Ciberseguridad, ¿cosa solo de las grandes empresas?

Aunque parezca sorprendente, más de la mitad de las compañías no conocen los riesgos que corren sus sistemas. Y otro dato igualmente llamativo: el Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE) señala que España es el tercer país con más cibertataques del mundo, siendo superado tan solo por Estados Unidos y Reino Unido.

Obviamente, si este país sufre tantos ataques de este tipo es porque es atractivo y fácil en ese sentido. Aunque España cuenta con una potente infraestructura de comunicaciones, nuestro grado de madurez en protección y concienciación no es muy alto aún. Es por ello que los atacantes nos utilizan para atacar otros destinos y también para robarnos.

No: las pymes también necesitan estar seguras en la red

Estos riesgos llevan a la necesidad de implantar equipamiento, servicios específicos de ciberseguridad y cibervigilancia, servicios de respuesta ante incidentes, etc. Las pymes presentan una demanda cada vez mayor de profesionales que han realizado un master ciberseguridad. Realizar un curso de ciberseguridad garantiza los conocimientos necesarios para aplicar las herramientas existentes en la lucha contra estos ataques.

Estas operaciones parecen lejanas para las pequeñas y medianas empresas, y parece un tema de las grandes compañías. En realidad era así hasta hace poco tiempo, pero ahora dista mucho de la realidad. Actualmente, muchas empresas han construido servicios gestionados que ofrecen economías de escala para poder proveerlas a las medianas, y de este modo transformar sus capacidades en las mismas.

A menudo las personas se asustan cuando se habla de que en las pymes se deben implantar productos y servicios destinados a “alerta temprana de ciberataques”, a alimentación de “vigilancia digital” o a “respuesta y remediación ante incidentes”. Pero realmente no hay motivo para ello.

Servicios premium para las empresas que los demandan

Las compañías actuales de servicios de ciberseguridad se están ajustando a esas empresas, que suponen más del 80% en España. Además, llevan servicios “premium” de ciberseguridad a las compañías que lo necesitan, y a las que hasta ahora les parecía imposible tenerlo.

En un momento posterior a todo esto se le incorpora la capacitación de los responsables de las compañías, mediante planes de formación específicos y sesiones de concienciación para sus empleados y directivos, lo cual hace que todo empiece a funcionar.

Las cinco fases de la ciberseguridad

Existen cinco pasos para que la empresa esté segura. En primer lugar hay que conocer el riesgo de la compañía, realizando una auditoría de seguridad IT y dándole uso. Tras esto vendría la optimización y rentabilidad y de dicho informe, determinando el valor de la mejora de la seguridad en los sistemas y procesos.

A continuación habrá que realizar una implementación a la altura, afrontando cada una de las prioridades e incorporando equipamiento específico para ello. Es fundamental ajustar el proceso que lo acompaña y gestionarlo.

Después se debe formar uno mismo y formar a la compañía, mediante la adquisición de conocimientos bases que permitan ver el panorama con perspectiva. Y finalmente hay que concienciarse de que la ciberseguridad es para todos y no cosa de las grandes compañías, por lo que se debe hablar con especialistas y acomodarse al servicio que se necesita.

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.