web analytics

Archivo de abril 20th, 2020

Nicanor Parra, matemático, físico y antipoeta

Qué es el hombre

se pregunta Pascal:

Una potencia de exponente cero.

Nada

si se compara con el todo

Todo

si se compara con la nada:

Nacimiento más muerte:

Ruido multiplicado por silencio:

Medio aritmético entre el todo y la nada.

Nicanor Parra: “Pensamientos”

 

Leyendo el extraordinario libro de Leila Guerriero, “Plano americano”, un panorama de la vida cultural en Latinoamerica a través de 26 perfiles biográficos, me encuentro de nuevo con un poeta fuera de lo común, Nicanor Parra, el definido como antipoeta pero cuya profesión durante muchos años fue la de profesor de matemáticas y física.

Nicanor Segundo Parra Sandoval (ese era su nombre completo), nació en San Fabián de Alico, a 400 kilómetros al sur de Santiago de Chile, el 5 de septiembre de 1914, y falleció en La Reina, Santiago, el 23 de enero de 2018, a la edad de 103 años. Tras sus estudio en la escuela, en 1933 ingresó en el Instituto Pedagógico de la Universidad de Chile, para estudiar Matemáticas y Física, aunque siguió con sus aficiones literarias. En 1937 se graduó como profesor de matemáticas de la Universidad de Chile, y comenzó a ejercer como docente tanto en el campo de las matemáticas como en el de la física.

Pero no se limitó a la enseñanza. Consiguió una beca para cursar un postgrado en mecánica en la Universidad de Brown en Estados Unidos en 1943, y al regresar, se incorporó como profesor titular de Mecánica Racional en la Universidad de Chile. En 1948, fue nombrado director de la Escuela de Ingeniería, ocupando el cargo durante veinte años. Es notable que dedicara a la enseñanza unos 51 años de su vida, ya que se jubiló en 1996. En 1949 consiguió otra beca del British Council, para estudiar cosmología en Oxford con el físico Edward Arthur Milne. El propósito era realizar una tesis doctoral, pero nunca la terminó, la poesía se cruzó en su camino.

Nicanor Parra en 1935

Aunque Parra es universalmente conocido por su poesía (o antipoesía que diría el mismo), su formación matemática y física se trasluce en su obra, en ese afán de volver la poesía a la realidad de la vida y a la verdad, tal y como ocurre con las matemáticas. En esta entrevista dice al respecto de la paradoja de Aquiles y la tortuga:

“Estoy trabajando a fondo en esto, de nuevo, y debí haberlo hecho mucho antes, porque yo fui profesor de mecánica teórica, y la mecánica no es otra cosa que la teoría del movimiento. Yo partí siempre de la base de que el movimiento existe. Según Zenón, que es el autor de la paradoja, ésta nos lleva necesariamente a negar la existencia del movimiento. O sea, a aceptar que el mundo es ilusorio. Son muy graves las consecuencias.”

También es probable que la poesía influyese en su manera de dar sus clases de matemáticas y física. Leopoldo Soto, investigador en la Comisión Chilena de Energía Nuclear, y que fue presidente de la Sociedad Chilena de Física, asistió a una de ellas y comentó: “Usaba mucho el número Pi y escribía especies de ecuaciones que si uno las leía literalmente era un verso. La pizarra quedaba como un objeto extraordinario al final de la clase”.

Comienza su primera obra, “Cancionero sin nombre”, muy influenciado por Lorca, con estos versos: “Déjeme pasar, señora/que voy a comerme un ángel”. Sobre esos comienzos diría después Parra:

“Se debió esencialmente a una falta de conciencia del oficio. No tenía la menor idea de lo que se esperaba de una poesía. Creí que se aprendía como las matemáticas. Era, entonces, un poeta totalmente espontáneo. Además, la voz de García Lorca era hipnótica: una especie de encantador de serpientes, cuyo ritmo y cuya música me resultaban avasalladores y muy fáciles de imitar.”

Un artefacto de Nicanor Parra

Dejamos para el final sus artefactos, especie de postales conteniendo un dibujo y una frase, a veces lapidaria, nunca indiferentes. Esta es sobre el efecto mariposa:

Les dejamos con esta canción de Osvaldo Rodríguez, “Defensa de Violeta Parra”, que pone música al poema que Nicanos Parra le dedicó a su hermana, la gran cantora Violeta Parra.

Imagen de previsualización de YouTube

_

Manuel de León (CSIC, Fundador del ICMAT, Real Academia de Ciencias, Real Academia Canaria de Ciencias, Real Academia Galega de Ciencias).

Etiquetas: ,
Categorias: General