¿Podrá la tuberculosis curar el cáncer?

La respuesta es que uno de los tipos de cáncer, el de vejiga, puede aliviarse impidiendo su reproducción tras la eliminación del tumor utilizando para ello el bacilo de Calmette Guerin, el mismo que se administra como vacuna BCG para prevenir la tuberculosis. Según acaba de publicarse el tratamiento con la vacuna BCG se puede hacer en el futuro más sencillo y menos molesto para el paciente.

Nrmicro1419-f1

Esquema que ilustra las complejas reacciones iniciales que provoca la infección de Mycobacterium en algunas células del sistema inmunitario humano. En la mayoría de las infecciones el bacilo se aletarga dentro de unas estructural llamadas granulomas, a la derecha arriba, en donde puede pasar sin provocar síntomas muchos años. Por diversas causas los bacilos aletargados se pueden reactivar y provocar la fase activa de la enfermedad, a la derecha abajo. Fuente: Yasir et al. 2006. Nature Reviews Microbiology 4: 469-476.



¿Qué es el cáncer y qué es la tuberculosis?

 Llamamos cáncer a un conjunto de muy diversas enfermedades que son, cada una de ellas muy compleja. Los distintos tipos de cáncer tienen en común la proliferación descontrolada de alguna de las clases de células que contiene el cuerpo, que no solo se multiplican sin límite sino que muchas veces invaden zonas del organismo en donde no debían estar. La tuberculosis es una enfermedad infecciosa, asimismo compleja, producida por bacterias del género Mycobacterium (las más frecuentes M. tuberculosis y M. bovis) que en el mundo infectan a una de cada tres personas. A la mayoría de ellas no les provocan síntomas al quedarse las bacterias aletargadas durante largo tiempo. Afecta sobre todo a las personas más pobres de los países menos desarrollados. Por el contrario, el cáncer de vejiga es el carcinoma del aparato urinario más frecuente entre la población masculina adulta en los países desarrollados.

¿Qué es la vacuna BCG?

Desde hace tiempo se ha usado la bacteria BCG como tratamiento local preventivo para evitar la reproducción de nuevos tumores una vez que el tumor inicial ha sido extirpado por cirugía. La bacteria BCG es un M. bovis muy atenuado, al que le faltan porciones de su genoma y le sobran otras que tiene duplicadas. En conjunto, esas modificaciones incapacitan al BCG para infectar al ser humano pero puede disparar una repuesta inmunitaria que protege en cierta medida frente a la infección por cualquiera de los dos tipos de Mycobacterium. Aunque hayan sido cultivados en condiciones adversas, medios de cultivo con glicerina y patata, conteniendo bilis, la vacuna tiene de todas formas bacilos vivos. Su efecto protector es variable, llega como mucho al 80%, dependiendo de las variantes de la vacuna, que desde 1921 se han desarrollado como cepas diversas a lo largo de su uso.

En el tratamiento del cáncer de vejiga se instila una suspensión de bacilos atenuados BCG en la vejiga del enfermo, lo que puede en muchos casos, impedir la reproducción del tumor, el éxito se acerca al 60%. El tratamiento ha de repetirse durante seis semanas y produce bastantes molestias, entre otras cosas porque la cantidad de bacilos vivos que se introduce provoca irritaciones.

¿Por qué funciona la vacuna BCG para tratar del cáncer de vejiga?

La células cancerosas son, muchas veces, diferentes desde el punto de vista inmunológico de las células normales y pueden ser tratadas como invasoras por el cuerpo. En esto se basan posibles curas que usando anticuerpos se han propuesto para frenar algunos tipos de cáncer. Se sabe que el bacilo de la tuberculosis infecta a células del sistema inmune llamadas macrófagos en las que puede multiplicarse o quedar aletargado. Como consecuencia se induce un complejo sistema de reacciones inmunitarias (ver la figura) que no conocemos por completo. También la instilación de BCG provoca un conjunto similar, y tampoco conocido por completo, de respuestas inmunológicas en el sistema inmunitario. Lo curioso, y casi milagroso, es que según parece algunas de esas respuestas, que se inician con la infiltración del bacilo hasta los nódulos linfáticos próximos a la vejiga, tienen el resultado de bloquear la reproduccción del cáncer.

¿Cómo se podrá hacer más llevadero el tratamiento con BCG?

Lo que acaba de publicarse es un estudio realizado en ratones, por lo que predecir su eficacia en el ser humano es todavía prematuro, en el que se comprueba que el número de instilaciones en la vejiga puede ser menor si a los animales se les ha inyectado BCG por vía subcutánea antes del tratamiento. La administración previa acorta en los ratones el tiempo que se necesita para generar la respuesta inmune inducida por el tratamiento en la vejiga y mejora significativamente la respuesta frente a la reproducción de los tumores. Lo que hace albergar mayores esperanzas es que también se ha observado que los pacientes que han sido previamente vacunados con BCG como medida preventiva de la tubercuosis y que conservan una inmunidad significativa frente al bacilo responden mejor al tratamiento. Como menos del 50% de las personas vacunadas en la infancia con BCG mantiene de adultos la inmunidad, se propone ahora estudiar si una vacunación de los pacientes antes de iniciar las instilaciones sería eficaz para acortar y potenciar el tratamiento. 

Agradezco a Mar Vales y a Susanne Gola, del Centro Nacional de Biotecnología una larga, amena e ilustrativa conversación sobre este tema.

REFERENCIA

C. Biot et al., 2012. Preexisting BCG-specific T cells improve intravesical immunotherapy for bladder cancer. Science Translational Medicine, doi: 10.1126/scitranslmed.3003586, 2012. 

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Esto si que son buenas noticias, y desgraciadamente que poca repercusión tienen.
Carla

Ojalá estas noticias se concreten, cada avance en la lucha contra el cáncer es la esperanza de que el mundo no es tan malo.

En este interesante artículo faltaría decir que en urología hace ya unos 20 años que estamos utilizando con éxito la vacuna BCG contra un determinado tipo de cáncer de vejiga (no en todos los casos). La clave es la dependencia inmunologica de algunos tumores, modulable con esta vacuna (recordemos la alta capacidad de respuesta inmunológica que posee la tuberculosis). La BCG también es util en otros tumores como el melanoma. La vía subcutánea ya se conoce hace tiempo como alternativa al tratamiento convencional con BCG pero no es tan eficaz. En urología la seguimos administrando dentro de la vejiga mediante un sondaje.
Saludos.

esas son informaciones que el mundo entero debiera saber y en los distintos escenarios dar charla a la
población y que en las escuela aunque sea el ultimo día de la semana, en cada centro educativo, se tome aunque sea media hora lo cual serviría para dar educación de salud, probablemente, esos conocimiento primario contribuirían con garantizar menos afectado en la tierra.

La vacuna BCG también es una posible cura a la diabetes. Las publicaciones al respecto al aparecido en las revistas más importantes pero la atención en los medios es escasa y la financiación mínima:
http://articles.latimes.com/2011/jun/25/news/la-heb-diabetes-bcg-vaccine-06252011
http://www.emaxhealth.com/1020/bcg-vaccine-trial-results-announced-reversing-type-1-diabetes
Laboratorio y ensayos: http://www.faustmanlab.org/
¿Por qué no reciben fondos para terminar los estudios clínicos? ¿Tendrá que ver que es una solución demasiado barata?

Yo padecí el cancer de vejiga, fuí operado hace cinco años, y tal como me advirtieron se me reprodujo al año y pico. Fuçi operado por segunda vez, pero entonces se me aplico la vacuna BCG. El tratamiento y el posoperatorio fueron duritos
pero, siguiendo los controles ordinarios, ya no he tenido ningún sintoma, la próxima revisión ya es con un plazo de un año. Qiero recalcar, por si fuera de interés, que yo había sufrido de tuberculosis y por tanto el tratamiento fué mas duro. Mi pregunta es ¿ quizás también mas eficaz?. Animo a todos, especialmente a los que nos ha tocado la primita de riesgo esta.

Conozco un caso de tratamiento de melanoma con vacuna para tuberculosis. En este caso se inyectaron muy pequeñas dosis de vacuna bajo las lesiones visibles y rápidamente desaparecieron los tumores. No se nada como opera esto ni tengo bibliografía, no se si existen textos, pero si he visto los resultados.

El artículo lo único nuevo que añade es que se puede usar la vacuna BCG subcutánea antes de aplicarlo vía uretral. No dice nada más. La vacuna BCG se lleva usando para el cáncer de vejiga muchísimos años. No se qué más decir, la noticia me ha dejado un poco descolocado (porque es algo que ya se sabía)

Soy Asunción administradora de la web http://www.ayudacancer.com. Me gustaría que me facilitaran un email de contacto del responsable del blog ya que me gustaría poder colaborar mutuamente. Mi correo es susicuartero@ayudacancer.com. Quedo a la espera de sus noticias. Un saludo

Este artículo y los comentarios me han recordado la polémica, por los 80, del Dr Ryke Geerd Hamer, que descubrió y aplicó un método, muy criticado hasta el punto de que lo han encerrado varias veces en la cárcel, Describe con precisión la acción de las micobacterias, hongos etc. en el transcurso de las enfermedades. Las micobacterias, según este señor, viven de manera simbiótica con nosotros, se multiplican durante la fase activa de la enfermedad, y, al finalizar esta, se “comen” el tumor, suponiendo que no las hayamos destruido con la quimio. Bueno no es así de simple, el que quiera puede informarse…..¿y arriesgarse a un tratamiento diferente?

(requerido)

(requerido)


*