Disponible sistema de electrodesnitrificación para remediación aguas contaminadas por nitrato y amonio.

La empresa Hydrokemós ha iniciado el proceso de comercialización de su prototipo de electrodesnitrificación después del éxito alcanzado en su aplicación, durante seis meses, a la remediación de aguas residuales de instalaciones de decapado de la industria metalúrgica. El sistema consiguió reducir los niveles de contaminación por nitrato de 10.000 ppm (partes por millón) de entrada a 1.000 ppm de salida, siendo el coste de eliminar un kilo de nitrato de tan sólo de 1,1 €.

Es importante destacar que los campos de aplicación de esta tecnología no se limitan al decapado de las metalúrgicas sino también al tratamiento de efluentes lixiviados de vertederos, aguas residuales de farmacéuticas, vertidos industriales, aguas de lavado de gases para desnitrificación o desulfurización (centrales térmicas de producción de energía e industria ordinaria) y en general aguas ricas en cualquier forma de nitrógeno excepto, por el momento, aquellas ricas en nitrógeno orgánico.

CyPS-UCM-Grupo de Catálisis y Procesos de Separación

Hydrokemós, una spin-off de IQS, fundada el año 2008 por el Prof. Dr. José-Alfonso Canicio y dirigida por la Ing. Ruth Canicio, consejera delegada de HYK, ha iniciado el proceso de comercialización de su prototipo de electrodesnitrificación, tras el excelente resultado obtenido. Su procedimiento ha conseguido reducir los niveles de contaminación por nitrato de 10.000 ppm (partes por millón) de entrada a 1.000 ppm de salida. El coste de eliminar un kilo de nitrato es tan sólo de 1,1€, y se pueden eliminar hasta 15 kilos de nitrato al día con el prototipo de la empresa.

“Los resultados alcanzados en la aplicación durante seis meses de la electrodesnitrificación de Hydrokemós a la remediación de aguas residuales de instalaciones de decapado de la industria metalúrgica, han superado nuestras mejores expectativas”, ha declarado Ruth Canicio, CEO de Hydrokemós, tras la presentación del informe final de resultados de seis meses de tratamiento de las residuales de lavado de gases de una instalación de decapado de una potente multinacional metalúrgica. Frecuentemente, el acabado final de piezas metálicas implica un tratamiento de decapado y pulido con ácido nítrico. Los gases tóxicos, óxidos de nitrógeno, generados en el proceso son captados con agua en lavadoras de gases (scrubbers) que generan aguas residuales muy ricas en nitratos.

Hydrokemós propuso a la Comisión de la UE, dentro del proyecto concertado WATIFY (SME-711501) de H-2020, la construcción y ensayo durante seis meses de un prototipo demostrativo para tratar este tipo de aguas. Los resultados han sido espectaculares. El prototipo se ha hecho operar en el rango de entre 10,000 ppm de entrada y 1000 ppm de nitrato de salida (se disponía de aguas residuales sin contenido en nitrógeno para diluir hasta 100 ppm antes del vertido) a un coste de 14,8 kW-h por kilogramo de nitrato eliminado. A un precio industrial del kW-h de 0,075 €/kW-h, supone un coste 1,1 €/Kg. El prototipo HYK- HNR, elimina 15 kilos de nitrato al día.

Ruth Canicio reivindica la competitividad económica y sostenibilidad medioambiental del procedimiento de Hydrokemós frente a la actual solución única de retirada de las aguas por un Gestor de Residuos. “Nuestro procedimiento, además de mucho más económico”, afirma, “es el único que cierra el ciclo del nitrógeno al devolver el nitrógeno fijado como nitrato como nitrógeno gas vertido a la atmósfera, de donde fue extraído en su día para fabricar amoníaco y nítrico”.

La experiencia alcanzada por Hydrokemós en el tratamiento de aguas de la metalúrgica permite ya la comercialización inmediata, este otoño, de equipos para tratamiento de aguas residuales ricas en nitratos y/o nitratos y amonio o exclusiva o fundamentalmente, amonio.

Los campos de aplicación no se limitan al decapado de las metalúrgicas sino también al tratamiento de efluentes lixiviados de vertederos, aguas residuales de farmacéuticas, vertidos industriales, aguas de lavado de gases para desnitrificación o desulfurización (centrales térmicas de producción de energía e industria ordinaria) y en general aguas ricas en cualquier forma de nitrógeno excepto, por el momento, aquellas ricas en nitrógeno orgánico.

Referencias:

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*