Excavaciones españolas en Asia Central. Un equipo de la Universidad Autónoma madrileña trabaja en el corazón del Dehistán


Entre el mes de septiembre y los primeros días de octubre del año en curso, un equipo del Departamento de Historia Antigua y Medieval de la Universidad Autónoma de Madrid, en colaboración con los colegas del Departamento Nacional para Protección, Investigación y Restauración de los Monumentos Históricos y Culturales de Turkmenistán, ha puesto en marcha un proyecto de investigación conjunto en la región del antiguo Dehistán, al SE del Mar Caspio. La misión es fruto del Acuerdo de cooperación suscrito por el Ministerio de Cultura de Turkmenistán y la Universidad Autónoma de Madrid, y supone la primera misión arqueológica española en Asia Central, al menos la primera que tiene como objetivo la Historia y la cultura humana anterior al Imperio Aqueménida.

Mapa de Turkmenistán

Mapa de Turkmenistán, con la localización al SW de Dehistán (en la Hircania aqueménida), y el yacimiento de Geoktchik Depe. Según H.-P. Francfort y O. Lecomte, 2002, fig. 10.

La llanura de Misrián, o Dehistán, es la gran extensión septentrional de la Hircania aqueménida, cuyos habitantes vemos en los relieves de Persépolis, llevando ofrendas al Gran Rey. Al suroeste del actual Turkmenistán, Dehistán está limitado por el Mar Caspio al oeste, el río Atrek al sur, las montañas del Kopet Dag al este y las del Gran Balkán al norte. Es una gran extensión hoy reseca, marcada por campos de dunas y el suelo duro y liso del takyr. Las condiciones son tales, que desde el siglo XII apenas si se aventuraron por sus llanuras grupos de nómadas turkmenos. Un caso excepcional es el del viajero húngaro Arminius Vambéry, que en 1863 cruzó estas regiones integrado en una pequeña caravana de peregrinos y derviches, camino de Bujara y Samarcanda. Arminius evocaría la impresionante marcha nocturna por el silencioso desierto del takyr, y el sonido de las pezuñas de los camellos sobre la arcilla dura y sonora (1864/2010: 90-91. 1989: 77-89). La soledad y la ausencia de agua le impresionaron, lo mismo que las ruinas de la ciudad de Misrián, arrasada como todas las aldeas y canales que un día le dieron vida, por los mongoles de Gengis Jan a comienzos del siglo XIII. La destrucción fue tal, que cuando Ruy González de Clavijo y sus compañeros marcharon a comienzos del siglo XV camino de Samarcanda, eligieron la ruta más larga del Jorasán hacia el río Murgab y la región de Merv. El silencio y la ausencia de población es muy marcada incluso hoy, pero la realidad antigua fue muy distinta.

Portada. Travels in central Asia

Arminius Vambéry, Travels in Central Asia, London 1864. En la imagen, edición de Elibron Classics, Lexington 2010.

Portada. Viaje al Asia central

Portada de una versión española incompleta del mismo libro: Arminius Vambéry, Viaje al Asia Central, Roasa, Granada 1989.

En los años cincuenta del siglo XX y bajo la dirección de V. M. Masson, científicos soviéticos descubrieron en la llanura de Misrián la existencia de una antigua red de canales, alimentada por uno principal que partiendo del río Atrek, había permitido la colonización y explotación del suelo del takyr, hoy un simple desierto. Excavaciones y prospecciones determinaron que la fase más antigua se correspondía con una cultura original, fechada durante la Edad del Hierro (1300-500 a. C.), que llamaron Dehistán Arcaico, a la que habían seguido los periodos aqueménida, parto, sasánida y medieval, en tiempos del sultanato del Gran Jorezm. Aquellas excavaciones fueron seguidas de otros estudios a cargo de E. Atagarryev, G, N, Lisitsina y E. Muradova. Pero hasta 1994 no volverían las excavaciones arqueológicas, con el proyecto franco turkmeno en el yacimiento de Geoktchik Depe, bajo la dirección de O. Lecomte, del CNRS francés. Se vio entonces que Geoktchik no era un asentamiento, sino aparentemente un gigantesco edificio de la Edad del Hierro, enclavado muy lejos de las poblaciones de la misma época. Razones técnicas obligaron a la suspensión del proyecto en 1997. Ahora, con la firma del acuerdo hispano turkmeno, una misión conjunta ha decidido continuarlo. Y así, científicos turkmenos y españoles nos encontramos trabajando por el descubrimiento y recuperación de lo que parece un monumento único en la Historia de Asia Central.

Portada. Embajada a Tamorlan

Ruy González de Clavijo, Embajada a Tamorlán, Editorial Castalia, Madrid 1999. Edición, introducción y notas de Francisco López Estrada.

Diferentes sondeos llevados a cabo durante las excavaciones franco-turkmenas dejaron entrever la existencia de dos grandes plataformas de adobes y dos edificios con cámaras en su interior. Dada la singularidad del complejo y su aislamiento, a casi 40 km de la región habitada en la Edad del Hierro, se propuso una interpretación relacionada con los usos funerarios de las élites gobernantes. La misión turkmeno-española quiere verificar la hipótesis en principio, adelantando la excavación del conjunto hasta entender cómo y cuándo se levantó el complejo, cuál fue la imagen y estructura del mismo, y asegurar su función última. Una vez resueltos todos estos extremos, se pretende conservar el monumento y hacer posible su visita mediante una especie de parque arqueológico y cultural, que recupere una construcción única para el patrimonio cultural de Turkmenistán.  Durante esta campaña, la misión trazó un gran corte de 2 x 60 metros, desde las estructuras superiores a la base del depe. Hemos podido corroborar la existencia de una gran plataforma de adobes, encima de la cual y apoyando en su cara norte parece haberse levantado una segunda de tapial y adobe, en la que se abría el gigantesco espacio del llamado “Edificio Norte”, supuestamente usado en los ritos funerarios. En su última fase, la visión del conjunto desde el sur debía ser impresionante, toda vez que con casi 100 metros de frente y más de 12 de altura, la edificación tuvo que alzarse imponente en la soledad de la llanura, durante al menos una buena parte del periodo Dehistán Arcaico (1300-500 a. C.) y la época aqueménida.

Excavación en Geoktchik Depe (Turkmenistán). Entorno

Vista general del yacimiento hacia el W (foto: misión turkmeno-española).

Excavación en Geoktchik Depe (Turkmenistán). Zona de trabajo

Plataforma de adobes visible en el Corte Sur (foto: misión turkmeno-española).


Excavación en Geoktchik Depe (Turkmenistán). Equipo turkmeno-español

Integrantes de la misión turkmeno española, durante la campaña de 2010. En primer término, la Dra. Ejegul Muradova y Montserrat Mañé Rodríguez. Detrás, Miguel Ángel Núñez Villanueva, Alejandro Gallego López y el autor de estas líneas (foto: misión turkmeno-española)



Etiquetas:

Laboratorio de Historia Antigua de Oriente Próximo y Egipto


¿Aprender la Historia en un laboratorio? La Universidad Autónoma de Madrid pone en marcha una iniciativa sin precedentes: un laboratorio para la Historia Antigua de Oriente Próximo y Egipto

Es habitual pensar que los laboratorios y las actividades que en ellos se realizan son privativos de las facultades de medicina o de ciencias naturales, biológicas y físico-químicas. Pero lo cierto es que las ciencias humanísticas también disponen de espacios tales, donde se trabaja dentro de una filosofía muy semejante: experimentos, manejo directo de elementos materiales, consultas inmediatas a libros de referencia y la red, diálogo continuo con el profesorado… Hace apenas un año y con el apoyo del Contrato Programa Cultura y Sociedad de la Comunidad de Madrid, la Universidad Autónoma de Madrid  puso en marcha el primer “Laboratorio de Historia Antigua de Oriente Próximo y Egipto” (Aula Didáctica Antonio Blanco Freijeiro) de la universidad española, para facilitar la formación teórica y práctica de quienes se interesan por la Antigüedad de espacios tan lejanos como los de Oriente Próximo y Egipto.

Portada del libro La arqueología española en Oriente (2006)

Portada del libro La arqueología española en Oriente (2006)

Como muchas otras naciones europeas, durante el siglo XIX España no estuvo en condiciones de participar en la aventura científica de franceses, británicos y alemanes en Oriente Próximo. Todavía hoy, más de veinte años después de que nuevas generaciones de profesionales comenzaran la integración española en el marco de la investigación internacional dedicada a Oriente (J. Mª Córdoba y Mª C. Pérez Díe, 2006), la escasez de nuestras colecciones públicas y las limitaciones de nuestras bibliotecas universitarias exigen esfuerzos suplementarios a quienes estudian la Historia de mesopotámicos y egipcios. Pero nuestros docentes e investigadores intentan suplir, con ingenio y originalidad, las limitaciones impuestas por nuestra corta tradición. Un ejemplo sería la creación de este laboratorio.

Vista parcial del Área de Anatolia

Vista parcial del Área de Anatolia

Desde mediados de los años ochenta y aún antes, un equipo de la Universidad Autónoma de Madrid se empeñó en fomentar  los estudios sobre Oriente y Egipto. Una serie ininterrumpida de exposiciones, seminarios, excavaciones arqueológicas y proyectos permitió ir formando una colección de materiales arqueológicos básicos –cerámicas de referencia, improntas de sellos cilíndricos, muestras diversas, etc.-, fotografías, maquetas de monumentos antiguos, medios audiovisuales y publicaciones didácticas. La intención final era reunir todo en un aula especial, una suerte de laboratorio humanístico donde pudiera aprenderse la realidad histórica de mundos tan lejanos a nosotros en el tiempo y en el espacio de modo directo, casi vivo.

Vista parcial del Área de Irán

Vista parcial del Área de Irán

Con la apertura del aula y laboratorio (ver detalles y visita virtual en http://www.uam.es/otroscentros/asiriologiayegipto/aula_abf/aula_abf.html), se ha dotado a nuestros estudiantes con un espacio único, ideal para adquirir una formación muy completa. Espacios dedicados a Anatolia, Siria, Mesopotamia, Asia Central, Irán, Arabia y Egipto (ver fotos) acercan imágenes, maquetas e información teórica: colecciones de referencia y recursos informáticos facilitan el contacto con las evidencias de la Antigüedad. Y, en fin, la labor conjunta de profesionales y estudiantes universitarios hace que todo converja en un resultado novedoso: que en estas instalaciones, el esforzado aprendizaje de la historia de Oriente y Egipto disfrute de las mismas experiencias prácticas que los laboratorios de ciencias permiten. Es como si la remota Antigüedad de mesopotámicos o egipcios pudiera tocarse con la punta de los dedos.

Joaquín Mª Córdoba

Vista parcial del Área de docencia y trabajo en red

Vista parcial del Área de docencia y trabajo en red

Detalle del Área de trabajo con materiales

Detalle del Área de trabajo con materiales

abf_triptico

Tríptico informativo del Laboratorio de Historia Antigua de Oriente Próximo y Egipto

* J. Mª Córdoba y Mª C. Pérez Díe (coord.).- La arqueología española en Oriente. Nacimiento y desarrollo de una ciencia nueva. Ministerio de Cultura y Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación, Madrid 2006.

Etiquetas:

Cómo hacer adobes en el desierto


Un equipo de la Universidad Autónoma madrileña descubre cómo construían sus casas los habitantes de los oasis de la Península de Omán, hace dos mil quinientos años…
La arquitectura rural tradicional y antigua de muchos rincones del globo, y desde luego de una buena parte de los países de Oriente Próximo, se ha hecho normalmente con tapial y adobe. Todavía hoy, en muchos sitios se puede observar la fabricación artesanal de estos elementos básicos de construcción (Fig. 1), con materias primas disponibles casi en todas las regiones, económicas y fáciles de manipular: arcilla, arena y paja. Tanto es así, que la mayor parte de las ciudades de Ur, Babilonia o Nínive, por ejemplo, se construyeron con adobes. Desde mediados del siglo XIX, las dificultades que los primeros arqueólogos europeos tuvieron en distinguir los muros de adobe conservados, entre las densas masas de escombros, limitaron mucho la percepción de sus descubrimientos. Pero a comienzos del siglo XX (1899-1917), Robert Koldewey y los arquitectos alemanes en Babilonia redescubrieron la arquitectura antigua de adobe y las formas de discernirla, naciendo así la arqueología moderna en Oriente.

Fabricación de adobes en Tell Mahuz (Iraq)Fig.1.- Fabricación de adobes en el pueblo de Tell Mahuz (Iraq)


Desde entonces y hasta hoy, generaciones de estudiantes han aprendido cómo se hacían los adobes y cómo se usaban de acuerdo con el modelo de Mesopotamia o Siria. Y cuando en la segunda mitad del siglo XX, los científicos empezaron a trabajar en áreas de Oriente cada vez más dispares, sus ideas adquiridas sobre cómo debió haber sido la arquitectura antigua de Irán, el valle del Indo, Asia Central o Arabia pesaron mucho a la hora de comprender las peculiaridades que la geografía y los recursos naturales podrían haber impuesto. Por ello resulta curioso que uno de los descubrimientos mas singulares de la moderna arqueología en Oriente lo haya llevado a cabo un equipo español: que en un medio tan hostil como los aledaños del gran desierto de Arabia, los habitantes de la Edad del Hierro supieron hallar, literalmente bajo las dunas de arena, las materias primas imprescindibles para hacer sus adobes.

Mapa de la península de OmánFig. 2.- Mapa de la península de Omán y los principales sitios de la Edad del Hierro
(según P. Magee, 2003, 1)


La península de Omán -lejano país que los mesopotámicos llamaban Magán, repartido hoy entre los Emiratos Árabes Unidos y el Sultanato de Omán (Fig. 2)- es una de las regiones más dinámicas en la recuperación de su pasado. Con el desarrollo iniciado en los años ochenta se extendieron las investigaciones y los hallazgos: la Edad del Hierro (1300-300 a. C.) se ha revelado acaso la más dinámica, y en los oasis del interior se descubrieron grandes poblados (Hili, Rumeilah) construidos con unos adobes blanquecinos singulares, de extraordinaria dureza (Fig. 3), realmente diferentes de los adobes típicos de Mesopotamia y Siria. Levantadas las casas sobre las mismas dunas de arena, la evidencia de tan contundente arquitectura llamó la atención, pero si se hicieron análisis sobre la composición de los adobes, no se investigó la procedencia de sus materiales. Sin embargo, su naturaleza y los modos de fabricación sería línea de investigación prioritaria del equipo de la Universidad Autónoma de Madrid, que en la segunda mitad de los años noventa comenzó a trabajar en la región de al Madam, en el Emirato de Sharjah (Emiratos Árabes Unidos).

Excavación en Hili (UAE). CasaFig. 3.- Casa del poblado de la Edad del Hierro de Hili 2 (Emiratos Árabes Unidos)

En el sitio de AM 1 (Thuqaibah) (Fig. 2), la misión española ha ido descubriendo un poblado de la Edad del Hierro, cuyos adobes muestran cualidades especiales de dureza y resistencia a los agentes atmosféricos (Fig. 4). Pero como las casas habían sido construidas sobre las mismas dunas del desierto, en una región carente de los terrenos arcillosos habituales en la preparación de adobes en otras partes de Oriente, la pregunta era obligada: ¿cómo y dónde, pues, pudieron fabricarlos? Gracias a la insistencia en buscar respuesta al enigma, el equipo español (Fig. 5) lo ha descifrado al descubrir una instalación para la elaboración de adobes, perfectamente conservada bajo las arenas (Fig.6). Hoy sabemos al fin que para hacerse con materiales de construcción –demostrando, por cierto, una asombrosa adaptación a las limitaciones de su entorno-, las gentes de la Edad del Hierro retiraban la capa de arena, de un metro y medio o más; debajo, la roca natural caliza les servía como suelo estable de trabajo y materia prima al tiempo, toda vez que con abundante agua la roca se desmenuza, haciéndose maleable. Análisis geoquímicos y experiencias directas han demostrado que la mezcla de arena, el elemento calizo y una piedrecilla negra abundante es lo que resultaba en esos adobes blanquecinos característicos. Pero lo asombroso del caso es que la superficie rocosa donde trabajaban, habitualmente húmeda y reblandecida por la tarea de mojar las masas y repartir agua, se endureció de nuevo cuando los naturales abandonaron la zona a finales de la Edad del Hierro, conservando petrificadas las huellas de las manos y pies de quienes allí habían trabajado. Y las dunas del desierto, que volvieron a cubrir las instalaciones y las casas arruinadas, las han conservado hasta hoy. La práctica se ha confirmado luego en otros descubrimientos. Lejos de tratarse de una cuestión baladí, el hallazgo supone una aportación notable de la investigación española a la Arqueología de Oriente.

Excavación en al Madam (UAE). AdobeFig. 4.- Detalle de un adobe de al Madam (AM1 Thuqaibah)


Excavación en al Madam (UAE). Equipo españolFig. 5.- Una parte de los miembros del equipo español:
detrás, la instalación a poco de ser hallada

Excavación en al Madam (UAE). Zona de trabajoFig. 6.- Detalle del área de elaboración de adobes de al Madam
(AM 1 Thuqaibah)


Para saber más:

Portada. ina kibrat erbetti F. Baffi, R. Dolce, S. Mazzoni, F. Pinnock (edas.).- Ina kibrāt erbetti. Studi di Archeologia orientale dedicati a Paolo Matthiae. Universitá de la Sapienza, Roma 2006.
Artículo. (J. Mª. Córdoba) J. Mª Córdoba.- “The mudbrick architecture of the Iron Age in the Oman Peninsula. A mudbrick working area in al Madam (Sharjah, U.A.E.)”, en F. Baffi y otras, op. cit. 2006, pp. 95-110.
Etiquetas: , , , , , ,

De las estepas euroasiáticas y el Asia Central. Reflexiones suscitadas por modernas investigaciones españolas y antiguos viajeros castellanos


A comienzos del siglo XV, Ruy González de Clavijo contaba que a la gran ciudad de Samarcanda, emporio y corte de Tamerlán, llegaban mercancías de muchas partes del mundo, como pieles y lienzos de Rusia. Tan curiosa y antigua evidencia de las gentes de los bosques y las estepas rusas en Asia Central me ha venido a la cabeza, porque hace apenas semanas, en la Facultad de Geografía e Historia de la Universidad Complutense, se ha presentado una brillante tesis doctoral, defendida por el ya Dr. Don Jorge Rollán Calvo: Las estepas centroeuroasiáticas durante la Edad del Bronce (1). Una investigación española sobre la Edad del Bronce en las estepas al sur de los Urales es ya de por sí motivo de asombro, dada la nula tradición de nuestro país en los estudios prehistóricos de Rusia, Siberia o las estepas kazajas. Seguir leyendo »

Etiquetas:

Babilonia y nosotros. De las grandes exposiciones y el valor de la cultura, la historia y la ética


Hace apenas un año, el Museo del Louvre inauguró una exposición (14.3-2.6 2008) asombrosa sobre Babilonia. El impresionante catálogo francés Babylone (1), se vería luego seguido por el no menos asombroso alemán Babylon. Mythos und Wahrheit (2), que acompañó la exposición (26.6-5.10 2008) de Berlín, y por el británico, que con similar cabecera Babylon. Myth and Reality (3) ilustraría la tercera y última de las exposiciones, organizada en Londres (13.11.2008-15.3.2009). Clausurada ésta no hace mucho, la vista de tales libros –que al fin y al cabo son lo que queda- y la realidad misma de las muestras, debemos reflexionar sobre las exposiciones en sí mismas y sobre el valor de la historia, la cultura y, por qué no, la misma ética de nuestro mundo.

Seguir leyendo »

Etiquetas:

Asirios en Alicante (Rescatando el recuerdo de la aventura española)



Entre los meses de abril y septiembre del año dos mil siete, el Museo Arqueológico de Alicante ofreció una exposición poco habitual en España, y cuyo solo título descubría el qué y el cómo de la misma: “Arte e Imperio. Tesoros Asirios del British Museum”.
Comisariada por los Dres. John E. Curtis y Julian E. Reade1, quienes no tuvieran la fortuna entonces de verla, pero sívisitado en Londres el Museo Británico, entenderán que la citada muestra2haya ejercido sobre las personas que pudierondisfrutarla en Alicante, el impactante efecto de un inesperadodeslumbramiento: el verdadero rostro de Asiria y su realidad cultural.

Seguir leyendo »

Etiquetas:

¿Dónde estaba Mesopotamia?


Algunas dudas remitidas a este blog sobre conceptos determinados expresados en el mismo, nos animan a iniciar una nueva categoría: “Datos de interés”. En ella se incluirán entradas preferentemente cortas, referidas a aclaraciones y datos concretos que disipen las dudas remitidas. Si la brevedad impone concisión extrema, en todo caso se hará con rigor y claridad. De modo que se abre hoy esta categoría solventando las interrogantes relacionados con la ubicación actual de la antigua Mesopotamia.

Seguir leyendo »

Etiquetas:
Categorias: Datos de interés

El valor de una estatuilla de Oriente Próximo. A vueltas con las casas de subastas, la propiedad legítima y el tráfico tradicional de obras de arte


El pasado día 7 de diciembre, diarios españoles de difusión nacional como La Razón o ABC, daban cuenta de una operación de venta llevada a cabo en la Sala Sotheby’s de Nueva York. Una pequeña escultura “mesopotámica”, de apenas 8 cm de altura, propiedad de la familia Martin y depositada temporalmente en el Brooklyn Museum of Art, había sido vendida por 57,16 millones de dólares. En el segundo de los diarios citados, N. Pulido añadía interesantes comentarios a la sorprendente noticia y los más sorprendentes aún beneficios –porque sí, el dato es correcto, 57,61 millones de dólares por una escultura de 8 cm-, señalando además las características de la puja y algunos datos de la “historia” de tan singular pieza, que en 1948 había sido adquirida por el coleccionista Alastair Bradley Martin y su esposa Edith. Y aunque el periodista añadía que el dinero recaudado iba a ser ingresado en un fondo benéfico creado por la familia Martin, el hecho en sí y sus circunstancias me llevan a escribir asombrado por la tranquilidad de Shoteby’s, la buena conciencia de los Martin y la indiferencia con la que asistimos al espectáculo de cierto comercio de antigüedades. Una situación de la que cuando menos cabe afirmar, como bien sugieren los italianos en situaciones semejantes, su agudo manca finezza!

Seguir leyendo »

Etiquetas:
Categorias: Expolio en Iraq

El tráfico de “mapamundis” y obras de arte, o las curiosas casualidades que un día cualquiera unieron al tiempo Madrid, Sydney, Buenos Aires, Nueva York, … y Madrid, Turín y Bagdad


El robo de los mapamundis de la Biblioteca Nacional ha estallado en la prensa española como un hecho increíble, inaudito. Craso error.El relato de los periódicos revela la impunidad del movimiento ilegal de obras de arte y su fácil comercialización en los mercados, en los que hay salida incluso a bienes de propiedad declarada. Pero como el escándalo internacional se ha hecho tan insistente, y afecta a la Biblioteca Nacional de un estado miembro de la Unión Europea y la OTAN, los mecanismos de recuperación y devolución han tenido que moverse -ahora al menos-, con cierta rapidez. Sin embargo, pocos habrán reparado en que la posesión de buena fe –acreditada por una compra legal y en una casa comercial legal de subastas legales (“porque Bruto es un hombre honrado”)-, requerirá compensación económica. Y si noahora, lo es en la mayoría de los casos, convirtiéndose la recuperación de un bien ilícitamente exportado y comercializado, en un costoso e inacabable calvario judicial. Porque la propiedad adquirida en el mercado es legítima, y… “Bruto es un hombre honrado”. Seguir leyendo »

Etiquetas:
Categorias: Expolio en Iraq

Patrimonios saqueados. Perplejidades y reflexiones


En su número 141 correspondiente al mes de julio de2007, publica Le Monde Diplomatique un largo artículo de BernardMüller, que bajo la cabecera A Debate. Patrimonios saqueados y con eltítulo “¿Hay que devolver los botines de las guerras coloniales?” (pp.26-27) trata el asunto de los bienes culturales expoliados en el curso de las guerrascoloniales del siglo XIX y comienzos del XX en África y Asia especialmente. Eltema no deja de ser interesante, sin duda, pero su lectura me ha producido–aunque por inducción indirecta- no poca perplejidad, ante el hecho de que sucesosmás o menos relevantes del pasado ocupen tan sesudos comentarios y actos decontrición, mientras que la tragedia presente de la cultura y el patrimonio enIraq o el escándalo del tráfico de bienes culturales –casi en su 99,9% haciamanos privadas- permanezca en un vergonzoso silencio que ya es cómplice. Lamisma perplejidad que me produce, tras meses de lectura de los comentariosrecibidos, la indiferencia que la sociedad española muestra ante dichatragedia. Y todo eso, en una semana en la que los medios de información handesatado una verdadera pasión por la nueva lista de las “Siete maravillas dela Humanidad”. Seguir leyendo »

Etiquetas:
Categorias: Expolio en Iraq