Combatir la endogamia universitaria: Programa Echegaray

En nuestra anterior entrada comentábamos algunas diferencias de nuestras universidades con la de Michigan, en Ann Arbor, una universidad pública de excelencia en los Estados Unidos. Mientras escribía esa entrada, he tenido conocimiento de una noticia sobre las universidades madrileñas, en concreto, el plan que la Comunidad de Madrid va a poner en marcha para combatir la endogamia universitaria.

José Echegaray y Eizaguirre

El Plan se denomina Programa Echegaray, en honor del premio Nobel de Literatura que fue también un ilustre matemático, Presidente de la Sociedad Española de Matemáticas. El plan surge de una constatación: la galopante endogamia de las universidades madrileñas, con candidatos que van apareciendo según la lista de espera y con comités de selección nombrados por el propio departamento en connivencia muchas veces con el interesado de la casa. Objetivo: que no entre nadie de fuera e ir colocando a los propios. Consecuencia: bajada de la calidad de la investigación y de la competitividad de las universidades. Estas prácticas están originadas en gran medida por la estructura de gobernanza que rige nuestros campus, en los que los equipos rectorales deben atender a los intereses de los diferentes estamentos, primero con propuestas para que les voten, y una vez elegidos, para responder a esas promesas hechas a sus votantes.

Rectorado de la UCM

Las universidades madrileñas van perdiendo la batalla (y no lo queremos presentar en términos bélicos, sino como capacidad de éxito) frente a las universidades catalanas. Y no debemos restringirnos al ámbito universitario, lo mismo podemos decir del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), con la excepción en Madrid del Instituto de Ciencias Matemáticas (ICMAT) (aunque en este caso, el instituto ha recibido un ataque durísimo de los tres rectorados con el fin de controlarlo, con medidas que están poniendo en peligro su excelencia). En efecto, si vamos a los resultados en el European Research Council (ERC) o el Programa Severo Ochoa, las cuentas son desoladoras para Madrid, con un sistema de ciencia y tecnología equivalente al catalán. Y se está perdiendo también la competencia en el Programa Ramón y Cajal.

En el caso particular de las matemáticas, la situación es todavía más preocupante. Un Departamento de Matemáticas de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) incapaz de coordinarse con la Facultad de Matemáticas de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), a pesar de participar ambas en el ICMAT y poder basarse en el instituto para aunar intereses. Al contrario, en Barcelona todos han dejado atrás sus posibles diferencias, y se han asociado para poner en marcha la Barcelona Graduate School of Mathematics, que ya ha conseguido un María de Maeztu.

Volviendo al Programa Echegaray, se trata de que una comisión de prestigio internacional proponga un tribunal de tres personas para decidir entre los candidatos a plazas que llevarán ese distintivo de calidad, 90 de momento para todo Madrid, y si la universidad en cuestión acepta que la plaza ofertada vaya en ese formato, recibirá una ayuda durante tres años (50.000 euros si es un candidato externo, la mitad si es propio).

Debemos aplaudir cualquier medida que vaya en la dirección de mejorar la calidad de nuestras universidades. También es bueno darse cuenta que esta medida es un toque de atención a los malos hábitos que se permiten desde los Rectorados. Es cierto que 90 distinciones son pocas, teniendo en cuenta que son unos 16.000 profesores los que trabajan en nuestras universidades, pero por algo se empieza. Decir también que en Cataluña la captación de talento se ha focalizado en los contratos de investigadores postdoctorales, es decir, profesorado en sus primera estapas, y esa medida debería ponerse en marcha en Madrid y complementar así el Programa Echegaray.

Veremos los resultados del Programa en sus primeros años, y serán quienes rigen los destinos de las universidades los que aprovechen o no esta oportunidad que les brinda la Comunidad.

___

Manuel de León (CSIC, Fundador del ICMAT, Real Academia de Ciencias, Real Academia Canaria de Ciencias).

 

 

Guardar

Etiquetas: , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

But the content.that basically.that is where your experience,
education comes back in. Even if there become a few IP
per day, we could also dig the actual earnings method.

That’s true, I really agree with you!

(requerido)

(requerido)


*