Presencia de cocaína e ibuprofeno en cauces naturales y aguas residuales.

En los últimos años, la presencia de contaminantes emergentes como fármacos, productos de cuidado personal, hormonas o drogas ilegales en los cauces naturales y efluentes de las plantas convencionales de depuración ha suscitado un gran interés dentro de la comunidad científica. La ineficaz eliminación de dichos contaminantes en los tratamientos convencionales de depuración, hace que sea necesario la utilización de tecnologías avanzadas, las cuales no solamente disminuyan la demanda biológica de oxígeno, sino que también contribuyan a la eliminación de nutrientes y al cumplimiento de exigentes niveles de calidad del agua.
Dentro de estos contaminantes emergentes, fármacos como el ibuprofeno o drogas como la cocaína, empiezan a tener una preocupante presencia en las aguas, pudiendo llegar a generar efectos tóxicos y bio-acumulativos en el medio ambiente a medio o largo plazo. En este contexto, diferentes medios nacionales de comunicación han querido remarcar la importancia de esta problemática tras alarmantes detecciones de cocaína en la Antártida o de ibuprofeno en aguas residuales.

Ana Cruz del Álamo (Departamento Tecnología Química y Ambiental-Universidad Rey Juan Carlos)

“La mitad de las masas de agua de España no está en buen estado ecológico y muchas de ellas presentan contaminantes como ibuprofeno, disruptores endocrinos o drogas en aguas residuales cuya eliminación va a estudiar el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente”. A principios de este mes, un medio de comunicación nacional se hacía eco de este titular acercando a la sociedad lo que ya es una problemática destacada por la comunidad científica en los últimos años. Anteriormente, hace unos meses, otro importante medio de comunicación destacaba la presencia de cafeína, ibuprofeno, paracetamol y cocaína en la península Antártica, a veces en niveles similares a los encontrados en los continentes más poblados.

Estos compuestos destacados en prensa forman parte de un grupo llamado como contaminantes emergentes, compuestos desconocidos o previamente no reconocidos en el medioambiente, los cuales suscitan una preocupación por sus posibles consecuencias sobre el medio. Estos nuevos contaminantes han podido ser detectados debido al desarrollo de nuevas tecnologías analíticas. En la mayoría de los casos, dichos contaminantes no son eliminados en los tratamientos convencionales, debido a que las actuales depuradoras no están diseñadas para este fin. A pesar de que las concentraciones de los medicamentos o drogas son ínfimas y, de momento, no suponen ningún peligro ambiental deben ser consideradas, ya que sus efectos podrían verse en años futuros.

Hasta el momento, las tecnologías propuestas para su eliminación, generalmente a niveles de laboratorio o planta piloto, no solamente se basan en el reto de la completa eliminación sino también en la reducción de la toxicidad final del agua. Actualmente, los procesos más conocidos son tratamientos con biorreactores de membranas o procesos de oxidación avanzada. Sin embargo, estos procesos aún acarrean altos costes operacionales y en algunos casos no se alcanza la reducción completa de los contaminantes o se generan subproductos de alta toxicidad. Por ello, el desarrollo de nuevas alternativas es crucial para conseguir una buena gestión de los recursos hídricos y promover la recuperación medioambiental de ciertas cuencas españolas.

A pesar de que España cumple con la normativa en más de un 80% en materia de eliminación de materia orgánica. El subdirector general adjunto de Infraestructuras y Tecnologías del ministerio, Ángel Cajigas Delgado, ha vislumbrado muchos incumplimientos que hacen que la calidad de nuestros ríos disminuya. Dentro de este problemático contexto MAPAMA, en colaboración con el Ayuntamiento de Madrid y la Comunidad Autónoma, van a desarrollar un proyecto de unos dos años de duración donde proponen, en el marco de dichos contaminantes, mejorar y ampliar el sistema de depuración de los vertidos urbanos de Madrid.

En un futuro, este proyecto considera necesario medir tanto indicadores biológicos como fisicoquímicos del agua que permitan asegurar el buen estado de las masas de aguas españolas y

así mejorar el perfil ecológico de los ríos españoles para situarnos al nivel de la Unión Europea.

 

Fuentes:

Blog Iagua- entrada por Damiá Barcelò (https://www.iagua.es/blogs/damia-barcelo/contaminantes-emergentes-descripcion-y-tratamientos)

ABC Sociedad- El Gobierno estudia cómo eliminar restos de ibuprofeno en el agua residual (http://www.abc.es/sociedad/abci-gobierno-estudia-como-eliminar-restos-ibuprofeno-agua-residual-201710021931_noticia.html)

El País Ciencia- La cocaína llega a la Antártida (https://elpais.com/elpais/2017/06/26/ciencia/1498480529_985499.html)

 

Etiquetas: , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*