26 DE ABRIL – DÍA MUNDIAL DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL E INDUSTRIAL


Cada 26 de abril, celebramos el Día Mundial de la Propiedad Industrial e Intelectual (PII), conmemoración internacional creada en el año 2000 por la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) para dar a conocer la función que desempeñan los Derechos de Propiedad Industrial e Intelectual (DPII) en el fomento de la innovación y la creatividad.

Este año 2020, en el que nos estamos enfrentado al mayor reto de la humanidad de las últimas décadas, la pandemia global ocasionada por la enfermedad COVID-19, el lema elegido para celebrar este día ha sido “Innovar para un futuro verde”. De esta forma, OMPI centra su mirada en las iniciativas innovadoras para lograr un futuro verde con el convencimiento de que los derechos de Propiedad Intelectual e Industrial (PII) pueden ayudar a conseguir una transición hacia una economía sostenible y con bajas emisiones de carbono.

Con el lema de este año, se valora como las distintas modalidades de protección de los activos intangibles, patentes, diseños, marcas, indicaciones geográficas y derechos de autor, fomentan y refuerzan distintos ámbitos de actuación hacia un futuro más verde, desde el desarrollo de tecnologías verdes o la creación de productos ecológicos hasta los principios de sostenibilidad por los que se guían las empresas y el uso más sostenible de los recursos naturales, entre otros.

La campaña también ha rendido homenaje a los numerosos inventores y creadores de todo el mundo que son fuente de inspiración y apuestan por un futuro verde.

La OMPI ha visibilizado a través de sus página web casos de éxito de empresas e inventores que hayan dedicado innovación a desarrollar iniciativas extraordinarias para dar con soluciones a los problemas mundiales.

En la Oficina Española de Patentes y Marcas, O.A., (OEPM) somos muy conscientes de la importancia de preservar y cuidar nuestro planeta y del papel que podemos adquirir como Oficina de la Propiedad Industrial a nivel global para contribuir al fomento y promoción de iniciativas que redunden en un futuro más verde, como plantea el lema de la Oficina Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) este año 2020.

En base a nuestro compromiso adquirido con la difusión y promoción de, entre otras cosas, las tecnologías verdes, llevamos años trabajando en fomentar y crear iniciativas encaminadas fundamentalmente a visibilizar este tipo de información tecnológica a través de varias herramientas:

Exposición “Sostenibilidad energética, 540 años desde el primer privilegio registrado en España” relacionada con la protección y salvaguarda de nuestro planeta, de manera especial, con el empleo y desarrollo tecnológico de energías limpias, concretamente, de la energía eólica, en la que España es pionera.

Estudio Estadístico de Tecnologías de Mitigación del Cambio Climático 2006-2019 en el que se da a conocer la evolución mundial de las energías renovables al ser estas muy representativas en la lucha por la mitigación del cambio climático (solar fotovoltaica, eólica, biocombustible, solar térmica y termosolar, hidráulica, oceánicas y geotérmica). Se toman como referencia para este estudio las publicaciones de solicitudes de patente en relación a estos sectores, significativo indicador del esfuerzo realizado en I+D+i.

Boletines de Vigilancia Tecnológica que son publicaciones gratuitas, trimestrales y electrónicas en los que se recogen información puntual, esquemática y de rápida lectura sobre avances y novedades en los distintos sectores tecnológicos:

Coche Eléctrico

Energías Oceánicas

Biomasa

Alertas Tecnológicas que son publicaciones diarias y gratuitas que proporcionan información actualizada sobre las patentes más recientes que se estén publicando en el mundo en relación a un tema técnico concreto:

Energía Geotérmica

Energía Solar Térmica de Concentración

Pilas de Combustible

Energías Oceánicas

Energía Solar de Baja Temperatura

Energía Solar Fotovoltaica

Hidrógeno Electrolítico

Energía Eólica Flotante

Energía Eólica

Almacenamiento en Baterías

Materiales y Envases Plásticos Biodegradables

 

Además, en línea con las actividades propuestas por la OMPI, hemos tratado dar visibilidad a casos de éxito de empresas, entidades e inventores que han apostado por la innovación tecnológica aplicada a sectores verdes, resolviendo problemas técnicos que ayudan a que nuestro planeta sea más sostenible:

  • Colaboración PÚLICO-PRIVADA CSIC-TAGUA S.L.: filtros de zeolitas que evitan la fluorosis en los pozos etíopes.
  • Colaboración PÚLICO-PRIVADA CSIC-BCIRCULAR: reutilización de las fibras de vidrio y de carbono procedentes de los materiales compuestos de distintas industrias.
  • Tecnología del CSIC sobre captura del CO2 por carbonatación-calcinación.
  • Colaboración PÚLICO-PRIVADA CSIC-EvoEnzyme: las enzimas evolucionadas diseñadas a la carta para soluciones a medida en diferentes sectores.
  • Empresa WEDGE GLOBAL dedicada al sector de energías renovables marinas.
  • Grupo FRIAL por el desarrollo sostenible de sus procesos en el sector de la alimentación.
  • Empresa INESFLY por su microencapsulación polimérica que ha permitido la incorporación de insecticidas en pinturas y el control de los vectores del mal de Chagas, el Dengue y la Malaria.
  • Empresa HIPERBARIC: su tecnología HPP garantiza la seguridad de los alimentos y el aumento de su tiempo de vida mediante procesos respetuosos con el medio ambiente.
  • Empresa QUALITYFRY por reducir la huella ecológica durante el procesamiento de los alimentos.
  • Empresa TITAN TRACKER por sus seguidores solares.
  • Empresa MANUEL TORRES en la parte destinada a la I+D eólica.
  • Empresa HYPERIN por el desarrollo de un material ecológico, biodegradable, aislante e ignífugo.
  • Grupo MONSOL, líder en procesos de monitorización de sistemas fotovoltaicos.
  • Empresa NABRAWIND por su inversión constante en innovación del sector eólico para crear un futuro sostenible y verde.
  • ABORA: récords de eficiencia en trigeneración solar.
  • ECOALF: la empresa que produce productos de moda a partir de materiales reciclados.
  • Empresa PLASTIC REPAIR: mediante su tecnología prolonga la vida de los elementos retornables de transporte fabricados en material plástico.
  • VORTEX BLADELESS: la eólica sin palas.

 

 

Etiquetas:
Categorias: Propiedad Industrial

Boletín de Vigilancia Tecnológica y Alerta Tecnológica sobre “Coronavirus: diagnóstico y terapia en humanos”


La pandemia de COVID-19 que ha originado el nuevo Coronavirus SARS-CoV-2, detectado por primera vez en diciembre de 2019 en Wuhan (China), ha generado una gran actividad en sectores sociales diversos con el objetivo común de combatir y paliar los efectos que estamos padeciendo. Dicha actividad ha sido capitalizada, como es evidente, por el sector sanitario, que busca la mejor manera de tratar y diagnosticar a los enfermos, pero también se está manifestando en las grandes empresas y PYME que, en algunos casos, han cambiado sus líneas de fabricación para adaptarlas a la apremiante necesidad de equipos de protección, respiradores, etc., sin olvidar a los centros de investigación y universidades que están poniendo a disposición de la comunidad sus equipos y capacidades.

 

Desde la Oficina Española de Patentes y Marcas, O.A. (OEPM), y en cumplimiento de nuestro doble objetivo de proteger y fomentar la innovación tecnológica en nuestro país, así como de divulgar la información técnica que contienen las patentes a través de sus servicios de Información Tecnológica, hemos realizado este nuevo Boletín de Vigilancia Tecnológica, que se suma a los quince Boletines VT que venimos publicando desde el año 2000 con periodicidad trimestral. Nuestro objetivo es dar a conocer las nuevas solicitudes de patentes que se publican a nivel mundial relacionadas con la prevención, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades causadas por coronavirus en humanos.

Si bien es cierto que aún no han ido publicadas las primeras patentes referidas a la enfermedad ocasionada por el coronavirus SARS-CoV-2, ya que desde que se realizan  la solicitudes de patente hasta su publicación han de transcurrir los 18 meses que recogen todas las legislaciones nacionales e internacionales, el conocimiento actual   sobre otros beta-coronavirus que han causado epidemias en un pasado reciente  (SARS-CoVy  MERS-CoV) está sirviendo como punto de partida para emprender nuevas actividades de investigación y desarrollo para el tratamiento de la COVID-19.

Un reciente estudio publicado por ACS, accesible en ACS  Cent.  Sci.  2020,  6, 315−331,  recoge una revisión de patentes y literatura científica que tienen por objeto la investigación y desarrollo de agentes antivirales y vacunas para el tratamiento de enfermedades causadas por coronavirus. Otros editores de  publicaciones científicas también han hecho accesible toda la documentación de que disponen, como The New England Journal of Medicine.

 

En este número cero del Boletín, se incluyen todas las patentes publicadas desde 2018 hasta marzo de 2020, distribuidas en cuatro apartados: Antivirales y otros agentes para tratar patologías asociadas a la enfermedad viral, Vacunas, Diagnóstico y Dispositivos para el tratamiento o control de la infección vírica. El primer apartado, relativo a invenciones sobre antivirales, es el que tiene una mayor cobertura. Incluye documentos que tienen por objeto agentes químicos, sean éstos no biológicos o biomoléculas, con función antiviral específica, así como vehículos para la administración al paciente de dichos agentes. Además, este primer bloque se refiere a compuestos   químicos o composiciones con efecto antimicrobiano inespecífico útiles para la   inactivación de las partículas virales. La cobertura del grupo se extiende asimismo a herramientas moleculares y/o métodos útiles para el screening de nuevos agentes antivirales; y a productos que, sin tener una acción antiviral, son aplicables al tratamiento de las patologías asociadas a la infección vírica. Debe tenerse en cuenta que algunos de los documentos son encuadrables en más de uno de los apartados considerados.  Tal es el caso, por ejemplo, de aquellos que tienen por objeto compuestos   biológicos, como proteínas o ácidos nucleicos, con actividad antiviral que también tienen aplicación en el desarrollo de métodos de ensayo de identificación de otros agentes antivirales, y/o a la fabricación de vacunas. Por ello, se ha adoptado el criterio de incluir el documento   en todos los grupos pertinentes para facilitar la lectura. Para cada patente se incluye su número de publicación, con un enlace al documento completo publicado, su título, el país de origen y el solicitante.

 

Análisis Estadístico

Como preámbulo de este primer número, también se presenta un breve análisis estadístico que, con una cobertura temporal más amplia que el boletín, recoge los datos de familias de patentes publicadas en el periodo 2004-2020, y que permite identificar    la evolución temporal de la tecnología y los países de origen de la misma, así como los solicitantes más activos en el sector.

 

El estudio se ha realizado empleando la herramienta GPI (Global Patent Index) de la Oficina Europea de Patentes y ha consistido en un análisis de las familias de patentes publicadas desde 2004. Dicha fecha se ha tomado como punto de partida para analizar la evolución de las solicitudes de patente que se ha producido desde el primer brote de SARS ocurrido en 2002.

 

Como resultado del análisis, se han recuperado un total de 701 familias de patentes (correspondientes a 2070 solicitudes), cuya distribución por año de publicación de la solicitud representante de cada familia se muestra en la figura 1.

La figura 2 recoge la distribución de las familias de patentes por país. Puede apreciarse que el 60% de las patentes en el periodo considerado han tenido su origen en China (29,7 %), EEUU (19,1%) y Corea del Sur (9,8%). A éstos han seguido, con un volumen considerablemente más bajo de solicitudes, países como Japón, Países Bajos, Taiwan, Alemania, Canadá o Francia.

 

La figura 3 muestra cómo se distribuyen las solicitudes entre los 20 principales solicitantes identificados en el estudio:

 

Por último, en la figura 4 se ofrece una gráfica más detallada de la distribución del número de patentes de esos 20 solicitantes por año de publicación de la solicitud.

 

 

Esperamos que la información aportada en este Boletín de Vigilancia Tecnológica, sirva para identificar tendencias tecnológicas y sus actores, así como para contribuir a la utilización del conocimiento contenido en los documentos de patente como punto de partida para emprender nuevas actividades de investigación y desarrollo.

La suscripción a este nuevo boletín así como al resto de  los 15 Boletines de Vigilancia Tecnológica realizados por la OEPM es gratuita y puede realizarse a través del correspondiente formulario de suscripción en la página web de la oficina.

Además del BVT dedicado a Coronavirus, se ha lanzado, a la vez, una nueva Alerta Tecnológica sobre el mismo tema, que proporciona información actualizada diariamente sobre las patentes más recientes que se están publicando en el mundo. Con esta última alerta, son ya 32 las Alertas disponibles en la web de la OEPM en distintos sectores técnicos.

Los BVT y las Alertas Tecnológicas completan la oferta de servicios de Vigilancia Tecnológica gratuitos realizados por examinadores de patentes que se llevan ofreciendo desde 2000. De esta manera la OEPM cumple con una de sus misiones que es la de difundir la información técnica contenida en las patentes, información imprescindible para todo tipo de organizaciones científicas y tecnológicas.

Más información:

BVT “Coronavirus: diagnóstico y terapia en humanos”

Alerta tecnológica “Coronavirus: diagnóstico y terapia en humanos”


Etiquetas:
Categorias: Propiedad Industrial

Invenciones implementadas en ordenador: ¿Son patentables?



 

¿Qué es una invención implementada en ordenador?

Una invención implementada en ordenador es aquella que para su puesta en práctica necesita el uso de un ordenador, una red informática u otro aparato programable, donde una o más características se realizan total o parcialmente por medio de un programa informático.

 

Es habitual oír o leer la expresión “patentes de software”. El término “software” es ambiguo, dado que puede entenderse como el conjunto de instrucciones escritas en un lenguaje de programación para implementar un algoritmo, el código binario cargado en un dispositivo programable y también puede abarcar la documentación adjunta. Para evitar la confusión derivada de esta expresión, se ha introducido el concepto de “invención implementada en ordenador”.

Conforme al artículo 4 de la Ley 24/2015 de Patentes, un programa de ordenador que se reivindica “como tal” no es una invención patentable. Por ello, no se conceden patentes para programas informáticos. El código fuente, el código objeto o cualquier otra forma de expresión de un programa se protege por la legislación del Derecho de Autor (Ley de Propiedad Intelectual).

La concesión de una patente para una invención implementada en ordenador exige necesariamente la existencia de un problema técnico resuelto de una manera novedosa y no evidente para el experto en la materia, es decir, los mismos requisitos exigidos para las invenciones en todos los campos de la tecnología.

Los recursos y esfuerzos necesarios para la realización y comercialización de las invenciones implementadas en ordenador pueden llegar a ser enormes y la protección que otorgan las patentes para esta clase de invenciones es tan necesaria y merecida como para las innovaciones en tecnologías establecidas y tradicionales.

Aunque no existe una definición legal del término “invención”, la tradición jurídica europea desde los primeros días del sistema de patentes reconoce que la protección que confieren las patentes debe reservarse para creaciones técnicas. El objeto para el que se solicita la protección debe tener, por lo tanto, un “carácter técnico” o, más exactamente, una “enseñanza técnica”, es decir, una instrucción dirigida a una persona técnicamente capacitada sobre cómo resolver un problema técnico particular utilizando medios técnicos particulares. El problema resuelto por la invención debe ser obligatoriamente técnico, en contraste, por ejemplo, a uno puramente financiero, comercial o matemático. La lista de materias o actividades que no se consideran invenciones, entre las que se encuentran los programas de ordenadores, se excluyen de la patentabilidad solamente en la medida en que la solicitud de patente española o la patente se refiera exclusivamente a una de ellas considerada “como tal”. Es muy importante tener en cuenta que una materia o actividad se entiende considera “como tal” cuando está desprovista de carácter técnico.

La ejecución o el control de un proceso técnico no están excluidos de la patentabilidad, independientemente de si se implementa mediante hardware o software. La opción entre llevar a cabo dichas acciones por medio de circuitos especiales o por medio de un programa de ordenador, depende de factores económicos y tecnológicos; la patentabilidad no debe denegarse por el mero hecho de que para poner en práctica la invención sea precisa la ejecución un programa de ordenador. Con el objeto de facilitar la defensa legal de las patentes concedidas a invenciones implementadas en ordenador se admite la formulación de reivindicaciones de la forma: “Programa de ordenador caracterizado por que ejecuta el método de la primera reivindicación”. Son aceptables también formas equivalentes de expresar este tipo de reivindicaciones. Esta categoría de reivindicaciones solo es admisible si los efectos técnicos que se producen en la ejecución del programa forman parte de la solución técnica que la invención implementada en ordenador propone y son, además, efectos que van más allá de las interacciones físicas normales entre el programa y el equipo físico que tienen lugar en la ejecución de todos los programas.

Los efectos físicos normales de la ejecución de un programa, como son, las corrientes eléctricas, en sí mismas no son suficientes para otorgar carácter técnico a un programa informático, y se necesita la participación de un efecto técnico adicional. Este efecto técnico adicional debe formar parte del control de un proceso industrial o del funcionamiento de una máquina, pero también del funcionamiento interno del ordenador bajo la influencia del programa informático.

Ejemplos:

Un método de codificación de información de audio en un sistema de comunicación puede tener como objetivo reducir la distorsión inducida por el ruido del canal. Aunque la idea subyacente de tal método se puede considerar que reside en un método matemático, el método de codificación considerado en su conjunto no es un método matemático “como tal” y, por lo tanto, no está excluido de la patentabilidad por el artículo 4 de la Ley 24/2015.

De manera similar, un método de encriptación de comunicaciones electrónicas puede considerarse como un método técnico, incluso si se basa esencialmente en un método matemático.

Si un algoritmo matemático en el contexto de una invención tiene una finalidad o propósito técnico se considera que constituye una enseñanza técnica y, por tanto, no es un método matemático “como tal”. Así, un método matemático para generar números aleatorios que simulan ruido eléctrico en el contexto de una invención para determinar el rendimiento de un circuito eléctrico tiene una finalidad técnica y, por tanto, no se considera un método matemático “como tal”. Por otro lado, el mismo método matemático para generar números aleatorios con el propósito de determinar el orden de participación de los intervinientes en el contexto de un juego no tiene una finalidad técnica y se considera que es un método matemático “como tal” y, en consecuencia, se trata de una característica que no confiere carácter técnico a la invención.

Etiquetas:
Categorias: Propiedad Industrial

Nueva Alerta Tecnológica sobre Hidrógeno Electrolítico: apostando por energías alternativas


Las Alertas Tecnológicas forman parte de los servicios gratuitos de Información Tecnológica que la Oficina Española de Patentes y Marcas, O. A. ofrece a los usuarios a través de su página web. En ellas, se proporciona información actualizada sobre las patentes recientemente publicadas en el mundo, en relación a un tema técnico concreto.

La finalidad de las Alertas Tecnológicas es proporcionar información, actualizada diariamente, sobre las patentes publicadas en el mundo en relación a un tema técnico concreto.

Las áreas temáticas de cada alerta se establecen en función de las necesidades de información en materia de patentes demandadas por las Plataformas Tecnológicas, empresas innovadoras, Universidades, centros de investigación y otros gestores de I+D que operan en el mismo sector tecnológico. Con ello se pretende que la tecnología que generen sea una tecnología con valor, que permita el retorno financiero y mejore la competitividad de las empresas y su internacionalización. La estrategia de búsqueda de cada Alerta Tecnológica es diseñada por examinadores de patentes expertos.

Recientemente, a las 30 Alertas Tecnológicas disponibles en 5 grandes epígrafes (Ciencias de la Vida y Alimentación, Energía y Sostenibilidad, Materiales y sus aplicaciones, Inteligencia Artificial y Blockchain y Varios), se ha sumado 1 nueva alerta: Hidrógeno Electrolítico.

La Oficina Española de Patentes y Marcas, O.A. (OEPM), elabora esta nueva alerta en colaboración con la Plataforma Tecnológica Española del Hidrógeno y las Pilas de Combustible.

El hidrógeno es el elemento más abundante en el Universo y en el planeta Tierra. La reacción de oxidación del hidrógeno para producir agua proporciona energía térmica, en la combustión, o energía eléctrica, en una pila de combustible. Al mismo tiempo, el hidrógeno permite almacenar dicha energía a largo plazo.

Las anteriores condiciones son una ventaja en el uso del hidrógeno como combustible sustitutivo de los combustibles fósiles. Sin embargo, en la actualidad la mayor parte del hidrógeno se produce a partir de combustibles fósiles con lo que su producción contribuye al cambio climático.

Por otro lado, la descomposición del agua por electrolisis permite producir hidrógeno, evitando las emisiones de gases de efecto invernadero, siempre que la electricidad proceda de fuentes renovables. Con la producción de hidrógeno electrolítico se abre un campo técnico de amplio futuro, no sólo por los desafíos que se plantean en el uso y almacenaje de este combustible, sino también por la perspectiva de servir de almacenaje de los excedentes de energía eléctrica derivados de la temporalidad de las energías renovables, como la Energía Solar y la Energía Eólica.

Con la presente Alerta Tecnológica sobre Hidrógeno Electrolítico se pretende dar a conocer las invenciones en este prometedor campo técnico y cumplir así con la función de la OEPM en la difusión de la información tecnológica.

Con esta última alerta, son ya 31 las Alertas disponibles en la web de la OEPM en distintos sectores técnicos:

Ciencias de la Vida y Alimentación

Energía y Sostenibilidad

Materiales y sus aplicaciones

Inteligencia Artificial y Blockchain

Varios

La oferta de servicios gratuitos de Información Tecnológica proporcionados por la OEPM se completa con los Boletines de Vigilancia Tecnológica. Publicaciones trimestrales realizadas por la OEPM íntegramente o en colaboración con otras organizaciones nacionales e internacionales como el Observatorio de Prospectiva Tecnológica Industrial (OPTI), las Plataformas Tecnológicas o el Instituto Nacional da Propriedade Industrial  (INPI) portugués. Incluyen una selección de las patentes más relevantes publicadas en el mundo durante el trimestre analizado y se realizan en 15 sectores.

Etiquetas:
Categorias: Propiedad Industrial

El impacto del Brexit en el ámbito de la Propiedad Industrial


Fuente: Daniel Díaz Pixabay

En el Consejo Europeo celebrado el día 17 de octubre de 2019, los 27 Estados miembros de la UE llegaron a un acuerdo sobre la retirada del Reino Unido de la Unión Europea (UE), el “Acuerdo de Retirada”, que garantizaba la retirada ordenada del Reino Unido de la UE. Lo pactado para el ámbito de la Propiedad Industrial se refleja en el Título IV: Propiedad Industrial

El 24 de enero de 2020 la UE firmó el Acuerdo de Retirada. El 29 de enero el Reino Unido confirmó su ratificación del Acuerdo de Retirada y el Parlamento Europeo aprobó el Acuerdo de Retirada. Finalmente, el 31 de enero de 2020 a medianoche, hora central europea, el Reino Unido abandonó la UE y entró en vigor el Acuerdo de Retirada. A partir de ese momento, el Reino Unido dejó de ser Estado miembro de la UE y pasó a tener la consideración de tercer país.

La entrada en vigor del Acuerdo de Retirada marca el fin del plazo establecido en el artículo 50 del TUE y el inicio de un período transitorio hasta el 31 de diciembre de 2020. Dicho período transitorio tiene por objeto conceder más tiempo a los ciudadanos y las empresas para adaptarse a la nueva situación. Durante el período transitorio, el Reino Unido seguirá aplicando la legislación de la UE, pero dejará de estar representado en las instituciones de la UE. Dicho período podrá prorrogarse una vez por un período máximo de uno o dos años, si ambas partes lo acuerdan antes del 1 de julio de 2020.

Dado que la Propiedad Industrial es un área especialmente sensible y afectada por el Brexit, la Oficina Española de Patentes y Marcas O.A. (OEPM) actualizará la información a medida que se vayan sucediendo los acontecimientos.

A continuación, se exponen brevemente las consecuencias que a día de hoy (11 febrero 2020) se prevé que la salida de Reino Unido pueda tener para los diferentes derechos de Propiedad Industrial:

Marcas de la UE y diseños comunitarios

Los Reglamentos de Marca de la UE (RMUE) y de Dibujos y Modelos Comunitarios (RDMC) seguirán siendo aplicables en el Reino Unido durante el período transitorio que finalizará el 31 de diciembre de 2020. Ello incluye, en particular, todas las disposiciones sustantivas y procedimentales, así como todas las normas relativas a la representación en procedimientos ante la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (en adelante, EUIPO por sus siglas en inglés).

Por lo tanto, todos los procedimientos ante EUIPO que conlleven motivos de denegación referentes al territorio del Reino Unido, derechos anteriores originarios del Reino Unido, partes o representantes domiciliados en el Reino Unido se desarrollarán igual que antes, hasta que concluya el período transitorio.

Ver página web de la EUIPO para más información

Marcas y diseños internacionales

En el caso de marcas internacionales, según la última información publicada el pasado 30 de enero de 2020 en la página web de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), “los registros internacionales bajo el Sistema de Madrid para el Registro Internacional de Marcas (el “Sistema de Madrid”) que designen a la Unión Europea, incluidas las designaciones realizadas durante el período transitorio, continuarán teniendo efecto en el Reino Unido durante este período”.

Además, los nacionales del Reino Unido y quienes estén domiciliados o tengan un establecimiento industrial o comercial real y efectivo en el Reino Unido, y a cuyo nombre se encuentre registrada una solicitud o un registro en la EUIPO, pueden continuar presentando solicitudes internacionales utilizando a la OMPI como Oficina de origen, durante el período de transición.

Lo mismo ocurre en el caso de diseños internacionales: “los registros internacionales del Sistema de La Haya para el Registro Internacional de Dibujos y Modelos Industriales (el “Sistema de La Haya”) que designen a la Unión Europea, incluidos los registros internacionales realizados durante el período de transición, continuarán teniendo efecto en el Reino Unido durante este período

El propio Acuerdo de Retirada prevé que el Reino Unido adoptará medidas para garantizar que las personas físicas o jurídicas que hayan obtenido protección antes del final del período transitorio para marcas o diseños internacionales registrados que designen a la UE, con arreglo al Sistema de Madrid o al Sistema de La Haya, gocen de protección en el Reino Unido para sus marcas o dibujos o modelos industriales con respecto a esos registros internacionales.

Patentes

De conformidad con la última información publicada en la página web de la Oficina de Propiedad Intelectual de Reino Unido (en adelante, IPO por sus siglas en inglés) el pasado 30 de enero: “los derechos de los titulares españoles de patentes europeas con efectos en el Reino Unido y de patentes PCT que hayan extendido sus efectos en Reino Unido no se verán afectados y los agentes de patente europea domiciliados en el Reino Unido podrán seguir representando a los solicitantes ante la Oficina Europea de Patentes”.

Sin embargo, en el caso de los Certificados Complementarios de Protección (CCP) se prevén discordancias, especialmente en relación con la dispensa de fabricación o “manufacturing waiver” regulada en el Reglamento (UE) 2019/933 del Parlamento Europeo y del Consejo de 20 de mayo de 2019 por el que se modifica el Reglamento (CE) n.o 469/2009 relativo al certificado complementario de protección para los medicamentos, en vigor desde julio de 2019. Si bien la voluntad de la IPO es mantener los sistemas y procedimiento actuales, la legislación aplicable emana de la UE.

Por otro lado, cabe destacar que algunas áreas específicas del procedimiento de patentes han sido ajustadas por el Reglamento de Patentes aprobado en Reino Unido en 2019, son las siguientes:

  • Licencias cruzadas con derechos de variedades vegetales: A partir del 1 de enero de 2021, los derechos comunitarios de variedades vegetales ya no tendrán efecto en el Reino Unido. Sin embargo, los titulares de patentes superpuestas y derechos de variedades vegetales podrán solicitar licencias obligatorias basándose en los derechos de obtentor del Reino Unido para evitar que un derecho interfiera con el uso del otro. Esto incluirá los derechos comunitarios de variedades vegetales que se conviertan en derechos del Reino Unido al final del período de transición.
  • Caución: A partir del 1 de enero de 2021, el Reino Unido quedará fuera de los acuerdos de cooperación judicial civil conforme a los cuales el Reino Unido no puede solicitar la caución prevista en su normativa para procedimientos ante la IPO a un residente en el EEE. Ello implica que cualquier persona que resida fuera del Reino Unido puede estar sujeta al pago de dicha caución.

Por lo demás, no habrá cambios significativos en los requisitos legales o los procesos de solicitud. En particular, las solicitudes de patentes y de certificados complementarios de protección (“CCPs”) que se encuentren pendientes se seguirán evaluando sobre la misma base, y se podrán seguir presentando nuevas solicitudes. Los procedimientos judiciales que se encuentren en curso en relación con estos derechos o licencias, continuarán sin verse afectados y la IPO ha asegurado que cualesquiera derechos o licencias en vigor en la fecha en que finalice el periodo transitorio permanecerán en vigor.

Por otro lado, las condiciones para patentar invenciones biotecnológicas se mantendrán vigentes. Los examinadores de patentes continuarán aplicando la misma ley cuando analicen las solicitudes de patentes en esta área. Los terceros que deseen cuestionar la validez de una patente podrán hacerlo por los mismos motivos que en la actualidad.

Las empresas del Reino Unido, la UE y de terceros países podrán seguir obteniendo una licencia obligatoria para fabricar un medicamento patentado para satisfacer una necesidad de salud específica en un país en desarrollo.

Para los ensayos de productos farmacéuticos, las empresas del Reino Unido, la UE o de terceros países pueden seguir confiando en las excepciones a la infracción de patentes previstas para diversos estudios, ensayos y pruebas realizados en un producto farmacéutico.

Más información:

 

Covadonga Perlado Díez

 

 

 

Etiquetas:
Categorias: Propiedad Industrial