Otra de física y magia

Escribe el premio Nobel Frank Wilczek en el Physics Today de Enero 2006 sobre las relaciones místicas entre las distintas constantes de la física.

En la época de la edad media cristiana se desarrolló una corriente mística en el judaísmo, que atribuía significados ocultos a las combinaciones de letras (y de ahí a los números que de ellas se derivan en hebreo)  de los escritos de la Biblia: Se suponía que ésta tenía dos significados. Uno, el aparente, estaba abierto a todo el que pudiese leerla. El otro era solo para iniciados, que conseguían conocer el secreto del universo mediante las combinaciones de esos números. Era la cábala.

 

En Physics Today  Wilczek nos habla del misterio de la relación entre la escala de las masas de la interacción fuerte y de la escala de Planck (por cierto, que el mismo Wilczek, en otras columnas de Physics Today rechaza el mismo concepto de -masa- que aquí analiza).  Aquella relación da un número del orden de 10^(-29). Un número muy pequeño. Se asombra Wilczek de nuevo de la pequeñez de la fuerza gravitatoria frente a la fuerza “fuerte”  ¿Y qué? ¿Tienen las cosas en la naturaleza que ser similares? ¿Necesitamos una única ley o podemos aceptar y vivir tranquilos con 3 leyes distintas?

 

Habla de que la -masa- del electrón -surge- de su acoplo con un condensado, que como el éter del siglo XIX, está  presente en todo el universo y dentro de todos nosotros, pero es tan sutil que lo atravesamos sin sentirlo. ¿Como puede una masa “surgir”?  La idea es que existe, de nuevo, el éter (el condensado de Higgs) , al cual se acoplan las partículas (que no tienen masa, pero que existen, antes de ese acoplo). Según esta nueva teoría del éter, las diferentes masas derivan de diferentes acoplos. Pero la pregunta es la misma. Si nos intriga la diferencia de masas, ¿por que no nos puede intrigar la diferencia de acoplos?  Es esto similar a la explicación de la gravedad. No es que las masas se atraigan unas a otras. Es que unas masas curvan el espacio y el resto de las masas se deslizan por superficies curvas. La intriga es la misma: Yo no entiendo mejor el  por qué deben las masas curvar el espacio que por qué se deben atraer entre sí. La segunda interpretación es física, la primera geométrica. Quizá un matemático como Wilczek se sienta más cómodo con la geometría, pero un físico es posible que se sienta más cómodo con las fuerzas. 

 

Sigue Wilczek con análisis cabalísticos: Describe una matriz  M  de masa, cuyos elementos están distribuidos esencialmente al azar, sin esquema aparente. Lo mismo que las letras hebreas de la Torah están distribuidas sin orden aparente, pero la cábala intenta encontrar significado a ese caos, Wilczek quiere encontrar significado al caos de la matriz M.

 

Se pregunta Wilczek cómo generar números grandes o pequeños. La respuesta es evidente: Si hacemos factoriales tenemos números gigantescos, y si los invertimos, números pequeñísimos. Si jugamos al juego del ajedrez: 1 semilla por el el primer cuadro, 2 por el segundo, 4 por el tercero, cuando llegamos al cuadro 64 tenemos un número substancial de semillas. Mucho más al imaginar el mismo juego en un ajedrez tridimensional. Crear y jugar con números es muy sencillo.

 

¿Cual sería otro enfoque posible de la física? Quizá el de Galileo: Aceptar la realidad. Volver a ver que es la Tierra la que gira en torno al Sol. Aceptar que la Torah describe, con  distorsiones, las leyendas de una serie de pueblos que vivieron en la zona de la actual Palestina, y que no es nada más que la realidad que leemos: Que no tiene nada dentro, ningún mensaje oculto. Aceptar que la naturaleza es la que vemos (y la que podemos ir descubriendo con los experimentos) y que no tiene ningún mensaje oculto: Que no existe una única fuerza que engloba a las cuatro conocidas, que no hay fluidos o condensados misteriosos, de rigidez gigantesca pero inmensamente sutiles, que permean todo el universo pero que son indetectables. Que no hay universos que se entrecruzan con el nuestro y que por definición no podemos ver. Que de la nada no surgen partículas por generación espontánea.

 

Podemos volver a la racionalidad galileana y tratar de resolver los problemas que hemos ido dejando aparcados: La mecánica cuántica, la mecánica clásica de muchas partículas de masas similares, el movimiento de los fluidos, las olas del mar, la dinámica nuclear.

 

Podemos abandonar la cábala.  

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Estoy empezando a preocuparme, o el señor Elvira dice cosas con sentido últimamente o yo estoy empezando a estar de acuerdo con el señor Elvira, y no sé cual de las dos cosas me preocupa mas……ahora en serio, con la numerología se puede hacer cualquier cosa, si divido la altura entre la longitud de un paquete de cigarillos y lo multiplico por la distancia desde el portal de mi casa hasta la frutería de la calle Toledo y la divido entre el número de patatas fritas que me pusieron ayer en el menú, seguramente el resultado sea 146.000 veces la distancia de la Tierra a la Luna, pero eso no encierra ningún misticismo dentro. La razón aurea, por ejemplo, no encierra ningún número divino, sino que simplemente la naturaleza elige unos patrones preferidos, favoritos en su evolución.

Los científicos que tratan de desentrañar el significado de la naturaleza a menudo se asemejan, a los ojos del gran público, a los fanáticos de la Cábala, buscando explicaciones incluso inverosímiles a muchos fenómenos, que el tiempo convertirá en teorías o descartará. Nuestra Cábala es la naturaleza en lugar de la Torah. O es que Galileo en su época no era un transgresor? la Ciencia demostró que tenía razón, pero acaso no interpretó el mundo a su modo en un momento determinado? eso hacemos todos, creo yo. Los científicos buscan la teoría unificada, la que una las 4 interacciones fundamentales de la materia. Para mi no es mas que un aparato matemático, 3 de ellas están unificadas, falta la gravedad que no es renormalizable. En el mundo macroscópico en el que vivimos la unificación de las 4 teorías será de escasa utilidad, en el sentido de que no explicará fenómenos como el clima, en eso estamos de acuerdo. Pero en la búsqueda de la "verdad" de la naturaleza es necesario saber si la naturaleza se comporta como un todo o no. Yo creo que la visión de la unificación es meramente occidental, cultural, es herencia religiosa, tenemos un Dios único y queremos una Teoría Única. Eso unido a que Einstein ya la buscaba en sus años mozos (incluso antes de que Weinberg, Salam y Glashow unificaran las otras 3), y claro, ya sabemos, si Einstein lo buscaba…tendría razón no? (yo no lo comparto).

Los Universos paralelos son soluciones matemáticas de la métrica de Friedmann-Robertson-Walker. No todas las soluciones matemáicas de las ecuaciones tienen sentido físico, corresponde a los físicos discernir eso. Cuando Schrodinger elaboró su famosa ecuación, lo que en realidad encontró primero fue la ecuación de Klein-Gordon (que unificaba la teoría cuántica con la relatividad de Einstein), pero la desechó porque las soluciones MATEMATICAS de la Klein-Gordon conducían a energías negativas que aparentemente no tenían sentido físico, no las sabía interpretar. Después se demostró que esas soluciones de energía negativa son precisamente las antipartícuals……como vemos las soluciones matemáticas están ahí, y corresponde a los físicos interpretarlas adecuadamente……ahora, de ahí a que vayamos a viajar a Universos paralelos (que hay hasta 5 tipos de ellos) pues hay una abismo…..

Y tiene usted toda la razón señor Elvira, dentro de un núcleo no sabe NADIE lo que pasa…..trabajamos con modelos que nos dicen que los núcleos se comportan COMO SI fueran……pero en realidad no sabemos lo que son, por eso son modelos y no teorías…….como el clima. Pero la respuesta a la nuclear está en el potencial nuclear, y éste depende de la fuerza fuerte y ésta, a su vez, de los quarks que están ahí dentro…..así que los quarks algo tendrán que decir no? merece la pena estudiarlos? de verdad cree usted que no?

Mi amigo awifredo va por mal camino, como el dice, si acepta algo de lo que digo yo.

SIn embargo no comenta que el cabalista no es otro que el genial prof. Wilczek, uno de los creadores del modelo estandar, y uno de los que reniega de la "masa", pero que la usa sin rubor.

Por ultimo, me gustaria preguntar a awifredo como se relaciona el potencial de interaccion entre nucleones con las interacciones entre quarks: Es para aliviar mi suprema ignorancia, pues aun no he conseguido encontrar ningun artículo que me ilustre sobre ello, sobre todo teniendo en cuenta que los quarks son autistas y no se enteran de lo que pasa a su alrededor., o al menos asi lo intuyo de mis lecturas fisicas.

Señor Elvira, la pregunta que hace usted va "adelantada" a nuestro tiempo (o sea, que no lo sabemos). Del potencial nuclear sabemos escasas cosas, por no decir que no sabemos nada…..por no saber ni siquiera sabemos aún de que forma el potencial que sienten los núcleones dentro del núcleo depende del momento de éstos…..como para saber la relación que tiene el potencial con los quarks!!!! Lo que sabemos es que los nucleones no se comportan de igual modo cuando están libres que cuando están metidos dentro de un núcleo, pero tampoco se comportan igual si dentro de un núcleo hay 10 nucleones o hay 200. La responsable de todo esto es la fuerza fuerte, residual del "color" que sienten los quarks…si yo descubriera cuál es esa relación ahora mismo, me darían el premio Nobel antes del bocata de nocilla de la merienda, por eso hay tan poca bibliografía….

de Caracas-Vzla. Un placer contactarlo. Tengo una inquietud y me perdona mi ignorancia. ¿Hay una ONG u organización a nivel mundial o regional que tenga por objetivo preservar, recuperar el orden climático, el equilibrio ambiental?.- Estimo que esto debe ser objeto de organismos como la ONU, y que tengan prioridad dentro de las agendas regionales.

Gracias

(requerido)

(requerido)


*