Aparecen miles de peces muertos en el Parque Natural de Arribes del Duero

En las aguas del río Duero a su paso por los embalses de Castro y Villalcampo, en el Parque Natural de Arribes en Zamora han aparecido miles de peces muertos. Los resultados de los primeros análisis de las muestras de agua recogidas, han confirmado que la baja concentración de oxígeno disuelto en el agua es la causa más probable de la mortandad. El problema ha causado tal preocupación en la zona que algunos ayuntamientos han emitido bandos prohibiendo el consumo de agua.

[CyPS-UCM-Grupo de Catálisis y Procesos de Separación]

Durante los últimos días han aparecido miles de peces muertos flotando en las aguas del río Duero a su paso por los embalses de Castro y Villalcampo, en el Parque Natural de Arribes en Zamora. Se han llegado a recoger en tres días hasta cinco mil ejemplares de barbos y alburnos fundamentalmente, aunque en menor medida también de carpas y lucios.

El problema tiene unas dimensiones inesperadas. La mortandad de peces se extiende a unos seis u ocho kilómetros a lo largo del Duero por el Parque Natural de Arribes y concentrados fundamentalmente en las inmediaciones del embalse de Castro. Aunque entre los peces muertos hay ejemplares de todos los tamaños, testigos presenciales aseguran que buena parte de los ejemplares retirados o que flotan en las aguas del Duero destacan por su espectacular tamaño. También se ha podido comprobar la aparición de algunas anguilas muertas, una especie que se daba prácticamente por extinguida en esta parte del Duero.

El problema ha causado tal preocupación en la zona que algunos ayuntamientos han emitido bandos prohibiendo el consumo de agua. Los vecinos de los pueblos cercanos a este tramo de los Arribes se han visto obligados a consumir agua embotellada. Villardiegua, Villadepera, Carbajosa y Pino, las localidades que toman agua directamente del cauce del río para el abastecimiento de los vecinos, han dejado de beber agua del grifo a la espera de que se aclare el origen de la contaminación de las aguas del Duero. Los vecinos piensan que algo extraño ha tenido que suceder, ya que el río en esa zona es muy profundo y no hay posibilidad de que el calor afecte a la calidad de las aguas y tampoco hay accesos a las orillas que puedan facilitar algún vertido tóxico.

La Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) se encuentra recabando información ya que las centrales hidroeléctricas que operan en la zona podrían estar relacionadas en este suceso. En el marco de las investigaciones, la Confederación Hidrográfica del Duero también ha solicitado a Iberdrola, la empresa titular de los embalses, información en relación con la explotación de las presas. Con los datos obtenidos se trataría de comprobar si se han realizado labores de mantenimiento o turbinación que pudieran haber provocado la liberación de gases tóxicos.

Por el momento, los resultados de los primeros análisis de las muestras de agua recogidas por la CHD, han confirmado que la baja concentración de oxígeno disuelto en el agua es la causa más probable de la mortandad. Además, los técnicos de la Confederación continuarán recogiendo y analizando nuevas muestras de agua en ambos embalses para estudiar las causas que han motivado el descenso en los niveles de oxígeno.

Los resultados de esos primeros análisis han sido remitidos a los servicios territoriales de Medio Ambiente y de Sanidad en Zamora, como organismos competentes en materia de abastecimiento y ecosistemas acuáticos, así como a la Subdelegación del Gobierno.

Mientras trabajan los laboratorios, continúan en el río las labores de retirada de cadáveres de peces; una operación que realizan operarios del Servicio de Medio Ambiente, en colaboración con los de Confederación y la propia empresa Iberdrola.

La aparición de los peces muertos en aguas del Duero ha reactivado el malestar existente en pueblos del embalse del Esla, donde llevan todo el verano viendo peces muertos en las orillas o flotando sobre el manto de agua. Aunque en los últimos días se ha estado limpiando la zona, lo cierto es que existe preocupación por el origen de una mortandad que afecta fundamentalmente al alburno.

Por otra parte, la Confederación Hidrográfica del Duero ha abierto un periodo de consultas, que finaliza en enero de 2009, para que aquellos ciudadanos que lo deseen presenten sus propuestas al “Esquema Provisional de Temas Importantes en materia de gestión de las aguas”. Se trata de un documento elaborado por el Organismo de cuenca en el que se describen los problemas actuales y previsibles que existen, en materia de gestión del agua, en la cuenca del Duero así como las posibles alternativas de actuación dirigidas a resolverlos.

Las sugerencias que se reciban serán estudiadas y valoradas en un informe de análisis del que saldrá el documento final del Esquema de Temas Importantes. En base a este documento, y una vez sometido al informe del Consejo del Agua de la Demarcación, se preparará el nuevo Plan Hidrológico de la cuenca del Duero.

El “Esquema provisional de temas importantes en materia de gestión de aguas” puede consultarse ya en la página web del Organismo de Cuenca. Los temas importantes se agrupan en cuatro bloques; los relacionados con el cumplimiento de los objetivos ambientales; los relacionados con la satisfacción de las demandas; los que tratan fenómenos meteorológicos extremos, tales como sequías o inundaciones; y, por último, aquellos vinculados con el refuerzo de la actual gestión y administración de los recursos.

En definitiva, el documento incluye todas aquellas cuestiones que pueden plantear problemas en un futuro o que ya están dando problemas en la cuenca del Duero tales como la calidad de las aguas y el control de los vertidos, el deterioro y la desaparición de zonas húmedas y de los ecosistemas acuáticos, los diferentes usos del agua, la modernización de regadíos y otros muchos aspectos de la gestión del dominio público hidráulico que deben ser adaptados a las obligaciones que comporta la aplicación en nuestro país de la Directiva Marco del Agua.

Los Organismos de Cuenca, se constituyeron en las cuencas hidrográficas intercomunitarias, o que exceden del ámbito territorial de una Comunidad Autónoma. Dichos Organismos, que adoptan la denominación de Confederaciones Hidrográficas , tienen una larga tradición en la historia hidrológica de nuestro país, pues parten del Real Decreto publicado en la Gaceta del 5 de marzo de 1926, recibiendo el rango de Decreto ley el 28 de mayo del mismo año. Las primeras Confederaciones fueron las del Ebro (creada el 5 de marzo de 1926), la del Segura, las del Duero y del Guadalquivir (1927) y la del Pirineo Oriental (1929), pero el proceso completo de creación fue dilatado en el tiempo, sobre todo en las cuencas del Norte de España, no organizadas como Confederación hasta el año 1961.

Tal como fueron concebidas en la Ley de Aguas de 1985, las Confederaciones Hidrográficas son entidades de derecho público con personalidad jurídica propia y distinta de la del Estado y con plena autonomía funcional, figurando entre sus funciones la administración y control del dominio público hidráulico y la elaboración, seguimiento y revisión del Plan Hidrológico.

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*