Posts etiquetados con ‘excelencia’

¿Excelencia individual o colectiva?

Esta entrada está motivada por una conversación de hace unos días con uno de mis colegas. Tanto él como alguno más, sostienen que basta la excelencia individual para triunfar, así que uno debe contratar investigadores postdoctorales de calidad y esperar que alguno de ellos pueda probar teoremas importantes que le deparen, por ejemplo, la consecución de una de las codiciadas becas del European Research Council (ERC) (alguno se atreve a sugerir la obtención de una medalla Fields con este procedimiento).

Es verdad que la calidad individual es importantísima y que puede ayudar a probar resultados relevantes, pero en un instituto del CSIC tenemos dos graves handicaps. El primero es que los mecanismos de contratación del CSIC son tan perversos y obsoletos que al final el proceso se eterniza; a la vez, los salarios no son competitivos. La conclusión es que el número de candidatos es moderado, y se trata sobre todo de postdocs jóvenes. Estamos compitiendo con los grandes centros internacionales, que ofrecen mejores salarios y un contrato directo (no hay bolsa de trabajo ni inventos similares pensados para que, en aras de la transparencia y la igualdad de oportunidades, se dificulte todo lo posible el proceso de selección).

El segundo handicap es el número de contratos que se pueden ofertar. Si cada cuatro años ofertamos diez, no creo que el resultado tenga altas probabilidades de éxito realmente, porque el teorema de los monos tecleando las obras de Shakespeare requiere millones de monos (el Teorema del Mono Infinito fue planteado por un matemático eminente, Émile Borel, en 1913, en su libro Mécanique Statistique et Irréversibilité).

Por lo tanto, a la excelencia individual hay que añadir la excelencia institucional, la colectiva. Estos jóvenes postdocs deben encontrar en el instituto en cuestión un ambiente acogedor, una infraestructura de excelencia, que les ayude a explotar su potencial, proporcionándoles recursos para que su investigación vaya mas lejos. Son jóvenes investigadores que precisan todavía de formación y asesoramiento: un ambiente con seminarios, trimestres temáticos, congresos, los ayudará y estimulará.

A la vez, se precisa de gestores que coordinados con la dirección y la gerencia, y asesorados por ellos, los ayuden en la elaboración de proyectos, y que contemplen en un modo global la parte científica acompañada en algunos casos de las propuestas de transferencia, y siempre de las de comunicación. Por ejemplo, en el ICMAT creamos las oficinas ICMAT EUROPA e ICMAT TRANSFER y un Gabinete de Comunicación (este último dentro de una Unidad de Cultura Científica).

En consecuencia, se necesita excelencia individual acompañada de excelencia colectiva o institucional (la institución de acogida es siempre un plus en cualquier proceso selectivo). El apoyo mutuo genera el círculo virtuoso.

Todo ello exige dedicación por parte de la dirección del instituto en cuestión y de los directores científicos de los proyectos institucionales, y así, el sacrificar una parte de la investigación propia en aras de los intereses colectivos. La pregunta es si, en nuestro caso, mis colegas están dispuestos a ese acto de generosidad.

____

Manuel de León (CSIC, Fundador del ICMAT, Real Academia de Ciencias, Real Academia Canaria de Ciencias, ICSU).

Etiquetas: , , ,
Categorias: General

Excelencia matemática en el CSIC

ICONO, el observatorio de la FECYT, acaba de hacer público el informe Principales instituciones de investigación excelentes por áreas de conocimiento. 2005-2014, en el que se puede consultar la posición que ocupan las instituciones españolas de investigación en cada área científica para el período 2005-2014, atendiendo al criterio de excelencia científica.

Para el análisis se ha utilizado la clasificación por áreas temáticas de la base de datos Scopus, que discrimina entre 27 grandes áreas de conocimiento que se dividen en unas 300 categorías temáticas, tal y como se describe en el informe.

Así, se presentan en cada área de conocimiento, las diez primeras instituciones, ordenadas por una serie de indicadores que tienen que ver vcon los documentos de excelencia de la institución en particular (artículos en el primer cuartil por cada una de ellas, artículos en el 10% de los más citados en el área).

El resultado arroja esta clasificación en el caso de las matemáticas:

CSIC – Consejo Superior de Investigaciones Científicas

Universidad de Málaga

Universidad Autónoma de Madrid

Universidad de Granada

Universidad de Sevilla

Universitat Politècnica de Catalunya

Universitat Autònoma de Barcelona

Universitat Politècnica de València

Universidad Politécnica de Madrid

Universidad Complutense de Madrid

que puede verse de una manera gráfica en la imagen anterior.

Puesto que las matemáticas en el CSIC son producidas en gran medida en el Instituto de Ciencias Matemáticas (ICMAT), cabe afirmar que este instituto representa hoy en día la excelencia en esta disciplina. Este hecho ya estaba avalado por la consecución en 2011 del sello de excelencia Severo Ochoa, revalidado en 2015, además de los 10 proyectos del European Research Council obtenidos en el período.

Pero se impone también una reflexión: ¿de dónde viene el ICMAT? Recordemos que en 1984 se suprimió en el CSIC el Instituto Jorge Juan de Matemáticas, sustituido por una Confederación Española de Centros de Investigación Matemática y Estadística (CECIME), una entelequia que apenas duró unos cuatro años y que agrupaba centros que no existían en realidad. Las matemáticas languidecieron después en una Unidad de Topología, Álgebra, Geometría y Sistemas, asociada directamente a la presidencia, hasta la adscripción de los escasos efectivos matemáticos al Instituto de Matemáticas y Física Fundamental (IMAFF), ya en un Departamento de Matemáticas de ese instituto.

Es finalmente en 2005 cuando el CSIC decide apostar en firme por la disciplina y se sientan las bases para la creación del ICMAT, en noviembre de 2007. Desde ahí la historia es ya mas conocida.

Mi historia personal está intímimamente ligada a la de las matemáticas del CSIC, al que me incorporé en enero de 1986, encontrándome con una situación devastadora. Hasta que empieza a verse la luz son casi 20 años de lucha en un territorio inhóspito, dominado por la física. La captación estratégica de investigadores seleccionados por el programa Ramón y Cajal, unido a algunas plazas de turno libre de investigadores de plantilla supone la creación en unos pocos años de un grupo potente de investigadores.

El ICMAT nace como un instituto mixto del CSIC con la UAM, UC3M y UCM, y hereda toda la problemática de los matemáticos de estas instituciones. Hubiera sido mas conveniente apostar por un instituto propio hasta que este se hubiera estabilizado y buscar después socios. En estos momentos, el instituto está afrontando su mayor crisis, fruto de una auténtica conspiración de necios e intereses cortoplacistas que buscaban capitalizar el éxito del instituto. Una institución, la UCM, que no afronta sus compromisos financieros con el instituto; las tres universidades, con una mayoría de investigadores que solo acuden esporádicamente a las magníficas instalaciones del instituto, en parte por las pocas facilidades docentes ofrecidas por sus instituciones; y un CSIC que mantiene intervenido al instituto desde la sede central de Serrano, cometiendo necedad tras necedad.

¿Será capaz el instituto de mantener el ritmo? Como fundador del ICMAT no puedo mas que expresar mi mas profunda preocupación. Personalmente son 30 años dedicados a poner en marcha esto que es un milagro en el panorama español. Y sé por tanto de la necesidad del esfuerzo diario combinado con una estrategia adecuada. Ojalá haya pronto recambios en el CSIC, y el ICMAT pueda mirar con confianza su futuro.

____

Manuel de León (CSIC, Fundador del ICMAT, Real Academia de Ciencias, Real Academia Canaria de Ciencias, ICSU).

Etiquetas: ,
Categorias: General