia en la prensa matinal: El País, La Universidad busca soluciones a la lacra de sus “profesores pobres”, que merece una reflexión sobre el estado actual del profesorado universitario, que afronta una crisis de consecuencias fatales para todo el sistema de educación superior. En este otro artículo de El diario.es Las universidades Rey Juan Carlos y Carlos III abusan de los profesores visitantes para cubrir su plantilla ordinaria, se incidía en este mismo aspecto.

El artículo refleja la situación de numerosos contratados como profesores asociados con salarios que no alcanzan ni los 500 euros mensuales. La Conferencia de Rectores ha denunciado este hecho, aunque debemos recordar que son las universidades las que contratan, no el ministerio. La figura de “profesora sociado” se puso en marcha con la Ley de Reforma Universitaria, aprobada en 1983, y corresponde a profesionales trabajando en otros ámbitos, cuyos conocimientos específicos podrían ser útiles para la formación universitaria. La realidad que se ha ido imponiendo a lo largo de los años es que la figura se ha convertido en una manera de contratar mano de obra docente barata.

¿Cuáles son las causas de este aumento de contratos baratos que suponen un 20% de todo el profesorado? La primera es la congelación de plantillas que las universidades han sufrido en estos años, con lo cuál las necesidades docentes se han tenido que cubrir de una manera provisional contratando profesorado de la única manera posible (se estima –datos oficiales- que se ha perdido el 4% del profesorado en estos últimos años). A esto se acompaña el descenso en la financiación de las universidades por las Comunidades Autónomas, ya de por sí precaria.

Y esto nos lleva a uno de los datos más preocupantes del sistema universitario. Según se puede leer en este otro artículo de eldiario.es “En los cuatro cursos académicos que van desde el 2011-2012 al 2015-2016, la edad media de los trabajadores universitarios ha pasado de 48 a 50 años, según estadísticas del ministerio.” Esto quiere decir (y ya lo estamos viendo en los deparatmentos y facultades) que nos vamos a quedar en unos años sin profesorado, de repente, ya que se puede también ver como esas jubilaciones se van a producir de manera simultánea y masiva.

Aquí podíamos ahora decir: no pasa nada, contratamos nuevos profesores. Y nos estaríamos olvidando del hecho esencial. Podemos contratar profesores que resuelvan el problema de impartir la docencia, pero un profesor universitario tiene una doble función, la docente y la investigación. Y formar un investigador con un cierto nivel no se hace en unos años, requiere mucho tiempo y esfuerzo. Así que, ¿cómo vamos a cubrir la pérdida masiva de investigadores en la universidad?  Es un problema de envergadura, que requeriría desde ya un análisis de la situación, de cómo se van a producir (de hecho, se están ya produciendo) esas jubilaciones y poner en marcha un plan estratégico y urgente que palie en lo posible esta catástrofe anunciada. Y no es por tanto únicamente un problema educativo, sino también de investigación; compete a dos ministerios y a muchas consejerías. Estamos a tiempo de enfrentar el problema, la pregunta es si se hará o se confiará en la providencia, siguiendo la ya tradicional costumbre española.

_______

Manuel de León (CSIC, Fundador y Director del ICMAT, Real Academia de Ciencias, Real Academia Canaria de Ciencias, ICSU).

Etiquetas: ,
Categorias: General

Infraestructuras científicas y Recursos Humanos

Una de las preocupaciones en estos últimos años en el sistema de ciencia español ha sido y es la atracción de talento: como conseguir que investigadores extranjeros se asienten en nuestro país, como retener a los investigadores que formamos aquí y cómo conseguir el retorno de una parte de los que se van buscando nuevos horizontes al no encontrar un puesto de trabajo en España.

Instituto Max Planck de Matemáticas, Bonn

Dos de los programas estrella son el Ramón y Cajal y el Juan de la Cierva. En tiempos, hubo un programa completo en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), el programa JAE, que contemplaba una carrera integral desde la iniciación a la investigación hasta la etapa postdoctoral; desgraciadamente, la crisis acabó con él.

Algunas Comunidades Autónomas tienen sus propios programas, destacando ICREA en Cataluña (un éxito completo) y la más reciente de Ikerbasque, para investigadores ya de un cierto nivel; en otras comunidades los programas son de menos envergadura.

La reflexión viene de las convocatorias tipo Juan de la Cierva y Ramón y Cajal. A los investigadores se les solicita una serie de condiciones bastante exigentes: publicaciones, participación en proyectos internacionales, tareas de formación, participación en congresos y seminarios,…, en fin, lo que constituye el curriculum vitae de un investigador. Y la evaluación es dura, dada la competitividad de los programas. Como debe ser, porque se trata de elegir a los mejores, no el pasar un cierto nivel.

Investigadores postdoctorales de la Sociedad Max Planck

Podemos ahora pensar en lo que se exige a los centros receptores, que podríamos considerar como infraestructuras científicas en las que los seleccionados van a ejercer su labor de investigación durante años. Y entendamos aquí infraestructuras como laboratorios, departamentos, facultades, universidades, institutos de investigación, hospitales, … ¿Qué exigimos a estas infraestructuras? Básicamente que estén al día en los pagos a la Seguridad Social y a Hacienda. En el caso del Programa Juan de la Cierva, se evalúa el historial de formación del equipo receptor, pero nada se dice del entorno en el que se va a incluir.

Contrastan estos requisitos con los que se solicitan en el Programa Marie Curie, en los que se debe evaluar obligatoriamente el centro en el que se incluiría el candidato seleccionado. Y así debería ser, porque un buen investigador (y estos candidatos seleccionados lo son) debería ser acogido por una infraestructura que sea capaz de suminiatrarle no solo un despacho, sino acceso a un entorno con una excelente actividad científica, con personal de gestión que solucione los trámites administrativos a los que se verá sin duda expuesto, que le proporcione medios para realizar su investigación al más alto nivel, que se preocupe porque su potencial investigador sea aprovechado al máximo.

Nuestra moraleja es que los recursos humanos deben ir de a mano de infraestructuras de calidad, si no, estaremos malgastando esfuerzos.

_______

Manuel de León (CSIC, Fundador y Director del ICMAT, Real Academia de Ciencias, Real Academia Canaria de Ciencias, ICSU).

Guardar

Etiquetas: ,
Categorias: General