Epidemiología del dengue

En el Nuevo Herald.com he leído una noticia publicada el día 30 de septiembre a propósito de la enfermedad denominada dengue en América latina.

Casualmente en esta misma fecha recibí un correo de una amiga mía que está en Nicaragua (en el departamento de Madriz cuya capital es Somoto. Por cierto en Somoto hay un equipo de fútbol que juega en la primera división nicaragüense que se llama Real Madriz). En su correo mi amiga me decía que en dos meses había agarrado dos dengues el primero clásico y el segundo hemorrágico. Que de los dengues le había quedado una insuficiencia renal.

 

El  periódico arriba citado dice del Dengue:

“El dengue se está diseminando por América Latina y el Caribe en uno de los peores brotes en varias décadas. La enfermedad causa fuertes dolores en las articulaciones y ha causado la muerte a casi 200 personas en lo que va de este año.

Los criaderos del mosquito portador del dengue aumentan en los barrios marginales, donde encuentran terreno fértil en los desechos húmedos y los neumáticos inservibles que se llenan de agua. Los expertos afirman que el brote llega a niveles récord este año en momentos en que muchos países de la región entran en la época de lluvias.’Si no lo controlamos, el brote se intensificará y dejará mayores pérdidas sociales y económicas en estos países”, dijo el doctor José Luis San Martín, jefe del programa antidengue de la Organización Panamericana de la Salud. (OPS)

 

DENGUE (Quebrantahuesos, fiebre rompehuesos)

 

Descripción - Enfermedad vírica febril y aguda que- se caracte­riza por comienzo repentino, fiebre que dura entre dos y siete días (a veces bifásica), cefalea intensa, mialgias, artralgias, dolor retroor­bitario, anorexia, náuseas, vómitos y erupción cutánea. En algunos casos aparece eritema generalizado en la fase temprana. En la fase de defervescencia, puede presentarse una erupción maculopapulosa generalizada. En las personas de piel oscura, la erupción a menudo no es visible. En cualquier momento durante la fase febril pueden apa­recer fenómenos hemorrágicos leves, como petequias, epistaxis o gingivorragia.

Las epidemias tienen un carácter “explosivo”, pero causan pocas defunciones.

El diagnóstico diferencial incluye la fiebre de Chikungunya y otras enfermedades de importancia epidemiológica agrupadas bajo el epígrafe de fiebres víricas transmitidas por artrópodos, además de in­fluenza, sarampión, rubéola, paludismo, leptospirosis, tifoidea, tifus de las malezas y enfermedades febriles sistémicas, en particular las eruptivas.

 

El dengue se confirma en el laboratorio, ya sea mediante detección de los virus en suero o sangre durante la fase aguda, en los cinco días siguientes al inicio, o de los anticuerpos específicos durante la fase de convalecencia, en el suero obtenido seis días o más después del inicio de la enfermedad. Estos procedi­mientos brindan un diagnóstico definitivo, pero su uso en los países donde el dengue es endémico está limitado por consideraciones prácticas. El procedimiento serológico más empleado para el diagnós­tico es ELISA con captura de IgM, y resulta particularmente adecuado para análisis en grandes volúmenes. La presencia del anticuerpo de IgM, que denota infección actual o reciente, suele detectarse entre el sexto y séptimo días después de comenzar la enfermedad.

Agente infeccioso - Los virus del dengue son flavivirus, con los serotipos 1, 2, 3 y 4; los mismos virus causan el dengue hemorrágico.

 

Distribución - En la actualidad, la infección por los virus del den­gue es endémica en la mayor parte de los países tro­picales.

 

 

 

Desde 1977 se ha observado la introducción sucesiva y la circula­ción de los cuatro serotipos de virus en zonas tropicales y subtropi­cales del continente americano. El dengue entró en Texas en 1980, 1986, 1995 y 1997. Desde finales de los años noventa, dos o más virus del dengue son endémicos o causan epidemias periódicas en casi todo el Caribe y América Latina, incluidos Bolivia, Brasil, Colombia, Ecua­dor, la Guayana Francesa, Guyana, México, Paraguay, Perú, Suri­name, Venezuela y América Central. Pueden surgir epidemias en cualquier sitio donde existan los vectores y se introduzca el virus, tanto en zonas urbanas como rurales.

 

 

Reservorio - Los virus son perpetuados en un ciclo que abarca al ser humano y al mosquito Aedes aegypti en centros urbanos de clima tropical.

 

Modo de transmisión - Picadura de mosquitos infectantes, prin­cipalmente Aedes aegypti. Esta es una especie que pica de día, con mayor actividad hematófaga dos horas después del amanecer y varias horas antes de la puesta del sol.

 

 

Periodo de incubación - De 3 a 14 días, por lo común de cua­tro a siete días.

 

Periodo de transmisibilidad - No hay transmisión de persona a persona. Los enfermos son infectantes para los mosquitos desde poco antes del periodo febril hasta el final del mismo, por lo común de tres a cinco días. El mosquito se vuelve infectante entre 8 y 12 días después de alimentarse con sangre virémica y lo sigue siendo el resto de su vida.

 

Susceptibilidad - La susceptibilidad parece ser universal en los seres humanos, pero los niños suelen padecer una enfermedad más benigna que los adultos.

 

Métodos de control

Medidas preventivas:

1) Educar a la población y alentar las medidas para eliminar, destruir o controlar los hábitats de las larvas de los mos­quitos vectores, que en el caso de Aedes aegypti suelen ser re­cipientes artificiales de agua cerca o en el interior de las viviendas, por ejemplo, neumáticos viejos, floreros y reci­pientes para alimentos o agua desechados.

 

 

2) Hacer estudios en las comunidades para precisar la den­sidad de la población de mosquitos vectores, reconocer los hábitats con mayor producción de larvas, impulsar y poner en marcha programas para su eliminación, control o tra­tamiento con larvicidas apropiados.

 

 

3) Protección personal contra las picaduras de mosquitos de actividad diurna, mediante el empleo de repelentes, mosquiteros y ropas protectoras.

 

Isabel Méndez Socióloga Salubrista

 

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

(requerido)

(requerido)


*