La conciencia

En ciencia, para saber lo que son las cosas es conveniente irse a los extremos. Cuando ”perdemos la conciencia”  caemos al suelo y aunque el cerebro funciona (si no moriríamos) pierde el contacto con los sentidos.

Cuando dormimos no tenemos conciencia de lo que hacemos: Los oídos oyen sonidos, pero el cerebro no los procesa.  Cuando dormimos, si no soñamos, los circuitos neuronales aprovechan para fijar las memorias. Los sueños suelen ser recreaciones sensoriales mezclando imágenes ya almacenadas y recombinándolas como en los procesos de creación.

¿Cómo nos reconocemos a nosotros mismos? Estamos constantemente comparando las señales de los sentidos con las memorias almacenadas en los circuitos neuronales.

Tenemos conciencia de nuestro cuerpo, y de las memorias mentales.

Nuestra individualidad deriva de nuestro cuerpo y de la secuencia de interacciones con lo que nos rodea desde el momento de nacer (o incluso desde antes). Mellizos y gemelos desarrollan conciencias individuales, pues aun siendo iguales, las experiencias de cada uno son ligeramente distintas, y esto se va acumulando en las memorias, en los circuitos neuronales.

http://www.nytimes.com/2016/12/29/opinion/sunday/whos-in-charge-the-body-or-the-brain.html?ribbon-ad-idx=7&rref=opinion&module=Ribbon&version=context&region=Header&action=click&contentCollection=Opinion&pgtype=article

“¿Eres consciente de lo que estas diciendo, haciendo, firmando?”  quiere decir si actúas de acuerdo con tus memorias.

¿Quien soy yo?  Soy un individuo que nació en una cierta casa entre unas ciertas personas, que recuerda lo que le dijeron de su familia, y las experiencias (sensoriales, claro, ¿que otras?) acumuladas a lo largo de la vida.

El conocimiento es memoria: Cuando nos preguntan donde está la isla de Zanzibar conectamos los circuitos de la voz con los de la memoria sección geografía, y decimos: ”En la costa de Tanganica”. Por eso el país se denomina Tan-zan-ia, y así en general.

Los descubrimientos científicos o artísticos consisten en recombinar partes de circuitos de memoria para generar otros circuitos distintos: Se precisa tener en la memoria mucha información para poder recombinarla. Por eso en la ciencia, y en el arte primero hay que ”estudiar” (aprender, ejercitarse, ..) mucho para luego poder recombinar adecuadamente. Todos decían que Picasso era un dibujante magnífico, que prefería no dibujar la realidad sino una deformación de la misma.

Conciencia es memoria + información de los sentidos.

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

(requerido)

(requerido)


*