Cuando el deporte deja de ser saludable.

autor:Miguel Vicente

El ejercicio suele ser saludable, perocuando se convierte en competición puede a veces no serlo al cien por cien. Elnúmero de agosto de la revista Microbiology Today, el órgano de expresión dela Sociedad de Microbiología del Reino Unido, repasa algunos aspectos en los que la microbiología e inmunología entran a veces en colisión con el deporte. Nuestra ya conocida bacteria CAMRSA (Staphylococcus aureus resistente a meticilina adquirida en el ámbito comunitario), un virus herpes (Herpex Gladiatorum) y la disminución de las defensas inmunitarias por estrés, son los protagonistas de esta competición entre salud y deporte.


Final trágico de la primera carrera de Maratón. Sibien no parece históricamente probado, la primera carrera de Maratón culminó, según la leyenda, con la muerte de su ganador y único corredor tras el esfuerzo realizado. Cuadro del pintor francés Luc-Olivier Merson.

ADVERTENCIA DEL MODERADOR: El contenido de este foro es estrictamente científico y docente, no es un consultorio de salud. Por ello ni estamos capacitados ni autorizados para responder a consultas de carácter médico-sanitario que expongan casos personales. En caso de necesitar consejo médico recomendamos consultar al médico de cabecera o especialista habitual.

Las cepas de Staphylococcus resistentes a meticilina son especialmente peligrosas cuando atacan a las personas que antes estaban sanas yson mas contagiosas entre los grupos que tienen estrechos vínculos sociales,las cárceles, cuarteles, colegios, colectivos homosexuales y los equipos de atletas. Contribuye a su peligrosidad el que de entrada presentan síntomas poco definidos, sarpullidos que se intentan tratar con antibióticos que si bien son eficaces para combatir a los estafilococos normales, lo que hacen es retrasar el diagnóstico de los CAMRSA. En 2003 se produjo un caso bien estudiado de infección por CAMRSA en el equipo de fútbol americano (rugby) de los Carneros de San Luis (St. Louis Rams). Cinco de sus jugadores se vieron infectados tras haber sufrido rozaduras con el césped durante el juego y los cinco lo fueron por una estirpe de estafilococo portadora de un segmento de ADN con el gen de la toxina PVL (leucocidina Panton-Valentine), una proteína que perfora poros en las membranas de los neutrófilos, unos elementos de nuestro sistema inmunitario que normalmente nos defienden de las bacterias patógenas. Como suele ser frecuente, el segmento que contiene la toxina contiene además los genes de resistencia a los antibióticos, en este caso una beta-lactamasa que inutiliza a los antibióticos del tipo de la penicilina entre los que se encuentra la meticilina. Además estos segmentos de ADN tienen la peligrosa propiedad de ser muy transmisibles de una a otra cepa de estafilococo.
Según una estadística realizada en los Institutos de Enseñanza Superior del estado de Nebraska estas infecciones se presentan en el0,6% de los luchadores y en el 0,25% de los jugadores de rugby, y también aparecen en equipos de baloncesto, voleibol, esgrima, remo, levantamiento de peso y gimnasia. Ni que decir tiene que el descuido en la higiene, el compartir toallas o cuchillas de afeitar y la poca limpieza de las instalaciones y del equipo aumentan el riesgo. En el Reino Unido no parece detectarse por ahora un peligro grave de infecciones por CAMRSA asociadas a la práctica deportiva, perola internacionalización del deporte puede ser un factor creciente de riesgo.Frente a ello es aconsejable extremar las medidas de higiene en la práctica deportiva. En caso de infección, además del drenaje quirúrgico de los abscesos cabe el uso de antibióticos frente a los que los CAMRSA son todavía sensibles.Estos antibióticos han de ser utilizados tan solo por prescripción médica, ya que, dependiendo de los lugares geográficos en donde se produzca la infección,los estafilococos allí presentes tienen distintas propiedades de resistencia frente a ellos.

Un deporte de riesgo, la lucha. Las lesiones por herpes se localizan en los luchadores a uno u otro lado del cuerpo según sean zurdos o diestros.

Herpex Gladiatorum (HG) es otro de los enemigos que acechan a los practicantes de lucha, rugby y artes marciales, es un virus cuya infección también se manifiesta por sarpullidos inespecíficos. Como los demás herpes, una vez que desaparecen las lesiones dela infección primaria, el HG suele quedarse aletargado en el enfermo para reactivarse más tarde coincidiendo con situaciones de estrés, disminución delas defensas e incluso de la menstruación. No está claro si el HG está exactamente relacionado con el herpes labial. Datos asimismo de Norteamérica indican que desde 1964 se han producido varias infecciones bien documentadas.Al parecer el contagio ha de ser directo de una a otra persona pero también se han producido contagios por personas en las que el HG debía estar latente al no presentar ellas mismas síntomas externos. Como tratamiento se utilizan antivirales, alguno de los cuales sirve también, según los datos de un estudio realizado en un torneo de lucha, como profiláctico.
Quedarse en casa sin moverse tampoco es la solución. La mayoría de las afecciones de las vías respiratorias superiores (todo lo que a partir de la boca y la nariz lleva a la tráquea, bronquios y pulmones) que padecemos, producidas por varios virus con una frecuencia media de tres cada año en un adulto sano, son superadas gracias a las defensas que despliega nuestro sistema inmunitario. El ejercicio moderado se considera,según las estadísticas de un estudio publicado en 2003,que ayuda a reducir un 29% el número de esas afecciones. Por el contrario el exceso de esfuerzo, como puede ser una carrera de maratón parece que aumenta el riesgo de padecer una de estas afecciones en como mínimo un 100%. Se puede representar la probabilidad de tener un problema respiratorio con respecto a la cantidad de ejercicio que se hace como una curva con forma de Jota mayúscula inclinada, en la que tanto la falta como el exceso de ejercicio ocupan las dos ramas de la letra, con el mínimo de riesgo situado en los niveles de ejercicio moderado.

El sillonbol. Ya la moral religiosa estigmatizó los efectos perniciosos de la falta de actividad física. La pereza según la retrata El Bosco en La mesa de los Pecados Capitales. Museo del Prado.

De acuerdo con resultados recientes se puede decir que el ejercicio modifica al sistema inmunitario. Uno de los efectos tiene lugar por la activación de las células encargadas de destruir a las que han sido infectadas por virus, las llamadas Asesinas Naturales (Natural Killer en inglés, o en abreviatura NK). Uno de los efectos de las células NK es inducir la muerte celular programada (la llamada apoptosis)de las células infectadas. Al contrario de la lisis, que es el simple estallido celular, la apoptosis recicla en gran medida los componentes de la célula que muere, al igual que ocurre con las hojas que se marchitan y caen, de ahí que ambos fenómenos se conozcan con el mismo nombre. La apoptosis impide que los virus contenidos en las células infectadas se viertan al medio e infecten nuevas células sanas. El ejercicio moderado aumenta los niveles de citoquinas como el interferón e interleuquina, sustancias del cuerpo que activan a las células NK.Por el contrario un exceso de esfuerzo, y la presión psicológica producida por la competición, actúan aumentando los niveles de varias hormonas, adrenalina y prostaglandinas, que se sabe disminuyen su actividad, por lo que el resultado es una mayor susceptibilidad a la infección.
En resumen podríamos decir que si bien nadie cuestiona los efectos beneficiosos del ejercicio moderado, el deporte, en especial el de competición, es una actividad que no está al alcance de cualquiera y que debe ser practicado bajo la adecuada supervisión técnica y sanitaria.

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Hola

En estas fechas veraniegas no está de más recordar que "el levantamiento de vidrio en barra fija" no es un deporte por muy lúdico y refrescante que sea.

Ahora en serio. Otro de los microrganismos famosos por sus apetencias por atletas, en este caso nadadores, es el Cryptosporidium. Recuerdo haber leído algo hace unos años sobre la suspensión de un campeonato de natación porque todos los participantes se infectaron con dicho parásito debido a un problema en el tratamiento del agua de la piscina. Por fortuna ninguno padecía una inmunosupresión por lo que todo quedó en un cuadro de molestas diarreas.

Un saludo

http://curiosidadesdelamicrobiologia.blogspot.com/

(requerido)

(requerido)


*

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Contestar a su solicitud. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de la Fundación por contestarle al haberse dirigido a nosotros. Comunicación de datos: Sus datos no se facilitan a terceros. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..