ESPAÑA LÍDER EN DESALACIÓN

Las grandes protagonistas de que la inmensa masa de agua oceánica pueda ser útil para el consumo humano son las empresas españolas. No es solo que España sea la primera potencia del mundo en desalación, es que nuestras empresas están en los primeros puestos del sector y construyen y gestionan las instalaciones desaladoras más grandes del mundo. Estos últimos años no paran de hacerse con megacontratos en los cinco continentes. Recientemente, Acciona ha ganado un contrato para el diseño, construcción y operación durante siete años de la ampliación de la desaladora de Fujairah, con capacidad para 592.000 metros cúbicos al día.

[Grupo de Ingeniería Química y Ambiental. URJC]

Las grandes protagonistas de que la inmensa masa de agua oceánica, el 97,5% de toda la existente en la Tierra, pueda ser útil para el consumo humano son las empresas españolas, ligadas en su mayor parte a los grandes grupos constructores, Acciona, Ferrovial, FCC o Sacyr. Paso a paso, se han ido haciendo con un trozo cada vez más grande de la tarta del negocio mundial de las infraestructuras de desalación de agua.

No es solo que España sea la primera potencia del mundo en desalación, es que nuestras empresas están en los primeros puestos del sector y construyen y gestionan las instalaciones desaladoras más grandes del mundo. Muy centradas en el mercado doméstico hasta hace poco, estos últimos años no paran de hacerse con megacontratos en los cinco continentes, desde Egipto hasta California, desde Chile hasta Australia, pasando por Israel, considerada, por más señas, una de las potencias del agua en el mundo y en el que Sacyr ganó un contrato en 2009 para construir una planta con capacidad para 270.000 metros cúbicos al día.

A los grupos constructores españoles les ha ayudado su capacidad probada en el diseño, la construcción y gestión de instalaciones, igual que su experiencia en la estructuración de proyectos de financiación y la calidad de las ingenierías nacionales. De hecho, una de las empresas más exitosas no es una constructora, sino una ingeniería, la madrileña Ecoagua, con decenas de contratos en Chile, Ghana, Arabia Saudí, Argelia, Abu Dabi, Brasil, California y Massachusetts. Y aun cuando España no tiene gran presencia en las tecnologías químicas o de tratamiento (donde destacan las americanas Nalco o Dow Chemicals y la japonesa Toray), ello no impide que se hayan producido aquí innovaciones muy interesantes.

El espectacular despegue se ha visto impulsado por una auténtica era dorada de la desalación. Según el Worldwide Desalting Plant Inventory, la capacidad de desalación en el mundo se incrementó un 64% entre 2007 y 2012, de 47,6 a 78,4 millones de metros cúbicos/día, suficiente para dar servicio a 300 millones de personas. Y por insólito que parezca, el crecimiento fue aún mayor entre 1995 y 2005. Aun cuando el mercado sigue en ascenso, crece menos que hace unos años, cuando iba a ritmos del 15% o del 20% anual, lo que se debe a los problemas presupuestarios y a las dificultades de financiación. Aun así, el sector se muestra optimista. El potencial de crecimiento es brutal. Decenas de países emergentes tienen problemas de agua que deberán resolver. La escasez de agua en el norte de África, Oriente Próximo, India o Australia, unida al crecimiento de la población, el desarrollo industrial, la contaminación de los recursos hídricos y el cambio climático, exigirán soluciones. Según Global Water Intelligence, el actual 1% de la población del mundo que depende de agua desalada subirá hasta el 25% en 2025. Se espera, pues, que las 7.000 desaladoras que hay en el mundo (en 150 países) se multipliquen. Ahora mismo se están levantando plantas cada vez más gigantescas como la de Victoria, en Melbourne (440.000 metros cúbicos/día) o la de Magtaa, en Argelia (500.000 metros cúbicos/día). Según el Cleantech Group, China ha puesto en marcha inversiones por valor de 3.000 millones de dólares en desalación. E India, con enormes espacios desérticos, triplicará de aquí a 2017 su red de desaladoras, de 180 a 500.

Acciona Agua, líder mundial en desalación por ósmosis inversa, construye plantas cada vez más grandes, como la de Bekton, en Londres (150.000 metros cúbicos/día), o la de Adelaida, en Australia (300,000 metros cúbicos/ día), una de las más grandes del mundo, con 1.400 millones de euros de inversión. El 47% de su capacidad instalada (70 plantas) está fuera de España, en Argelia, Arabia Saudí, Venezuela, Italia, Perú, Chile, EE UU o Reino Unido. Acciona se ha visto galardonada con varios premios por su desaladora de Londres, contratada por Thames Water y capaz de abastecer a un millón de londinenses, la planta destaca por el uso de energías renovables y la reutilización del 85% de la energía consumida en la desalación.

Figura 1. Proyecto de la Desaladora de Fujairah (Acciona).

Recientemente, la empresa mixta Emirates Sembcorp Water & Power Company,  formada por Abu Dhabi Water & Electricity Authority y la compañía de agua y energía de Singapur Sembcorp, ha adjudicado a ACCIONA el contrato para el diseño, construcción y operación durante siete años de la ampliación de la desaladora de Fujairah (Figura 1), en el Emirato del mismo nombre. El consorcio ganador está compuesto en un 75 % por ACCIONA Agua y en un 25% por ACCIONA Infraestructuras, dos de las principales áreas de negocio del grupo ACCIONA. El proyecto -entre construcción, operación y mantenimiento- está valorado en más de 150 millones de euros. La ampliación aportará una capacidad de 137.000 metros cúbicos diarios adicionales -con los que la planta originaria llegará a 592.000 metros cúbicos al día- y está previsto que preste servicio a una población de cerca de 600.000 personas.

 Fuentes: http://economia.elpais.com

http://www.acciona.es

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Sin duda es algo importante. Estamos rodeados de mar y es un gran recurso que puede explotarse.
En Optima Renovables hemos trabajado en una potabilizadora de agua capaz de desalar aguas marinas con la única ayuda de la luz solar (es una potabilizadora fotovoltaica).
Sin duda es una oportunidad muy buena en países que cuentan con ciertas características geográficas

Importante, sin duda. Estamos rodeados de mar y es un gran recurso que puede explotarse.
En Optima Renovables hemos trabajado en una potabilizadora de agua capaz de desalar aguas marinas con la única ayuda de la luz solar (es una potabilizadora fotovoltaica).
Sin duda es una oportunidad muy buena en países que cuentan con ciertas características geográficas

(requerido)

(requerido)


*