La crisis ¿económica? vista desde la ciencia.

Soy un pesado, porque (creo) soy un científico, es decir alguien que se pregunta y se pregunta hasta que encuentra la respuesta a lo que no entiende.  Y no entiendo esto de la ”confianza” de los -mercados-, de los inversores.

Paul Krugman, de quien no consigo tampoco entender muchas de sus afirmaciones, tiene una que sin embargo es fácilmente inteligible: Los países no son como las personas o cómo las familias, y las reglas que rigen su economía no son las de ”baje usted al bazar y guíese por él”.

Dejando aparte el hecho de que la idea de los ”mercados” es más falsa que las balas del Equipo A,  los países no acceden a los ”mercados” sino a una ventanilla monopolística que regula lo que tienen que pagar.  La idea de los ”mercados” es falsa porque ninguno de nosotros  compra lo más barato que hay, sino lo más barato que le ofrecen. Un comerciante no es capaz de ofrecer lubinas de 0.75kg a 0.75 euros cuando el resto de los pescaderos las ofrecen a 7.5 euros . Si no lo puede hacer, no existe el ”mercado”. En el ”mercado” real no hay coches similares a 1000 y a 100000 euros, todos valen lo mismo dentro de una variación de un 5%, todos tienen la misma potencia y los mismos acabados, de forma que uno no compra un coche por razones económicas, sino sociales (el equivalente de las razones políticas de los países).  Es muy posible que si yo quiero una cierta pintura, la haya más barata a 500 kilómetros de donde yo vivo, pero no voy a ir allí a comprarla, así que compro una pintura más cara al lado de donde vivo.  No juego al ”mercado”.

Leamos esto de aquí debajo:

Financial markets, which rose after the E.U. summit, have been trending downward since, as investors registered disappointment at a lack of strong measures from the European Central Bank and pessimism that the summit agreements will be implemented swiftly.

¿Qué quiere decir ésto?  ¿Son tan tontos los ‘inversores’ que pueden pensar que las cosas cambian de un día para otro? ¿Qué si el Gobierno de España cierra las universidades y los hospitales públicos al día siguiente va a haber 70 universidades privadas que cobren 10 veces las matrículas que cobran las públicas? ¿Qué si se cierran los hospitales públicos al día siguiente un millón de españoles, o de italianos, van a pagar un millón de euros cada uno por una operación de cáncer? ¿O que si el estado pone en la calle a un millón de enchufados que cobran 30000 euros cada uno, inmediatamente las empresas privadas van a producir mejor con un millón de trabajadores más, o que ese millón va a seguir comprando?

¿Son tontos, los inversores? De Nathan M. Rotschild se decía que no conocía nada de literatura, de arte o de ciencia, solo sabía comprar y vender. Pero siendo tontos no lo son tanto como para no darse cuenta de lo de arriba.  Lean o vean el último capítulo de ”El Halcón Maltés” de Dashiell Hammett.

Así que yo soy incapaz de entender (y por eso sigo investigando) quien y cómo puede decir  ”investors’ dissapointment” y con qué fines lo dice.

Es como Johannes Kepler tratando de entender los epiciclos de su jefe, Tycho Brahe. Realmente no podían ser, la naturaleza es complicada, pero no es tan complicada como la suponía Brahe.

Si los inversores no pueden ser tan tremendamente tontos, ni tan lerdos cómo para tirar piedras sobre su propio tejado (las economías de los EEUU y de China ya están empezado a notar la falta de demanda desde Europa), no queda más explicación que la equivalente a por qué los españoles se compran un coche u otro, qué es por su forma exterior, independientemente de su precio, sus prestaciones o su seguridad: Es decir por razones sociales.

La única explicación científica que queda sobre el párrafo del  New York Times del 09/07/2012 que cito de nuevo:

Financial markets, which rose after the E.U. summit, have been trending downward since, as investors registered disappointment at a lack of strong measures from the European Central Bank and pessimism that the summit agreements will be implemented swiftly.

es que hay quienes están dispuestos a perder con tal de conseguir, si no dinero, poder.

Si esto es así, y no hay otra explicación, entonces la respuesta española y europea no puede ser seguir aplicando ‘strong measures’, sino aprestarse a la defensa y empezar a producir como locos para atacar por nuestra cuenta, puesto que el refrán, como todos los refranes, es cierto cuando dice que no hay mejor defensa que el ataque.

Alemania ya está produciendo, y España tiene el tejido productivo intacto, pero falta inundar el mercado de productos de alta calidad y bajo precio. Y esto se puede hacer, porque sabemos hacerlo. A ésto sí se apuntan con alegría todos los ciudadanos, y sí se ponen a trabajar como pide el Excmo. Sr. Montoro, más horas y mejor.

Pero ordenar trabajar más horas solo para pagar deuda que de cualquier forma sube y sube, lo único que consigue es que el rendimiento de cada español que trabaje más horas para no vender, caiga por hora trabajada más que el aumento de horas legislado.  Un funcionario puede procesar 6 expedientes por hora, o 3. Un mecánico en un taller puede arreglar un coche por hora o tardar dos horas en hacerlo.  Si las

”strong measures”

que piden los ¿inversores?

son despedir a millones de empleados (enchufados, a dedo, …, pero empleados), cerrar universidades y hospitales, aumentar lo que el estado se lleva en impuestos (¡¡ y los que proponen estos son los defensores de una economía liberal !!), subir los precios y eliminar los créditos, es meridianamente claro que lo que están pidiendo es la ruina de Europa por motivos que tienen nada que ver con la economía.

Así que dejemos ya de hablar de razones económicas y busquemos cual es la realidad que hay detrás de todo esto.

Si esto no es así, necesito una explicación racional y detallada, es decir, los españoles necesitamos una explicación racional y detallada.

Yo creo que es como digo, y que entre todos debemos reclamar con voces cada vez más fuertes, no que se mantengan estructuras obsoletas, (un estado de bienestar que no produce ni nos deja atacar a los que nos atacan. El estado de bienestar es una consecuencia de la riqueza, que aparece cuando esta es mucha, pero  no un objetivo a perseguir) ni se siga multiplicando la disipación por 17,  sino que se ponga en marcha hoy, no en 2016, un esquema productivo que compita en buena lid con el resto de los que hay en el mundo. Hoy, porque no sirve de nada arreglar las cosas dentro de 4 años.  Por ejemplo, no a las subvenciones al carbón, que no vende nada y sale más caro que el importado, sino poner a los mineros, por ejemplo, a producir turbinas eólicas mejores y más baratas que las que están inundando el mercado hoy, las chinas, solo por elegir algo de tremenda actualidad.  Sabemos hacer cosas y las podemos hacer baratas.

¡¡ Pongámonos a hacerlas !!

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*