Errores sociales – 2 (respecto a la ciencia, educación, economía y otras diversas materias)

Un error tremendo, que en España deriva de las ideas de Monseñor Alvareda Herrera, creador del CSIC en los primeros tiempos de Franco (ideas publicadas y que se pueden encontrar aun en algunas bibliotecas) , pero que es un error común de la cultura actual occidental, es  que la investigación científica, el motor casi único  del desarrollo humano, se debe ejercitar de manera casi gratuita.

 

Es un error que se ha perpetuado debido a la ingenuidad de los científicos (incluida la mía)  que, como los proletarios griegos y los artesanos gremiales de la Edad Media, se sienten inmensamente agradecidos de que se les deje trabajar como esclavos en sus investigaciones.

 

La idea se mantuvo y se mantiene  como herencia de unos miles de años de desarrollo humano en los cuales las actividades lucrativas eran la guerra, la magia y el flujo de lo existente, en vez de la creación de lo nuevo. La sociedad se da cuenta en un cierto momento (primera mitad del siglo XX) de que la creación produce beneficios ingentes, pero  la escala mental no cambia en la mente de Alvareda en aquel momento (y sigue sin cambiar aun hoy, incluso  en la mente de los científicos): Las actividades “nobles” siguen siendo la guerra, la magia, el flujo. Los investigadores son esclavos útiles. Se les ofrece una pitanza para que hagan lo que desean hacer y se les dice que deben estar agradecidos de que sin ser guerreros o magos o controladores del flujo se les permita vivir.

 

Se crea una “carrera de honores”: La tesina o proyecto fin de carrera, el doctorado, las becas, las estancias en el extranjero. Se les ocultan los inmensos beneficios que se extraen de sus trabajos, beneficios de los que ellos, como buenos esclavos, no pueden disfrutar.

 

Yo propongo aquí que se acabe ésto. Que el trabajo de investigación en la universidad, en el CSIC, en los hospitales, en los centros de creación, si no consigue lo que es de justicia, parte de los beneficios que produce, al menos consiga que se reconozca como -trabajo-. Es decir, que cuando se ofrezcan proyectos de investigación, los sueldos de los investigadores sean exactamente iguales a los sueldos de los profesionales en el mercado privado.

 

¿Qué significa ésto? Si se aceptase, (que no se hará pues los investigadores seguirán aceptando los sueldos de esclavo que suponen las becas), supondría que un proyecto de investigación con un profesor y un trabajador se valorase, para 3 años, en 195.000 euros en vez de como ahora, en 36.000 euros, contando conque el profesor, al que solo se le paga por dar clase, cobrase al menos lo mismo que el joven investigador en su trabajo en ese proyecto.

 

¿Saldría caro?

 

Mi humilde pregunta, sin arrogancia, es:

 

Sabiendo que las autovías son caras, y que en vez de crear riqueza, se deterioran al cabo de unos años,

 

¿Cuanto cuesta 1 km de autovía?

 

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

No solo me sumo a la propuesta sino que yo proprondria algo mas, aun a riesgo de recibir criticas por radical. Propongo que los cientificos acaben con su CONFORMIDAD, que sin quererlo, les hace complices de las injusticias y discriminacion a la que se ven sometidos.

Termine mi carrera de ciencias quimicas en 1992, el año de la Expo, el derroche y el “aqui to’ vale”. Por entonces, y me temo que esto no ha cambiado, ya habia mucha gente con vocacion de cientifico que se embarcaba en la aventura de hacer una tesis a golpe de beca miserrima y “renovable”, sin tener siquiera un contrato que garantizase la remuneracion economica durante los 4 años que durase el trabajo de investigacion, ni el status de empleado de la universidad, ni seguro, ni pension, ni “na de na”. Y encima tenian que estar contentos porque aun los habia que seguian haciendo el trabajo completamente gratis (sin beca de ninguna clase) a golpe de vocacion investigadora y con la esperanza de que algun dia se les abriese la improbable oportunidad de conseguir un puesto, aunque fuese modesto, en el departamento en el que trabajaban.

Por mucho que me doliese, pues mi verdadera vocacion tambien esta en la investigacion, yo no tenia ni los padres ricos que me mantuviesen hasta los 30, ni la mentalidad de esclavo. Pero es que ademas soy de la opinion de que si bien es muy dificil cambiar el mundo, al menos lo que nunca debes hacer es faltar a tus propios principios y contribuir a aquello con lo que no estas deacuerdo. Asi que de trabajar gratis o en condiciones laborales vergonzosas NI HABLAR.

Por entonces tuve la suerte de que, por cosas del destino, fuese a parar a una universidad de los Paises Bajos donde las oportunidades que se abrian (aunque no faciles) si eran enormemente atractivas, no solo desde el punto de vista cientifico y profesional (pues era un grupo con prestigio y un trabajo extremadamente interesante) sino tambien laboral y economico. Asi que me hice mi tesis como una señora, como todos mis compañeros holandeses, con contrato de funcionaria de la universidad y cobrando un sueldo digno y justo. No solo logre una buena reputacion en el mundo cientifico, sino que la colaboracion desde la universidad con varias empresas me abrio las puertas a los departamentos de I+D de varias multinacionales donde disfrute de un trabajo interesante, en la avanzadilla tecnologica y ademas se ganaba una pasta.

Mira por donde me tira mi tierra y me vuelvo a España a pesar de los pesares y me encuentro que despues de mas de 10 años aqui seguimos en las mismas. Y encima las empresas siguen empeñadas en ignorar la necesidad de desarrollar su tecnologia para poder seguir compitiendo en el mercado.

Lejos de rendirme, estoy creando mi propia empresa. Nada de “si no puedes vencerlos unete a ellos”. Si no puedes vencerlos: cambia de estrategia y unete a los que estan como tu.

Es tremendamente triste que los cientificos españoles tengamos que irnos al extranjero para poder prosperar profesional y economicamente. Triste y muy perjudicial para el pais. Pero ademas mas triste aun es que parezca que tenemos que aceptar junto con el titulo de licenciado que esto es lo que hay y que o lo tomas o lo dejas.

Cientificos españoles: os haceis un flaco favor a vosotros mismos y a los demas aceptando condiciones de esclavo. Al final uno tiene lo que uno acepta. Si no te pagan “que trabaje Rita”, a ver si ella se saca muchas publicaciones en Science o Nature o le permite al departamento de turno ganarse un puesto en el panorama cientifico internacional a costa de su trabajo….un poquito de dignidad por favor.

Y mas blogs como este a ver si sacudimos unas cuantas conciencias.

Cristina:

Me alegra el comentario.

Animo y si necesitas algo, escribeme.

Yo también he trabajado sin cobrar cuando comencé mi tesis….era muy joven y me daba igual, ahora ya no me da igual. Pero yo jamás tendré un becario al que no le pague, mi experiencia me sirvió, al menos, para darme cuenta de eso.

Había en mi facultad un catedrático al que escuché una vez decir: "Cómo os vamos a pagar, con todo lo que estáis aprendiendo!!!!". Las actitudes de estos señores que aún feudalizan por las facultades sólo tiene un nombre: Miserables hijos de la gran puta.

Manuel,

Me alegra mucho que al menos te sirviese para aprender acerca de lo que no es justo, ni aceptable. Yo no lo podria expresar mejor, esta es una actitud feudal y vergonzosa que desgraciadamente aun persiste.

Espero que haya muchos mas como tu que no se dediquen ahora a repetir el abuso.

Tengo la esperanza de que las nuevas generaciones vengan con una vision renovada, honesta, mas justa y eficaz. Creo que cada vez somos mas.

Queda mucho por hacer, pero denunciarlo y rechazarlo de pleno es lo primero.

(requerido)

(requerido)


*