Archivo de junio, 2015

La ignorancia de lo que es la ciencia

Hoy he recibido una informacion sobre una reunion en la que se debatía la posibilidad del crowd-funding de la ciencia.

El sistema de financiacion desde la muchedumbre (crowd-funding) es una locura. La ciencia es una inversión positiva, que da inmensos, gigantescos resultados, pero a veinte años vista y para toda la sociedad, y por tanto debe financiarse por toda la sociedad, que es la que recoge los beneficios.

Los políticos paranoicos que solo miran los votos a cuatro años y los intereses trimestrales de las empresas son constitucionalmente incapaces de entender esto.

Un pensamiento profundo, nunca explicitado, en muchos españoles, deriva de la decisión de un hombre enfermo, Felipe II, y una capa de personas temerosas de perder sus dineros, de cerrar España a cualquier infuencia exterior, como aislo el shogunato de Tokugawa Ieyasu a Japón del mundo mas alla de sus costas. Este ansia de cerrar España a cuaquier innovación sale a la superficie periodicamente cuando los nostalgicos del mandato unipersonal y de la Inqusición catolica consiguen algo de poder en el pais.

En este momento hay un evidente ataque a la ciencia, desde varios ministerios del gobierno español, a quienes se les abren las carnes de pensar que los cientificos puedan enseñar a los ”subditos” lo bien que se vive en una sociedad que la apoya sin limites.

Pero no solo eso: Desde las agencias de control, que como grandes hermanos vigilan a los cientificos españoles, se imponen estructuras que carecen de cualquier sentido en el mundo de la educacion y de la investigacion.

A cambio de cantidades minusculas de dineros mal pagados, desde agencias ignotas se decide lo que hay que investigar, y se rechazan la propuestas de aquellos que saben lo que se necesita hoy en la ciencia, los propios investigadores y profesores universitarios. Son estos los que, por definicion, saben que se precisa para la investigacion, y no comites escondidos que carecen de nombres.

Se establece una a modo de jerarquia, una jerarquia creada sin que la poblacion sepa como se ha hecho, en la cual investigadores de segunda o tercera fila manejan, por cuatro perras mal pagadas, a los mejores investigadores de España, siendo aquellos los que dicen lo que hay que buscar, como hay que hacerlo, y reclaman resultados nuevos cada tres meses, cuando en la ciencia lo que reina es la serendipia, y jamas se puede saber de antemano lo que se va a encontrar y cuando.

Esto es evidente: Si se sabe lo que se va a encontrar y afirma se va a hacer a los 5 meses de haber comenzado el proyecto, el proyecto es inutil y el dinero concedido ha sido tirado a la basura.

¿Pueden imaginar ustedes que Hadley hubiese ido a visitar a Newton y le hubiese dicho: ”Tienes que encontrar la la ley de la gravedad de aqui a tres meses, y descubrir en el quinto mes del proyecto que la fuerza gravitatoria va como la segunda potencia inversa de la distancia entre graves”?

Las personas en las universidades quieren buscar la realidad del mundo, desean y casi necesitan investigar. Las investigaciones no suponen mucho dinero, relativamente a lo que se gasta en chorradas por los gobiernos, en chorradas que no producen retorno ni incremento de la riqueza de los ciudadanos. Pero ese dinero que se ”otorga” a los investigadores es luego fiscalizado cada tres meses por personas absolutamente ignorantes de lo que es la investigacion cientifica, personas que exigen que cada tres meses se hayan cumplido unos objetivos fijados unos años antes, e imposibles de ser modificados ante el avance de la ciencia. El resultado es un conjunto de ”objetivos” cumplidos que se consiguen bastante despues de haber sido publicados por otros grupos que trabajan en los mismos campos.

En un proyecto cientifico se puede decir (unos 4 años antes de la finalizacion del mismo) lo que se aspira a consegir. Jamas se puede decir lo que se va a conseguir, ni mucho menos cuando, ni que etapas se van a ir cumpliendo.

La ciencia es como una accion detectivesca. Se busca lo oculto, lo que la naturaleza guarda celosamente en sus manifestaciones. ¿Se puede decir a un equipo de detectives: El primer mes me encontraran ustedes a los complices del crimen, durante el segundo mes los interrogaran, en el tercer mes me encontraran ustedes donde se han guardado las armas, en el cuarto mes cercaran ustedes al posible culpable, en el mes quinto detendran a alguien y en sexto mes aportaran todas las pruebas necesarias para una condena firme?

Evidentemente, no

Pero es asi como estan actuando las agencias de financiacion con el dinero bien escaso que destinan a la investigacion.

Una sociedad no puede funcionar con desconfianza. Si se quiere fiscalizar algunas cosas en su funcionamiento diario, eso marca que la sociedad desconfia de los que trabajan en ellas. Y si es asi, esas personas dejan de trabajar con ilusion, limitandose a rellenar papeles o a los diversos equivalentes de ir poniendo ladrillos para levantar paredes.

Una sociedad es dinamica cuando cada persona confia en la que tiene al lado, y en ese caso se consigue una sociedad rica y contenta. Cuando lo unico que hay es desconfianza, lo que resta a la sociedad es pobreza y cabreo infinito.

¿A cual de las dos sociedades hemos acabado llegando?

 

 

 

 

 

 

 

 

Etiquetas:
Categorias: General