web analytics

Posts etiquetados con ‘Premio Abel’

John T. Tate, el matemático modesto

“My feeling is that to do some mathematics I just have to concentrate. I don’t have the kind of mind that absorbs things very easily.”

John T. Tate

El pasado 16 de octubre, a la edad de 94 años, fallecía en su casa de Lexington (Massachussets) uno de los matemáticos más admirados, John Torrence Tate, galardonado con el premio Abel en 2010.

John Torrence Tate

Su padre, que compartía su nombre, John Tate, era descendiente de escoceses e irlandeses, y fue un físico doctorado en la Universidad de Berlín; su madre,  Lois Beatrice Fossler, fue una profesora de secundaria de inglés. Cuando nació Tate (28 de diciembre de 1917), en Minneapolis, su padre era profesor en la Universidad de Minnesota. Ambos tuvieron una gran influencia en el futuro académico del joven Tate.

En su niñez y juventud, Tate fue un gran entusiasta de las matemáticas, pero no se consideraba capacitado para estudiar esta materia que pensaba propia de mentes muy elevadas. Esto le llevó a estudiar física, graduándose en la Universidad de Harvard en 1946, trasladándose luego a la de Princeton, siempre con esa intención de seguir con la física.

El joven Tate

Pero ya allí se dio cuenta de que lo que realmente le gustaban eran las matemáticas, y tuvo la fortuna de contar con la supervisión de un gran nombre de las matemáticas, Emil Artin, con quién realizó su tesis doctoral, titulada Fourier Analysis in Number Fields and Hecke’s Zeta Functions, defendida en 1950. Tate continuó su carrera en Princeton hasta que consiguió un puesto fijo en Harvard en 1954, universidad en la que trabajó hasta 1990, año en que aceptó un puesto en Austin, Texas. En 2009 se jubiló y volvió a Harvard como profesor emérito.

El trabajo de Tate se ha centrado en la geometría algebraica y la teoría de números. Hay una gran colección de teoremas y conceptos que llevan su nombre. De hecho, muchas líneas de investigación en estos temas son posibles gracias a sus resultados. Aunque él no se consideraba apto para la investigación matemática en sus años juveniles (decía que “si su padre había sido físico, él también podría hacer algo en ese campo, pero no iba a estar en la gran liga de los matemáticos”), sus aportaciones fueron decisivas. Como algunos de sus colegas comentaban, cuando Tate tocaba algo, ese tema ya se entendía por los demás.

Tate ha recibido multitud de honores y premios. Fue conferenciante plenario en el Congreso Internacional de Matemáticos en Niza en 1970, uno de los mayores honores para cualquier matemático. Pero además de esto, la lista es interminable: académico de la National Academy of Sciences, de la Académie de Sciences de Paris, el Premio Leroy P. Steele de la American Mathematical Society, o el Premio Wolf. Finalmente, el 24 de marzo de 2010, el Presidente de la Academia Noruega de Ciencias y Letras anunción que se le había concedido el Premio Abel, por “su vasto y perdurable impacto en la teoría de números”.

Decía Tate que uno de los grandes inconvenientes de la investigación matemática era que para apeciarla, el no experto tenía que hacer un gran esfuerzo, al contrario de la música, que sin entender de partituras, todos podemos disfrutar.

Descanse en paz John Torrence Tate. Aquí les dejamos con un video y una entrevista

Imagen de previsualización de YouTube

___

Manuel de León (CSIC, Fundador del ICMAT, Real Academia de Ciencias, Real Academia Canaria de Ciencias, Real Academia Galega de Ciencias).

Etiquetas: , ,
Categorias: General

Esposas matemáticas

Hace no mucho un tiempo, publicamos en Matemáticas y sus fronteras una nota sobre una de las grandes matemáticas del siglo XX, Julia Robinson. La entrada se titulaba “La señora Robinson” haciendo alusión a su apellido de casada, ya que el suyo era Bowman. El pasado día 19 se anunció la concesión del Premio Abel a Karen Uhlenbeck, de nuevo una matemática que usaba el apellido de su marido, y no el propio, Keskulla. Ambos casos (y bastantes más que podríamos citar) me llevan a una reflexión sobre esta especie de “subordinación” al esposo, que proporciona a éste, cuando su esposa es tan notable como estas dos mujeres, un doble reconocimiento.

Julia Robinson

Empecemos con Julia Robinson. Su niñez fue algo complicada, debido a su salud delicada. Posteriormente, la Gran Depresión acabó con los ahorros de si padre (que acabó suicidándose), aunque Julia pudo continuar sus estudios en Berkeley donde se casó con uno de sus profesores, el reconocido matemático Raphael Robinson. Como las reglas norteamericanas de muchas universidades impiden que ambos cónyuges sean profesores a la vez, Julia abandonó su trabajo. Solo por una feliz casualidad, mientras acompañaba a su marido a un congreso, conoce a Alfred Tarski y comienza con él su tesis doctoral. Julia inicia así una carrera que la llevará a las cimas de la investigación y al reconocimiento: fue la primera mujer en pertenecer a la Academia Nacional de Ciencias en Estados Unidos, y la primera presidenta de la  Sociedad Americana de Matemáticas (AMS).

Karen Uhlenbeck

Por su parte, Karen Keskulla es descendiente de un emigrante procedente de Estonia. Karen se gradúa en el prestigioso Courant Institute of Mathematical Sciences, de la Universidad det Nueva York . Al casarse el biofísico Olke C. Uhlenbeck en 1965 toma su apellido, y lo sigue a Harvard cuando este se traslada allí. Continúa sus estudios en la Universidad de Brandeis, y allí defiende su tesis doctoral bajo la supervisión de Richard Palais. De nuevo, una carrera de una matemática marcada por los intereses profesionales del marido. Porque las leyes americanas contra el nepotismo impiden (o eso le dicen a ella como argumento)  que pueda trabajar en la misma universidad que su marido, y es ella la que debe moverse. Como confiesa la propia Karen: “Los centros que estaban interesados en mi esposo (MIT, Stanford y Princeton) no lo estaban en contratarme a mí”.

Las facilidades para la investigación científica (y matemática, claro) de las mujeres son ahora mucho mayores, pero se tiende a olvidar que no son tan recientes. Tampoco nos podemos remontar a los tiempos de Sofía Kovalevskaya, que debe aceptar a los dieciocho años un matrimonio de conveniencia con el joven paleontólogo, Vladimir Kovalevski, para poder estudiar. Mantengamos en consecuencia la vigilancia para que ninguna de las futuras esposas matemáticas desperdicie su talento.

____

Manuel de León (CSIC, Fundador del ICMAT, Real Academia de Ciencias, Real Academia Canaria de Ciencias).

Etiquetas: ,
Categorias: General

Karen Keskulla Uhlenbeck, primera mujer en conseguir el Premio Abel de Matemáticas

Como cada año, los matemáticos de todo el mundo esperan ansiosos el anuncio del ganador del Premio Abel. Este año, el Presidente de la Academia Noruega de Ciencias y Letras acaba de anunciar el ganador, se trata de Karen Keskulla Uhlenbeck, y es la primera vez que el premio se concede a una mujer.

 

Karen Uhlenbeck

 

El Premio Abel se instauró ante la falta de Un Premio Nobel de Matemáticas, honrando la memoria del gran matemático noruego Niels Abel. Recordemos que Abel nació el 5 de agosto de 1802 y murió prematuramente a los 26 años de edad, 6 de abril de 1829. Sin embargo, dejó una obra ingente, entre la que destacan sus aportaciones a las funciones elípticas y a la prueba ade la no existencia de soluciones por radicales para las ecuaciones de quinto grado y de grado superior. La cuantía del Premio Abel es de 6 millones de coronas noruegas, aproximadamente 600.000 euros.

La International Mathematical Union y la European Mathematical Society, proponen los miembros del Comité Abel, encargado de elegir el ganador. En esta ocasión, los matemáticos seleccionados son: Irene Fonseca, Department of Mathematical Sciences Mellon College of Science, USA; Gil Kalai, Hebrew University of Jerusalem, Israel; François Labourie, Université de Nice, France; y Alice Chang Sun-Yung, Department of Science Princeton University, USA. Como presidente del Comité actuó Hans Munthe-Kaas, de la University of Bergen.

Karen Uhlenbeck nació en Cleveland, Ohio, el 24 de agosto de 1942, y actualmente es profesora en el Departamento de Matemáticas de la Universidad de Texas en Austin. Aunque su intención primera fue estudiar física, se decantó por las matemáticas, ya que apreciaba el rigor y la fortaleza argumental de esta disciplina. Defendió su tesis doctoral en la Universidad de Brandeis, con el título The Calculus of Variations and Global Analysis, bajo la dirección de otro destacado matemático, Richard Palais. Ella misma ha desarrollado una intensa actividad como formadora de matemáticos, con 19 tesis a su cargo.

Karen Uhlenbeck ha sido muy activa también en las actividades de divulgación y en favor de la mujer, en las diferentes universidades en las que ha trabajado. Fundó el Saturday Morning Math Group, la serie de conferencias Distinguished Women in Mathematics, fur cofundadora del Instituto de Matemáticas de Park City, y del Programa de Mujeres y Matemáticas del Instituto de Estudios Avanzados.

Uhlenbeck es una investigadora fundamentalmente en el campo de las ecuaciones en derivadas parciales, junto con la geometría diferencial y las aplicaciones a la física matemática. De hecho, sus trabajos en los aspectos matemáticos de las teorías gauge le han valido el premio Leroy P. Steele en 2007. Y este es solo una lista de los numerosos honores y premios que ha recibido a lo largo de su carrera científica, como por ejemplo el premio MacArthur en 1983, la elección a la National Academy of Sciences en 1986 o la Medalla Nacional de la Ciencia en 2000. Se puede considerar a Uhlenbeck como una de las fundadoras de lo que se llama Análisis Geométrico.

 

El Comité Abel ha destacado “sus logros pioneros en las ecuaciones en derivadas parciales, teoría gauge, y sistemas integrables, y si impacto fundamental por su trabajo en análisis, geometría y física matemática”.

Karen Uhlenbeck recibirá su premio de manos del rey de Noruega en Oslo, el próximo 20 de mayo. He tenido la oportunidad de asistir algún año a esta ceremonia, que comienza el día anterior con una visita a la estatua de Abel ante la que se depositan flores y se le rinde homenaje. Tras la entrega formal del premio, se celebra una cena de gala ofrecida por los Reyes de Noruega.

____

Manuel de León (CSIC, Fundador del ICMAT, Real Academia de Ciencias, Real Academia Canaria de Ciencias).

Etiquetas:
Categorias: General

Muere Sir Michael Atiyah, una leyenda de las matemáticas

Nos enteramos con dolor del fallecimiento hoy mismo de uno de los matemáticos más brillantes del siglo XX, Sir Michael Atiyah, a los 89 años de edad. Sin duda, una gran pérdida para la comunidad matemática.

Sir Michael Francis Atiyah

Atiyah nació en Londres , el 22 de abril de 1929, de padre libanés y madre escocesa. Creció entre Sudán y Egipto, países en los cuáles asistió a la escuela, volviendo al Reino Unido en 1945 donde terminó su bachillerato. Estudió después en el Trinity College, en Cambridge, de 1949 a 1955. Su director de tesis fue William V. D. Hodge, tesis que defendió eb 1955 con el título de Some Applications of Topological Methods in Algebraic Geometry. Hodge ha sido uno de los grandes geométras británicos, creador de la teoría de cohomología que lleva su nombre.

Atiyah pasó después un año en Princeton, en el Instituto de Estudios Avanzados, volviendo luego a Inglaterra, donde ocupó un puesto en Cambridge y después en Oxford (con la cátedra Saviliana, un prestigioso puesto fundado por el matemático Sir Henry Savile en 1619). Pasó tres años en el IAS de Princeton regresando finalmente a Oxford.

Su trabajo de investigación ha estado siempre a caballo de la geometría algebraica, la geometría diferencial y la física matemática. Aparte de sus estudios iniciales con Hodge sobre la cohomología, uno de sus grandes logros es el desarrollo de la llamada K-teoría, en colaboración con otro gran matemático, Friedrich Hirzebruch.

 

M. Atiyah y F. Hirzebruch

El nombre de Atiyah estará siempre ligado al teorema del índice, o Teorema de Atiyah-Singer, en el que Michael Atiyah e Isadore Singer probaron en 1963 que para un operador elíptico sobre una variedad compacta, el índice analítico coincide con el íondice topológico, estableciendo así una relación entre el análisis y la topología. Este resultado les valió a ambos autores el Premio Abel  en 2004, como reconocimiento a uno de los resultados más notables de las matemáticas.

 

M. Atuyah e I. Singer

Su trabajo ya había sido reconocido anteriormente con el premio matemático más relevante, la medalla Fields en el Congreso Internacional de Matemáticos de Moscú en 1966. Baste nombrar los otros tres ganadores en Moscú de la medalla Fields (Paul Cohen, Alexander Grothendieck y Stephan Smale) para dar una idea del nivel en el que se encontraba Atiyah. En la citación de méritos de la medalla, se reconoce “su trabajo conjunto con Hirzebruch en K-teoría, su prueba con Singer del teorema del índice y su colaboración con Raoul Bott sobre la llamada fórmula de Lefschetz.”

Atiyah es no solo reconocido por su investigación matemática, también por sus actividades de servicio a la comunidad, como haber sido Presidente de la London Mathematical Society, haber contribuido a la creación del Newton Instituto en Cambridge, o a fundación de la European Mathematical Society.

Es difícil dar cuenta de todos los honores que ha recibido a lo largo de su vida, son inumerables. Es destacable su ánimo siempre juvenil, incansable orador y contertulio. Fue un visitante asiduo a España, y recuerdo ya hace unos cuantos años, la mesa redonda que organizamos en la Residencia de Estudiantes de la que él fue la figura principal, y que animó con su constante vitalidad.

M. Atiyah y su esposa Lily

Sir Michael sufrió mucho con la reciente muerte de su esposa Lily Atiyah, el 13 de marzo de 2018; ahora ya la acompaña otra vez. Descanse en paz.

___

Manuel de León (CSIC, Fundador del ICMAT, Real Academia de Ciencias, Real Academia Canaria de Ciencias).

Etiquetas: , , , ,
Categorias: General

Robert P. Langlands recibe el Premio Abel 2018

La Academia Noruega de las Ciencias y las Letras acaba de conceder el Premio Abel 2018 al matemático Robert P. Langlands, investigador del Institute for Advanced Study, en Princeton, “por su programa visionario conectando la teoría de representación con la teoría de números”.

Robert P. Langlands

El trabajo de Robert P. Langlands comenzó en 1967, cuando era todavía un profesor asociado en la Universidad de Princeton. Es curioso como quiso darle validez al mismo, enviándole una carta de diecisiete páginas al matemático francés, André Weil, entonces con sesenta años. Según cuenta el comunicado de la Fundación Abel, a pesar de las dudas de Langlands, la carta no acabó en la papelera de Weil. La carta de Langlands proponía que el álgebra (las representaciones de Galois) y el análisis (formas automórficas) estaban intímamente relacionadas. Algunas conjeturas de Langlands fueron después probadas por otros matemáticos, en particular, por L. Lafforgue, quién recibío por ello la medalla Fiels en 2002.

Robert P. Langlands nació en Canadá, en la provincia de British Columbia, en 1936, done se graduó, y realizó su tesis doctoral en la Universidad de Yale 1960. Sus reconocimientos han sido muy numerosos, y podemos citar algunos como el Premio Shaw (compartido con Richard Taylor) o el Premio Wolf (compartido con Andrew Wiles), además de muchos otros de ámbito más matemático.

El Programa de Langlands ha sido descrito por el matemático Edward Frenkel como “una especie de teoría unificada de las matemáticas”. No es una mala imagen, ya que conecta de una manera sorprendente áreas de las matemáticas que aparentemente estaban poco conectadas. En este video, Frenkel hace una introducción en Berkeley al Programa de Langlands

Imagen de previsualización de YouTube

Recordemos que el Premio Abel es anual, y conmemora al matemático noruego Niels Abel. La Academia Noruega de Ciencias y Letras proclama cada año al merecedor del premio Abel, tras una selección hecha por un comité de cinco matemáticos de varios países, comité en el que colabora la Unión Matemática Internacional (IMU). El premio se acerca a los 800.000 euros. Robert P. Langlands recibirá su premio de manos del Rey Harold de Noruega el próximo 22 de mayo en Oslo.

____

Manuel de León (CSIC, Fundador del ICMAT, Real Academia de Ciencias, Real Academia Canaria de Ciencias, ICSU).

 

 

 

 

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Etiquetas: ,
Categorias: General