Barcelona tratará con mano dura a quienes malgasten el agua.

Desde principios de abril los ciudadanos del área metropolitana de Barcelona deberán hacer buen uso del agua que consumen. La región sufre la sequía más severa de los últimos decenios, por lo que ante la escasez de recursos se ha modificado el reglamento de abastecimiento para sancionar con hasta 3.000 euros el despilfarro de agua. La medida afectará a actividades como el lavado de coches, el riego de jardines y el llenado de piscinas.

 

[Grupo de Procesos y Sistemas de Ingeniería Ambiental,
Universidad Autónoma de Madrid]

 

 

Desde principios de abril son efectivas las sanciones por malgastar agua en el Área Metropolitana de Barcelona (Europa Press). Los 33 municipios que forman el Área Metropolitana de Barcelona empezarán a partir de hoy a multar a aquellos ciudadanos que malgasten agua potable. Las multas que se prevén podrán llegar a alcanzar los 3.000 euros en el caso de que se consideren muy graves, como ocurrirá en el caso del uso de este recurso para llenar grandes piscinas o para regar jardines de más de 3.000 metros cuadrados.

Las nuevas sanciones forman parte de una modificación del reglamento de abastecimiento de agua potable que aprobaron, el pasado jueves, estos municipios de forma definitiva, en el último encuentro de la Entitat del Medi Ambient (EMA), el órgano metropolitano que los agrupa. Se prevén sanciones de 30 euros a quien lave el coche en la vía pública utilizando agua potable, y 50 euros a quienes utilicen este recurso para regar jardines pequeños, de menos de 250 metros cuadrados de superficie.

La gravedad de las sanciones será proporcional al tamaño de la piscina o jardín en cuestión. Así, los multados tendrán que abonar hasta 750 euros por una sanción leve, hasta 1.500 por una grave, y hasta 3.000 euros por una muy grave. En el caso de que el sancionado reincida dos veces en un mismo comportamiento por el que ha sido multado, ello se considerará una infracción muy grave, por lo que se podría llegar a ordenar el precinto de la toma de agua potable en cuestión.

Algunos ejemplos de sanciones leves son, además del lavado de coches con agua potable, el riego de jardines de entre 250 y 1.000 metros cuadrados con agua de boca (200 euros) o llenar piscinas de 12 metros de altura por seis de ancho (20 euros).

Si los jardines tienen una extensión de entre 1.000 y 3.000 metros cuadrados con agua potable, ello se considerará una sanción grave, y la multa será de 800 euros. También se considerará una infracción grave llenar piscinas con agua de boca de 12 metros de alto por 25 de ancho, y en este caso el importe ascenderá a los 700 euros.

Las sanciones muy graves serán por el riego de jardines de más de 3.000 metros cuadrados (multa de 2.500 euros) o el llenado de piscinas más grandes de 52 metros de ancho con agua de boca (2.800 euros).

Serán los Ayuntamientos quienes gestionen las sanciones, e inspectores municipales, policías locales y los Mossos d’Esquadra se encargareán de detectar el consumo improcedente de agua de boca. Los municipios que forman parte de las EMA son Barcelona, Badalona, Badia del Vallès, Barberà del Vallès, Begues, Castellbisbal, Castelldefels, Cerdanyola, Cornellà de Llobregat, Esplugues de Llobregat, Gavà, L’Hospitalet de Llobregat, Molins de Rei, Montcada i Reixac, Pallejà, El Papiol, El Prat de Llobregat, Ripollet, Sant Adrià de Besòs, Sant Andreu de la Barca, Sant Boi de Llobregat, Sant Climent de Llobregat, Sant Cugat del Vallès, Sant Feliu de Llobregat, Sant Joan Despí, Sant Just Desvern, Sant Vicenç dels Horts, Santa Coloma de Cervelló, Santa Coloma de Gramenet, Tiana, Torrelles de Llobregat y Viladecans.

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Que se entiende por malgastar el agua? riego agrícola mal aplicado? no se….

(requerido)

(requerido)


*