Inmigración, ciudadanía e integración

El Consejo de Ministros del pasado 16 de febrero aprobó destinar algo más de 2.000 millones de euros para proseguir con la tarea de aunar las necesidades, intereses y demandas de los ciudadanos inmigrantes con las de los españoles y lograr que los inmigrantes se sientan partícipes de la sociedad que estamos construyendo entre todos. No en vano la iniciativa gubernamental se denomina Plan Estratégico de Ciudadanía e Integración 2007-2010, porque está destinado tanto a los españoles de origen como a los nuevos ciudadanos y a los que irán llegando. Basado en los principios de igualdad, ciudadanía e interculturalidad, se desarrollará en los próximos cuatro años y ha involucrado a la propia administración central, a las comunidades autónomas, a las administraciones locales (ayuntamientos) y a la sociedad civil. Antes de su redacción se consultó de forma abierta a una multitud de organismos y asociaciones que trabajan con colectivos de inmigrantes. Este Plan Estratégico de Ciudadanía e Integración cuenta con el informe favorable del Foro para la Integración Social de los Inmigrantes.

De la cantidad aprobada, la mayor parte de los recursos (el 40%) será para educación. Esta es una medida plenamente justificada, pues en una sociedad mestiza, como va siendo ya la sociedad española, es necesario que todos aprendan a convivir y a perder la extrañeza ante la diferencia. La escuela representa, en este sentido, el espacio más natural donde poder aprender a valorar y a consolidar el mestizaje y evitar en el futuro efectos desintegradores. Las restantes once áreas a las que se dedican los recursos son los siguientes: acogida (un 20%), empleo (un 11%), vivienda, servicios sociales, salud, infancia y juventud, mujer, igualdad de trato, participación, sensibilización y codesarrollo.

 

Éstas son algunas de las claves del Plan Estratégico de Ciudadanía e Integración:

 

* El Plan va dirigido al conjunto de la población y está orientado a potenciar la cohesión social a través de las políticas basadas en la igualdad de oportunidades y la igualdad de derechos y deberes.

* El presupuesto alcanza los 2.005 millones de euros, destacando las áreas de educación, acogida y empleo.

* Con la máxima participación y concertación social e institucional, en su elaboración han colaborado CC.AA, ayuntamientos, agentes sociales, asociaciones de inmigrantes y ONGs y cuenta con el informe favorable del Foro para la Integración Social de los Inmigrantes.

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Habrá que ver cómo se pone en marcha y se implementa en la práctica este plan, pero en principio la filosofía que lo inspira me parece irreprochable. Como norte se sitúa la INTEGRACIÓN, como primer objetivo de todas las políticas migratorias. Y lo cierto es que hasta ahora no había existido una política homogénea para hacer posible la convivencia entre españoles e inmigrantes.

En particular, resulta un acierto que todo el plan gire en torno a la igualdad, la ciudadanía y la interculturalidad. IGUALDAD DE DERECHOS y de obligaciones. CIUDADANÍA, que fomenta el sentido de pertenencia a esta sociedad. E INTERCULTURALIDAD, esto es, incorporar instrumentos para hacer posible la convivencia desde el respeto, evitando la creación de sociedades paralelas.

(requerido)

(requerido)


*