¿Qué nos deparan las próximas décadas respecto a las renovables?

Prever lo que ocurrirá en un sector como el energético, que se encuentran en medio de una absoluta revolución a nivel tecnológico, no es un absoluto una labor fácil, y menos si se piensa a largo plazo, poniendo las miras en el año 2050.

Sin embargo, ya hay quien ha decidido hacerlo. Una organización ha sacado a la luz un informe en el que prevé que, de aquí a tres décadas, el 64% de la generación mundial corresponderá a energías renovables. Un porcentaje que aumenta hasta el 71% si se añaden todas las no contaminantes, tal como la nuclear.

¿Cuál es el panorama en Europa y en España?

Los datos anteriores son a nivel mundial, pero en el caso de Europa, las expectativas son más optimistas aún, ya que se calcula que las fuentes limpias se corresponderán con un 87% de la producción total.

En España, el sector se ha puesto ya manos a la obra y va consiguiendo resultados más que notables. Son cada vez más quienes apuestan por las energías renovables, ofrecidas por empresas como Energya VM. Y si bien aún queda mucho camino por recorrer, es más que seguro que desde Energya y otras compañías del mismo ámbito, seguirán trabajando duro para conseguir los resultados que se esperan de aquí a unos años.

 

La vital importancia de las baterías de almacenaje en este proceso

Para que los datos previstos lleguen a convertirse en una realidad, sin duda la clave se encuentra en las baterías de almacenaje. En el estudio antes mencionado se hace especial hincapié en el papel fundamental que estos dispositivos desempeñarán en el sector, y en la adopción masiva de la eólica y la solar.

Se ha destacado también el mundo nuevo de posibilidades que se abren al solventar uno de los problemas más importantes que afrontan estas fuentes, ya que dan la posibilidad de hacer acopio de la energía que no se consume en el momento, para que pueda ser utilizada en el momento en que realmente haga falta, evitando así su desperdicio.

Drástica bajada en los precios de las renovables

El precio de estas energías se ha reducido en un 80% desde el año 2010 hasta ahora, una tendencia descendente que continuará, a causa de la financiación que está recibiendo el desarrollo de los vehículos eléctricos, que son también importantes beneficiarios de la innovación. Hasta el año 2050, se prevé que se destinen 548.000 millones de dólares, es decir, casi 470.000 millones de euros a perfeccionar estas baterías.

Llaman más aún la atención las cifras que se manejarán en el conjunto de las renovables, ya que se espera que la inversión aumente hasta los 11,5 billones de dólares, esto es, 9,86 billones de euros, a lo largo de los próximos 32 años.

8,4 billones de dólares se destinarán a la eólica y la solar, cuya aportación al mix será del 48% en 2050, en tanto que otro billón y medio irá para las no contaminantes, como la nuclear o la hidráulica.

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Hubiera estado bien que, en lugar (o además) de la tendencia del PRECIO de las renovables se hubiera apuntado algo sobre los COSTES.
A base de subvenciones se pueden crear fuertes tendencias con resultados catastróficos, como ya pasó.

Creo que se ha deslizado un error en el documento de medimecum:
Al final del primer párrafo (la introducción) se indica lo siguiente:
“…aumenta hasta el 71% si se añaden todas las no contaminantes, tal como la nuclear”.
Por favor !! ¿Cómo puede poner que la industria nuclear no es contaminante?
Debería dedicar un poco de tiempo a revisar el artículo antes de enviarlo a publicar.
Saludos.

(requerido)

(requerido)


*