Stephen Downes y la teoría del conectivismo.

El pasado sábado dentro del XII Congreso Internacional de Teoría de la Educación celebrado en Barcelona y organizado por el Departamento de Teoría e Historia de la Educación de la Universidad de Barcelona, Stephen Downes presentó un esquema general de la teoría del conectivismo en su ponencia titulada: “Connectivist Learning: How New Technologies Are Promoting Autonomy and Responsibility in Education”. Para sorpresa de algunos de los presentes (me incluyo), la ponencia de Downes no despertó un interés especial entre los participantes del congreso. Parece ser que todavía en el contexto español de la teoría educativa el personal docente e investigador está más interesado en seguir desmenuzando los textos anacrónicos e idealistas de Delors, los estadios prooccidentales del desarrollo moral de Kohlberg,  o la utopía moderna seudolibertaria de Ferrer i Guàrdia; al tiempo que da la espalda a la discusión de los nuevos paradigmas y enfoques teóricos que se desprende de un contexto tecnológico cambiante.

Lo interesante del conectivismo es que en la actualidad supone una de los primeros intentos por elaborar una teoría capaz de dar respuesta a los nuevos desafíos que las tecnologías suponen para el aprendizaje. Así, a raíz del fenómenos de la web 2.0 en la red, autores como Downes han iniciado un trabajo de redefinición y búsqueda de nuevos referentes teóricos que permitan detectar la forma en los paradigmas educativos que han primado en el contexto de la pedagogía deben ser pensados de nuevo y reubicados en un contexto cuyos referentes epistemológicos han cambiado sustancialmente. En este sentido el conectivismo, siguiendo lo expuesto por otro de sus más reconocidos teóricos George Siemens, se distancia de las corrientes teóricas del aprendizaje que tradicionalmente han protagonizado el debate pedagógico, esto es: el conductismo, cognitivismo y el constructivismo.

De hecho, según Siemens, una tendencia compartida por estas tres corrientes es que los resultados del aprendizaje tiene lugar exclusivamente en el interior de las personas, por lo que el individuo se presenta en todas ellas como el eje centrar de estudio y objeto último de toda articulación teórica del aprendizaje. Siendo el conectivismo, como corriente teórica, un intento por integrar nuevos referentes provenientes de la teoría del caos, el trabajo en red, los paradigmas de la complejidad y las alternativas de la autogestión del aprendizaje. De ahí que el conocimiento, dentro de la teoría del conectivismo desarrollando por Siemens y Downes, sea concebido como un fenómeno que puede residir fuera de las personas, tal es el caso de un sistema informático o una organización social.

 

Asimismo, algo interesante del conectivismo, y esto fue un aspecto crucial en la ponencia de Downes en Barcelona, es que prescinde de la educación (es su más amplio sentido de la palabra). De hecho, durante su participación, apenas hizo mención explícita alguna al rol de la educación dentro del conectivismo,  y tampoco a los educadores como elementos que pueda tener la más mínima presencia en el modo en que los individuos aprenden en red. Aspecto de gran interés, ya que: ¿debe todavía extrañarnos que en un mundo donde los intermediarios (distribuidores de música y cine, comerciales, repartidores de prensa, almacenistas de bienes de consumo) están desapareciendo como consecuencia de las posibilidades que ofrecen las tecnologías, quienes durante siglos han vivido de la transmisión, generación, invención y tergiversación del conocimiento salgan indemnes? Todo parece indicar que no.

No obstante, si bien el conectivismo consigue dar en el clavo a la hora de analizar las consecuencias del nuevo cambio de paradigmas propio de las tecnologías de la información y la comunicación, también es cierto que esta teoría presenta aún algunos problemas en su formulación teórica. Así, en su intento por revindicar la capacidad que los sistemas de herramientas poseen para generar conocimiento y ser depositarias de procesos de aprendizaje, en cierta forma, pareciera que los seres humanos y la forma en que estos desarrollan su pensamiento queda equiparado a los procesos mediante los cuales las nuevas tecnologías almacenan y hacen uso de la información. Y es que el uso de metáforas por parte de quienes están desarrollando el conectivismo no está resultado, por lo general, muy acertado.

De ahí que todavía sean muchas las cuestiones que el conectivismo debe afrontar. Mientras escuchaba la ponencia de Downes en Barcelona éstas fueron algunas de las cuestiones que anoté en mi cuaderno (todavía llevo papel y bolígrafo a los congresos…lo siento…): ¿Es posible pensar que los individuos pueden “conectarse” unos con otros hasta generar una red orgánica de aprendizaje? ¿Es el término “conexión” aplicable a la relación que puede establecerse entre seres humanos? ¿O son sólo las máquinas las que se conectan? ¿En qué modo este modo de entender el aprendizaje modifica la percepción del “otro”? ¿Y del “yo”? ¿Será el mundo natural también un contexto al que podemos “conectarnos”? ¿Y entonces el universo una base de datos que hay que almacenas e interpretar?

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Acabo de “conectarme a este blogs sobre la teoria del conectivismo, y estoti en tiotal acuerdo con lo que comenta este autor en el articulo propuesto. Intentare en parte dar respuesta a alguna de las preguntas que se hacen al final del mismo, concretamente a ¿es posible pensar que los individuos pueden conectarse unos con otros hasta generar una red organica de aprendizaje?.
Mi respuesta es bastante sencilla, yo creo que si en posible pero la conexión seria no de forma organica, porque esto suena muy cientifico, seria una red virtual, ya que las personas al conectarse a internet no estan siendo vistas por nadie. Pero si selleva uno de los temas mas inportantes que se pretenden es la comunicación con todos sus elementos, ya que en mi opinión de debe de dar paso a los modelos de aprendizaje tradicionales y centrarse en las nuevas tecnologias. de teste modo el aprendizaje es mas significativo, util ya que se da de forma inmediata.

Acabo de entrar en este blog para hacer una reflexión sobre el tema. Para mi el conectivismo es la utilización de redes para describir el conocimiento y el aprendizaje. En una sociedad compleja, como en las que la mayoría de nosotros estamos inmersos, el conocimiento es distribuido e interconectado. Actividades como construir un auto o un avión, manejar un centro médico, o apoyar un sistema legal, no pueden ser completadas por individuos. La mayoría de los campos son tan complejos que no hay ningún individuo que pueda “saberlo todo”. El conocimiento entonces es distribuido a través de una red de individuos y, cada vez más, agentes tecnológicos. El aprendizaje es el proceso de acrecentar y moldear esas redes de conocimiento.

[...] El pasado sábado dentro del XII Congreso Internacional de Teoría de la Educación celebrado en Barcelona y organizado por el Departamento de Teoría e Historia de la Educación de la Universidad de Barcelona, Stephen Downes presentó un esquema general de la teoría del conectivismo en su ponencia titulada: “Connectivist Learning: How New Technologies Are Promoting Autonomy and Responsibility in Education”. Para sorpresa de algunos de los presentes (me incluyo), la ponencia de Downes no despertó un interés especial entre los participantes del congreso. Lo interesante del conectivismo es que en la actualidad supone una de los primeros intentos por elaborar una teoría capaz de dar respuesta a los nuevos desafíos que las tecnologías suponen para el aprendizaje. Stephen Downes y la teoría del conectivismo. [...]

para mi el conectivismo es un red donde todos nos podremos juntar para poder aprender, donde se puede educar y tomar muchos conocimientos, ya ha habido cosas que se han costruido a través de una red de conectivismo pero esta claro que todo lo que vamos a aprender es virtual y que no vaos a poder estar en el momento en persona para percibir gestos, sensaciones, emociones… en conclusion con el conectivismo avanzaremos mucho pero también vamos a perder el contacto natural.

El Conectivismo creo que no puede ser considerado tan sólo un modelo pedagógico que pretenda orientar o modificar las prácticas docentes. Es el resultado de una recuperación de teorías anteriores como la del Cognitivismo o el Constructivismo, forzada por una realidad comunicativa y de aprendizaje, propia de esta “era digital”, en la que nos encontramos.
El desarrollo de la Web ha generado formas de aprendizajes abiertas, heterogéneas, en la que se nos ofrece la posibilidad de estar conectados con muchas personas. Se nos ofrece la posibilidad de tener fuentes nuevas por las que adquirir conocimientos , no olvidandonos de los modelos tradicionales, reforzados más que por nuevas tecnologías, por aparatos nuevos como pueden ser el ordenador, el móvil, entre otros.

El conectivismo puede ser considerado como solución ante las nuevas tecnologías capaz de integrar a las personas,capaz de reinvidicar los sistemas informaticos como generadores de conocimiento. Estamos en un mundo abierto y del que formamos parte cuando abrimos nuestro pensamiento y recibimos información. Estamos en un mundo en continuo proceso de cambio y de aprendizaje.
Pero no debemos de olvidarnos de una cosa y es que el dirige el proceso de aprendizaje somos nosotros y no debemos caer en la tentación de ser sustuidos por máquinas. Nosotros tratamos personas y no máquinas. Deben ser una ayuda, un equipaje de mano en nuestra futura labor docente.

Pues yo pienso que el conectivismo tiene sus cosas positivas y sus cosas negativas. Como aspectos positivos pues podemos interaccionar más con otras personas, incluso de forma instantánea a veces y reside fuera de las personas.

Y como aspectos negativos creo que como han dicho mis compañeros anteriormente se pierde contacto directo con la otra persona y esto es algo que estamos viendo mucho últimamente en nuestra sociedad, ya que cada vez hay personas más cerradas, que les cuesta relacionarse con los demás y yo pienso que en gran medida es culpa de las nuevas tecnologías.

Peor en líneas generales estoy a favor del conectivismo pero usándolo de una forma moderada y combinándolo con los otros modelos y como vemos en el texto se le da poco enfoque en la enseñanza hoy día y creo que habría que darle más, porque es el futuro.

El Conectivismo no puede ser considerado solamente como un modelo pedagógico que pretenda orientar o modificar las prácticas docentes sino que tambien es el resultado de una recuperación de teorías anteriores como la del Cognitivismo o el Constructivismo.
No debemos olvidarnos que el que dirige el proceso de aprendizaje somos nosotros y no debemos caer en la tentación de ser sustuidos por máquinas.Deben ser una ayuda, un refuerzo que colabore en nuestra futura labor docente.

(requerido)

(requerido)


*