¿Acaso huelen mejor los perfumes si se anuncian en inglés o francés?

La Real Academia Española (RAE) puso de manifiesto en su última actualización la incorporación indiscriminada de anglicismos innecesarios en el idioma castellano, siendo la publicidad uno de los principales sectores que son objeto de crítica de la RAE por la incidencia del anglosajón.

El director de la RAE, Darío Villanueva, se lamentaba hace algún tiempo de que la publicidad “usa términos ingleses como si las cosas al ser descritas en inglés tuvieran más valor”. Una tendencia que veremos una vez más ahora que se acerca la campaña navideña.

La Navidad está en camino y con ella, otra vez los anuncios en inglés y en francés

Cuando llega la navidad, los anuncios de perfumes en inglés y francés acaparan un valioso tiempo publicitario en televisión. Una vez más escucharemos hablar de Light Blue, el eau de toilette de Dolce Gabanna por ejemplo. Desde el famoso eslogan “¿Loulou? Oui, c’est moi” de una fragancia de Cacharel a finales de los ochenta, nos hemos familiarizado con estos dos idiomas en relación a la publicidad de perfumes. A día de hoy, prácticamente no queda ninguna colonia en versión original que utilice el español para darse a conocer.

A día de hoy, los anuncios de perfume son de los pocos géneros audiovisuales que suelen conservar su versión original en este país, donde tanto las series como las películas se emiten con doblaje. Algunos se limitan a ser impactos de imágenes seductoras en las que una voz destaca el nombre de la fragancia en inglés o en francés.

No obstante, cada vez son más los vídeos comerciales que ofrecen diálogos extensos y discursos que guardan mayor relación con las emociones que con el olfato, manteniendo su idioma original, aunque la mayoría de los espectadores no vayan a entender el fondo del mensaje.

Aunque son muchos los casos llamativos en este sentido, probablemente el principal lo sea el del actor Jake Gyllenhaall para Calvin Clein y su fragancia Eternity. El actor hace de un amoroso padre junto a la modelo Liya Kebede, quien suelta un largo párrafo en inglés que en realidad se trata del poema E.E. Cummings “I carry your heart with me” (llevo tu corazón conmigo”, si bien los espectadores medios no podrán comprenderlo.

perfumes

La RAE nos lo demostró: no siempre sabemos lo que nos ofrecen

Hace casi dos años la RAE promoción una campaña contra la invasión del inglés en la publicidad, reivindicando la utilización del español dentro de este ámbito. Para esto lanzaron al mercado dos nuevos productos que los consumidores podían pedir gratuitamente por medio de Internet: la colonia “Swine” y unas gafas de sol con “blind effect”.

Pero lo que no sabían quienes pedían la muestra era lo que daba a conocer la segunda parte del anuncio: “Swine, el perfume cuyo nombre en inglés te dice que huele a cerdo, pero, como estaba en inglés, te huele a swine”. Las gafas auténticas también cumplían lo que prometía la publicidad, un “efecto ciego” gracias al cual, no se veía absolutamente nada.

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*