‘Propiedad Industrial’

RESTRICCIONES A LOS INVENTORES PARA PROTEGER SUS INVENCIONES EN EL EXTRANJERO.

Un inventor debe solicitar la protección para su invención en el país en el que reside. Esta obligación se incluye en la ley de patentes de la mayoría de los países del mundo y su objetivo es salvaguardar la seguridad nacional de aquellos países en donde se desarrollan las invenciones.

Una norma que puede ser fácil de llevar a la práctica en el caso de un único inventor, deja de serlo cuando el número de inventores aumenta y, sobre todo, cuando son de distinta nacionalidad. Además, si el centro de investigación está en un país diferente de la empresa a la que pertenece la invención, las posibles interferencias son cada vez mayores. Así, combinando inventores y solicitantes de distintas nacionalidades y/o países de residencia se podría llegar a una situación casi caótica a la hora de decidir en qué país se presenta la primera solicitud de patente.

Pero la dificultad no acaba aquí. En la actualidad no existe homogeneidad alguna en las invenciones sometidas a esta obligación. Algunos países sólo imponen restricciones sobre invenciones con importancia nuclear o militar, mientras que en otros, sin embargo, la restricción afecta a cualquier invención. El procedimiento tampoco es común, mientras que en unos países es obligatorio presentar el primer depósito, en otros, es suficiente con solicitar un permiso para presentar en el extranjero la solicitud de patente de la invención.

 

Japón, Méjico, República de China, Indonesia  y Australia son algunos de los países que no obligan a sus inventores a presentar el primer depósito en su país. En el polo opuesto están, entre otros, Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Alemania, España, Italia, China, Corea del Sur, India, Canadá, Nueva Zelanda y Singapur. Las sanciones por no presentar el primer depósito en el país de residencia pueden ir desde una multa, a varios años de cárcel, pasando por la imposibilidad de solicitar protección para la invención en dicho país. Una vez presentada una solicitud de patente en una oficina nacional, se procede a examinar la invención allí recogida al objeto de discriminar si su objeto afecta a los intereses para la defensa nacional. La duración de este trámite depende del país y puede variar entre las seis semanas del Reino Unido y los seis meses de Estados Unidos. Hasta que no finaliza este trámite, el inventor no puede proteger su invención en el extranjero. Sin embargo, en algunos países es posible pedir una licencia para poder presentar la solicitud de patente en otro país antes de que acabe este periodo (por ejemplo, Reino Unido, Italia, España).

 

¿QUÉ OCURRE EN ESPAÑA?

En virtud del artículo 122, del Título XII, que hace referencia a las patentes secretas, de la Ley de Patentes, se desprende la obligación de presentar inicialmente en nuestro país las invenciones realizadas por residentes en España y que han tenido lugar en este país. Cuando el inventor resida habitualmente en España, se presume, salvo prueba en contrario, que la invención se realizó en territorio español, por lo que, de acuerdo con el citado artículo debería presentar la solicitud de patente en España.

Además, el solicitante no podrá solicitar la patente en el extranjero hasta dos meses después de la fecha de la solicitud y, en caso de que quiera hacerlo antes, deberá solicitar la correspondiente autorización.

La OEPM no puede vigilar que se incumpla esta obligación, pero el solicitante debe tener en cuenta que de hacerlo estaría actuando contra la legislación. Por todo ello, antes de proceder a presentar una solicitud de patente en cualquier país es conveniente consultar con un agente de la propiedad industrial del país de los inventores.

Etiquetas:

Patentes Históricas: El ratón

Vamos a ocuparnos de una invención sin la cual no podríamos entender el mundo de la informática actual. Se trata del ratón informático o “mouse” como también se lo denomina. Cualquier profano pensaría que su invención habría tenido lugar en los años durante los cuales se popularizó la informática, es decir la década de los 80, cuando la utilización de los primeros ordenadores suponía sumergirse en pantallas oscuras y adquirir conocimientos de complicados lenguajes y sistemas operativos. Pero no, fue en 1968, cuando su inventor Douglas Engelbart realizó una demostración de su invención en el Augmentation Research Center manejando un ordenador tipo mainframe de 192 Kilobytes situado a 25 millas de distancia. Ya había habido algunos precedentes, pero se habían mantenido secretos dentro de la investigación militar.

Patente del ratón de Engelbart

Este primer ratón tenía dos ruedas metálicas, una para desplazar el ratón en el eje horizontal y otra rueda para el eje vertical. También tenía un botón para hacer clic.

 Foto del primer ratón

Engelbart obtuvo su patente (US 3541541) en 1970, pero cuando su uso se popularizó con el lanzamiento por parte de Apple del Macintosh, la patente ya había caducado, con lo que apenas recibió beneficios económicos de su invención. Posteriormente el ratón fue evolucionando, en primer lugar surgió el ratón mecánico, con la conocida bola de goma, y a continuación el óptico, el de láser, el inalámbrico, etc.

Etiquetas:

Firma Convenio de colaboración entre la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM) y la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC), en materia de Propiedad Industrial.

Hoy 25 de febrero ha tenido lugar en el Rectorado de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, la firma de un convenio de colaboración entre la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM) y la Universidad de las Palmas de Gran Canaria (ULPGC), en materia de Propiedad Industrial.

Los firmantes del mismo fueron el Rector de la ULPGC y el Presidente de la Oficina Española de Patentes y Marcas y Subsecretario de Industria, Energía y Turismo que pusieron de manifiesto la importancia de la Propiedad Industrial para la Universidad, especialmente las patentes.

Este Convenio tiene como objeto establecer un marco de cooperación entre la OEPM y la ULPGC, con el fin de facilitar, impulsar y estimular el conocimiento y la utilización de los derechos de Propiedad Industrial: patentes, marcas y diseños industriales dentro de la ULPGC, permitiendo establecer un canal bidireccional de comunicación.

Ambas instituciones colaborarán en la difusión de los derechos de Propiedad Industrial entre estudiantes y personal investigador de la ULPGC lo que contribuirá a mejorar la competitividad de la Universidad y redundará en el beneficio de la isla.

El Presidente de la Oficina Española de Patentes y Marcas y Subsecretario de Industria, Energía y Turismo, Enrique Hernández Bento, destacó que el actual sistema de valoración de la investigación en la Universidad, está más centrado en publicar que en valorar realmente los resultados de la misma y su impacto social, lo que determina que España ocupe posiciones relevantes en cuanto al número de publicaciones científicas, pero no tan relevantes en lo que respecta al número de solicitudes de patentes.

Así mismo se congratuló de que una Universidad canaria pudiera adoptar en un futuro cercano las medidas y acciones necesarias para una progresiva inclusión de la enseñanza de la Propiedad Industrial en los planes de estudios especialmente en Facultades de Ciencias, Empresariales, Económicas y Escuelas de Ingeniería y Arquitectura.

Etiquetas:

Las Comunidades Autónomas con mayor Actividad inventiva en Patentes, en el año 2012

Según las estadísticas elaboradas por el Servicio de Estadísticas y Estudios de la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM), Aragón y la Comunidad Foral de Navarra han resultado ser las regiones españolas con más actividad inventiva en el año 2012, con un ratio de 172 y 141 solicitudes de patentes por millón de habitantes, respectivamente, seguidas de La Rioja con 117.

Comunidades como Madrid o Cataluña, con un importante tejido empresarial y universitario, y que en términos absolutos son las Comunidades Autónomas con mayor número de solicitudes de patentes, ocupan las posiciones 4ª y 6ª en el ranking de patentes.

 

Etiquetas:

El Gobierno aprueba la Estrategia Española de Ciencia y Tecnología y de Innovación

El pasado 1 de febrero, el Consejo de Ministros aprobó la Estrategia Española de Ciencia y Tecnología y de Innovación y el Plan Estatal de Investigación Científica y Técnica y de Innovación. Ambos documentos son los pilares sobre los que se asienta el diseño de la política del Gobierno en I+D+i para los próximos años y tienen como objetivo el reconocimiento y promoción del talento, el impulso del liderazgo empresarial en I+D+i, el fomento de la investigación científica y técnica de excelencia, y el desarrollo de actividades orientadas a resolver los retos globales de la sociedad.


 

De estos documentos se desprenden numerosas referencias a la importancia de promover actuaciones de apoyo a la innovación y la protección de los derechos de propiedad industrial, entre las que destacamos:

  • El estímulo de la I+D+I colaborativa orientada a la demanda del tejido productivo: basado en la colaboración pública-privada y la adopción de medidas e instrumentos destinados a mejorar la calidad y seguridad jurídicas en materia de colaboración científica y desarrollo tecnológico facilitando la gestión estratégica de los derechos de propiedad intelectual e industrial y favoreciendo la implantación de sistemas de innovación abiertos.
  • Desarrollo de un entorno favorable a la I+D+I: dotar al Sistema de un modelo de gestión de los derechos de propiedad industrial e intelectual adecuado.
  • Transferencia del conocimiento: definir modelos de protección del conocimiento y de los resultados de la investigación que faciliten su transmisión y su utilización garantizando la gestión estratégica de los derechos de propiedad industrial e intelectual y transferencia de conocimiento.
  • Internacionalización y liderazgo internacional: Potenciar la presencia internacional de empresas españolas innovadoras, reforzar la “MARCA ESPAÑA” y respaldar las acciones que se lleven a cabo en el marco de la política exterior del Estado, contribuyendo a potenciar las relaciones y colaboraciones de España con terceros países en el ámbito de la ciencia, la tecnología y la innovación. 
  • Indicadores de esfuerzo y de resultados: Se señala como objetivo un crecimiento del 25% y del 50% para el año 2016 y 2020 respectivamente en los siguientes indicadores,
    • Nº de patentes solicitadas en tecnologías emergentes generadas.
    • Nº de solicitudes (nacionales e internacionales) con informe del estado de la técnica favorable en tecnologías emergentes.
    • Nº de patentes solicitadas en diferentes tecnologías facilitadoras esenciales.
    • Nº de patentes solicitadas y su distribución sectorial vinculadas a los retos de la sociedad
  • Programa estatal de I+D+I orientada a los retos de la sociedad: Acciones de dinamización para desarrollar nuevos modelos, estructuras y plataformas de negocio e internacionalización, incluyendo el diseño de herramientas on-line que favorezcan la aproximación e integración de emprendedores, tecnólogos, inventores y capital riesgo para la creación de nuevas empresas de base tecnológica.
  • Etiquetas: