Bisfenol A – Una sustancia altamente preocupante

El Bisfenol A se ha incluido recientemente en la lista de sustancias altamente preocupantes por la Agencia Europea de Sustancias y Mezclas Químicas. Entre sus efectos perjudiciales al ser humano destacan sus capacidades como disruptor endrocrino. El bisfenol se usa para fabricar plásticos y otros utensilios cotidianos, produciéndose en grandes cantidades y vertiéndose al medio ambiente, lo que acaba causando efectos negativos, especialmente en los ecosistemas acuáticos de agua dulce. El grupo de Ecología de Agua subterránea de IMDEA Agua se encuentra actualmente investigando cuáles son y a que concentraciones de esta sustancia se producen tales efectos, habiendo obtenido ya diversos resultados preliminares que indican toxicidad en crustáceos acuáticos (ostrácodos) ralentizando sus ciclos vitales y afectando a su reproducción.

Álvaro Vázquez González, Sanda Iepure, Tadeusz Namiotko. IMDEA Agua y Universidad de Alcalá

El Bisfenol A, una sustancia química usada para la fabricación de plásticos y otros utensilios de uso cotidiano es una sustancia que está incluida en la lista de candidatos de productos preocupantes, debido a que presenta propiedades tóxicas que afectan a la salud humana actuando como disruptor endocrino e interfiriendo en algunos tipos de cáncer. Pero no ha sido hasta este 16 de Junio de 2017, que de manera unánime, esta sustancia ha sido incluida en la lista de sustancias altamente preocupantes por la Agencia Europea de Sustancias y Mezclas Químicas (ECHA), apoyando la propuesta de la Agencia francesa de salud y seguridad ambiental (ANSES) que alertaba de sus potenciales efectos negativos desde 2011 (Maisons-Alfort, 2011).

La industria química produce bisfenol A en grandes cantidades (European Commission Joint Research Center, 2008; U.S. National Toxicology Program, 2008), lo que en última instancia incrementa sus vertidos al medioambiente. Un amplio número de estudios ha detectado concentraciones de este compuesto en los ecosistemas urbanos de Asia, Europa y Norte América. En España se ha detectado bisfenol A, uno de los ríos más contaminados es el río Llobregat, en Cataluña, con una concentración media de 3 microgramos por litro, otro de los lugares es la zona central, en el río Manzanares y el Jarama, donde los valores pueden llegar a ser de 126 nanogramos por Litro de agua (Esteban et al., 2014), lo que muestra concentraciones bajas, pero que nos hace recordar que la sustancia está ahí, persiste y podría estar causando perjuicios.

Botellas de plástico, el Bisfenol A es uno de sus componentes.

La creciente preocupación que concierne a esta sustancia permitirá establecer una normativa eficaz para prevenir de sus efectos al ser humano, apoyada por los recientes estudios científicos. Pero el Bisfenol A no solamente causa efectos en la salud humana, también perjudica al medioambiente y a los organismos que viven en el, especialmente a los acuáticos, que se ven intoxicados por él cuando está disuelto en agua.

Los efectos negativos que produce en vertebrados acuáticos, anfibios, reptiles y aves son varios, entre ellos afecta a su desarrollo, reproducción, producción de hormonas, producción de huevos e incluso al sistema inmune y al metabolismo. En los invertebrados acuáticos varios estudios muestran una alta toxicidad crónica, sin embargo existe poca documentación detallada acerca de los impactos específicos que puede producir (Canesi & Fabbri, 2015 ). Las poblaciones de organismos invertebrados de aguas superficiales y subterráneas pueden verse afectadas por sus efectos disruptores endocrinos y en última instancia afectar al ecosistema.

Heterocypris incongruens. Ostrácodo de agua dulce y distribución cosmopolita

Actualmente, el grupo de Ecología de Aguas subterráneas de IMDEA Agua, en colaboración con la Universidad de Alcalá, está trabajando para averiguar cuales son los efectos de esta sustancia cuando está disuelta en agua, realizando test de toxicidad agudos y crónicos en organismos invertebrados de aguas superficiales y subterráneas, específicamente en crustáceos ostrácodos, tratando de ver si son sensibles a sus efectos y de que forma.

 Los resultados preliminares en dos poblaciones de ostrácodos (Heterocypris incongruens), obtenidas de diferentes sitios: Alcalá de Henares y el kit de ostrácodos de los laboratorios MicroBioTests muestran que este tipo de invertebrados acuáticos son sensibles a esta sustancia, cuya dosis letal para ellos varía entre los 10 y 20 miligramos por litro. Utilizando concentraciones medioambientalmente relevantes (entre 1.5 y 85 microgramos) también se observan efectos negativos, que ralentizan sus ciclos vitales, afectando a su desarrollo y reproducción. Concretamente reduce el éxito de eclosión de sus huevos latentes (huevos diseñados para no eclosionar inmediatamente y permitir la dispersión y adaptación de la especie a hábitats temporales) e incrementa la proporción de crías que eclosionan de los huevos con eclosión inminente. También se ha observado que los efectos son diferentes en la población de laboratorio y la obtenida del medio natural. Este estudio intenta contribuir al poco conocimiento que existe sobre los efectos de esta sustancia en estos invertebrados acuáticos bentónicos, tratando de proporcionar ayuda para crear protocolos y normativas eficientes para la protección de los ecosistemas de aguas subterráneas y sus organismos.

Referencias

  • ANSES. French agency for food, environmental and occupational health & safety, 2016. Accesible en: <https://www.anses.fr/en/content/bisphenol>
  • Canesi L, & Fabbri E. 2015. Environmental Effects of BPA: Focus on Aquatic Species. An international Journal 2015:1-14.
  • ECHA. Agencia Europea de Sustancias Químicas, 2017. Accesible en: <https://echa.europa.eu/-/msc-unanimously-agrees-that-bisphenol-a-is-an-endocrine-disruptor>
  • Esteban S, Gorga M, Petrovic M, González-Alonso S, Barceló D, Valcárcel Y. 2014. Analysis and occurrence of endocrine-disrupting compounds and estrogenic activity in the surface waters of Central Spain. Science of the Total Environment 466-467 (2014) 939-951. 
  • European Commission Joint Research Center. 2008. European Union Risk Assessment Report CAS: 80-05-7 EINECS No: 201-245-8. Environment Addendum.
  •  Maisons-Alfort, 2011. Accesible en: https://www.anses.fr/en/system/files/PRES2011CPA25EN.pdf

 

Este proyecto está financiado por la Consejería de Educación, Juventud, y Deporte de la Comunidad de Madrid a través del Programa de Atracción de Talento. Referencia: 2016-T3 / AMB-1951

 

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*