‘Microbios’

Los microbios cavernícolas

¡Mira, papá, bueyes!, exclamó la niña al ver las pinturas. Así empezaba en 1879 la saga moderna de las pinturas de Altamira, a la vez que se aceleraba el proceso de su deterioro. Porque si hay algo seguro para una obra de arte es que tarde o temprano acabará destruida. Desde el momento en que María Sanz de Sautuola, abuela del actual presidente del banco de Santander, descubrió en la cueva de Altamira la sala de las pinturas polícromas, la de los bisontes, ciervos y caballos, el recinto que había permanecido casi despoblado desde que los seres humanos del Paleolítico ejecutaron las pinturas, comenzó a recibir curiosos, visitantes y después turistas. Y con ellos se colaron numerosos elementos indeseables, gases y nutrientes que junto con el aumento de temperatura que provocaban los visitantes, cambiaron el ambiente de la cueva favoreciendo el desarrollo de microbios y la degradación de las pinturas. Pasado el tiempo la solución que se adoptó para alargar la vida de lo que muchos consideran la capilla Sixtina del arte paleolítico fue la de cerrarla al público. ¿Pero se garantiza con eso su permanencia?

 


Altamira-1880
Reproducción de la sala de las pinturas polícromas realizada por Marcelino Sanz de Sautuola.
La cueva había sido redescubierta en 1868 por Ernesto Cubillas, un cazador, pero no había sido explorada hasta que en 1879 María Sanz de Sautuola advirtió la presencia de pinturas de bisontes que ella pensó eran bueyes. Dibujo publicado en 1880. Fuente:
Wikimedia Commons.

(más…)

Etiquetas:

Microbios del grifo

Por suerte es ya raro, aunque no es imposible, que el agua del grifo lleve microorganismos que produzcan enfermedades, pero eso no quiere decir que ese vaso de agua que nos bebemos esté libre por completo de microbios, algo que también ocurre con el agua embotellada. Es lo que se desprende de un estudio sobre el agua de la red de suministro en los Estados Unidos, “Microbios en las tuberías”, publicado hace unas semanas por la Academia Americana de Microbiología. El agua del grifo alberga centenares de miles de especies de bacterias, algas, diminutos invertebrados y virus que son inofensivos, de modo que al beber un vaso de agua también ingerimos varios millones de microbios. Pero en ocasiones llegan al agua microbios patógenos en cantidad suficiente para provocar enfermedades. Es lo que ocurrió en Haití tras el terremoto de 2010 cuando la contaminación del agua provocó una de las últimas epidemias de cólera registradas. También curiosamente fue el estudio de la red de aguas de Londres durante la epidemia de 1854 lo que llevó a John Snow a proponer que el cólera se transmite por el agua.

 


Map
El mapa de John Snow remozado.
A John Snow, un médico inglés, se le ocurrió registrar en un mapa el número de muertes por cólera observado en el barrio londinense de Soho y la localización de las fuentes de suministro de agua potable en la misma zona. Así descubrió que había una gran correlación entre el número de muertos y la cercanía a una de ellas, la ubicada en Broad Street (en la actualidad Broadwick). De esta forma propuso que el cólera no se transmite por el aire viciado, las miasmas, como muchos creían, sino por el agua contaminada. John Snow aún no sabía que el cólera lo provoca una bacteria, Vibrio cholerae, que a partir de un enfermo se trasmite por las aguas fecales. Los rombos violeta marcan la localización de las fuentes en el Soho en 1854. La bandera amarilla señaliza la de Broadwick. Cada punto naranja indica un fallecido víctima del cólera. Fuente:
enlace.

 

(más…)

Etiquetas:

Los microbios más populares

Hace unos días, para organizar en 2014 el Congreso de Microbiología de IUMS en Montreal, me preguntaban qué temas podrían interesar a los periodistas, mi respuesta, lógicamente de lo más subjetiva, incluyó once temas y me llevó a reflexionar el porqué del interés de cada uno de ellos. Lo primero que pensé es que como media los temas sobre Microbiología no alcanzan ni de lejos el interés que despierta el cáncer, basta con mirar el número de “me gusta” de los artículos en “microbichitos” en los que aparece la palabra cáncer en el título y compararlos con los otros. La razón bien puede ser que, salvo en casos puntuales, nos parece que las infecciones ya no son una amenaza para el mundo de los ricos, entre los que a nivel mundial nos encontramos. ¿Ocurriría lo mismo si viviéramos en lugares pobres donde las enfermedades infecciosas siguen siendo una frecuente causa de muerte?

TIMEmarch_covers

Dos portadas de la revista Time separadas por solo un mes. Es interesante el contraste entre los titulares con los que se presenta el caso de una y otra enfermedad. En la portada sobre la tuberculosis (3 de marzo) se alerta sobre la nueva amenaza de contagio por una enfermedad olvidada de la que nos creíamos libres y sobre la que se investiga poco. Para el cáncer (un conjunto de cientos de enfermedades diferentes) la controvertida portada (1 de abril) hace hincapié en que se puede mejorar el pronóstico de quienes lo padezcan gracias a la gran cantidad de recursos que se le dedican.

(más…)

Etiquetas:

¿Podrá la tuberculosis curar el cáncer?

La respuesta es que uno de los tipos de cáncer, el de vejiga, puede aliviarse impidiendo su reproducción tras la eliminación del tumor utilizando para ello el bacilo de Calmette Guerin, el mismo que se administra como vacuna BCG para prevenir la tuberculosis. Según acaba de publicarse el tratamiento con la vacuna BCG se puede hacer en el futuro más sencillo y menos molesto para el paciente.

Nrmicro1419-f1

Esquema que ilustra las complejas reacciones iniciales que provoca la infección de Mycobacterium en algunas células del sistema inmunitario humano. En la mayoría de las infecciones el bacilo se aletarga dentro de unas estructural llamadas granulomas, a la derecha arriba, en donde puede pasar sin provocar síntomas muchos años. Por diversas causas los bacilos aletargados se pueden reactivar y provocar la fase activa de la enfermedad, a la derecha abajo. Fuente: Yasir et al. 2006. Nature Reviews Microbiology 4: 469-476.


(más…)

Etiquetas:

Las ventosidades de los dinosaurios y el cambio climático

Un cálculo teórico basado en la estimación de la masa de dinosaurios que habitaba el planeta permite proponer que fuesen artífices de un cambio en la composición de la atmósfera similar al que ha podido ocurrir en la época industrial. En la raíz de ello se encuentra la producción de metano por la compleja población de microbios que habita el aparato digestivo de los animales hervíboros y que les permite digerir y asimilar la celulosa de una dieta vegetal.

Si bien las películas de dinosaurios llegan a su punto más espectacular cuando intervienen los individuos de especies depredadoras, como el Tyranosaurus rex, la mayoría de los dinosaurios, como no podía ser de otra forma, comían hierba y follaje. Para asimilarlos habrían de recurrir, lo mismo que hacen las vacas, a microbios que ayudan a digerir la celulosa. Muchos son arqueas que pueden realizar una buena parte de la digestión en ausencia de oxígeno, en sus últimas etapas algunas acaban por convertir el ácido acético en metano.

  EEX_DIN052CREFOO_001

La cadena alimentaria de los dinosaurios. La flecha color malva la alimentación de los insectos; verde, la comida del lagarto; amarilla, la de los omnívoros; naranja la de los ornithomimidos; azul los dromaeosaurios; y rosa, la del Tyranosaurio. Los tres últimos eran dinosaurios carnívoros. Fuente: Dorling Kindersley reproducido en Fact Monster.

 

(más…)

Etiquetas:

Abejas sabuesos contra tuberculosis

El 24 de marzo es el día de 2012 en el que la Organización Mundial de la Salud quiere llamar la atención sobre el azote que la tuberculosis, una infección que por un momento se creyó superada, supone para la salud de los seres humanos más pobres. A la dificultad de curarla, porque el bacilo que la causa permanece aletargado en los pulmones de los enfermos, se añade lo difícil que es diagnosticarla, muy en especial en los países donde los recursos económicos son más bajos, precisamente donde la enfermedad más ataca. Por eso el descubrimiento de que las abejas pueden oler algunos compuestos que produce el bacilo de la tuberculosis en las personas infectadas tiene que despertar la esperanza de que la batalla contra esta enfermedad puede resolverse.

03_12_TBeeC

Las abejas en el colegio. En la imagen se observan las abejas colocadas en un pupitre y listas para ser estimuladas con aromas florales.

 

(más…)

Etiquetas:

¡Llénemelo de algas!

Llenar el depósito con algas o beber cerveza de kombu repleta de umami deja de ser una utopía. Con el precio del petróleo por las nubes, y con la amenaza de que se nos acaba, la producción de combustibles renovables para rellenar los depósitos de los coches es uno de los objetivos prioritarios de la investigación aplicada. Lo que en un momento se postuló como alternativa, la producción de etanol por fermentación de los almidones de maíz o arroz, ha dejado de considerarse viable porque drena recursos alimentarios a un mundo que además de pobre en energía está hambriento. Otras fuentes posibles de etanol como la paja y otros restos leñosos de los cultivos tienen el problema de que por su composición (lignocelulosa) son más difíciles de fermentar. Si pudiéramos obtener con facilidad compuestos que sean combustibles o que sirvan para sintetizar otros productos y lo hiciéramos con materiales que no se usan normalmente como alimentos básicos nos encontraríamos en el camino de resolver, o cuanto menos aminorar, este problema.

F1.large

Instrucciones tipo IKEA para construir una Escherichia coli que produzca alcohol a partir de las algas pardas. A la izquierda el producto final tal como debe quedar tras ensamblar todas las piezas. En el centro detalle de cómo montar los componentes en los diferentes espacios de la bacteria. A la derecha los componentes que debe llevar el fósmido que colocaremos en el interior. Tomado de la Figura 1 del trabajo comentado. Ojo y que no le vaya a sobrar ningún gen cuando la ensamble.

 

 

(más…)

Etiquetas:

Estrellas para orientar a los Magos de Oriente: ideas de regalos microbiológicos

Bien sea porque tenemos un Pitagorín en la familia, o porque queremos alejar por un rato a la prole, o incluso a la pareja, de la sana ocupación de matar engendros en una pantallita, a lo mejor nos encontramos ante la duda de qué regalar en estos días irremediablemente dedicados al culto del consumismo. No es cosa de que este blog pierda la oportunidad de inspirar a los Magos de Oriente con unas cuantas ideas para regalar algo relacionado con los microbios, que a la par de ameno, resulte instructivo. Y por eso ofrezco una lista en la que el regalo más caro se vende por 90 EUROS y el más barato cuesta cero euros.

Portada

Para el que aún no lo sepa y quiera saber lo que son los microbios empiezo por recomendar “mi libro” “Ni contigo ni sin ti: Guía para entender los microbios”, escrito en colaboración con Marta García Ovalle y Javier Medina y que ha recibido el premio Ciencia en Acción 2011. Publicado por grand guignol ISBN: 978-84-936874-2-7. Es una introducción a lo que son y a lo que hacen los microbios y está escrito para el público joven, o sea todos los que tienen los mismos años que uno mismo o menos. Se puede comprar por internet o encargar en las librerías, y tardan como 20 días en servirlo, paciencia.

(más…)

Etiquetas:
Categorias: Microbios

Las pandemias viajaban en galeón

Pese a su juventud, la vida para Ylva* no debía resultar fácil, además de padecer una deformidad bucal que le dificultaba la masticación y afeaba la apariencia de su rostro, estaba desnutrida y afectada por colitis crónica. No parece probable que embarcar en Estocolmo el 10 de agosto de 1628 en el primer viaje del galeón Vasa, el recién construido navío de guerra sueco, fuese lo más recomendable que podía hacer en su estado, y quizás fuese una de las pasajeras que esperase desembarcar en la primera parada del barco, la fortaleza de Vaxholm, antes de llegar a Älvsnabben su puerto final de destino y base de verano de la armada sueca en el archipiélago de Estocolmo. Pero lo que Ylva no podía esperar es que esa misma tarde el Vasa naufragase en Strömmen cerca ya del mar Báltico al poco de iniciar su primera travesía.

Vasa_flask

Peinetas para despiojar y frasco de medicamentos. Encontrados en una de las cubiertas del Vasa. Foto MV.

 

(más…)

Etiquetas:

No hay cementerios para las bacterias

Al nacer, una célula de Escherichia coli tiene por delante, si el ambiente le es favorable, una vida casi infinita dedicada a crecer y reproducirse. Pero incluso las bacterias pueden mostrar huellas del paso del tiempo. Al crecer una bacteria consigue duplicar todos sus componentes, momento en el que está abocada a dividirse produciendo dos hijas que son hermanas entre sí. Por mucho tiempo se debatió sobre si las dos hermanas eran o no iguales entre sí e iguales asimismo a la madre en el momento en que nació. Descontado que el citoplasma no está físicamente compartimentalizado hasta el momento de la división, y que el nucleoide intenta corregir los errores producidos en su replicación, el problema se centra en determinar si la cubierta celular se renueva con el tiempo o si permanece fija, y por lo tanto envejecida, en una de las dos hermanas. Datos de Miguel de Pedro (del CBMSO-CSIC-UAM) sobre cómo crece la pared celular y cómo se reparte en las hijas, demostraron hace tiempo que al menos el material que ocupa los polos de la bacteria prácticamente no se renueva, por lo que un polo va siendo cada vez más viejo mientras el otro siempre acaba de nacer.

Muertos_zócalo2008


¿Mueren las bacterias? La muerte para los seres humanos, además de ser una maldición bíblica, puede ser la consecuencia de su compleja biología. No parece ser así en el mundo de las bacterias, al menos en condiciones ambientales óptimas. La foto muestra uno de los relieves que en 2008 decoraban el Zócalo en Ciudad de Méjico durante las fiestas del día de muertos. Foto: MV.

 

(más…)

Etiquetas: