San Petersburgo será la sede del Congreso Internacional de Matemáticos de 2022

Hoy, 29 de julio de 2018,  ha comenzado en Sao Paulo la Asamblea General de la Unión Matemática Internacional (IMU, en sus siglas inglesas). Durará, como es habitual, dos días, seguidos de un día de descanso que dará lugar a la ceremonia inaugural del Congreso Internacional de Matemáticos, ICM, en Río de Janeiro (Brasil).

Logo del ICM2022

La primera gran decisión ya ha sido tomada: la sede del próximo Congreso Internacional de Matemáticos, que se celebrará en 2022, será la ciudad rusa de San Petersburgo. La candidatura rusa competía con otra de gran nivel, la de París. Se confrontaban así dos grandes comunidades matemáticas, la rusa y la francesa. El resultado final: 83 votos para San Petersburgo, 63 para París y 4 abstenciones.

Inicio de la Asamblea General de IMU, Sao Paulo, 2018; fotografía de Nalini Joshi

Como presidente del ICM2006 de Madrid y coordinador de nuestra candidatura en 2002,  conozco muy bien la sensación de competir por lo que es sin duda alguna el mayor acontecimiento del mundo matemático. Me tocó posteriormente formar parte durante ocho años del Site Committee, que visita las sedes candidatas, se entrevista con los coordinadores locales y somete después su informe al Comité Ejecutivo de IMU. También he sido parte del grupo de trabajo que elaboró las normas a cumplir por los países candidatos, grupo dirigido por el Secretraio de IMU, Martin Groestchel.

París ya tuvo el honor de haber hospedado un ICM, nada menos que el de 1900, el de los famosos 23 problemas de Hilbert, pero Francia tuvo otros dos ICMs, el de 1920 en Estrasburgo (un ICM tras la brutal Primera Guerra Mundial al que Alemania y sus aliados no fueron invitados) y más recientemente, el de Niza, en 1970.  Quizás un cuarto era demasiado prematuro cuando hay muchas otras naciones deseando tener esa oportunidad.

Rusia ya había también organizado un ICM, en 1966, entonces como Unión Soviética, en plena guerra fría. Y ese ICM moscovita estuvo teñido por el pulso que el mundo occidental (con estados Unidos al frente) mantenía con los soviéticos. Algunos episodios de ese ICM merecen una entrada propia ya sí lo haremos en las próximas semanas.

¿Las razones de San Petersburgo? No olvidemos que en esa ciudad (que fue capital de Rusia) trabajaron, en su Academia de Ciencias, fundada por Pedro I, algunos de los mejores matemáticos de la historia: los dos hijos de Johann Bernoulli, Daniel y Nicolás; a la muerte de Nicolás, Daniel propone contratar a un tal Leonhard Euler que se incorpora en 1727. Su Instituto de Matemáticas Steklov ha sido y es uno de los referentes internacionales.

Por otra parte, a nadie se le oculta la enorme potencia rusa en matemáticas, recuperada ya de la terrible crisis tras el derrumbe soviético en la que numerosos matemáticos abandonaron su país para poder proseguir su trabajo en unas condiciones adecuadas. Son muchos los nombres que podríamos citar, todos ellos con contribuciones que han marcado el rumbo de las matemáticas en los últimos tres siglos: afnuty Chebyshev, Andrey Markov, Sofia Kovalevskaya, Andrey Kolmogorov, Israel Gelfand, Vladimir Arnold, Olga Ladyzhenskaya, Ludwig Faddeev.

Enhorabuena a los colegas rusos, y espero que en 2022 pueda estar in situ en ese ICM, que será sin duda un gran evento.

___

Manuel de León (CSIC, Fundador del ICMAT, Real Academia de Ciencias, Real Academia Canaria de Ciencias).

Etiquetas: ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*